Las glorias deportivas en el cambio y la continuidad

Escrito por on Jun 23rd, 2016 y archivado en De Oimpiadas a Olímpiadas, Destacado, Galería Fotográfica. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Las glorias deportivas en el cambio y la continuidad

comiteDE OLIMPIADAS A OLIMPIADAS XVI

(Beijing 2008)

 

LAS GLORIAS DEPORTIVAS EN

EL CAMBIO Y LA CONTINUIDAD

-Un Caso Cualquiera en el  México Neoliberal-

 

 

Los milagros a veces existen en el deporte pero no muy frecuentemente. Hay que trabajar para merecerlos.

[En] Los deportes llamados olímpicos no sentimos hambre, pero nunca tendremos lo que gana el décimo ayudante en el fútbol.

Jerzy Hausleber

 

…, la banda de cholos de un lado se hizo amiga de la banda de cholos de otro lado, como haciendo las paces: ‘Miren, no nos vamos a pelear el territorio y aquí nos la llevamos suave todos’. Pero los atletas seguimos igual.

Ana Gabriela Guevara.

Ya debieron ver que en el deporte se necesita gente preparada, no gente famosa (…) No he tenido contacto con él (Carlos Hermosillo), más que el día que nos pidió ayuda a los atletas para subir a la silla de la Conade, pero llegado a la silla se olvidó que nos pidió su apoyo. Después ya no lo he visto más. Realmente es un político.

Madaí Pérez

 

 

Olimpiada tras olimpiada en el caso de México es más de lo mismo, básicamente porque la corrupta dirigencia sigue siendo y haciendo lo mismo. Los herederos de Vázquez Raña: Felipe Muñoz y Carlos Hermosillo –más que herederos son sus lacayos por cuyo intermedio el rey de la mafia olímpica en México sigue imperando- fungen con una visión del deporte caciquil, corrupta y burocratizada. Cada cuatro años la actuación de los mexicanos no deja de ser mediocre, tan es así que con dos medallas de oro en Beijing –una de ellas cuestionable- para los dirigentes la actuación mexicana se salva. Pues que sigan enviando más dirigentes a fayuquear olimpiada tras olimpiada. México no deja de ser el paraíso de la corrupción.

 

Acorde con las pobres actuaciones de México en los Juegos Olímpicos desde Munich 1972, en realidad no sería tan difícil preparar una delegación olímpica que ‘salve’ a los dirigentes, si pudiesen preparar a 4, 5,  o 6 atletas que alcanzaran las dos primeras medallas, ya se superaría toda actuación pasada en el extranjero. Tres o dos medallas de oro aunadas a dos o tres de plata complementadas con alguna de bronce serían suficientes. Empero, no resulta fácil conseguir este objetivo puesto que la competitividad en Juegos Olímpicos es por mucho la más intensa y la organización deportiva mexicana no es apta para preparar esos 4 o 6 atletas, en un país de 105 millones de habitantes. Y por supuesto que la realidad deportiva es un indicador fehaciente de la situación de una Nación en todos sus órdenes.

 

En esta ocasión México en realidad solo obtuvo una medalla que vale oro, la de María del Rosario Espinoza, ganada categóricamente como lo que es, la campeona del mundo en su categoría, compitiendo con supremacía ratificando su jerarquía. Claro que es poca cosa, claro que una única medalla de oro en un contingente tan numeroso de atletas –y funcionarios- es casi nada, pero lo más grave del caso radica en que seguimos por el mismo rumbo, bajo la conducción del pri-panato entregado a los neo colonizadores,[1] con un presidente impuesto por los capitostes, fundamentalista del neoliberalismo a pesar de las consecuencias ominosas de esta política económica, ya revelando estragos evidentes en la misma ‘superpotencia’ y consecuentemente arrastrando a este país que se ha vuelto cada vez más dependiente del vecino del norte. Sólo en México se sigue como ciegos por este sendero al despeñadero, dado que en las pasadas elecciones el sufragio efectivo se volvió a burlar, imponiéndole al país un sexenio más de equívocos que afectan a la economía y la administración pública.

 

Sí, México tiene potencial para mucho más, pero después de 26 años de neoliberalismo, como se comprenderá, el país no da para más. Política económica neoliberal más corrupción permanente, igual a: un México sumido en el estancamiento. Con taras que parecen seculares manifestándose en muy diversos ámbitos.

 

Un país futbolizado hasta la saciedad y grados avanzados de idiotismo le apostaba a la participación de la ‘Selección de ratones’. Los loros de la tara-visión comercial daban por un hecho que el ‘Tri’ estaría en Beijing, y los más locuaces de ellos lo hacían favorito a obtener alguna medalla. Como siempre, inflando al mediocre balompié, un chasco más se ganaron: su inesperada eliminación ante potencias como Guatemala y Honduras. El superratón de Hugo Sánchez no se cansó de gritar que con su conducción el ‘Trí’ superaría lo antes hecho…, quedó peor que su antecesor, a quién tanto criticó.

 

Así que bien mirado el caso este viene a ser simplemente un fracaso más del fútbol mexicano que tantas expectativas ficticias genera por ser el máximo negocio del show bussines en México, con Televisa, Tele Azteca, Cervecería Modelo, Cemex, Bimbo, Victoria, Cruz Azul, etc., etc., de patrocinadores de toda esta gran faramalla.

 

Desde luego que el golpe económico debió sentirse. Aunque en una primera instancia los dirigentes lo negaron, posteriormente sale a la luz las pérdidas del negocito que se quedó truncado, pérdidas cuantificadas en dólares. Grandes planes se tenían, puesto que “ellos sí creían en la selección”. A Banamex se le vino abajo la proyección de su tarjeta de crédito: La Verde, habiendo invertido 16 millones, mientras que otros patrocinadores también le habían entrado en serio: Adidas con una cifra indecifrable, en su condición de marca oficial hacedora de los uniformes; Coca Cola le metió 16 milloncitos y Movistar 15: “Cada partido de la Selección en Beijing habría significado alrededor de 20 minutos de comerciales, que de acuerdo con las estimaciones realizadas representarían para Televisa ingresos por casi 2 millones de dólares. Los tres juegos de la primera fase hubieran generado por lo menos 6 millones de dólares”.[2]

 

Por supuesto que las televisoras mexicanas, a falta de atletas relevantes en otros deportes, ya tenían preparada una Olimpiada futbolizada –de lo que nos salvamos-, pero los ratones volvieron a incumplir y se les cebó. La era de ‘Hugol’ estaba proyectada hasta el 2010, y el Pentapichichi era una marca de oro, pues su imagen comercializada aportó ganancias a los dueños de la Selección por 6.6 mdd. Siendo esto solo el comienzo, la culminación debería llegar en el Mundial de Sudáfrica.

