El lado oscuro de las barras… y las estrellas

Escrito por on Jun 13th, 2016 y archivado en Destacado, Galería Fotográfica, USA-Imperio. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

El lado oscuro de las barras… y las estrellas

bandera USA-Imperio

El lado oscuro de las barras… y las estrellas

¡Oh, Nuestra Señora de la Libertad / Santa Patrona de la Plutocracia / en tu magnífica Democracia  el pueblo es perfectamente libre de holgar día tras día sin trabajo y de morirse de hambre!

…, y que el que atesora el oro es un vulgar ratero; que los mercaderes, que los agiotistas, que los burgueses y los profesionistas que lucran sin tasa ni freno son sanguijuelas que chupan la sangre del pueblo.

Salvador Gallardo Dávalos

En resumen, los banqueros estadounidenses, que forman parte del 1% más rico del mundo que condujeron a la crisis, también controlan la FED, que es un banco central privado de Estados Unidos, y se ‘regulan´ por si mismos. ‘Fijan lo que cobran y se dan el cambio’.

  Ernesto Carmona

Sin duda la oferta y la demanda son importantes. Pero hay otra razón por la que los alimentos se han vuelto tan caros en todo el mundo: la codicia de Wall Street.

Frederick Kaufman.

 A la Sombra de la Gran Estatua

 

El dominio fáctico e ideológico del establishment estadunidense marcando el comportamiento epocal de la sociedad de consumo, impera distorsionado la realidad interna a la vez de que en su condición de reflejo adulterado es empleado por los políticos propagandistas de Washington cual imperativo categórico que justifique su incidencia y toda labor proselitista en pro del ‘modo de vida americano’ así como de su accionar imperialista, dentro y fuera de los EUA, aludiendo a los valores que la burguesía propietaria difunde de una manera mercadotécnica, a sabiendas de que son FALSOS y como tales el cimiento del Gran Engaño del que viven mintiendo sistemáticamente, de manera tal que el ejercicio político deviene en una función carnavalesca de embozados.

La supuesta libertad que es el libertinaje del capitalista pudiente para comprar y vender a su favor en intercambios monetarios de bienes y servicios es presentada como la panacea a ser admitida urbe et orbi, justificándose lo que en realidad es el dominio pernicioso de la una casta de adinerados, de propietarios de las empresas acaparadoras de recursos en el mundo-mercado compelido por la arbitrariedad del dólar que la dupla Wall Street-FED se complace en gerenciar.

Merced a lo cual esta Sociedad-Sistema rebosa desigualdad, tanto en lo económico como en lo político y en lo jurídico, puesto que la injusticia campea en resultas de la causa de fuerza mayor que representa la ganancia y concentración capitalista, aconteciendo una tendencia histórica determinada por el triunfo del Capital, cuyo desenvolvimiento perverso propicia la concentración de bienes, servicios, propiedades y dinero en una reducida casta de capitostes convertidos en plutócratas.

Determinando asimismo las escalas sociales en base al ingreso percibido tanto en el sector privado como en el público que yacen encadenados al dominio hegemónico del Gran Capital, con partidos políticos y funcionarios electos cada vez más entregados a sus servicio, haciendo funcionar las instituciones rectoras que están sólidamente enraizadas, por lo que conforman un entramado estructural ubicuo que como serie de redes distribuidas en la geografía por orden político en función del organigrama Norte/Sur, operan sobredeterminando con su praxis la manera en que se promueve la política y la economía que concreta en lo real, en función de la producción y reproducción del modo de producción capitalista y su extensa cuan compleja superestructura.

Status Quo de un Sistema estructurado con instituciones hegemónicas que configuran la telaraña del dominio-mundo que es capaz de efectuar el Gran Capital partiendo desde la Nación preponderante pero también de la mecánica del capital internacional que impera tras-fronteras de manera ubicua a favor de las élites de otras naciones metrópolis de Europa y Asia, acordes con los intereses de la difusión capitalista como propiedad e injerencia de los grandes monopolios trasnacionales.

Para que sea este un mundo intensamente dividido así como injusto en base a la desigualdad en la pertenencia y posesión de bienes materiales, artilugio de posesos tan poseedores como poseídos, en el que la población mundial en parámetros nacionales e internacionales se configura piramidalmente, con una reducida clase alta ocupando la cúpula, favorecida de la concentración extrema monopolista propia del capitalismo imperialista, ocupada así por el 1%. Pudiéndose incluir a una clase alta baja, que se ubica en el peldaño inmediato inferior, compuesta por capitalistas de menor envergadura sin dejar de ser dueños de los medios de producción, distribución y consumo, enganchados a los holdings de las poderosas matrices centrales, como una subclase capitalista que incluye ejecutivos así como profesionistas bien remunerados.

Pudiéndose incluir una clase media-media que se mantiene en un estándar de vida que cubre satisfactoriamente las necesidades vitales así como los satisfactores culturales, niveles medios de industria, comercio, transporte trabajando mercados internos, regionales o nacionales, pudiendo conformar estas tres capas de la alta burguesía el 30% de la población que compone las naciones predominantes como clase acomodada y dominante; incluyendo las ubicadas en un segundo plano periférico, la burguesía filial aliada al capital central que tan crucial servicio le prestan al imperialismo en su condición de casta apátrida y vendida al capital matriz, y así traidora a los proyectos de emancipación nacionales, garantes de la explotación neocolonial en su condición de clase dominante-dominada que vienen a ser. (Verdad Mauricio Macri, embozado empresario derechista, secuaces y compinches; Verdad Michel Temer, informante de la CIA y secuaces y compinches). Con la agravante del caso de que tanto en las metrópolis del Norte como en los países emergentes, así y estén en pleno desarrollo industrial, por su misma configuración reproductora del capital, ubican al 70% restante de la población en niveles que declinan entre la pobreza y la miseria.

Este es el patrón social derivado del funcionamiento de las políticas económicas neoliberales, estrictamente implementadas en favor de la concentración capitalista.

Teniendo por mayor agravante al mercado monetario desregulado, así propenso a la apoteosis de la especulación, implementando una ingeniería bursátil que propicia un hurto-ultraje del tamaño del mundo. Tanto en las capitales del capital como en los llamados ‘paraísos fiscales’, paraísos para evitar el pago al fisco y ocultar ganancias ilícitas propias tanto del crimen organizado como de los capitalistas que están por encima de la ley dado el estatus social que detentan, la verdadera casta dorada.

Acumulación desenfrenada de capitales que anulando a las fuerzas sociales contestatarias catapultan al Capital a su condición extrema, como tal propia del imperialismo, cual etapa conclusiva del Sistema y por tanto extrema en la configuración y en el proceder del funcionamiento capitalista que hace por la ganancia exacerbada a costa de afectar con la explotación consecuente requerida para tales propósitos tanto a la Natura como a la Sociedad, de allí se sigue la destrucción de los ecosistemas y recursos hasta la afectación climática en un marco de incremento de la explotación de los trabajadores.

Proceder desquiciado del Capital que sustentado en la operatividad racionalmente practicada en el ordenamiento productivo y sus derivados de sujeción a partir de controlar al trabajo, termina por entrar en un frenesí que desborda los parámetros racionales para convertirse en un operativo irracional a resultas del fin perseguido de plusvalía obtenida con explotación extrema.

No encontrando en esta etapa de predominio total el sistema capitalista una fuerza social que sea capaz de detener este desenfreno irracional, habiendo logrado constituirse en un sistema de dominio político-económico e ideológico global e incontrastado por su fuerza productiva, su mercantilismo ubicuo y su dominio mental-conductual de las masas, a tal grado que en la actualidad no hay fuerza opositora verdaderamente alternativa, democrático-socialista, capaz de frenar el dominio-mundo del Capital proyectado desde sus metrópolis, la Revolución tendría que efectuarse dentro de ellas para suspender su entropía.

En la proyección dialéctica y como tal inevitable de que la propia aceleración del comportamiento extremo capitalista predispone la futura transformación radical, pero ésta, de manera ya históricamente delimitada, no será producto de una revolución racional de cambio consciente, sino producto del agotamiento derivado de las condiciones extremas que el Sistema imperante está imponiendo sin alternativas. Agotamiento por extenuación, generación de caos entrópico que lleva a la Implosión del capitalismo, en lo que sin lugar a dudas viene a ser la etapa final de un Largo Siglo XX, afectado durante todas su etapas y su desenlace por el proceder capitalista así creciente en su desarrollo pero así también cargado de un espectro negativo por ser un Sistema basado en la explotación a favor de minorías desde un principio. La dialéctica negativa precisamente transcurre agudizando esta relación de concentración del poder y la riqueza en tan exigua cuan pudiente casta social imperante y en la captura del gobierno y la ‘democracia’ para cumplir tales fines.

La etapa de arrastre tiene una dirección catastrófica e irreversible y por tanto inmodificable dentro del torrente en que se ha convertido el desdoblamiento bajo los dictados del orden hegemónico, sólo tras de la caída y la destrozadura de la flota de acorazados los salvavidas libres del Imperio podrán tomar otros rumbos.

Temporalidad en la que la proyección apantallante de la ideología mediática que los aparatos ideológicos empresariales logran proyectar crea una atmósfera en la que se respira mercantilismo por todos los poros, derivando en una cobertura de la realidad con una pátina superflua pero muy efectiva en su impermeabilidad y en la distorsión que crea espejismos, cuya difusión y efectos tiene éxito al anestesiar a las masas y al presentar el efecto pantalla que altera lo real y encubre el malestar social generalizado.

Proyección pantalla que encubre y engaña pero también patenta el consenso mediático que se establece cual referente a ser considerado y referido como la praxis política a efectuar, enclaustramiento en el marco de los intereses capitalistas que anulan e ignoran la cruda realidad para efectos del domino así mediático y embaucante.

Es en los propios EU en donde podemos comprobar que el encubrimiento de la realidad funciona proyectando en la nación como en el exterior la imagen falsificada de un país de esplendor, rico, democrático, non plus ultra del capitalismo, cuando que lo que acontece en los interiores ocultos de la infraestructura y el relleno de la Estatua, la pobreza material y la miseria espiritual que afecta a la ciudadanía se disemina, la primera afectando mayormente a los de abajo, la segunda a los de arriba.

La Gran Estatua a cuyo “pie de ese deslinde vela la Gran Costumbre / La Gran Costumbre con capucha de avestruz vela al pie del deslinde / para que una moneda caiga siempre cara / y toda cara siempre sombra caiga, / para que toda cruz sea Cristo, / para que el pie no salga de su huella, vela la Gran Costumbre, / vela con largos dientes colgando sobre el labio cuneiforme, / baskerville, elzevir: el Código, es nombre / del hombre vuelto Historia”. (Julio Cortázar).

Defecto Interno, Defecto Intrínseco

“‘He visto a hombres mojar este suelo con sus lágrimas, mendigando un sitio de trabajo. Rezo con algunos para impedir que se suiciden. Muchos dicen que lo único que desean es morir’, dice Charlie Tarrance, director de una agencia social privada. Se ocupa de las crecientes filas de gente desesperada que busca trabajo, vivienda y alimento. El sitio es Gadsden, Alabama, pero podría ser en cualquier parte de Estados Unidos”.[1]

Si una mujer en Nueva York grita desesperada al ser desalojada de su vivienda por el casero con todo y sus hijos que le son arrebatados, va a dar a un hospital psiquiátrico en el que los especialistas la diagnostican y encierran dictaminándole ser una ‘esquizofrénica paranoica’, tal escena no debe catalogarse dentro de la american way of life o el sueño americano está roto y convertido en pesadilla. En eso consiste la realidad ocultada.

“Hay miseria y crueldad en el país. Mientras los dirigentes de EE.UU. Avanzan con determinación hacia su Solución Final de libre mercado, aumentan las historias de hambre, dolor y desesperación”.[2] Y la Solución Final no puede dejar de ser semejante a la de los nazis, aunque ahora toma preponderancia la guerra de clases dejando en segundo plano la de razas, religiones o naciones.

Hay un clavo ardiente colocado en el corazón del Sistema americano afectando el motor vital de la economía, cuando en resultas de la deslocalización de las grandes empresas el desempleo se incrementa, se vuelve precario y con salarios estancados no contemplándose mejora posible porque son procesos históricamente irreversibles, de manera tal que la pobreza no hace sino irse incrementando año tras año como resultado de la dinámica hegemónica del capital monopolista que causa efectos negativos no solo en el exterior, sino también en le interior de la propia gran nación.