 

Lo que pasa a ser el primer indicador del fracaso del deporte mexicano en los pasados JO, un país futbolizado que invierte tanto dinero en este negocio obteniendo ciclo tras ciclo magros resultados, ni siquiera calificando para la competencia final. ¿No es una muestra más de una insuficiencia y un equívoco en las condiciones predominantes de este país impuestas por los oligarcas?

 

A decir de Raúl González, fundador y ex presidente de la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme), el deporte mexicano pasa por el peor momento de las últimas décadas. Hermosillo se debe y responde ante Mario Vázquez Raña quien “sigue manteniendo una fuerte injerencia en el deporte nacional”.[3] Hermosillo es un buen peón atrapado en el feudo de Vázquez Raña, un muchacho inexperto y ambicioso que le viene bien al padrino para proseguir su dominio; al fin que los malos resultados no cuentan para calificar su desempeño. Y los ‘caciques’ en su ‘feudo’ perduran más allá de los sexenios.

 

Corrupción que campea en el deporte mexicano como en tantos otros sectores, en los que no se trabaja para el bien de la sociedad, sino para el beneficio particular de capitalistas y burócratas. En el 2005 el Comité Olímpico Mexicano (COM) pudo haber quedado bajo la dirección de Pascual Ortiz Rubio, sin duda un personaje de mejor calidad moral que el Tibio; pero, ah no, el padrino recicló a su protegido, en unas elecciones a la mexicana: “una jornada electoral convulsionada por los jaloneos, amenazas de atropellamientos, discusiones, insultos, presiones para inducir el voto, así como varias voces silenciadas que prolongaron la asamblea general durante más de cuatro horas”.[4] En un país en el que los caciques siguen dominando, insertados en los gobiernos de los estados, en dependencias gubernamentales y cotos privados….

 

La lucha entre las instituciones deportivas y el dispendio en el manejo del dinero no tiene fin en el paraíso de la corrupción que es México. Deshonestidad que afecta el desempeño deportivo con desorganización y pleitos internos producto de la ambición de unos cuantos, imposibilitando el que se puedan obtener decorosos resultados en Juegos Olímpicos, porque la preparación de atletas competitivos es muy compleja y las deficiencias inmensas.

 

Podemos trasladarnos a febrero del 2007 para entender cómo se ha hilado la tenebra en el tránsito hacia Beijing 2008. El señor Vázquez Rana, en su papel de cacique supremo del Deporte Olímpico en México (título honorífico y vitalicio que se ha auto conferido), estaba incómodo porque en la Confederación Deportiva Mexicana hubiera elecciones y porque quedase bajo la dirección de Alonso Pérez González, militar de carrera y funcionario deportivo que se autodefine como ‘una persona decente’. ¡Qué si lo es ya entendemos por qué no le agrada a Vázquez Raña! Quién denuncia: “Nelson (Vargas) me platicó que en una reunión que sostuvo con Vázquez Raña, éste le pidió que no hubiera elecciones en la Codeme y menos que yo quedara de presidente, y que no hiciera el Centro Nacional de Alto Rendimiento y Desarrollo de Talentos Deportivos (Cnar) para darle apoyo al Centro Deportivo Mexicano”.[5]

 

Carlos Hermosillo fue elegido por Felipe Calderón para que dirigiera la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), elección que no resultara satisfactoria, pero acorde con los parámetros impuestos por el gobierno impuesto; así están las cosas en este país. Haciendo que el favorito de Vázquez Raña para ese puesto: Mario Ramírez Barajas[6] buscara la dirigencia de la Codeme. Pero la elección favoreció a Pérez González, toda vez que Nelson Vagas actuó conforme a la ley. Desde ese entonces Ramírez Barajas buscó defenestrar a Pérez González. Y no faltó quién lo secundara, pues en un feudo sobran los peones del señor feudal. Con ellos se buscó la manera de moverle el tapete al titular elegido. Por ejemplo, el presidente de la Federación de Hockey sobre pasto, Mario Sevilla Camacho, quien hizo labor de zapa en contra de Pérez González, mientras Mario Ramírez pretendía conseguir el apoyo de los presidentes de diversas federaciones.

 

“Sin embargo, el jueves 15 (de febrero) Alonso Pérez presumía en su escritorio las cartas de adhesión de al menos 52 de las 66 federaciones afiliadas a la Codeme y acusó a Mario Sevilla: ‘Le debe 300 mil pesos a la Codeme y 65 mil pesos a Mexicana de Aviación, se los cobré y se vendió por dinero’…. Esto es obra de Mario Vázquez Raña…. Estoy seguro de que Mario Vázquez Raña ha presionado por todos lados para que me quiten. Nada más que está involucrando a la Secretaría de Gobernación y a la Secretaría de Educación Pública, que nada tienen que ver, porque aquí somos autónomos por un decreto y por autorización del presidente de la República en turno, y todas las federaciones están conmigo excepto los esquiroles, todos estos que desgraciadamente están contra el deporte’”. (Ibíd.).

 

Un problema de fondo es que el COM está convertido en un organismo que actúa fuera de la legislación mexicana y desde él se cometen tropelías y se amparan los corruptos. Y a decir de Pérez González los que están en su contra son: “Aquellos que están fuera de la ley, los que la violan, los que han robado. Y todos estos están protegidos `por el Comité Olímpico Mexicano’”. (Ibíd).

 

Por la contraparte, algunos directivos señalan que no solo Pérez González debería de renunciar, sino todo el consejo directivo de la Codeme, porque hay manejo turbio de dinero. Lo que de ser cierto indicaría que la corrupción está en todas partes.

 

Y desde luego que el principal lacayo interviene a favor del Padrino, como tercero en discordia también participa en busca de la defenestración: “declaró que apoyaba la salida de Alfonso Pérez para que el deporte amateur volviera a funcionar adecuadamente (sic)”. (Ibíd.) Y adviértase cómo actúan los esbirros con la vileza que les caracteriza a los malos funcionarios que infestan este país: “Cómo es posible que el señor Felipe Muñoz, después de que le doy la mano el viernes 9 de febrero en la reunión del Sistema Nacional del Deporte, porque creía que ya estábamos todos trabajando bien, viene y dice que qué bueno que me van a quitar y quedará Mario Ramírez. Esto es falta de ética, falta de respeto a la institución, falta de respeto a mí que soy presidente, y a él, que fue presidente de la Codeme. Quiere decir que el señor sigue siendo lo que ha sido siempre: porque él es quien debería tener vergüenza y marcharse, pues está castigado por malos manejos de dinero en la Confederación Deportiva Mexicana. Él tiene cargos de la Función Pública”. (Ibíd.) De ese tamaño está la corrupción deportiva en México, símil de la política burocrática.

 

Pues efectivamente, el Tibio Muñoz fue sentenciado por haber violado la Ley General de Cultura Física y Deportiva. El proceso fue promovido por el anterior titular de la Conade, Nelson Vargas y el actual presidente de Codeme Pérez González: “Muñoz cumple una inhabilitación de 10 años que le impuso la Secretaría de la Función Pública para ejercer cualquier cargo en el gobierno federal por haber dispuesto indebidamente de 4 millones 538 mil pesos cuando presidía la Codeme”.[7] Y qué problema, el señor sigue muy campante en el COM, y con toda la autoridad que tiene, muy quitado de la pena vaticinó: no habrá medallas en las olimpiadas. Y uno se pregunta ¿para qué ha servido su gestión por tantos años? Este sujeto es todo un discípulo de Vázquez Zaña.

 

  1. Hermosillo llegó a la Conade con el lema ‘sé como hacerlo’ (pero con qué capacidad, basándose en qué preparación, ¿en su trayectoria deportiva como superratón?, pues no, el señor tomó un curso express de administración deportiva en España, lo que le valió para entrar en la burocracia foxista, de igual manera que su experiencia en enajenación futbolera lo hace apto para ser inepto, casi, casi al nivel de un lorocutor de fútbol). Pero como politiquillo aprendió pronto: Hizo promesas que no ha cumplido ¿Cómo cual otro funcionario ‘electo’ para este sexenio? (¡¡??). Prometió acabar con monopolios y dictaduras en el deporte nacional: Llegó a decir que no buscaría a Mario Vázquez Raña y que sólo se arreglaría con Felipe Muñoz. Un año después, lo reconoce; ‘Mario Vázquez Raña, como sabes, es el hombre más importante en el ámbito internacional del deporte mexicano’. ‘Sin él nada puede hacerse en el deporte en México’ (sic).[8]

 

La incompetencia de Carlos Hermosillo es más que evidente. El titular de la Conade presentó su Plan Nacional del Deporte casi un año y medio después de iniciado el sexenio. Plan que así fue calificado en el Congreso: “no tiene ni idea de lo que es la política deportiva y lo que nos entregó como Plan…, es un documento que carece de estructura, de concepto, de diagnóstico y de metas”. [Y qué se podía esperar de un engendro de los ratones verdes. El país en manos de ineptos y además corruptos]. Y prosigue diciendo el diputado: “Queremos saber cómo se está gastando el recurso… Vamos a tener una intervención muy directa en la revisión de cuentas”. [9]

 

Así que Hermosillo se fue con su bando de cholos a arrimarse con los cholos del feudo mayor. Al igual que Ramírez Barajas, considera a MVR como el supremo del COM. Después de haber viajado con él a España a la reunión de la Agencia Mundial Antidopaje, procurando su ayuda para  pagar una cuota menor, y asimismo solicitándole apoyo para destituir al presidente de la federación de baloncesto, Jorge Tousseint, quien duró años sancionado, mas sin dejar de ocupar su cargo. El caso es de que: “Por supuesto que es una persona que respeto y quiero”. Así ocurre en toda mafia con el padrino.

 

Según Hermosillo en diciembre del 2007, hay que trabajar unidos, la Conade, el COM y la Codeme. La reconciliación entre el COM y la Codame estaba en vías de lograse… Claro que a fin de cuentas el pleito era por dinero; pues por que otra cosa habría de ser, faltaba más, en qué país estamos: “El teniente quería dinero y lo entiendo perfectamente. Nosotros también lo queríamos porque sabemos que es la mejor forma de trabajar (sic). Se acabó este tema y lo único que nos queda es trabajar con unidad. Lo único que nos faltaría es que el COM y la Codeme pudieran trabajar. Mira, yo jugué fútbol y en el equipo en donde estuve… [bla-bla-bla]”. (Ibíd) (Profunda sabiduría emanada de la patada al balón).

 

Finalizaba el 2007 y Pérez González criticó con fuerza a Mario Vázquez, acusándolo de no haber echo nada por el deporte en México en 30 años que estuvo al frente de los organizamos concernientes. La Codeme nunca le va a solicitar nada a Vázquez Raña.”La Confederación está trabajando completa y unida sin que requiera de su presencia”.[10]….. Algunos meses después estas declaraciones serán cobradas….

 

Ana Gabriela Guevara tenía planeado competir en Beijing, se venía preparando para ello, teniendo en mente culminar su carrera deportiva con una destacada actuación que bien podía darse con alcanzar la final de los 400 metros, acorde con el panorama que se avizoraba a fines del 2007 sus posibilidades eran amplias, pero un problema que se venía arrastrando desde los Campeonatos Mundiales de Atletismo celebrados en Osaka se convirtió en el obstáculo mayor a sus planes.

 

Resulta que el entonces dirigente de la Federación Mexicana de Atletismo, Mariano Lara, incurrió en malversación de fondos proporcionados por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), realizando dobles comprobantes de gastos, justificando los mismos en la Conade que eran sufragados por la IAAF, acusándosele de haber cometido irregularidades y desaciertos durante el Mundial de Osaka. Incluyendo que al cuarto para las doce le entregaron el uniforme a Ana Gabriela con el que iba a competir. Así que la sonorense junto con otros atletas decidiéron denunciar el maltrato y el delito.

 

Pues no sólo la especialista en los 400 metros se inconformó ante la actitud de Carlos Hermosillo y de Mariano Lara, Madalí Pérez fue otra atleta que protestó ante la administración del ex futbolista; incluso teniendo que renunciar a la beca del CIMA: Compromiso Integral de México para sus Atletas (sic), “debido al excesivo burocratismo y porque acabamos de contadores.” Con respecto a Carlos Hermosillo opinó: “lleva año y medio en el cargo y no ha hecho nada”. Y con razón se queja del desorden, así no se puede preparar un atleta para unos Juegos Olímpicos. Del problema en Osaka comentó: “No quiero ir a los Juegos Olímpicos… A qué voy si vamos sin uniforme. Llegamos y no hay doctor; si te sientes mal, pues aguántate. A los de pantalón largo nunca los ves porque andan de shoping. Pero llegan a México y dicen que los atletas son los que no cumplieron, cuando no saben todo lo que el deportista tuvo que pasar para llegar allá”.[11]

 

Acusación contra Mariano Lara: desviación de recursos públicos (pecunado) e ineptitud para ocupar el cargo. Siendo la atleta quien puso más empeño en que se procediera a investigar y sancionar al funcionario, ante la abulia de las autoridades en quienes caía la responsabilidad de realizar la indagación. Caso concreto del director de Conade, quien tenía la facultad institucional para proceder a castigar el delito.

 

Un vil lío burocrático jurídico que se complicó convirtiéndose en un affaire público sacó a Ana Gabriela de concentración y ritmo en su preparación olímpica lo que a la postre le costó el retiro prematuro. Sí, por tener diferencias con un probado dirigente corrupto, por sentir falta de apoyo, no solo a su persona, sino al deporte en México en general por las autoridades respectivas en la nueva administración de Felipillo Calderón; cansada de más de lo mismo y en específico por la actitud pusilánime y despreciativa de Hermosillo, e incluso de su manifiesta incompetencia en los procedimientos del caso, con quien entró en controversia, por ello Ana Gabriela tuvo que inconformarse. Viéndose involucrada la figura presidencial pues trató de mediar en el asunto, para que a la hora buena, cuando la velocista pretendía entregarle personalmente documentación confidencial, de seguro incriminatoria, de allí en adelante se le cerraron las puertas en los Pinos.