Pero la vida se está haciendo cada vez más difícil para mucha gente”. Mucha gente que es la mayoría, a los que debemos ubicar en el 70% de la población que se va tornando pobre y marginal, excluida de la concentración capitalista y del mercado consumista.

Siendo un hecho que la pobreza y las condiciones difíciles de existencia en la sobrevivencia son una constante en expansión para más y más número de empleados y desempleados estimados en alrededor de unos 100 millones de habitantes de la Unión Americana, muchos de ellos emigrados latinoamericanos, negros y asiáticos, pero también blancos ex clase mediros venidos a menos en estos últimos años signados por la avaricia Wall Street y la huída de empresas que prefieren proseguir la explotación y la contaminación en el Tercer Mundo, lo que no evade el que la Nación más próspera desde el siglo XIX lo deja de ser sin relevo posible en la toma de la hegemonía mundo puesto que la etapa terminal del capitalismo impide el arribo de otra nación a detentarla por las condiciones terminales en franco proceso de consumación mundial.

Y en el país de las estadísticas, enfocando el microscopio en las áreas semi ocultas, se revela la catastrófica realidad encubierta. Dicho sea y quede expuesto el encubrimiento ideológico antes referido: “A los conservadores les gusta contarnos lo maravilloso, feliz y próspera que es esta nación. Lo único que se equipara con su amor al país es su extraordinaria indiferencia hacia la gente que lo habita”.[3]

La versión de los de arriba de la ´próspera nación’ da cuenta en todo caso de una reducción al mundillo de la clase acomodada, que como tal es propia de una minoría intransigente y cruel, ajena al malestar del proletariado. Un mundillo amplificado por los mass media aparece refulgente en el efecto pantalla haciendo parecer que el ‘esplendor americano’ persiste, pero como tal es sólo un espejismo que al adentrarse en su vidrioso reflejo nos encontramos en su apariencia difuminada con la sí realidad de pesadilla en la que subsisten los de abajo.

De por sí, por prescripción religiosa los pobres en la concepción calvinista del quehacer social lo son en resultas de su falta de empeño por el trabajo y la generación de riqueza, la indigencia está predestinada para los no elegidos, incapaces de venderse a Mammón (de hacer el capital), así predicado en múltiples iglesias sectarias que al lado del catolicismo conforman el pseudo cristianismo en la nación imperialista.

Apta para redivivos y renaceres (awakens), conmociones laxas de tembeleques (cuáqueros), presbiterianos, bautistas, después metodistas y mormones, el ‘cristianismo’ wasp, cuyo itinerario geohistórico transcurre periclitado de este a oeste, dando curso al relajamiento puritano que termina en el crishedonismo de San Francisco aquejado por la fiebre dorada de gambusinos 49s. Desvirtuación aún ingenua y primitiva ante la afectación por venir con la fetichización adúltera del supermercado, de un Jesucristo Superestrella y un Dios promotor de la adoración idólatra del dinero y las mercancías. El Dios ídolo ‘creado’ a imagen y semejanza del hombre transmutado en Dios Televisor-Televidente. What God Wants, God gets, God help us all. The electronic priest said…. (Roger Waters, Amused to Dead).

El lado oscuro del ‘esplendor americano’ registra cantidades alarmantes de violencia, privaciones, abusos, aflicciones, enfermedades y patologías. Sin precisar el año, dándose idea de la constante del deterioro decadente, Michel Parenti hace un recuento de las afecciones del modo de vida en el ‘submundo’ estadunidense, lo que es ignorado por quien tiene la percepción encandilada que genera Falsimedia, por tanto, el lado no iluminado de las barras y las estrellas:

“27.000 norteamericanos se suicidan / 5.000 intentan suicidarse. Hay cálculos más elevados / 23.000 son asesinados / 85.000 resultan heridos de bala. 38.000 mueren a causa de ello, entre los que hay 2.600 niños / 13 millones son víctimas de diversos crímenes, entre ataques, violaciones, robos a mano armada, atracos, incendios criminales…. 125.000 mueren prematuramente por abuso de alcohol / 437.000 mueren prematuramente por enfermedades relacionadas con el tabaco, 53.000 de ellas son no fumadores / 6,5 millones de personas toman regularmente  crack, speed, PCP, cocaína u otra droga dura / Más de 5.000 mueren por abuso de drogas ilícitas. Miles sufren de daños serios… 37 millones de personas, o sea un norteamericano de cada seis, toman regularmente medicamentos para controlar sus emociones. Para las empresas farmacéuticas las ganancias son… alucinantes / 2 millones de personas sufren intervenciones quirúrgicas inútiles. 10.000 muertes a causa de ellas / 5.000 mueren como resultado de tratamientos de drogas psicoactivas / 200.000 son sometidas a tratamientos de electroshock que dañan el cerebro y el sistema nervioso / 600 a 1.000 sufren lobotomía, sobre todo mujeres / 25 millones, o sea uno de cada 10 estadunidenses, solicita ayuda psiquiátrica / 6.800.000 solicitan ayuda por problemas emocionales en servicios no médicos, como pastores, agencias de auxilio social, y consejeros sociales / 1.300.000 sufren algún tipo de daño relacionado con el tratamiento recibido en hospitales / 180.000 mueren de reacciones adversas a todos los tratamientos médicos, más que todos los que mueren en accidentes aéreos o del tránsito / Mas de 14.000 mueren por sobredosis de medicinas legales / 45.000 personas resultan muertas en accidentes de coche. Paralelamente, se reducen los fondos para desarrollar formas más seguras de transportes / 1.800.000 sufren heridas no fatales en accidentes automovilísticos; 150.000 de éstas resultan en discapacidades permanentes / 126.000 niños nacen con dolencias importantes, debidas principalmente a cuidados insuficientes antes del nacimiento, por carencias alimenticias, un entorno tóxico, o toxicomanía de la madre / Se informa que 2.900.000 niños sufren por falta de cuidado o abuso, incluyendo tortura física e inanición intencional / 5.000 niños son asesinados por sus padres o abuelos…. 1.000.000 de niños se escapan de casa, sobre todo por trato abusivo, incluyendo abuso sexual, de padres y otros adultos. De los numerosos niños víctimas de abusos sexuales entre los fugitivos, un 83 por ciento proviene de familias blancas / 150.000 niños son declarados desaparecidos. 50.000 de ellos desparecen pura y simplemente / 900.000 niños, algunos de 7 años de edad, trabajan como obreros agrícolas mal pagados, lavaplatos, obreros de lavanderías o criados, a veces hasta 10 horas por día, violando las leyes sobre el trabajo de niños / Entre 2 y 4 millones de mujeres son golpeadas. La violencia doméstica es la mayor causa de heridas y la segunda causa de muertes de mujeres en EE.UU. / 700.000 mujeres son violadas, o sea una cada 45 segundos / 5 millones de trabajadores reciben heridas en su trabajo. 150.000 de entre ellos tienen secuelas como mutilación, parálisis, pérdida de vista, daño a los oídos y esterilidad / 100.000 enferman seriamente como resultado de enfermedades relacionadas con el sitio de trabajo, incluyendo pulmón de minero, cáncer y tuberculosis / 14.000 personas mueren en su puesto de trabajo / 100.000 personas mueren prematuramente a raíz de enfermedades ligadas al trabajo / 60.000 personas mueren por sustancias contaminantes tóxicas en el entorno o substancias contaminadas en la comida, el agua y el aire…. [Carne contaminada, envenenamiento por bacterias mutantes de carnes artificialmente procesadas, provocan gran cantidad de trastornos y padecimientos vitalicios, como derivado de la cultura hamburguesa]… 5,1 millones de personas están actualmente en la cárcel, en libertad condicional o bajo palabra. La población carcelaria ha aumentado en 200 por 100 desde 1980. Por crímenes equivalentes, los afroamericanos sufren penas de cárcel una media de 10 por 100 más largas que los blancos… 16 millones de personas tienen diabetes, en comparación con 11 millones en 1983 al hacerse más sedentarios los estadounidenses, y por su adicción al azúcar. Sin tratamiento la diabetes puede llevar a la ceguera, a insuficiencia renal o a daños al sistema nervioso / 160.000 morirán de diabetes este año / 250.000 personas han sido internadas por enfermedades mentales o por retraso mental. Muchas son obligadas a tomar fuertes dosis de drogas de control mental / 233.000 personas con enfermedades mentales o retraso mental han sido sumariamente desalojadas en los últimos años. Muchas están ahora en albergues para vagabundos o vagan por las calles… 40 millones de personas no tienen seguro de salud o protección en caso de enfermedades graves / 1.800.000 personas mayores que viven con sus familias son sometidas a abusos serios como confinamiento forzado, desnutrición y palizas. El maltrato de los ancianos por sus hijos y otros parientes cercanos crece dramáticamente al empeorar las condiciones económicas…. 80 millones de personas viven con un ingreso inferior al ingreso ‘confortablemente adecuado’, considera el Ministerio de Trabajo de USA. 35 millones de ellos viven bajo el límite de pobreza / 12 millones de pobres sufren hambre crónica y malnutrición / 2 millones de personas no tienen domicilio y viven en la calle / Más de 160 millones de personas forman parte de los hogares con deudas, contra 100 millones hace diez años. Una mayoría de ellos ha pedido dinero prestado para productos de base”.[4] Y así como fluyen las drogas fluye el tráfico de prostitución a los supermercados donde los dólares otorgan mayor poder adquisitivo. El imán que atrae el exceso que tiene en contrapartida un inevitable lado sombrío.

El infierno usamericano al descubierto y en franco proceso de empeoramiento, ahora que por la constante histórica -la procesual de la descomposición en agravante- estas problemáticas y sus cifras  en términos generales no hace sino incrementarse y la larga lista continúa y se amplifica. Sí, esto ocurre en ‘la sociedad modelo a seguir’…, según pregonan los politicastros de Washington, pero la realidad no se puede ocultar ya con pantallas y programas para idiotizar a la gente, ‘rompiendo el cristal’ se desenmascara su farsa política.

Ahí y aquí, en la gran prisión del consumismo patológico y la toxicidad cancerígena, muchas personas son víctimas de la enajenación mental y la polución a las conciencias, sin que la contaminación fabril deje de afectar o haya afectado urbes industriales y zonas con plantas nucleares. Es el caso en lo primero de la declinada ex capital del automóvil, Detroit, con la contaminación del lago Huron y del río Flint, un coctel tóxico derivado de las automotrices y su mar de plomo afectando mayormente a los infantes, afección que se generaliza estimándose que medio millón de niños en toda la Unión Americana tienen niveles de plomo en la sangre superiores a lo tolerable.

En sus años de prosperidad la General Motors (GM) con una sola planta, la Buick, abarcó una superficie de 2.400 metros de longitud por 800 de ancho para que junto con otras cubriera los márgenes del río Flint, vertiendo infinidad de químicos no solventes ni biodegradables y metales pesados, auténticos residuos tóxicos, para que durante ocho décadas las personas aledañas padezcan un ambiente contaminado, llegando a ser tres generaciones cuyas afecciones con el correr de los años se tornan más evidentes y graves.

Tal y como suele acontecer con muchos productos y componentes de la industria, ciertos elementos empleados en la elaboración y en el uso de las maquinarias resultan ser con el paso del tiempo un mal que crece con el efecto de la mancha, el cáncer, que se expande corroyendo lo sano. Es el caso en la industria automotriz del tetraetilio de plomo, utilizado como aditivo en la gasolina desde los años 20, un producto neto de la cultura del automóvil usamericana, pues es un producto hermanado de tres corporaciones rectoras de la economía estadounidense, la Ethil Corporation que venía a conjuntar a la GM y a la Standard Oil con la Dupont.

A pesar de que su toxicidad era evidente, se le mantuvo en las gasolinas que movieron la creciente serpiente automotriz durante 75 años hasta que en los EU se decidió eliminarlo. “A lo largo de ese tiempo, expelido por el tubo de escape de cientos de millones de coches y camiones contaminó el suelo en el que jugaban los niños y el piso donde gateaban los bebés. Prohibido su uso en los ochenta, todavía hoy acecha en todo el entrono”. (…) “Tal como documentó Michael Moore en su película Roger y yo, GM abandonó Flint en un vano intento de evitar un desastre económico-financiero. Después de haber exprimido a sus habitantes hasta el agotamiento, la empresa plantó a la ciudad dejándola con el problema de tener que lidiar con la infernal contaminación sin contar con los medios para hacerlo. Como sucede con otras ciudades industriales que sufrieron un abandono similar, la población de Flint es mayoritariamente afroestadounidense e hispana y tiene una gran proporción de familias que viven bajo el umbral de la pobreza. De sus 100.000 residentes, el 65 por ciento es de origen afroestadounidense e hispano y el 42 por ciento está sumido en la pobreza”.[5]

Corrupción de parte de las autoridades y negligencia han permitido que esta contaminación más que evidente sea tolerada por las autoridades en resultas del peso económico-politico del gran capital que se impone como causa de fuerza mayor en la sociedad dominada por los propietarios de la gran industria, adentrándose en el callejón de los detritus que conducen a la catástrofe ambiental, pues la producción y la ganancia capitalista tienen prioridad en la sociedad industrial capitalista.