 

La Conade en un principio sólo le aplicó una sanción administrativa a Mariano Lara. Incluso se percibió que el jurídico de las instituciones deportivas se preocupaba más por ver como Mariano Lara encontraba vías legales para salvar el pellejo que por imponerle una sanción rígida. Como suele operar en estos casos, la mafia decidió que si tenía que salir uno de los suyos, pues Lara es miembro del COM, se debía dejar en su lugar al vicepresidente de la Federación Mexicana de Atletismo (FMA), Eduardo Jiménez. “Mientras que la Codeme propuso que se organizara una comisión reorganizadora y se convocara a elecciones obteniendo el respaldo de las asociaciones estatales: Codeme sancionó por dos años a todo el consejo directivo de la FMA; es decir, a Mariano Lara (presidente), a Eduardo Jiménez (vicepresidente) y Alfredo Pérez Carmona (secretario). Sin embargo, el COM anuncia después en rueda de prensa que reconoce a Jiménez como presidente interino”.[12] Para salirse con la suya los mafiosos pretendieron adelantar la elección en la FMA, por supuesto, violando la ley y los estatutos de la Codeme. En una asamblea espuria impusieron a su elegido.

 

Esto es, abiertamente los del COM querían perpetuar una administración que en su conjunto era repudiada por los atletas y por la Codeme. Uniéndose Hermosillo al ‘Tibio’ en este intento. Pero, quién podría estar detrás de estos funcionarios. Como se suele proceder en estos casos, utilizando los rotativos de la Organización Editorial Mexicana (OEM), propiedad de MVR, se procedió a realizar un ejercicio desinformativo publicando que tanto la Federación Internacional de Atletismo como la Asociación de Atletismo de Norteamérica Centroamérica y el Caribe daban su apoyo a Eduardo Jiménez, cosa que era falsa: “El 2 de febrero el periódico deportivo ESTO (propiedad de Mario Vázquez Raña) publicó una nota en la que refiere que a dicha reunión están convocados todos los presidentes que ‘están registrados oficialmente por la Federación Internacional de Atletismo’ y que la IAAF y el Comité Organizador del XII Campeonato Mundial Bajo Techo (a realizarse en Valencia, España), aceptaron el registro de México, ‘con esto se da vigencia al reconocimiento internacional de la Federación Mexicana de Atletismo que preside Eduardo Jiménez”. (Ibíd).

 

El señor feudal quería a Jiménez como su nuevo subordinado en la FMA, con miras a obtener el voto de esta importante federación en la elección del COM del año entrante, en la que se presupone se intentará perpetuar al Tibio Muñoz. Está claro: ¿Cuál democracia?, ¿cuál sufragio efectivo?, ¿cuál no reelección? Abajo como arriba en la pirámide del poder mexicana la corrupción impera. Una mafia oligárquica controla el deporte en México y se ve favorecida, dándose estos dirigentes burocráticos vida de príncipes, a pesar del evidente deploro en que tienen al deporte mexicano, y del que ellos son los directivos-directos responsables.

 

El 27 de abril Antonio Lozano fue electo nuevo presidente de la FMA en una asamblea convocada ex profeso y en exclusiva por Codeme. La Comisión de Apelación y Arbitraje del deporte (CAAD) acordó que la Conade y el Sinade dirigidos por Carlos Hermosillo apliquen una sanción al representante de la Codeme. Asunto arreglado, que prosiga el dominio de la ‘mafia olímpica mexicana’ a lo Vázquez Zaña. Y asómbrense de que el Senado investiga a la CAAD por el ilegal nombramiento de su mesa directiva para el período 2007-2010 emitida por el presidente de México, el 25 de abril de 2007.[13]

 

Pérez González osó exhibir el comportamiento del Tibio Muñoz en un COM amparado por el Comité Olímpico Internacional (COI): “Estoy harto de tantas violaciones a la ley del deporte amparadas en la Carta Olímpica”. Pretendía presentar a la Asociación Internacional de Boxeo, “todas las anomalías del inhabilitado titular…”, Ricardo Contreras. Considerando que era el momento también de exponer el comportamiento de Felipe Muñoz ante el mismísimo COI. “Yo estoy defendiendo la ley, pero él (Felipe) no ha respetado a la institución, a la Codeme…”.[14]  Ricardo Contreras, titular de la Federación Mexicana de Boxeo, es otro miembro destacado de la dirigencia corrupta apegada al COM, y como tal aliado de F. Muñoz contra Pérez González, siendo también denunciado por malos manejos en el boxeo. El Sr. Ricardo Contreras fue inhabilitado de la Federación de Boxeo nada más por dos años, acusado de falsificación de firmas y cobros indebidos.

 

La siguiente movida de la mafia del COM fue proceder a reimplantar su dominio violando sus propios estatutos, admitió al titular de la Conade en su seno, quien juró lealtad a la carta olímpica siendo un funcionario federal. “Los miembros del Comité Olímpico Mexicano no pueden aceptar de gobiernos, organizaciones u otras personas jurídicas, o físicas, mandato alguno que sea vinculante o menoscabe su libertad de acción y voto”. (Proceso 1652). Y viceversa, un funcionario federal en principio no debe entrar al servicio de organización internacional alguna, además de que en el caso de Carlos Hermosillo, se trata de un ex profesional del fútbol, sin ninguna participación olímpica, no tenía méritos para ser incluido, pero, ¿quien se fija en esos pequeños detalles?; es un hecho histórico que el amateurismo dejó de existir desde Jim Thorpe. En una clara maniobra de sucia política, la mafia hace de Carlos Hermosillo uno de los suyos, confirmando a su vez que expulsaba a Alfonso Pérez; más claro no podía estar el juego sucio.

 

El conflicto de intereses y funciones se produce porque como funcionario de la federación mexicana, el director de Conade se debe a la legislación mexicana y no a la intromisión de una asociación civil que tiene su cede en el extranjero. No importó que la Conade haya denunciado y suspendido a Mariano Lara, miembro del COM y presente en la ceremonia de incorporación, nadie se opuso, pues resulta obvio que se trataba de ganarlo para su causa, pretendiendo tener el control total del deporte olímpico en México; como de hecho lo ha podido mantener durante décadas el señor Vázquez Raña, con la saña que lo caracteriza.

 

Si la Conade bajo la dirección de Nelson Vargas se guardó de entregar recursos públicos al COM del ‘Tibio’; bajo el mando de CH este organismo federal se pasa para el bando de los corruptos y le otorga recursos monetarios. Vil politiquería que opera en contra de la Codeme y su titular, quien advirtió en su momento que este acto vino a ser la rendición y el servilismo total de Hermosillo para con el COM: “con esta indigna sumisión a Mario Vázquez Raña, ahora está convertido en juez y parte. Con qué equidad llevará la responsabilidad del deporte nacional, siendo que él representa al gobierno, cuando ha protestado subordinarse a un organismo que representa a una instancia internacional. (A pesar de que) La justicia le acaba de dar la razón a la Presidencia de la República y a la Conade contra el COM, y sumisamente (Hermosillo) acepta el nombramiento de un organismo que trató de ampararse contra el presidente de la República. Con el único que debe de ser leal es con el presidente de la República, no con Mario Vázquez Raña”.[15] (Incluso, como están las cosas en este país, si de posición justa se trata, es mejor decir, a lo único que se debe ser leal es a la Constitución Republicana). A decir del representante de esta otra organización fundamental del deporte mexicano convertida en contraparte en el dividido organigrama deportivo: Si se procediera como es debido, Hermosillo debería dejar la Conade si quiere ser miembro permanente del COM.

 

Carlos Hermosillo justificó su proceder diciendo que el nombramiento ‘es un papel’, y que él está para resolver los ‘problemas del deporte de fondo, no de forma’ (sic). Y sigue defendiéndose: “Cada quién interpreta la ley como quiere, (sic) pero habría que irse a la Carta Olímpica donde tú checas el artículo 29, fracción 14, y ahí te da todos los argumentos para que me puedan nombrar”. [Las sandeces que con frecuencia suele decir Hermosillo ante los mass media, hay que considerarlas percata minuta, ya después del sexenio de Fox, que un funcionario de segunda diga tales idioteces en la diacronía de la decadencia política que vive México significa un proceder rutinario de la demagogia]. “Pero resulta que el numeral 29 al que refiere el director de la Conade no guarda ninguna relación con el tema, en virtud de que se trata del apartado al reconocimiento de las federaciones internacionales”. (Raúl Ochoa. Proceso 1652). O se equivocó de artículo o se equivocó de reglamento, código, ley. En realidad la legislación del COM sí permite que el Comité Olímpico Mexicano pueda hacer miembro a un funcionario del gobierno federal, municipal o estatal: “Siempre y cuando redunde en beneficio de nuestro movimiento”. Se aclara el asunto, todo bien; por supuesto que la incorporación de Carlos Hermosillo redunda en beneficio del movimiento de Vázquez Raña y del Tibio, así obtuvieron recursos monetarios de procedencia federal que con Nelson Vargas se les vetaron.

 

En el México amafiado se debe ser malpensado, pues resulta que a Nelson Vargas le raptaron una hija en el  2007 resultando a consecuencia muerta, es decir, asesinada…, no será un acto de la mafia… ¿De cuál de todas, se preguntarán?

 

He aquí la última información que se tiene con respecto a la malversación de fondos: La Conade le entregó en diferentes partidas 26 millones de pesos y le cedió recursos que le correspondían a las Federaciones participantes en las pasadas Olimpiadas al ‘Tibio’ Muñoz; a pesar de que éste sujeto se encuentra inhabilitado a 10 años por una sanción impuesta por la Secretaría de Función Pública, que le prohíbe recibir dinero del erario.[16] ¡Este es el México de la continuidad del cambio!  Medalla de oro en ineficiencia, desorganización, corrupción, transas, entreguismo…

 

En ruta hacia Beijing la disputa entre las organizaciones deportivas mostró el panorama descompuesto de la política mexicana en este renglón. Hacia junio del 2008 la Codeme se quedó sin recursos monetarios y endeudada. Pérez González denuncia y demanda a Eduardo Sánchez subdirector de la Conade y demás responsables de presunta desviación y reclasificación del presupuesto para la Codeme, pues la Conade se queda con 40 millones que deberían ir al organismo que él preside.[17] En el laberinto de los procedimientos burocráticos tendenciosos la Codeme quedó a merced de la Conade, y en el bajo mundo de la mafia le cobran su rebeldía.

 

Los deportistas mexicanos no suelen competir por los primeros lugares en Juegos Olímpicos. Pero eso sí, los dirigentes del deporte en México compiten con los mejores del mundo por las medallas en transas, corrupción, deshonestidad, incapacidad, mediocridad, desorganización; oro o plata, el bronce es poco para ellos.

 

Cuando no hay una organización bien estructurada, con instituciones funcionando adecuadamente durante lustros y décadas (que para este país implicaría continuidad sexenal), no existen programas de desarrollo sustentables que se apliquen con disciplina y método rindiendo frutos a mediano y a largo plazo, pues el éxito no puede ser inmediato. De esa otra manera opera el deporte en los países con tradición olímpica, nunca ha sido el caso de México y los resultados son historia.

 

Si en la caminata y en los clavados se obtuvieron medallas en el pasado fue porque se trabajó adecuadamente, pero la intensa competitividad olímpica exige renovación constante y progreso o se estancan y quedan atrás: ante tan competitiva situación se exige que las instituciones dedicadas a organizar el deporte de un país actúen de manera eficiente y continúen superándose, no es el caso del México…

 

Si la Unión Soviética tuvo en el pasado grandes andarines y clavadistas y los sigue teniendo ahora Rusia se debe a que de alguna manera y a pesar del colapso siguen manteniendo la tradición olímpica y sus instituciones deportivas progresan.

 

En México si la caminata ha caído en los últimos años se explica por las serias deficiencias y la falta de continuidad, tal y como lo sabe el hacedor de los triunfos pasados en esta disciplina, Jerzy Hausleber, “el bajón en la caminata no es porque falten atletas o dinero, sino porque no tenemos disciplina ni pantalones, y eso pasa sobre todo en la caminata. Lo peor es que las personas que manejan este asunto están conformes con lo que pasa, porque creen que está bien… [Se conforman y no exigen rendición de cuentas. Cuando que en realidad] Tenemos muy pocos atletas y muchos entrenadores, yo diría seudoentrenadores”. La ineptitud va junto a la corrupción: 1,200 millones de pesos se invirtieron este año olímpico al deporte, y: ???.

 

Se pueden gastar millones en infraestructura, pero si las obras están mal hechas -como la enciclopedia o la mega biblioteca- simplemente de nada sirven, más que para haber lucido en la foto de la inauguración y presumirla en los informes presidenciales; y algo semejante para el deporte viene a ser el Cnar, un elefante blanco a un costo de 1,000 millones de pesos. Pero son las disputas internas las que impiden hasta la fecha su cabal aprovechamiento: Era la opción para evitar que los atletas olímpicos se concentraran en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM). Un intento por mejorar la administración y así la economía, puesto que: “Cada deportista representaba para el CDOM una inversión de 400 pesos diarios, es decir 144 mil pesos al año de gastos adicionales para el COM. En contraparte, la preparación de un deportista en las instalaciones del Cnar supondría una erogación anual de apenas 60 mil pesos, lo cual significaba un ahorro de 84 mil pesos por persona. Al contarse con este centro, -explicó la Conade-, no habría necesidad de otorgarle al COM una partida presupuestal estimada en 50 millones de pesos”.[18] Así salta el conejo para revelarnos el quid del caso. El COM resulta perjudicado si el Cnar funciona adecuadamente y a toda su capacidad, le quita parte de su negocio.