Con la agravante del caso de que bajo las políticas de la falaz ‘sociedad posindustrial’, la ‘solución’ optada por las fábricas matrices es trasladar sus plantas al Tercer Mundo, (en ese sentido de mundo infra desarrollado y colonizado, por tanto dependiente y asequible a realizar en él lo que no se puede ya hacer en el Primer Mundo, seguir contaminando y pagando salarios elevados), así que la ‘solución’ es el establecimiento de plantas de producción filiales que causan los mismos estragos en países en los que las legislaciones anticontaminantes son laxas y los salarios más bajos.

Un ejemplo se desprende de las misma peste industrial que sale corriendo de Detroit, la Fluor Corporation, empresa de ingeniería de construcción, tenedora de una fundición de plomo que causó estragos en la zona circunvecina, siendo declarada culpable de envenenar a los niños por lo que se le sentenció a pagar 320 millones de dólares; desde luego que la empresa apela el veredicto y procede a fugarse al Tercer Mundo, trasladando su fundición a Perú, cuyos gobiernos neo colonizados la aceptan con los brazos abiertos sin tomar en consideración los antecedentes ni previendo las consecuencias de su accionar bajo medidas de protección ambiental permisibles, pues el progreso de los subdesarrollados sigue consistiendo en aceptar que la industria primermundista les lleve la tecnología avanzada que inventa el hombre blanco.

El incremento de padecimientos cancerígenos en las ciudades industriales y con energía atómica parece un mal colateral al desarrollo, muertos y enfermos por estos padecimientos a causa de la polución y por miles de químicos y en especial de petroquímicos que componen la miscelánea de productos y artículos muchos de ellos superfluos que invaden los mercados y de ahí a los hogares y demás estancias de convivencia, muchos obreros mueren prematuramente a causa de que su trabajo está ligado al manejo de substancias nocivas.

Toneladas de desperdicios que van a dar a basureros se constituyen en otro problema grave, pues más de 50 mil vertederos de productos industriales tóxicos se ubican en los Estados Unidos, pasando a ser amenazas potenciales para la salud de las comunidades, las tierras de labranza y pastoreo, los mantos freáticos. Por no hablar de los residuos radioactivos desechados por las centrales nucleares que pasan a ser los contaminantes más nocivos y peligrosos así como de mayor duración que afectan al medio ambiente. El caso de Fukushima arrojando gran cantidad de fuga contaminada al Pacífico debiera ser un ejemplo terminal, cuando que por el contrario manifiesta la laxitud con que se manejan tan peligrosos desastres.

“Un estudio gubernamental ha concluido que el aire que respiramos, el agua que bebemos, y el alimento que ingerimos constituyen probablemente las principales causas de muertes en Estados Unidos en la actualidad”.[6]

Bien es cierto que como aclara Michel Parenti, las condiciones de vida anteriores en algunos de los elementos nocivos contemplados en los EU antes eran peores, causando mayor mortandad. Pero el caso es que la explosión demográfica de los últimos setenta años hace permisible el incremento de los miles de millones de pobres en el mundo entero y con ello de las afecciones industriales trasladadas de las metrópolis a las periferias y viceversa con el reflujo migratorio provocado por el empobrecimiento de los países subdesarrollados.

La disposición y la tendencia que ha tomado la administración yanqui desde la Segunda Guerra Mundial determina que el gasto del Estado en armas sea por demás elevado, y no se trata ya de lo acontecido durante la Guerra Fría, pues en números del 2008 se gastaba oficialmente un billón de dólares en lo que dan en llamar ‘gastos de defensa’, representando el 48% de todo el gasto militar mundial; sosteniendo 770 bases militares en 130 países. 

“EE.UU. se gasta en armas ocho veces más que en educación, 4,5 veces más que en pensiones, catorce veces más que en vivienda, treinta y dos veces más que en formación profesional, y así un largo etcétera. Es un gigante militar con unas raíces sociales de barro. El gasto militar representa más de la mitad del gasto federal en los gastos que no son fijos (non discretionary funds) como lo es la Seguridad Social…”.[7]

Cifras prístinas para entender la ‘desgracia americana’, porque ciertamente este gasto desquiciado en armas repercute en desatención a rubros sociales básicos. Gasto militar que pesa como una losa desviado recursos en resultas de las disposiciones que el establishment imperialista disponen para su reproducción, optando por el engaño, la represión y la fuerza militar para mantener su hegemonía mundial.

Gasto militar que como una losa muy pesada (sí, mortuoria) afecta en grado sumo a la economía usamericana, pues en sí significa el desperdicio del valor trabajo (empleado) en resultas de la directriz empeñada por el establishment imperialista que opta por el engaño, la represión y la fuerza militar para mantener su hegemonía decadente.

Experimentándose en los últimos años un alza en el uso y abuso de drogas legales e ilícitas, una pandemia de muertes por sobredosis empleando preferentemente heroína, víctimas que adquirieron adicción a los opiáceos consumiendo medicamentos recetados que contiene dosis de adormidera en los fármacos.

Del 2000 al 2014 las defunciones por sobredosis de opiáceos como analgésicos y en inyección de heroína se triplico. En 2014 ocurrieron 28 mil 643 defunciones por empleo excesivo de analgésicos. “Eso es 61 por ciento del total de muertes por sobredosis de todo tipo de drogas ese año: 47 mil 55, el equivalente de unas 125 personas diarias, que marca un nuevo récord anual. Entre 2000 y 2014 casi medio millón de personas han fallecido por sobredosis de drogas en este país. En 2014 hubo 1.5 veces más muertes por drogas que por accidentes automovilísticos…. Hoy en día se calcula que más de 2 millones de estadunidenses son adictos a los opiáceos recetados, mientras que unos 467 mil son adictos a la heroína, según el Sondeo Nacional sobre Uso de Drogas y Salud. Mientras las muertes relacionadas con opiáceos recetados son mayoría, se registra un incremento dramático en muertes por heroína durante los últimos cuatro años”. Y la heroína medicada resulta muchas veces más barata y fácil de conseguir que la heroína ilícita[8] Por algo será que el consumo de heroína se ha incrementado en un 65% del 2011 al 2015.

Los grandes laboratorios farmacéuticos han incluido en analgésicos el componente opiáceo y difundido a gran escala con una campaña comercial inusitada, para qué fabricantes de OxyConty (de la Purdue Pharma) alegaran que su medicamento no tenía riesgo secundario: “Como resultado, la venta de OxyContin, con todos los otros analgésicos opiáceos, se disparó durante los últimos 25 años, de 76 millones de recetas en 1991 a casi 207 millones en 2013, según el Instituto Nacional de Salud. Mientras tanto, Purdue Pharma, Johnson & Johnson y Endo Pharmaceuticals, entre otras, han generado fortunas con este negocio. Los dueños de Purdue, la familia Sackler, hoy día es la decimosexta más rica del país, en gran parte por su negocio con OxyContin”.[9]

Una nueva población adicta de jóvenes blancos adviene  mayoría entre los usuarios de substancias enervantes por sobre negros y latinos, conduciendo a las autoridades a una nueva estrategia en la salud, no criminalizando al adicto sino considerándolo como un enfermo. Empero, difícilmente variará la disposición oficial referente al uso y abuso de drogas lícitas e ilícitas, puesto que es uno de los grandes negocios que sostienen la deteriorada economía usamericana.

Además de que el empleo de drogas es consustancial al modo de vida estadunidense, dada la condición del ciudadano medio que es víctima de la pesadilla americana con la presión que representa ganarse la vida en una sociedad tan pragmática como utilitaria y monetizada, derivando esta presión en depresiones que conducen a su vez a la dependencia de fármacos, puesto que un número muy elevado de ellos recurre a pastillas para soportar el tren de vida y trastornos mentales son la causa preferente del empleo de tranquilizantes. El hombre esquizofrénico del Siglo XXI es un ser empastillado, vivir grogui para soportar la tensión en las sobredosis de consumo.

El terror, que es el miedo infundido procurado ex profeso tras de los auto-atentados, palidece ante la violencia interna que al 2012 había causado más de 270.000 personas muertas por arma de fuego, mientras que a 17 llega la cifra de ciudadanos estadounidenses ejecutados “en ataques ‘terroristas’. Sin embargo, esa es la excusa para gastar billones de dólares en bombardear países, y a su vez, matar miles de niños… extranjeros. Sin embargo, los fenómenos y las causas que llevan a una persona a cometer una matanza y a las del goteo de muertes son ligeramente diferentes”.[10] Ya sabemos que se trata de un Imperio asesino de niños. (Una película como ‘Voces Inocentes’ es una perla en la cinematografía mexicana)

Detectándose la ceguera propia de los wasp y su mayordomo a la hora de derramar ‘lágrimas de cocodrilo’ por los niños asesinados en los EU por desquiciados fuertemente armados con armas que se venden a la vuelta de la esquina porque esa es su concepción absurda de la libertad, ignorándose los miles y miles de niños masacrados por el Imperio y los nazi-sionistas de Israel en Palestina, Irak, Afganistán, Siria, Libia, Somalia, Yemen.

“Pero no nos equivoquemos, esta mentalidad de las masas blancas no es cinismo. Cínico es el presidente y los de su calaña, que lloran la muerte de unos niños, 3 días después de mandar a ejecutar a otros que están a miles de kilómetros…. El New York Times publica sin problemas cómo el presidente firma cada martes un listado con aquellos que serán ejecutados, junto con los rescatadores y los que asisten al funeral, niños incluidos”.[11]

Es que la desigualdad no permite calibrar la acción imperialista, ni el desquiciamiento interno que afecta al ciudadano promedio de los Estados Unidos. Por supuesto que desde su perspectiva centrista-clasista no vale lo mismo un niño wasp que un niño de la periferia y más si es musulmán.

La competencia extrema genera violencia interna, la desigualdad extrema genera violencia, las diferencias seculares se agudizan allí y cuando el orden que se impone por miedo a la autoridad se pierde o esta misma autoridad se torna extrema en el uso ‘legítimo de la violencia’, todo ello está pasando en los Estados Unidos. Pero lo peor del caso es de que se trata de una violencia que se desborda, se exterioriza hacia el otro que es tergiversado en su ser para presentarlo como el enemigo a combatir, así los indios, mexicanos, negros, filipinos, japoneses, comunistas, coreanos, vietnamitas, ahora preferentemente rusos, chinos, musulmanes. Con la manida ‘guerra contra el terror’, el establishment usamericano ha fabricado la excusa perfecta para externar esa violencia interna y la necesidad de seguir controlando el mundo para beneficio de la élite del poder. En lo que a la fuerza bruta se aúna la inteligencia pérfida del engaño sistemático en el que el imperialismo yanqui ha patentado lo más granado del espionaje y la intervención silenciosa para cometer todo tipo de atrocidades que afectan el orden interno de naciones que les resultan incómodas. Y la lista es prominente.

En el país en donde todo es negocio, las enfermedades mentales son consecuencia directa de la american way of life, la contraparte de los excesos del consumo de supermercado, de la banalidad del materialismo grosero encubierto por una religiosidad superflua muy bien adaptada al prevalencia del dinero, para ser una sociedad regida por el contravalor monetario, en cuyo Templo y bajo su Estatua se termina por adorar al dólar. In God We Trust con su cúpula del ahora 1% flotando por encima del resto de la Sociedad. (God Wants pounds, dollars, yens, euros, rublos, remminis…).

La Sociedad desquiciada por las afecciones que crea el capitalismo produce gran cantidad de enfermos de todo tipo. Al grado tal de que la enfermedad mental se maneja como otro negocio que rinde dividendos, sobre todo desde que Ronald Reagan privatizó los servicios destinados a atender tales afecciones. La proliferación de personas con problemas emocionales que necesitan asistencia médica compone un universo de pacientes que son otro granero a explotar por la farmacopea y clínicas especialistas.