 

Otro demérito es que como buen ‘engendro panista-foxista el Cnar presenta “deficiencias en la construcción de las instalaciones y áreas inconclusas…”. (Ibíd.). Y por supuesto, también en este magno elefante blanco se dan escándalos de corrupción… El cuento de nunca acabar en esta triste historia que se torna tediosa.

 

Los legisladores ocupados de lo concerniente al deporte contemplan el desorden, la división y el dominio del Padrino, y apenas proponen como necesario una regulación para la vigilancia, coordinación y la organización del deporte en México. Cuando que tras de 35 años reconocidos de dominio caciquil, y después de un procedimiento trácala por medio del cual CH como director de la Conade le entregó recursos al COM, se conviene en que al parecer falta mucho control legislativo de las partidas del dinero público que se destina al deporte.[19]

 

En lo expresado por el Presidente impuesto se denota el equívoco que campea en la política de este país sumido en el estancamiento: “Hoy, por ejemplo, si ustedes ven el cuadro de medallas en las Olimpiadas, México ocupa los lugares, por ahí del 50, cuarenta y tantos, a veces el 70 en el mundo, y somos un país que tiene la población número 11 o 12 en el mundo en tamaño, deberíamos ser por lo menos de los 11 o 12 mejores. Porque somos 105 millones de mexicanos y de algún lugar tiene que salir el mejor atleta o la mejor nadadora o el mejor equipo de fútbol o de básquetbol”.[20] Criterio cuantitativo que no evalúa con certeza la realidad; no refleja las condiciones cualitativas de la sociedad mexicana sometida al fundamentalismo neoliberalista que este espurio presidente extiende por seis años más en este atribulado país. México podrá ser la economía número 12 o 13 del mundo después de haber sido la 9 antes de Fox, pero sus niveles de vida dan para los lugares 40as, 50as, por ahí de los 60.  Cierto que no se equivoca el michoacano cuando a continuación aduce que se debe generalizar la educación física y la práctica del deporte entre los niños… Lo que no dice este sujeto de la oligarquía es que gracias a la política económica de la privatización a favor de unos cuantos que el prosigue imponiendo, las condiciones de vida de la mayoría de los mexicanos se siguen deteriorando, y así como que está medio difícil practicar deportes para la mayoría de mexicanos que viven en índices de pobreza. Habrá que esperar al 2040, cuando México sea la 4ª potencia del mundo (Calderón dixit). Después del Apocalipsis, o algo así, y de que la corrupción en México se haya terminado, ¡un milagro imposible hasta la extinción del capitalismo! Cuando por algún extraordinario cataclismo no precisado por los augures del progreso mexicano, sólo quede el Continente Americano en el Planeta, e incluso y así habría que checar si subsiste Argentina….

 

Hay mejoría; se podría decir que si, en Atenas México concluyó en el lugar número 60, con tres medallas de plata y una de bronce, para un fabuloso total de 4. En Beijing fue un fabuloso total de 3, nada más que dos de oro y la otra de bronce. Con la agravante de que la medalla de Guillermo Pérez bien pudo ser de plata, pues los chanchullos también se practican en el extranjero, según lo comenta el mismísimo presidente de la Federación de Taekwendo en México, Roberto Beltrán. Es el caso, pues, que los ‘salvadores’ de esta ocasión también lo hicieron a pesar de las condiciones de encono y de la corrupción que priva en su Federación. No pudiéndose quedar callado Beltrán presumió que gracias a haber ‘cabildeado’ a los jueces olímpicos, éstos favorecieron al competidor mexicano. Una cenita, unos regalitos, unos dolaritos, algo así. Fórmula del éxito consabida que este sujeto también empleó para conseguir ser designado secretario general de la Unión Panamericana de Taekwendo; ya sabemos, ‘hay con unos cuantos reagalitos para los votantes’. Y para que no falten los ingresos, organiza un campeonato nacional exigiendo depositar el dinero de las inscripciones en su cuenta bancaria personal.[21] ¡Una pandemia de corrupción en el deporte nacional! O sea que este supuesto avance de haber terminado en el lugar 36 es más aparente que efectivo. Este país no puede presumir haber alcanzado sólo 3 medallas, y bien pudieron haber sido: 1 de oro, 1 de plata y 1 de bronce. Para ubicarse en el lugar número 45 empatado con Letonia.

 

La carrera deportiva de Ana Gabriela Guevara, como la de otros destacados atletas mexicanos, se hizo a pesar de los dirigentes deportivos y de los locutores de televisión; hasta el grado de que su consigna fue: “Con ellos y sin ellos voy a llegar; y me refiero a ‘ellos’ porque siempre ha existido un personaje que quiere poner la tranca”. Así se procede en los países eternamente colonizados, la corrupción siempre favorece a los poderosos, a nivel intranacional e internacional, fomentando la desorganización en los países dependientes.  Dicho sea por la propia ahora ex atleta: “De cierta forma sí pagué mi lucha con mi carrera deportiva porque esto fue la gota que derrama el vaso. Me subí a este tren para solucionar esta problemática que para mí era muy fácil de arreglar. Cuando se sube Hermosillo y veo que no tiene capacidad y luego al ver que su jefa inmediata no toma cartas en el asunto, dije: ‘Estoy perdiendo mi tiempo’”.[22] [Mejor lo hubiera seguido perdiendo y no ingresar más tarde al ámbito de la corrupta dirigencia, el laberinto en donde todos y todas se pierden].

 

Resulta significativo para la historia del deporte mexicano que su más destacada atleta de todos los tiempos se tuviese que retirar afectada por la corrupción que impera en la Federación de Atletismo de su país. La triste realidad. A la propia Ana Gabriela le quedó claro que la dejaron retirarse pensando que ya estaba acabada, por ello no obtuvo el respaldo de los dirigentes, hace cuatro años no hubiera sucedido así. Pero si hubiera ido a Beijing bien pudiera haber alcanzado otra medalla.

 

El deporte en México debería mejorar en la medida en que mejorasen las condiciones de vida de la población, en la medida en que se construya infraestructura deportiva, en la medida en que haya entrenadores capaces y programas de entrenamiento a largo plazo sustentables.

 

Espartaquiadas desde las primarias. Enseñar los fundamentos del atletismo y la natación desde la infancia, incentivando las competencias inter-escolares sería el primer paso a dar en procura de implementar la práctica de deportes olímpicos en México, no para pensar en procrear campeones del mundo, sino para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. Pero hay que empezar por la alimentación, la educación, la salud, rubros todos en los cuales las administraciones neoliberales presentan magros resultados en los últimos 26 años.

 

Teniendo mucho cuidado en evitar que los atletas doping se generalicen. Más vale tener atletas auténticos aunque su nivel de competencias sólo alcance para unos Juegos Centroamericanos o máxime Panamericanos. El deporte en México se debe orientar no hacia Olimpiadas de un nivel muy superior al de la mayoría de los competidores mexicanos, evitándose mandar tanto turista sin posibilidad de un buen desempeño.

 

Los números no mienten, el deporte olímpico mexicano en pruebas relevantes tiene un atraso de décadas. Los registros, las marcas, los lugares lo indican de manera inobjetable, la mayor parte de los competidores mexicanos son eliminados en las primeras rondas en la mayoría de las disciplinas en que así se compite, son contados con los dedos los que alcanzaron las rondas de finales en Beijing, y/o se ubicaron entre los 8 mejores.

 

Categórica resulta ser la siguiente comparación: Moisés Aldape, compitiendo en la prueba de ruta del ciclismo terminó en el lugar 47, con  un registro de 6 horas 28 minutos 8 segundos, tiempo que le hubiera valido para ser subcampeón hace 84 años en París 1924 (aún y cuando el trayecto de ruta varíe relativizando el tiempo, si la distancia fue la misma vale para darse una idea). Gabriela Medina, corriendo los 400 metros planos quedó en el lugar 23 con un tiempo de 52’97’’, tiempo que le hubiera otorgado el bronce en Tokio 1964. Eder Sánchez terminó en el 15º lugar en la caminata de 20 kilómetros, a casi 3 minutos del campeón ruso Valery Borchin. En los Juegos olímpicos de Roma 1960, “Eder habría tenido la oportunidad de vencer al soviético Vladimir Golubnichy”, (quién marcó en aquél entonces un registro de) 1:34.07.[23]

 

En los diez mil metros el mejor clasificado fue Juan Carlos Romero, terminando en el lugar 29 con un tiempo de 28:26’57’’ –a casi un minuto y medio del ganador-: “con ese tiempo hubiera triunfado en México 68, donde el campeón keniata Naftalí Temu, necesitó de 29:27.40”. (Ibíd.). Los maratonistas quedaron muy atrás…… La maratonista en ¡un meritorio 19º sitio!

 

La nadadora Susana Escobar, con una destacada actuación y habiendo sido doble medallista de oro en los pasados Juegos Panamericanos, confirma el postulado, pues habiendo impuesto récords nacionales en 400 y 800 metros libres y en 400 combinados, en Beijing apenas le alcanzó para ubicarse en el décimo octavo, vigésimo y trigésimo sitios de la tabla general. “Su tiempo en los 800 le habría otorgado el título olímpico en Montreal 1976 superando a la alemana Petra Thumer. Escobar también habría obtenido sendas medallas de oro en 400 metros libres (en Beijing estableció 4:11.99) y 400 combinado individual (4:47.32 en Beijing) en los Juegos Olímpicos de Munich 72. Y es que las campeonas olímpicas en la referida sede completaron el trayecto con un tiempo superior al logrado por la mexicana en Beijing”. La misma comparación de referente pretérito vale para Adriana Marmolejo, sus tiempos serían de medalla en Montreal 76.

 

Por su parte, el mejor nadador mexicano, Juan José Veloz, nadando los 100 y 200 metros mariposa con sus tiempos cronometrados habría subido al podio en Moscú 1980. Pero en Beijing 2008 quedó muy por detrás de la ‘bala de Baltimore’: 53’58’’ y 1:57’.32’’ del mexicano por 50’58’’ y 1:53’70’’ del estadounidense. Dicho sea de paso, las 8 medallas de oro conseguidas por el ‘tiburón de Baltimore’ en Beijing superan por mucho en ese metal las de todas las delegaciones mexicanas que han competido en olimpiadas después del México 68.

 

En triatlón la competidora mexicana fue descalificada al ser lapeada; en salto de altura el competidor quedó 15 centímetros por debajo de su marca personal; el judoka fue eliminado en la primera ronda… y párese de contar.

 

Para redondear esta triste historia, fue el caso de que sólo Ana Guevara, con su 49’ 56’’ obtenido en Atenas, hubiera superado el 49’62’’ de la británica ganadora de la medalla de oro en Beijing. No es descabellado considerar que hubiera podido alcanzar alguna medalla, pero la suprema dirigencia deportiva al parecer no lo consideró así, y muy campantes la dejaron retirarse.

 

En ese mismo sentido tenemos lo siguiente: La única medalla de oro que perdieron los chinos en clavados fue en la prueba de  plataforma varonil 10 metros, se las arrebató un australiano entrenado por un mexicano: Salvador Sobrino; entrenador de clavados que desde hace años emigró de México al no encontrar en este país las condiciones apropiadas para su desempeño. ¿Es de extrañar que Ana Guevara haya tenido que retirarse antes de tiempo? ¿Es de extrañar que haya declarado que a ninguna autoridad le interesa el deporte en este país? ¿Es de extrañar que haya predicho una participación mediocre en Beijing? Con tales antecedentes y ante la grilla soez en que está sumido la dirección del deporte en México, cualquiera lo debe saber: “Ganar una o dos medallas, tres sería un superpapel y es que el esfuerzo va a ser de nuevo por los atletas”. (AGG dixit). Pareciera ser una película de esas que suelen repetir en la TV una y otra y otra vez y la seguiremos viendo…

 

¿A qué puede aspirar un país que tras de casi dos siglos de ‘independencia’ aún no logra hacer efectivo el sufragio y evitar la no reelección? Si en la Presidencia los oligarcas de dentro y de fuera mantienen a un su gerente incondicional, lo que pasa en las dependencias de abajo no puede estar mejor. Los capitostes requieren de gobiernos incondicionales e incompetentes a su favor, tal y como se comprueba a cada paso de la Crisis, de un gobierno de empresarios, por y para empresarios, a un gobierno de su más fiel incondicional y continuador, en la ruta del neoliberalismo que es la ruta que conduce a la catástrofe…

 