La enfermedad de la desigualdad suele estar en el trasfondo del inconsciente colectivo que afecta a muchos de los psicópatas que cometen homicidios, viniendo a ser ellos mismos víctimas de “un sistema degradado (el capitalismo) y degradante, que utiliza la violencia más extrema de la historia de la humanidad para hundir más en la miseria a esta. La sociedad estadounidense es una sociedad enferma, de un imperio en decadencia, que da sus últimos coletazos con furia y destrucción. A la vez está compuesta por seres humanos hermosos que necesitan despertar del sopor del Prozac o sufrirán cada vez más esta guerra civil silenciosa que están viviendo”.[12]

Su violencia interna se manifiesta tendiendo a la Implosión a que está destinada la Sociedad estadounidense como parte de su franca decadencia, lo que combinado con la violencia propiamente imperialista que ejerce hacia el exterior, se presenta como uno de los problemas mundiales de mayor gravedad a superarse en el fin del Largo Siglo XX si es que la Humanidad quiere Ser después de que la Crisis se resuelva, pues sólo se resolverá superando al capitalismo y al sionismo. 

Otro gran crimen del gobierno usamericano es la desviación de recursos públicos otorgados en apoyo a los bancos fraudulentos, como el caso de Goldman Sachs, favorecido por el director del Tesoro Mr. Henry Paulson, antiguo dirigente de tal institución monetaria. Uno entre otros casos de dirigentes ubicados en las instituciones monetarias que en la puerta giratoria le cambian la vista al saco dejando el que tiene las siglas doradas GS por el otro que viene a ser el lado con uniforme de ‘servidor público’.

La gran afectación capitalista que repercute en las condiciones de la infraestructura y en el nivel de vida de la mayoría de ciudadanos y residentes en la Meca del capitalismo, tiene en la codicia monetaria a su Némesis, la tendencia enfermiza de los agiotistas a obtener, multiplicar y concentrar caudales monetarios por la vía fácil y disoluta de la especulación bancario-bursátil, incluso por sobre el comercio y no se diga ya la producción, lo que se dibuja en el panorama neoyorquino, con un Meain Street estancado y un Wall Street apoteótico y la desocupación en zonas comerciales de prestigio, en lo que a partir del gran hurto del 2007-2008 registra la aberrante situación de que los de Washington rescatan a los estafadores de Wall Street, en una relación política por demás degradante que representa el triunfo de la plutocracia con los banksters manipulando en su favor el quehacer político.

Premiando a los estafadores con rescates bancarios, cuantiosas inyecciones de liquidez, desgravación fiscal y una más laxa regulación, condiciones inmejorables para que prosigan obteniendo la apropiación desmesurada de capital-dinero.

Obvio que los rescates monetarios son para salvar a los usureros y no a los endeudados que fueron embaucados con hipotecas y préstamos suprime, por lo que el rescate no rehabilita la economía de abajo ni favorece la recuperación del indispensable consumo elevado de la población asalariada. En una economía que tiende a la baja en sus principales indicadores, como el descenso de las exportaciones, inventarios, la inversión fija y para cuando las importaciones no dejan de aumentar, puesto que el mercado más grande del mundo se convierte en una nación parasitaria, mientras la economía oscila entre la inflación y la deflación.

Estafas monetarias, de liquidez no convencional por emisión de dólares en exceso Quantitative Easing (1era a noviembre del 2008; 2a a noviembre del 2012 y 3ª a noviembre del 2012, el relajamiento cuantitativo no ayuda a la recuperación cuando las deudas de consumidores corrientes siguen siendo en potencia la madre de todas las burbujas conjugada con la deuda del Estado y las próximas burbujas de los Hood Robin´s.

El hurto social que realiza el pulpo de Wall Street incluye cientos de millones de dólares tomados del sistema de pensiones: ‘440 millones de California, 600 mdd de Nueva Jersey, 700 de Pennsylvania’. Pero esto es sólo la punta del iceberg. Un 9% de 3 billones de dólares manejados por estos fondos de pensionados van a dar al bolsillo de firmas privadas, unos 27.000 millones que elevados con intereses bursátiles rinden 5.400 mdd anuales; lo que representa que contribuyentes y jubilados, incluyendo adicionales entregas por otros mecanismos, estarían concediéndole más de 10.000 millones de dólares por año a los agiotistas, contando con la venia del ‘sector público’ que desregula y recorta abajo, para pegar (pagar) arriba las exacciones; lo que incluye que los banksters suelan engañar a los ahorradores haciéndoles creer que sus devoluciones son mayores de lo que en realidad son.[13]

El desempleo aparentemente baja sus índices al nivel pretendido –por Ben, el ‘helicóptero’ Bernake, por pura casualidad otro ahijado de GS-  6.3%, habiendo engaño de por medio, puesto que si en el 2008 el 65% de la población económicamente activa se empleaba, ahora resta el 58%, debido a que un 7% ha dejado de intentar obtener un empleo digno.“La duración promedio del desempleado se ubica en alrededor de 9 meses. De este modo, el desempleo es el 13.5% de la PEA de 2008, que es lo comparable”.[14] Los empleos generados son insuficientes tanto en las urbes como en el campo, para que unos 3 millones de empleos sin recuperar marquen el déficit. Pero Janet Yellen, desde la FED, reduce los estímulos dedicados a mejorar su generación.

A finales del 2012 las estadísticas laborales reducían la tasa de desempleo del 8.11% al 7.8% agregando 114 mil nuevos empleos, y el truco sigue siendo no tomar en cuenta a los desahuciados. Pero las ‘buenas noticias’ hacen subir las acciones en Wall Street, cuando que 600 mil trabajadores son de tiempo parcial y los 114 mil recientes son preferentemente otorgados en servicios domésticos, proporcionando una baja remuneración. Ciertamente empleos que no pueden deslocalizarse, pero sí los de las manufacturas, en donde el número de plazas disminuyó en 16.000.

Paradójicamente se dan empleos en restaurantes y bares cuando crece el número de necesitados de cupones alimentarios. Y con la población de mayor edad incrementándose en el porcentaje del total, habría de aumenta el servicio médico asistencial. Pero: “No sé si los puestos de trabajo de los que se informa son reales”.[15]

Como es de esperarse, dada la tendencia a la deslocalización de las industrias a las periferias, los nuevos y precarios empleos en los EU se centran en el sector servicios: comercio, transporte, almacenes, actividades ‘financieras’ de intermediación, profesionistas, administradores y supuestamente en el ámbito de la educación pública, lo que también despierta dudas, puesto que el gasto público destinado a este sector primordial de la sociedad también viene cayendo, con el regocijo de los hermanos Koch en Wisconsin.

Pues el Gran Capital también asalta al sistema educativo público, y la culpa por descontado la tienen los maestros y sus sindicatos. La tendencia que devora lo público para beneficio privado se traslada a una educación devaluada por altos costos que un Estado capturado por los capitalistas no está dispuesto a gastar, cuando la riqueza generada por el trabajo se destina a cubrir su déficit crónico en la tasa de ganancia, de manera tal que los agentes privados imponen la praxis ejecutiva en el ámbito del aprendizaje aplicándole a los docentes exámenes estandarizados, por igual que se permite la incidencia de empresas privadas en segmentos y servicios educativos.

Y aplíquese el chantaje mediático en contra del magisterio: “En esta guerra, el enemigo son los maestros y sus sindicatos, a quienes culpan de resistir el cambio, proteger sus intereses mezquinos, que ponen por encima de los de sus estudiantes, y de culpar a factores socioeconómicos por sus deficiencias / Tal vez la expresión mejor conocida de este argumento fue la película documental Esperando a Superman, de 2010, que presentó un sistema educativo compuesto de maestros mediocres y complacientes, casi como burócratas, padres de familia frustrados y sindicatos del magisterio con el solo interés de proteger a sus agremiados. Según la película, la única y mejor solución son las llamadas escuelas chárter, que reciben fondos públicos, pero son administradas de manera privada [¡qué descaro!], exentas de varias regulaciones, entre ellas, la obligación de contratar sólo profesores sindicalizados, y algunas pueden ser operadas con fines de lucro (hay más de 4 mil charters en 40 estados del país, y ahora suman 5 por ciento de las escuelas publicas [esta palabra ya debiera llevar comillas]). Los críticos acusan que son la punta de lanza de la privatización”.[16]

Of course Mickey Mouse. Por algo será que en el México del Pri-Panato se remeda de la manera más grotesca el vil ejemplo que los gringos nos marcan. Que la contra-reforma educativa que Quique Peña promueve sigue al pie de la letra los propósitos privatizadores disfrazados de mejoras empleando métodos propios de la burocracia privada, e inclúyase el bodrio De Panzazo, un producto neto de Televisa a cargo de uno de sus lorocutores, pues hasta en eso hay que remedar a los ‘supermanes’. Y venga la superación educativa, por igual que la del Pemex que no se privatiza, pero sí languidece, por no decir, agoniza, etc., etc.

Y no sólo los brothers Koch desde Wisconsin presionan para que el sector educativo también caiga en manos de los midas man, que el ‘buenazo de Bill Gates’[17] se une al coro quejándose de que ‘no se produce el personal técnico altamente capacitado que el país requiere para competir a nivel mundial’, y bla, bla, bla. Encontrando como era de esperarse eco en Barak Obama y…, bla, bla, bla; para que luego aparezca en la escena de este teatro de burlesque Condoleezza Rice y un ex funcionario educativo neoyorquino para sonar la alarma: ‘el pobre desempeño educacional estadunidense es una grave amenaza para la seguridad nacional’. ¡Y a privatizar se ha dicho!

El caso es de que con el 90% del alumnado en planteles públicos, los despiadados capitalistas sienten que se les está privando de un sector por demás rico y sustancioso, ergo, el sector ‘financiero’ se desliza sigilosamente por los pasillo escolares levantando escuelas charter, patrocina las reformas, y emplea su recurso favorito: dolarizar a políticos con presencia en la toma de decisiones sobre la organización pedagógica.

El proceder fraudulento típico de los asaltantes capitalistas en plena aplicación, sus procedimientos y promociones son irreales y deficientes en función de otorgar ganancia monetaria sin substancia pedagógica, los resultados de las reformas son adulterados por los propios interesados manipulando encuestas, haciendo creer que las reformas son un éxito mejorando la calidad educativa. Lo que en realidad no es sino otro fraude y atraco a la Sociedad perpetrado por los capitostes.

“La educación pública está bajo ataque de las fuerzas de la privatización, por gente que hace promesas falsas, declaró Diane Ravitch, profesora de la Universidad de Nueva York, quien hace una década fue una de las reformadoras más prominentes…”, (por lo que ha tenido tiempo de arrepentirse, pudiendo rectificar para hacer ver que): “…, la profesión magisterial está bajo ataque de aquellos que culpan a los maestros por condiciones más allá de su control. Desean quitarles su profesionalismo y convertirlos en técnicos de exámenes”.[18]

Los tecnócratas quieren técnicos para una ingeniería más virtual que real; los políticos, ciudadanos idiotizados; los capitalistas robots de carne y hueso. ¡Venga su reforma educativa apta para consolidar su mundo para idiotas!

Cuando el sueño americano basado en el sector secundario se esfuma: “Los trabajos de alta tecnología que los economistas nos prometieron como recompensa por deslocalizar puestos manufactureros estadounidenses y servicios profesionales comercializables, como ingeniería de software y tecnología de la información, nunca se materializaron. La ‘Nueva Economía’ solo fue otro engaño, como ´las armas iraquíes de destrucción masiva’ y ‘las bombas nucleares iraníes’”.[19]

Y si los empleos son precarios y como tales mal pagados, la inflación que afecta los precios básicos contribuye a castigar más el nivel de vida de las clases medias para abajo; sí, a los ciudadanos que compran en los supermercados en el país de su implementación. Existiendo un encubrimiento con estadísticas adulteradas por parte del gobierno que no dan cuenta cabal de la inflación, ni del incremento de la pobreza derivando de que tampoco se revela fidedignamente la cantidad real de desempleados.

Productividad industrial desmembrada y carente de una renovación tecnológica positiva, y no negativa, como acaece al estar concentrada en la implementación de armas y dispositivos policiacos de vigilancia y control. Todo ello repercute en un crecimiento magro y destructivo que se torna crónico en los EU, lo que comparado a la recuperación del Dow Jones, da cuenta del tipo de ‘economía’ casino que impera: “Solo se retroalimentan los precios de la renta variable y los brotes inflacionarios en las materias primas y los alimentos. A modo de ejemplo, 12 meses después de la primera QE1 el índice de precios de los productos básicos subió un 36%, el de los alimentos llegó al 20% y el del petróleo subió un 59%. En los primeros ocho meses de la QE2 la variación de precios fue 10%, 15% y 30%. El aumento de los precios con la nueva QE3 será inevitable. Todo indica que el alza de los índices bursátiles es transitoria y que oculta la inflación de precios”.[20] O que puede prolongarse a costillas de la economía real, como nueva burbuja que es de un capital comprometido con el agio, mientras abajo en la balanza del ahorcado, la población padece oscilaciones de inflación a deflaciones.

La entrega de la economía a los agiotistas, que de eso se trata el maleficio, condenan al 70% de la población en la parte de la sociedad que se hunde de la balanza, mientras que los índices en Wall Street van al alza. La clase media merma: “La clase media ha padecido su peor década en la historia moderna… Desde 2001, los ingresos promedio de una familia cayeron de 72.956 a 69.478 dólares en el 2010… El promedio de patrimonio neto (valor de los activos menos la deuda) de los hogares cayó desde 129 mil 582 a 93 mil 150 dólares durante el mismo decenio…”.[21]

¡Salvad a los banksters!, ha sido la consigna de sus empleados en el Congreso y en la Casa Blanca, así como en el Departamento del Tesoro y en la Reserva Federal. Cuando que el quebranto causado por los banqueros es de cifras astronómicas, algo así como 55.3 billones de dólares en deuda, en realidad deuda cobrada no a los ladrones adinerados sino a los niveles domésticos, en donde la afectación repercute en un nivel de vida disminuido.

Los bancos y las instituciones bursátiles tienen el mayor porcentaje de adeudo por arriba del 70% de una suma que alcanzaba los 55.3billones de dólares en el 2012, representando el 350% del valor anual del producto; seguido de los hogares con un 25%, pero la afectación padecida obviamente no es la misma; redondeándose la cantidad con un gobierno que suma una adeudo por 17 billones de dólares, con lo que empeña prácticamente todo el producto anual, debiendo 9 billones de dólares a tenedores extranjeros; por su parte las empresas no financieras contribuyen con el 14% del adeudo total.[22]

Tales son las cifras que revelan el déficit ya crónico de la mayor potencia mundial, una economía insolvente que vive de fabricar dólares y exportar armas, acaparar petróleo o de producirlo con fracking, del lavado del narcotráfico en los mega bancos, todos ellos rubros negativos propios de una economía parasitaria cuan decadente y hedonista, adicta a la ganancia monetaria sin esfuerzo válido.

Lo que la FED hizo para resarcir el quebranto causado por los propios banksters es un crimen de lesa humanidad, un verdadero atraco sobre atraco de inmensas proporciones que terminan por afectar a la economía mundial.

No debe sorprender que la engañosa Reserva Federal actúe en franco apoyo al agio institucionalizado, porque ella misma es el componente puntal del sistema monetario usamericano, como lo que es, el Banco Central en la Capital del Capital expoliando a los trabajadores de la Unión Americana y de las naciones subdesarrolladas, consideradas éstas como los conglomerados que organizan la explotación en sus respectivas áreas geográficas, pasando a reforzarse la estructura nacional con las regiones agrupadas en los tratados de ‘libre comercio’, y más ahora que dispone de esta asombrosa ingeniería del agio que han instaurado en las dos últimas décadas que le facilita la capitalización monetaria.

Una auditoría a la Reserva Federal sacó a la luz la ayuda secreta que proporcionó como rescata a la Bancocracia neoyorquina, comenzando por otorgar 16 billones de dólares gestionados con carácter de urgente y en secreto entre el 2007 y el 2010: “De los 16 millones de millones de dólares, Morgan Stanley recibió 107,3 mil millones, Citigroup 99,5 mil millones y Bank of America 91,4 mil millones […] La FED proporcionó préstamos al banco J.P. Morgan Chase para adquirir Bear Stearns, una empresa inversora quebrada; proveyó préstamos para mantener a flote a American International Group (AIG), una sociedad transnacional de seguros; extendió préstamos al Bank of América y al Citigroup y compró hipotecas de riesgo, ‘garantizadas’ en los libros de los bancos privados beneficiados”.[23]

Los desfalcadores rescatados por su institución principal de falso carácter público, en realidad al servicio de los ‘Estafadores del Templo’, tal y como sus antecedentes lo prueban (Vid: ‘La Conspiración de los Estafadores’ B y C en: “De Terrorismos a Terrorismos” #s 29 y 30) y lo confirma esta actuación a favor de los banksters.

In God We Trust to Give the ship of Demon. Goldman Sachs Líderes mundiales en Avidez

Goldman Sachs representa a la estirpe de los Estafadores del Templo como judíos posicionados en la Nueva Babilonia (Vid Terrorismo a Terrorismos No.35, “Maestros del Terror Engaño”), corporación clave del lobby sionista ejerciendo el predominio del capital agio desde New York cooptando a los palafreneros de Washington. Ubicando en puestos clave, en instituciones rectoras del mercado monetario a sus peones, tales como Henry Paulson, secretario del Tesoro muy oportunamente colocado en la institución financiera preponderante del organigrama monetario. Henry Paulson fue chairman en Goldman Sachs desde 1998 hasta mayo del 2006, de donde salió después de haber participado en inflar la  burbuja.com y en propagar la basura hipotecaria, así como la elevación de los precios del petróleo y de materias primas, estando por hacerlo con los alimentos…. De tal responsabilidad pasa a dirigir el rescate de los daños causados por ese puñado de instituciones monetarias entre las que sobresalía su propia compañía, sobrepasándose en la ‘abundancia irracional’, para efectuar un salvataje que en efectivo radicó en emisiones de deuda pública cobertoras del hoyo negro dejado por los del capital agio.

Para realizar el rescate de los causantes de la crisis-recesión que tiene destino de Depresión, el propio Paulson nombró a Neel Kashka, otro ex empleado de Goldman Sachs, supervisor del salvataje; los que junto a Ben Bernake, ubicado en la otra institución monetaria clave, la FED, procedieran a actuar con todo el poder y la capacidad permisible por la regencia superior, a rescatar a sus patrones, resarcir lo saqueado dándoles más a los ladrones que se ubican en los pisos altos de los rascacielos.

Dos operadores claves del lobby sionista controlando las secuelas del Negocio para beneficio de los patrones y de los peones, que Paulson “Además de ser operador del lobby sionista en la esfera estatal del Imperio…, es a su vez, un especulador acaudalado [no podía ser de otra manera habiendo estado al frente de tan prestigiada cuan lucrativa empresa]. A los más de US$ 30 millones de dólares anuales que ganaba en Goldman Sach, se le sumaron otros US$ 500 millones resultantes de la venta de las acciones que tenía de la entidad, eximido de pagar impuestos sobre el capital gracias a su nuevo cargo en el Gobierno federal de EE.UU.”.[24] Más descaradamente pro plutócratas no podía estar la normativa gubernamental en el Imperio del Dólar.

Lo que equivale a ejercer un dominio desde las sombras que ha comprado a los Tres Poderes de la Unión. Golpe de Estado silencioso, teledirección de los adinerados, la proyección del siglo XXI, comenzando con la conmoción en NY y en Washington que le abrió las puertas a la plutocracia para que junto con la stratocracia se ubiquen en la cima del Poder Usamericano, y desde ella maniobren estafando al mundo y aterrorizándolo.

Y el peón de Goldman Sachs procedió desde el Tesoro a realizar su labor de encubrimiento y salvataje a favor de los ya de por sí favorecidos con el atraco bancario-bursátil: “informaba al Congreso y al público de que solo se requerían reformas menores para proteger del colapso a Fanny Mae (Federal National Mortgage Association y Freddie Mac (Federal Home Loan Mortgage Corporation), se reunió en secreto con destacados administradores de hedge funds de Wall Street –entre ellos sus ex colegas de Goldman Sachs- para alertarlos de que esta a punto de nacionalizar [sic] las gigantes compañías hipotecarias,, una acción que erradicaría casi todo el valor bursátil de las compañías. Esta información era de un valor inmenso ya que permitía  que esos hedge funds vendieran en descubierto Fannie y Freddie y al hacerlo ganaran una fortuna”.[25]

Timothy Geithner, el director de la Reserva Federal en New York ocultó a los miembros del Congreso las transferencias secretas a los ladrones premiados con más dinero mientras se oponía a la propuesta del senador Ted Kaufman (Delaware) de limitar la dimensión de los bancos, argumentando que era un tema “demasiado complejo para el Congreso y estas decisiones deberían ser mencionadas por gente que conozca los mercados” (sich). De esa manera un funcionario al servicio de los intereses de Wall Street de un plumazo anulaba la participación del Poder Legislativo en la regulación de los bancos en la ‘democracia’ ejemplar del mundo.

Se trataba de volver a fraccionar a los bancos y de restituir la Glass-Steagall, pero aquello estaba prohibido por los banksters y lo hacían así sus operadores venales. Resultado: si en el 2006 las seis principales corporaciones monetarias de los EU sumaban 6.8 billones de capital, en el 2011 se incrementaba a 9.54 trillones de dólares su caudal. Comprobando que salieron ganando con la crisis que ellos mismos propiciaron.

La opacidad con que tradicionalmente se maneja la desinformación y la cobertura gubernamental, el detalle de que también se extendió esta generoso robo de dinero público  pretextando salvar a la Sociedad, a Europa, confirma asimismo el carácter atlantista de la FED: venida de Europa, de Oriente a Poniente, pues bancos del Reino Unido, Alemania, Francia, Suiza y Bélgica se incluyen en el rescate o se debe decir, atraco.

De cierto que estos manejos discretos de la usura mundial son selectivos: “Algunas de las instituciones financieras recibieron los préstamos secretamente, mientras tanto, en sus informes públicos proclamaban que tenían amplias reservas en efectivo… La Reserva Federal nunca ha explicado cómo justificó legalmente varios de los préstamos de emergencia, tampoco cómo decidía proporcionar ayuda a ciertas empresas, pero a otras no”.[26]

Y el entonces senador independiente Bernard Sanders se extraño y escandalizó de que se proceda pasando por encima del Congreso y del Presidente. ¡Pero si a su servicio están! El deber ser, actuando acorde a si esta fuese una auténtica democracia es reclamado por Randall Wray, profesor de la Universidad de Missouri-Kansas City: “se debió haber intervenido inmediatamente a los bancos más grandes, reemplazado a todo el personal superior de gestión, y así deberían haber comenzado a resolver”. El deber haber sido nos sitúa en la triste realidad. La impunidad de los banksters se debe a su predominio. La preponderancia del Capital-Poder que oscila del sector industrial al mal llamado financiero (como lo prueba esta magna estafa) hasta alcanzar el predominio capitalista de los holdings a lo BlackRock, que sintetizan empresas de ambas esferas preponderantes, posados en la cima de la Pirámide se tornan prepotentes e incontrastables, detentan el dominio y control, sojuzgamiento de los gobernantes, para empezar en Washington de la Casa Blanca y del Congreso, funcionando como gerencia cooptada, en lo que viene a ser la ‘democracia’ del dólar, permiten que esta aberración khremata se consume y siga lacerando a la auténtica economía, tanto en los EU como en Europa y de allí se propague como plaga de afectación al resto del mundo.

Donando 700.000 $ a la campaña de Barack Obama en el 2008 GS fue el principal contribuyente a que dicho farsante arribase a la Casa Blanca. En lo que el comportamiento de la ‘democracia’ del dólar se manifiesta bajo el patrocinio con U$ 2,000 millones desde 1989, en que bancos, aseguradoras y empresas inmobiliarias se han convertido en los padrinos de los partidos y de políticos individuales.

Debiéndose personalizar el desfalco escandaloso, porque gerentes al servicio de la plutocracia como William Dudley, que pasó a presidir el Banco Central neoyorquino (FRBNY) “fue favorecido con una exención que lo dejó mantener sus inversiones en AIG y General Electric, mientras al mismo tiempo la Reserva Federal otorgaba fondos de ayuda urgente a esas mismas dos compañías”.[27]

El total del rescate secreto de Wall Street se contabilizaba en 7.77 billones (millones de millones $), 10 veces más del monto aprobado en el Congreso en el 2008. Convertido en un financiamiento secreto les proporcionó 13.000 mdd de ganancias a los de Wall Street, sirviendo para financiar las fusiones realizadas por bancos que se fortalecían absorbiendo a otros en problemas.