Desde luego que la Crisis nos llega de fuera y no tiene que ver con los 26 años de la política económica neoliberal. En la perspectiva de los gerentes derivados de la ideología tecnócrata-monetarista-friedmaniaca, la crisis estaba superada, que es igual a suprimida…, hasta del vocabulario desde el sexenio de Miguel de la Madrid, y por igual ahora con el actual representante de la oligarquía en los Pinos, quién declaró: ‘no volverá ha haber una crisis en México’ (sich): “El michoacano de las mil promesas incumplidas ha intentado sortear con propaganda y discursos fatuos los compromisos que en campaña daba por realizados si llegaba a los Pinos. Del empleo “para todos” a la “seguridad” pública de los mexicanos; de ‘erradicar el crimen organizado a ‘desmantelar’ monopolios y oligopolios que impiden el avance del país; de los precisos ‘accesibles’ a las tarifas ‘bajas’ para los que tanto tienen; del ‘navío de gran calado’ a la economía ‘envidia para todos’; en síntesis, del futuro promisorio a la dicha plena, para vivir mejor’  / A estas alturas, sin embargo, una de las promesas incumplidas que más deterioran su de por sí ajada imagen y ofende en grado sumo a los mexicanos de todos los colores y sabores, porque a todos daña, es aquella que, ya como inquilino de los Pinos, pomposamente asumió hace poco más de un año, el 28 de septiembre de 2007: “nunca más habrá una crisis económica”. [24]  (Supersic). (¿¡Qué ‘realidad’ están viendo estos sujetos de la oligarquía!?). Revelando la condición mental de los réprobos que vienen a ser los ‘economistas’ burgueses que en el Imperio, desde los reaganomics, así lo vienen decretando, a pesar de que década tras década las crisis siguen presentándose y agudizándose.

 

Ahora que en México la situación se torna más que preocupante, no solo por la crisis financiero-económica, pues se verá que por consiguiente, el capitalismo decadente propicia situaciones sociales descompuestas y con un trasfondo que apunta hacia la dominación de la extrema derecha. En el mismo Proceso 1652 aparece una nota clave para entender por donde hila la araña su tenebra. Cuando el Centro Nacional de Inteligencia Sobre Drogas, dependencia del Departamento de Justicia estadounidense, hizo pública una información en la que acusan a Hamas y a Hezbollah de ser socios de los cárteles mexicanos del narcotráfico. Acusación incierta que apunta a complicar más el asunto del narcotráfico, con la misma perfidia e insidia que lo vienen haciendo en otras partes del mundo geoestratégicas para los intereses del Imperio.

 

Y disculpen si lo que debiera ser un análisis deportivo pasó a ser un sondeo de la corrupción y del mal gobierno que afectan a este país. Por si todavía no lo habían notado. ¿Dónde está la Crisis? La Crisis está en todas partes, como calamidad social, afectando aún preferentemente a los de abajo, pero….

 

Y pasan los años, los ciclos olímpicos, las décadas y Olimpiada tras Olimpiada es lo mismo. La buena noticia es que Carlos Hermosillo anuncia que si en Beijing no se pudo por el poco tiempo para la preparación de los atletas, lo bueno se viene para Londres 2012. Esperemos que el México de la progresión anunciada por Calderón en las siguientes Olimpiadas se ubique entre los 30 mejores del mundo en el medallero olímpico. En ruta a ser la 4ª superpotencia.

 

Lo cierto es que en los Juegos Paraolímpicos estos otros atletas ya ubican a México en el 14º sitio, y ese sí es un buen ejemplo.

 

Publicado originalmente en Crisol el invierno del 2008. Versión corregida a 23-05-2016.

NOTAS

[1] En la neocolonización evidente se debe incluir a la actual comparsa del pri-panato, los gobiernos perredistas; como en Baja California Sur, en donde uno de estos supuestos gobiernos alternativos (¿de qué?) recién anuncia y se congratula por la invasión,  -se dice inversión- de la mafia de las Vegas que se apresta a construir un emporio turístico al Sur de la Paz (Proceso No. 1667. 12-10-08). Mucho empleo y progreso para los mexican curius con una sucursal de la auténtica economía casino, ¡viva Sodoma y Gomorra! ¡Ah! pero el detalle insignificante es el que se despojen a unos cuantos pescadores nativos, arrebatándoles sus tierras por unos dolarillos, con todo y amenazas de por medio.

[2] Óscar Jiménez Manríquez. ‘Avaricia derrotada –Televisa TV Azteca-‘. Proceso No. 1641. 13-04-08.

[3] Raúl Ochoa. “Vetado”, entrevista a Raúl González. Proceso No. 1659. 17-08-2008.

[4] Raúl Ochoa. “Renuncia al COM”. Proceso No. 1631. 3-02-08.

[5] Raúl Ochoa. “Torneo de grilla”. Proceso No. 1581. 18-02-07.

[6] Quién entrevistado por el reportero niega ser gente de Vázquez Rana e indica que: “Sería un orgullo ser amigo de él. Yo a Mario le tengo el respeto que merece una figura tan conocida y querida en el deporte mundial [sic]. Porque lo he visto, llegué a ver cómo lo quieren y respetan a nivel mundial”. (Ibíd.). Nótese que el COI, más que un feudo es un imperio semejante. Vid “El Juego de los magnates”, artículo No. 9 de esta serie, en donde se refiere algo del aprecio y del respeto que le tienen al capo.

[7] Raúl Ochoa. “Ilegalidades olímpicas”. Proceso No. 1654. 13-07-08.

[8] Beatriz Pereyra. “Sin Vázquez Raña no puedo”, entrevista a Carlos Hermosillo. Proceso No. 1622. 2-12-07.

[9] José Luís Aguilera Rico, diputado por el Partido Convergencia e integrante de la Comisión de Juventud y Deporte de la Cámara de Diputados. Raúl Ochoa. “Desastre”. Proceso No. 1647. 25-05-08.

[10] Raúl Ochoa. “Repulsa en la Codeme”, entrevista a Alfonso Pérez González. Proceso 1622.

[11] Raúl Ochoa. “Nos equivocamos con Hermosillo”, entrevista a Madalí Pérez. Proceso No.1636. 9-03-08.

[12] Beatriz Pereyra. “Disputa por una federación”. Proceso No. 1635. 2-03-08.

[13] Raúl Ochoa. “El Senado investiga a la CAAD”. Proceso No. 1645  11-05-08.

[14] Raúl Ochoa. “Contra el Tibio y Contreras”, entrevista a Alfonso Pérez G. Proceso 1635.

[15] Raúl Ochoa. “Un inelegible al COM”. Proceso No. 1652. 29-06-08.

[16] Raúl Ochoa (APRO) Hidrocálido 28-09-08.

[17] Raúl Ochoa- “En bancarrota”. Proceso 1654. 13-07-08.

[18] Raúl Ochoa. “El engendro panista”. Proceso No. 1628. 13-01-2008.

[19] Jorge Carrasco y Raúl Ochoa. “En la mira del Senado”. Proceso 1636. 9-05-08.

[20]“ Por mi madre Bohemios”. Proceso 1636.

[21] Beatriz Pereira. “Adicto a la corrupción”. Proceso 1667.

[22] Beatriz Pereyra. “Los agravios”, entrevista a Ana Gabriela Guevara. Proceso No. 1629. 20-01-08.

[23] Raúl Ochoa. “Atraso de Décadas”. Proceso No. 1660. 24-08-2008.

[24] Carlos Fernández-Vega. “México S.A.”. La Jornada. 8-10-08. Negritas añadidas.

 


Los comentarios estan cerrados