Revelándose en claro-oscuro que la plutocracia usamericana se cobija con un gobierno incondicionalmente puesto a su servicio; los ejecutivos sin escrúpulos que administran sus empresas y se benefician devengando muy elevados salarios y primas por desfalcar a los incautos, giran y se convierten en ‘resanadores’, procediendo con el apoyo gubernamental, lo que desmiente –dicho sea de paso- la pureza del liberalismo que exige manos fuera del mercado por parte del sector gubernamental. Los dirigentes de las falsas instituciones monetarias públicas supuestamente actuando por el control del capital monetario en realidad proceden cual dirección privada robando la riqueza pública, con corporativos industriales también rescatados o comprados a precio de barata de garaje. ¡Sí ya en México les habíamos puesto la muestra con el Robaproa!

Goldman Sachs, Hambreando a los Pobres de la Tierra

Los adoradores del ‘borrego dorado’ cabalmente representados por los ‘hombres dorados’ de Sachs encarnan el triunfo del agio en un mundo dominado por el capital-dinero, pudiendo posesionarse de las riquezas del orbe desde el Templo en donde rinden honores a Mammón con la organización más esmeradamente pérfida y eficiente para activar con símbolos de papel la expoliación de la Madre Tierra y sacrificar a Moloch a los desposeídos y explotados promoviendo así la desigualdad más escandalosa en la Historia de esta Humanidad dividida y condenada a la miseria y al hambre por las insaciable codicia que practican estos desalmados.

Una pléyade de bancos e instituciones bursátiles devienen en activadores-accionistas de la usura capitalista impuesta bajo la égida imperial, constituidos como los responsables más destacados en la organización de los mecanismos propicios para especular con los productos más valiosos de la economía, los que desde el templo de la usura que es Wall Street funcionan logrando acaparar los valores económicos más preciados, derivando para alcanzar hasta los alimentos, empleando su valor como garante de especulación y multiplicador monetario.

Qué Goldman Sachs ha venido siendo el villano en las películas de los cracks desde la crisis del 29 es un hecho que la historia puede comprobar. Durante la Depresión y tras la Post guerra el perfil adoptado por este banco de inversión fue sosegado, maniatado por las regulaciones del New Deal, pasó a concentrarse en las ‘inversiones a largo plazo’ hasta fin del siglo. Con la colocación de Robin Rubin, su alfil de penetración en la administración Clinton, procedieron a realizar las gestiones para modificar reglamentos e impulsar la nueva ingeniería especulativa que les garantiza para la primera década del siglo XXI el poder realizar el atraco de la Historia.

Desprendiéndose de lo escrito por Matt Taibbi: “manipulando valoraciones y precios en las OPVs de los años dorados de las compañías de Internet (cinco billones de dólares de riqueza evaporada sólo en el Nasdaq), gracias a la violación de la norma no escrita que limitaba las salidas a bolsa a empresas rentables; fomentando la titulación y aseguramiento de hipotecas de baja calidad con el despegue del mercado inmobiliario, a la vez que apostaba por su hundimiento hasta el punto de ser de las pocas sociedades que se beneficiaron con su caída mediante la utilización de instrumentos derivados; alentando la inversión financiera en materias primas como el petróleo –cuyo precio se disparó hasta cerca de los 150 dólares gracias a que un barril se negociaba en 2008 hasta 27 veces, de media, antes de que fuera entregado y consumido- que tomaba como referencia índices creados por la propia Goldman, actividad que explotó igualmente gracias a un cambio normativo”.[28]

Fue en 1991 cuando los agentes de Goldman Sach, guiados en aquel entonces por su presidente Gary Cohn, idearon la implementación de los derivados financieros empleados en mercadear 24 valiosas materias primas, tales como los cereales básicos para la alimentación, metales preciados, cultivo de vegetales para energía, diversos productos agrícolas que son materia prima industrial, ganado, etcétera.

La última década del siglo pasado fue un compás de espera, hasta que en 1999 –como lo acabamos de referir- estos perniciosos agiotistas tomaron por asalto a la Casa Blanca logrando establecer medidas des regulatorias en favor de su codicia. Las Obligaciones de Deuda Garantizada (CDO, siglas en inglés) por un gobierno comprometido con el éxito de la usura bancaria y bursátil, pasan a ser la base de la ingeniería cremata a establecer como procedimientos descarados de capitalización mercantil-monetaria, apostándole a la especulación a futuros…, su futuro prometedor.

En lo que viene a ser un ejemplo conspicuo del cálculo racional al servicio de la ganancia monetaria como pérfida ingeniería cremata, se estipuló reglamentariamente en el mercado de valores una aritmética al servicio de los Estafadores: “Luego ponderaron el valor de la inversión de cada producto, mezclando y combinando las partes en el cálculo y posteriormente redujeron lo que había sido una complicada recopilación de bienes reales a una fórmula matemática que podía expresarse en un único enunciado, conocido en adelante como el Índice de Materias Primas de Goldman Sachs (GSCI)”.[29]

Dando tiempo al tiempo en el proceso de consolidación del monetarismo fueron fabricando las condiciones para la explotación bursátil de los preciados commodities.

Así: “…, en 1999, la Comisión de Comercio de Materias Primas y Futuros desreguló el mercado de futuros. Y súbitamente los banqueros pudieron tomar a su gusto ‘posiciones largas’ en el mercado de granos, una posibilidad que, desde la Gran Depresión, estuvo reservada sólo para los que tuvieran algo que ver con la producción de nuestros alimentos”.[30]

Esto es, los agiotistas del mercado monetario invadían el mercado agrícola imponiendo sus mecánica especulativa de fines eminentemente lucrativos sobornando o cooptando a los miembros de los tres poderes, deviniendo esta nueva cuan nociva presencia en la corrupción del mercado de los productos básicos, pudiendo adulterar los precios con procedimientos ex profeso concebidos para incrementar ganancias monetarias sin ser partícipes propiamente de los fines procurados en el mercadeo de productos agrícolas.

En Chicago, Minneapolis y Kansas City, tradicionales mercados de granos, se centró el nuevo mercado modificado. Hasta ese entonces los participantes en el mercado de alimentos eran los agentes y las entidades propias del sector agrícola, ganadero, productoras de empresas comerciales de alimentos como: “Pizza Hut, Kraft, Nestlé, Sara Lee, Tyson Foods y McDonald’s”, realizando el típico mercadeo en términos normales de oferta y demanda de los productos básicos. Empero, cuando los especuladores, que no producen ni consumen como tales las materias primas y los frutos de la tierra sino que los aprecian por su valor monetario, al incidir en este mercado con intenciones de lucrar lo alteran dando lugar a la inflación causada por especulación: “Los especuladores ganan dinero por medio de un comportamiento tradicional de las bolsas, por el ‘arbitraje’ de comprar barato y vender caro”. Comprar, acaparar, especular, hacer que los precios suban o bajen según convenga a los agiotistas.

“…, el índice de Goldman pervirtió la simetría de este sistema. La estructura del GSCI no hizo caso del antiguo modelo de comprar-vender/vender-comprar. Este novedoso producto derivado implica sólo ‘posiciones largas’, lo que significa que se diseñó para comprar materias primas y sólo comprarlas”.[31] Para tener mayor margen de especulación, bursatilizado el mercado de materias primas como si fuesen cualesquier otro ‘valor’ industrial o de servicios no primarios, propios del mercantilismo capitalista tradicional, tradición de lucro citadino.

La perfidia de los agiotistas llevada a su más calamitosa expresión. Especulación a largo plazo acaparando productos indispensables que al retenerse ven incrementar su precio: “dinero tonto” lo llamó uno de esos agentes del agio (corredores de bolsa), mismos partícipes involucrados en la afrenta pública pues están entre los primeros en subirse a la oleada de ganancias.

Y la aberrante especulación que los monstros de GS idearon dio paso a que el resto de instituciones dinerarias se abalancen sobre tan preciada nueva mina. “Los banqueros reconocieron un buen sistema en cuanto lo vieron, y docenas de ‘hedgers’ especulativos sobre bienes no reales siguieron el ejemplo de Goldman uniéndose al juego de los índices de materias primas. Esto incluía al Barclays, Deutsche Bank, Pimco, J.P. Morgan Cahse, AIG, Bear Stearns y Lehman Brothers, por nombrar sólo a algunos de los proveedores de Fondos de Inversión en Materis Primas”.[32]

Y como estos insaciables especuladores para el 2006 ya habían reventado sus otros globos con la avidez que les caracteriza, advierten que los auténticos valores de la tierra, que son recursos indispensables para la auténtica economía y no sus artilugios crematistas en sectores de los falsos valores, son el más seguro mercado a explotar, encontrando refugio en el sector básico en una deriva que desciende de su ámbito de inflar burbujas al auténtico valor económico, procediendo a perturbarlo:

“El dinero nos cuenta lo que ha sucedido. Desde la explosión de la burbuja tecnológica en el año 2000, se ha incrementado 50 veces la cantidad de dólares invertidos en los Fondos de Inversión en Materias Primas. Para plantear el fenómeno en su verdadera dimensión, en el 2003 el mercado de futuros de materias primas estaba en el orden de unos tranquilos 13.000 millones de dólares. Pero cuando a principios de 2008 la crisis global financiera [sic] puso a correr a los inversionistas nerviosos, que desconfiaban del dólar, de la libra y de los euros, las materias primas –incluyendo los alimentos- parecieron el último y mejor refugio para depositar el dinero en efectivo de los fondos de cobertura, de los fondos de pensiones y de los fondos soberanos de inversión. ‘De repente aparecieron personas [sic] sin ninguna idea de lo que eran las materias primas que compraban materias primas’ [dan cuenta los enterados]. En los primeros días del 2008 los especuladores volcaron 55.000 millones de dólares en los mercados. La inflación alimentaria ha permanecido estable desde entonces”.[33]

Para que el efecto nocivo de la ganancia de intermediario inflando los precios no se hiciera esperar: “El trigo duro de primavera que, por lo general, se negociaba entre los 4 y los 6 dólares el bushel de 60 libras, rompió todos los récords anteriores y los contratos de futuros subieron hasta superar los 25 dólares. Y así, desde 2005 hasta 2008, los precios mundiales de los alimentos subieron un 80% y siguen subiendo”.[34]

Datos y cifras que por sí solas dan cuenta del efecto nocivo generado por la mecánica bursátil que Goldman Sachs diseñó poniendo a disposición en el índice acumulativo de Standar & Poors 219 índices al alcance de especuladores electrónicos embriagados por comprar barato y vender caro, pudiendo escoger entre una miscelánea de productos básicos puestos al alcance de sus codiciosas manos, granos, aceite de soja, hidrocarburantes, pienso para ganado….

Dando impulso al rotar en círculo vicioso que infla las burbujas: “Cuanto más aumenta el precio de las materias primas de alimentos, más dinero se invierte en ese sector y los ya elevados precios siguen subiendo. De hecho, desde 2003 hasta 2008, el volumen en especulación de ‘index funds’ aumentó el 1.900%”.[35]

Lo que en sí representa un crimen de lesa humanidad, puesto que si para estos desalmados es ‘dinero fácil’ que se gana en el piso de remates (índice de precios) o tras de la computadora, para millones de seres humanos representa hambre, pues se trata de un alza artificial de los precios fomentada por la insaciable avidez de especuladores. “El resultado: el trigo ‘virtual’ domina el precio del trigo ‘real’ ya que los especuladores (usualmente un quinto del mercado) ahora superan en cuatro a uno a los heders auténticos”.[36]

Para el ciudadano promedio estadunidense el gasto en alimentos representa tan sólo el 12% de su ingreso semanal. “Pero para los casi 2.000 millones de personas en todo el mundo que gastan más del 50 por ciento de sus ingresos en alimentos, los efectos han sido abrumadores: 250 millones de personas se unieron a las filas de los hambrientos en 2008, con lo que el total mundial de víctimas de la inseguridad alimentaria ha llegado a un máximo mil millones, un número nunca visto”.[37]

Cuando que si de gobiernos democráticos se tratara, esta especulación mercantil con los productos básicos debería estar prohibida; si en realidad representaran al pueblo los payasos que despachan en los palacios de gobierno y no a los banksters, de elemental deducción resulta entender que en realidad fungen como representantes de los adinerados por lo que se trata de una plutocracia y no de una democracia.

Esta es la aberración khremata del capitalismo decadente que auspicia el imperialismo yanqui promovida desde el Gran Templo de la miseria humana que viene a ser Wall Street, muy bien decorado con su borrego dorado (toro broncíneo) en la puerta. Y si no es NY es Londres o Zúrich, Frankfort, Tokio u Hong Kong, pues el pecado mayor de la usura se comete en las capitales del capital para ser ubicuo, y de tales capitales se expande por el mundo afectándolo con su pestífero excremento de Satán. Como reyes del dios de las moscas que son.

El pedazo del león que arranca Goldman Sachs con este pernicioso negocio se calculaba en el 2012 en 5 mil millones de dólares, tratándose de un negocio que consiste en fabricar hambre, lo cual es un pecado mortal: “Mucho dinero que en pocos años daría para reparar el hambre global, pero claro, ese no es su propósito, ese no es su negocio, es todo lo contrario. Fabrican hambre, son hambreadores”.[38]

Con la agravante del caso de que de este juego usurario con los sagrados alimentos se sigue el acaparamiento de tierras en las periferias para monocultivos de exportación a las metrópolis; la manipulación con los alimentos para control político de gobiernos con pretensiones de independencia al mercantilismo del centro; la siembra de semillas transgénicas suprimiendo las naturales garantizando la dependencia del campesinado tradicional en vías de suprimirlo, teniendo intención de substituirlo por la agroindustria. Lo que en la lógica perversa del capital transnacional representa el control total sobre el sector primario convirtiéndolo en un negocio mercantil similar a todos los propiamente urbanos y así capitalistas que la burguesía ha implementado desde su generación de fuerza en la guerra que le dan los capitalistas citadinos al campo en procura de su sometimiento total.

Para que también en este otro negocio pernicioso los Goldman y sus ahijados se ubiquen a la vanguardia, adquiriendo 170 mil hectáreas de las ricas tierras negras pertenecientes a Rusia y a Ucrania, así lo hace Joakim Helenius con su fondo de inversiones Trigon Agri Fund, mientras que Neil Crowder con el fondo Chayton Capital, consigue arrendar para los próximos 14 años 20 mil hectáreas en Zambia.[39]

La toma de tierras en la Europa Oriental da cuenta de que la intromisión imperialista de los yanquis con la OTAN se abalanza sobre Rusia, incluyendo la toma de Ucrania y si se dejan también de Bielorrusia para explotación intensiva de las perniciosas compañías transnacionales occidentales, lo que con el TTIP por aprobarse en Europa, pondría a los europeos alineados por la derecha con los pérfidos hijos del Tío Sam No se diga África negra convertida en vergel de aceites, agrocombustibles y biomasa explotada y exportada por estos hambreadores. El mundo en manos de Shaylok’s y Hriah Heep’s, personajes ficticios de la estirpe de Jean Boinebrook, Jules Ferry, Cecil Rhodes, del Rey Midas hasta George Soros, Warrent Bufet, los Rockefeller y los indispensables Rothschild.

Barras rojiblancas que son rejas

En el país de la ‘libertad y la justicia’ marca cuento de Walt Disney el número de encarcelados es el más elevado en la prisión mundial en que se está convirtiendo el mundo regido por el Gran Capital. Un 25% de los reclusos del orbe yacen en cárceles de los EU, casi un 50% recluidos por delitos relacionados con la venta de drogas, registrándose un crecimiento de 307 mil habidos en 1978 a 2 millones en 2013. Cuarenta por ciento de ellos son negros, 7 veces más que los blancos a pesar de ser sólo el 12% de la población estadounidense, y aunque los gastos de manutención de los reos son elevados, cerca de 2.000 mdd relacionados con su custodia, qué problema, en U$A los presos también son negocio, las cárceles se privatizan dando ingresos por 2.900 mdd hacia 2010: “El número de personas encarceladas bajo custodia se incrementó un 772% entre 1970 y 2009, debido en gran parte a la increíble influencia que ejercen las empresas privadas sobre el sistema legal estadounidense… Para los conglomerados correccionales, la prosperidad depende de mantener el máximo de presos por el mayor tiempo posible, lo que ha hecho que este modelo de instituciones prolifere, en vez de centrarse en la rehabilitación. Como la indulgencia judicial y las reducciones de sentencia amenazan los esquemas para obtener ganancias, las empresas privadas gastan millones de dólares en cabildeo con funcionarios estatales y los candidatos políticos… A fin de influir para que las sentencias se cumplan completamente, sin derecho a libertad condicional, comités de acción reunidos por empresas privadas penitenciarias presionaron a la clase política con la entrega de más de tres millones 300 mil dólares desde 2001”.[40]

Los estados que tienen mayor población de negros como Louisiana, Mississipi, Alabama, Oklahoma, encabezan la lista que contienen más reclusos, siendo estados en donde el número de pobres asciende en relación directa al incremento de privados de la libertad. Por igual en Texas, que también reluce entre los estados carcelarios de la Unión Americana. California no escapa a la creciente con un incremento de un 800% de 1970 a la fecha. Cárceles repletas ocupadas al doble de su capacidad, enjaulando reclusos que muchos de ellos son inocentes o su pena no merece tal condena.

Trátese de un sistema carcelario racista y clasista, si se es negro o hispano y además pobre, se tiene el prototipo propenso para ir a dar al ‘bote’.

La consecuencia del neoliberalismo incide en el incremento de reclusos al disminuir la cantidad y calidad de los empleos y las mermas en los presupuestos monetarios destinados a la asistencia social, incrementándose la población marginada: “Para manejar esta situación, por naturaleza explosiva, la clase dominante utiliza el encarcelamiento masivo como instrumento de control social de esa población que ya no interesa a las corporaciones”.[41]

El uso del factor amedrentar al ciudadano propietario medio se vuelve a utilizar magistralmente para conseguir fines que favorecen a la clase élite: “el miedo al crimen, a la drogadicción, al terrorismo, a la crisis económica, al desempleo, al caos social, a ideologías de izquierda satanizadas –el miedo en todas sus formas- para convencer a la clase media de que su bienestar y su seguridad dependen de leyes draconianas, arrestos masivos, largas condenas y eliminación de posibles líderes de las minorías, a fin de mantener a raya a todos los marginados por el establishment y conjurar amenazas sobredimensionadas de posibles enemigos externos”.[42]

En la Crisis una cosa va con otra, una relación se imbrica con otra en resultas de un proceso de deterioro que se complica. Desempleo por deslocalización industrial abre paso a la nueva modalidad del trabajo cautivo de convictos o potenciales malhechores, rango de población de desempleados-subempleados teniendo tendencia a delinquir más por tratarse de un asunto de sobrevivencia que por obtención de estatus. El caso es de que la pobreza se incrementa y un gobierno al servicio de los capitalistas no se avoca a combatir sus causas, a sí fuere con medidas keynesianas, sino que por el contario, agudiza la represión, la sujeción y la explotación de una virtual nueva esclavitud, cual ‘solución’ que se acerca al final: ¡métanlos a prisión y explótenlos! Pónganlos a trabajar en condiciones de extracción de plusvalía que otorga mayor porcentaje de ganancia neta.

Haciéndolos trabajar las horas por centavos de dólar, mano de obra semi esclavizada, de hecho cautiva, sin sindicatos, ni derecho a huelga, ni prestaciones, ni pensiones: “se cumple así el sueño dorado de los empresarios capitalistas. La competencia de la producción con trabajo semiesclavo intramuros permite, a su vez, reducir los puestos de trabajo y los salarios en el exterior de las prisiones”.[43] Ellos crean la crisis, ellos se benefician de ella, pues su dominio no hace sino incrementarse creando disposiciones drásticas a su favor dejando la ficción demócrata atrás.

Paralelamente se advierte la militarización de las fuerzas represivas, pues si los fondos para gastos sociales decrecen, por el contrario se incrementan los destinados al complejo policíaco, apareciendo grupos SWAT, Special Weapons and Tactics, en el mismo sentido de que la represión avanza conforme la pobreza se incrementa, tratándose por ello en el fondo de la guerra que los ricos le hacen a los pobres: los empobrecen y luego los reprimen a la par de que organizan un control más ferro.

No pudiendo asimismo faltar la exportación de este sistema carcelario a, en primer lugar sus aliados sobajados más conspicuos, el caso de Colombia y México, nada de extrañar, países ejemplares en la aplicación de las políticas neoliberales que por tanto padecen las consecuencias con sus poblaciones ampliamente empobrecidas, esa es la materia prima para que el sistema carcelario a lo american way of life proceda, índices de pobreza de por sí endémicos y agravándose con el seguimiento del Consenso de Washington y tratados de ´libre’ comercio, dan pie a que el sistema carcelario comience a ser insuficiente en estas naciones subdesarrolladas a perpetuidad, en lo que la ‘guerra contra las drogas’ es el disfraz de la guerra contra los pobres en franco proceso de intensificación.

Para comienzos del 2014 había en las cárceles estadunidenses más reos que los que estuvieran en el Gulag de Stalin, 6 millones, 760 mil personas en reclusión permanente, representando un promedio de una por cada 100.000 habitantes, el más elevado del mundo.[44] A 2015 el número de reclusos ascendía a 2.300.000 en todo el país.

Es precisamente en Louisiana, el estado en donde se encuentra la cárcel más grande de los EU, la Penitenciaría Estatal conocida como ‘Angola’, traslapándose su pasado de plantación de esclavos trabajando el algodón y la caña de azúcar, a prisión en la que abunda el trabajo forzado, hoy como ayer, abundancia de negros bajo supervisión de capataces (policías) montados a caballo, reminiscencias del ayer.

The Corrections Corporation of America, ubicada en Georgia, es un caso similar como una otra prisión para trabajo esclavo. Chris Hedges, es el nombre del periodista que ha explorado el tenebroso cuan oscuro sistema carcelario usamericano en su libro: La Ilusión del Imperio –el cierre de la alfabetización y el triunfo del espectáculo-, indagación en la que denuncia el hecho de que una población empobrecida y cada vez menos educada es apta para la nueva esclavitud carcelaria, dando cuenta de la ardua situación que padecen los reclusos en este fragmento de un discurso: “Hacemos un llamado por todos aquellos que se han vuelto invisibles, los que desaparecieron detrás de los muros de la prisión, que se han vuelto víctimas de violación, tortura, palizas, aislamiento prolongado, privación sensorial, de la discriminación racial, de las pandillas de presos, de trabajo forzoso, de la comida podrida, sin atención médica, con niños encarcelados con adultos, presos obligados a tomar medicamentos para inducir letargo, poco o nada de calefacción y ventilación, con décadas de sanciones por delitos no violentos, y violencia endémica. Es necesario condenar un estado que perpetúa ese abuso”.[45]

Condiciones inhumanas, es lo menos que se puede decir sobre el sistema penitenciario estadounidense, pero lo de más fondo radica en que esta realidad semi oculta se la comen y digieren toda clase de propagandistas de la ‘libertad y la democracia’ que se practica en el mejor de los capitalismos posibles.. Comedores de pecados insolentes que guardan en el subconsciente el lado oscuro de la sociedad envilecida que el decadente capitalismo procrea. No pudiéndose ocultar ya la pobredumbre que yace en el zócalo de la Gran Estatua.

Al parecer la Treceava Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos permite el trabajo forzado en las prisiones: “como castigo de un delito por el cual el responsable haya sido debidamente condenado”. Lo que en las condiciones del agudo deterioro económico que padece la Prima Economía del Mundo (otrora) dan lugar a que ahora la población de pobres de adentro y la que arriba del Sur, se constituya en la carne propicia para ser explotada con esta nueva modalidad.

Es tras del 11-S-01 que aparece Detention Watch Network, una nueva modalidad que hace permisible la reclusión de los indocumentados, obviamente con la estrategia ‘anti terrorista’ la creciente de reclusos ilegales se habría de multiplicar por cientos y miles, tanto de los supuestos terroristas capturados fuera y dentro de los EU, pero sobre todo, el mayor contingente pasan a ser los indocumentados provenientes de México y Centroamérica, que afectados por la pobreza y las guerras ‘anti narcotráfico’, se ven obligados a emigrar hacia el Norte acaparador, cada vez más.

La movida ajedrecística en procura de mayores penas y delitos se activa desde la administración Reagan, cuando se procede a modificar las leyes utilizadas para arrestar y retener por más tiempo a los reclusos, sobre todo en los delitos relacionados con la venta de drogas, una jugada doblemente perniciosa para los de abajo, se les embrutece con estupefacientes y/o se les recluye. Así es como a partir de la década de los ochenta el porcentaje de personas arrestadas por delitos ‘contra la salud’ se incrementó en un 11% → las cárceles son insuficientes → se construyen cárceles bajo administración privada. La ‘solución’ a este otro círculo vicioso.

Para 2015 ya eran cien las cárceles privadas operando en toda la Unión Americana regidas por dos grandes corporaciones: “Corporations of America (posee 66 cárceles, con 91.000 prisioneros, ganancias anuales 1700 millones) y Geo (65 prisiones, 65.700 detenidos y 1600 millones de ganancia). Estos dos grupos aumentaron un 46% sus ganancias, entre los años 2007 y 20014”.[46]

Así pues, consumidores y vendedores de estupefacientes e inmigrantes indocumentados, 400 mil detenidos por año, son los dos grupos que se perfilan como los más aptos para convertirse en los reos a explotar. El Congreso toma cartas en el asunto, lo que indica que se trata de una política de Estado: “El Congreso formuló una cuota que requiere que el Departamento de Seguridad Interna, asegure 34.000 personas al día en centros de detenciones por violaciones migratorias”.[47] Lo que significa una infamia, aprovecharse del pobre y desvalido, de los desposeídos de la tierra por el Capital y para colmo desempleados que migran buscando un trabajo para sobrevivir, en un horizonte económico que se cierra más y más, dando cuenta de cómo el efecto-defecto del accionar industrial capitalista saca provecho de los desamparados orientándolos hacia una nueva esclavitud.

A 10 millones de dólares ascendió la cuota que los nuevos carceleros le otorgan a los congresistas y jueces encargados de dictaminar las leyes que hacen permisible un mayor enclaustramiento; a tal grado de desfachatez llega la pulsión carcelaria que “los estados se comprometen a que las cárceles privadas tengan entre 95 y 100% de ocupación, se esto no se cumple, el estado tiene que pagar”.

Si hasta 1970 estaba prohibido por ley que empresas privadas emplearan a los reclusos en sus empresas, a partir de 1980 el Departamento de Justicia y el Congreso Estadunidense levantan la restricción: “En los últimos 30 años, hay 37 estados que permiten que los prisioneros trabajen a cambio de $0.93 a $4.37 por día”.

El grado sumo del negocio pérfido lo realiza el propio gobierno federal, con una corporación gubernamental llamada Unicor, al servicio del Departamento de Defensa: “Más de 20.000 reclusos trabajan en estos programas, haciendo chalecos antibalas, cascos, cables para producir misiles, (incluyendo los que se utilizaron en los misiles Patriot durante la Guerra del Golfo)”.[48]

Relación de trabajo que violenta todo derecho y norma propia de la reglamentación jurídica burguesa que dicen sustentar los de las barras y las estrellas. Y en sí a los derechos humanos y al derecho internacional. Prisioneros mal pagados fabricando armas. Buen ejemplo de la decadencia económica y ética del Imperio. Lo que aún y siendo en un porcentaje minoritario del trabajo empleado para elaboración de armas y demás mercancías de poderosas empresas, marca un precedente peligroso a un próximo futuro.

La tendencia es de una creciente con la incorporación más reciente de “IBM, Motorola, Microsoft, Telecom, Target, Pierre Cardín, Macys. Entre 1980 y 1994 las ganancias de estas empresas se incrementaron de $392 millones a 1310 millones de dólares”.[49]

Antony Lowenstein. En un trabajo condensado en el libro Capitalismo del Desastre –una radiografía de la catástrofe-, hace ver que empresas transnacionales tales como G4S, Serco y Halliburton han obtenido multi-millonarias ganancias en Afganistán. Irak, Siria, Líbano, así como también en Haití y Nueva Guinea. Nada que no se diera por consabido en la ruta del pretexto tras el 11-S e incorporándose Haití, otro caso de desastre generado por los ‘dioses de la tierra que provocan temblores’ (sic), aprovechado magistralmente por los imperialistas yanquis para ejercer en este pedazo de isla su plan de sometimiento de pueblos enteros. Siendo el caso de que describe el modus operandi de estas compañías carroñeras que tras de la guerra -o del desastre ‘natural’- plantan confinamientos para refugiados o cautivos, como es otro caso en Nueva Guinea, en donde empleando fondos que les proporciona el gobierno australiano, la Transfiel Services administra un centro de detención en el que aplican la esclavitud que podemos llamar capitalista.

La tendencia apunta claramente hacia un mayor aprovechamiento de esta mano de obra cautiva, presidiarios e inmigrantes ilegales que potencialmente pueden ser empleados en estas prisiones u otras que están en proceso de edificación. Por lo pronto en Wisconsin los reclusos empiezan a desplazar a trabajadores sindicalizados. Obvio, a los capitalistas se les llenan los ojos de estrellas con la posibilidad de que el trabajo cautivo se incremente de manera complementaria al trabajo barato del Sur, contribuyendo asimismo al abaratamiento del trabajo en los propios Estados Unidos.

Wisconsin es un estado en el que el modus operandi de los hermanos Koch lo convierte en un modelo de estado reaccionario, toda vez que en base a la aplicación del método comprar a dólar al gobernante e imponerlo, éste hace todo lo que puede, por principio de cuentas, para destruir los sindicatos.

La reducción de impuestos a intereses especiales por la cantidad de 141 mdd, es otro pago del favor de haberlo hecho gobernador, se trata de Scott Walker, gobernador en funciones en Wisconsin hacia el 2011.

Charles G., y David H. Koch, empresarios dedicados a la rama energética y al mercadeo de productos domésticos, teniendo su sede en Wichita, Kansas: “De noche son una de las fuerzas más poderosas y ocultas de la política estadounidense –cuyo objetivo confeso es deshacerse de toda regulación gubernamental. De hacho han utilizado una gran parte de su dinero proveniente del petróleo para crear y financiar una maquinaria política derechista tan vasta, tan extendida y tan influyente que en los círculos políticos se le conoce como el ‘Kochópodo’”.[50] Buen ejemplo de la casta de empresario de carácter totalitario que viene apareciendo en las últimas décadas conforme el capitalismo imperialista se va afianzando. Lo quieren todo bajo su propiedad privada.

A través de su fundación ‘Estadounidenses a Favor de la Prosperidad’ (sic), contribuyen a financiar al reaccionario Tea Party y a todo engendro del demonio capitalista semejante. Personifican la actual compulsión productivista, fomentando las desregulaciones y anulando lo que resta del welfare state, compulsivamente se empeñan en evitar cualquier reforma auténtica al sistema de salud, cualquier medida en contra la polución maquinal, negando por consiguiente el cambio climático; sistemáticamente opuestos a los sindicatos y como ya vimos a la educación pública. Proceden a sacar provecho de su ‘inversión política’: “Enterrada en el proyecto de ley del gobernador para supuestamente ‘reparar el déficit’ hay una disposición sin relación alguna que permite la venta sin licitación de plantas energéticas, de enfriamiento y de calefacción propiedad del estado. Y en Wisconsin, ¿quién creen ustedes que es el principal cliente para comprar plantas energéticas? Industrias Koch”.[51] Así de cerrado y venal es el mundillo dominado por los capitostes, para desgracia pública.

27-05-2016 Revisado a 22-05-2016

NOTAS

[1] Michel Parenti. “EE.UU.: El Holocaustro Oculto”, en: Washington Contra el Mundo. Una recopilación de Rebelión.org, Foca 2003: 273.

[2] Ibídem.

[3] Ibíd: 274.

[4] Ibíd: 274-279.

[5] David Rosner y Gerald Markowitz. TomDispatch. “Dos, tres… muchas Flints –el plomo sigue envenenando a los niños de Estados Unidos-“. Rebelión.org. Traducción de Carlos Riba García. 15-02-2016.

[6] Michel Parenti. Op.Cit.: 280-81.

[7] Vicenc Navarro. Sistema.  “La Administración Obama”. Rebelión.org. 17-01-2009.

[8] David Brooks. “Estados Unidos padece una epidemia de muertes por sobredosis de drogas recetadas”. La Jornada. Rebelión.org. 20-01-2016.

[9] Ibíd.

[10] Moncadista. “EE:UU., paraíso de los psiquiatras –la masacre de Newtown-“. Rebelión.org. 19-12-2012.

[11] Ibíd.

[12] Ibíd.

[13] David Sirota. Truthdif.com. “Ciudades y estados pagan cuantiosos honorarios secretos a Wall Street”. Rebelión.org. 29-04-2015. Traducción de Carlos Riba García.

[14] Oscar Ugarteche y Ariel Noyola Rodríguez. “La bolsa en auge y la economía estancada”. Rebelión.org. 16-06-2014.

[15] Paul Craig Roberts. InformationClearingHouse. “Otro informe falso sobre el desempleo en Estados Unidos”. Rebelión.org. 8-10-2012. Traducción de Germán Leyens.

[16] David Brooks. La Jornada. “La guerra contra la educación pública”.Rebelión.org. 5-01-2013.

[17] Las fundaciones que más destacan promoviendo el movimiento reformista son la de “Bill Gates, (Microsof), la familia Walton (de Walmart), Mark Zuckerberg (Facebook) y Eli Board (su fortuna es de la aseguradora Sun Life) Michael Bloomberg (de Bloomberg y actual alcalde de Nueva York)”. Ibíd.

[18] Ibíd.

[19] Craig Roberts. “Otro informe falso…”.

[20] Marco Antonio Moreno. El Blog Salmón. “La Fed compra basura hipotecaria para reactivar la economía de Estados Unidos”. Rebelión.org. 19-09-2012.

[21] “Baja drástica en la clase media en EU”. Reuters. La Jornada, 23-08-2012. Informe proporcionado por el Centro de Investigación Pew.

[22] José Antonio Rojas Nieto. “El drama económico estadunidense”. La Jornada, 6-01-2013.

[23] Ernesto Carmona. MapochoPress.  “La Reserva Federal imprimió 16 billones de dólares para salvar grandes bancos”. Rebelión.org. 23-10-2012.

[24] IAR Noticias. “Quienes controlan el negocio del plan de rescate financiero: El papel de Goldman Sachs –corrupción, política y lobby bancario-. Rebelión.org. 8-10-2008.

[25] Les Leopold. AlterNet. “Seis sorprendentes revelaciones sobre el ‘gobierno secreto’ de Wall Street”. Rebelión.org. 5-12-2011.

[26] Ernesto Carmona Op.Cit.

[27] Ibíd.

[28] S. McCoy.Cotizalia.com. “Goldman Sach, vampiro del Capitalismo”. Resumiendo el trabajo de Matt Taibbi: “The Great American Bubble Machine”, publicado en la Revista Roling Stone. Rebelión.org. 16-07-2009.

[29] Frederick Kaufman. Foreign Policy. “Cómo creó Goldman Sachs la crisis alimentaria”. Rebelión.org. 10-05-2011. Traducción de Jorge Aldao revisada por Caty R.

[30] Ibíd.

[31] Ibíd.

[32] Ibíd.

[33] Ibíd.

[34] Ibíd.

[35] Ibíd. Index Funds: “fondos de inversión con carteras que rastrean diversos índices, en este caso, los índices de Materias Primas”. Ibíd.

[36] Ibíd. Heders: Participantes en el mercado de futuros realizando coberturas, manteniendo una posición abierta en el mercado al contado, que representa una posición contraria para reducir el riesgo de que los precios fluctúen.

[37] Ibíd.

[38] Gustavo Duch Guillot. “Goldman Sachs, el negocio de hambrear”. Coordinador de la revista Soberanía Alimentaria, biodiversidad y culturas. Autor de Sin Lavarse las Manos y Alimentos Bajo Sospecha.

[39] Ibíd.

[40] “Estados Unidos, la mayor cárcel mundial –tierra de ‘libertad’: 5% de habitantes y 25% de la población penal mundial-“. Bolpress. Basado en una investigación de Global Research. Rebelión. 25-11-2013.

[41] Salvador Capote. Resumen Latinoamericano. “El encarcelamiento masivo como estrategia imperial”. Rebelión.org. 23-10-2013.

[42] Ibíd.

[43] Ibíd.

[44] Henry Blodget. Business Insider. “Hay más presos en EE.UU. de los que hubo en el Archipiélago Gulag de Stalin”. Rebelión.org. 28-03-2014. Traducción de Beatriz Morales Bastos.

[45] Elaine Tavares. “La nueva esclavitud”. Rebelión.org. 31-10-2015.

[46] Anahí Rubin. TeleSur. “Mano de obra esclava en las cárceles de Estados Unidos”. Rebelión.org. 17-08-2015.

[47] Ibíd.

[48] Ibíd. Piezas de misiles Patriot fabricados por la Lockheed Martin.

[49] Ibíd.

[50] Bill Press. Progreso Semanal. “La última adquisición de los hermanos Koch: Wisconsin”. Rebelión.org. 7-03-2011.

[51] Ibíd.

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados