LA CRISIS VA…. ARRASTRANDO TODO

Escrito por on May 10th, 2016 y archivado en Destacado, Galería Fotográfica, USA-Imperio. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

LA CRISIS VA…. ARRASTRANDO TODO

incendioUSA-Imperio

 

LA CRISIS VA…. ARRASTRANDO TODO

(Primera Parte)

 

Las sociedades de consumo son las responsables fundamentales de la atroz destrucción del medio ambiente. Ellas nacieron de las antiguas metrópolis coloniales y de políticas imperiales que, a su vez, engendraron el atraso y la pobreza que hoy azotan a la inmensa mayoría de la humanidad. Con sólo el 20 por ciento de la población mundial, ellas consumen las dos terceras partes de los metales y las tres cuartas partes de la energía que se produce en el mundo. Han envenenado los mares y ríos, han contaminado el aire…, han saturado la atmósfera de gases que alteran las condiciones climáticas con efectos catastróficos que empezamos a padecer…. Los bosques desaparecen, los desiertos se extienden, miles de millones de toneladas de tierra fértil van a parar cada año al mar. Numerosas especies se extinguen.

Fidel Castro Ruz

Las élites imperiales y sus lumpenburguesías satélites ‘necesitan’ superexplotar hasta el exterminio recursos naturales y mercados periféricos para sostener las tasas de ganancia de su decadente sistema productivo-financiero”.

Jorge Beinstein

Así va el mundo cuando está en manos de psicópatas, criminales y ladrones. Un mundo en el que los valores más altos son el dinero, los beneficios y la apariencia.

Pascal Sacre

 

Capital Agio, desquiciando al mundo y destrozando la Biósfera

 

Una interpretación somera de los acontecimientos en la corta duración inmediata, de los días, meses, dos tres años de un lustro, marcan pilotes de la secuencia de corta a media duración con procesos que se convierten en tendencias relevantes de importancia transitoria, peldaños como elementos estructurales de los procesos continuos, sucesos impactantes o contundentes que marcan las tendencias históricas punteando el constituyente sistémico de larga duración que viene a ser las estructuras capitalistas y su desempeño efectuado en instituciones permanentes que configuran el status quo.

Miríadas de acontecimientos que en su mayoría se dispersen sin trascender, aun y quedando registrados por diversos órganos sociales asignados a su recolección e irrelevantes o propios de la banalidad de lo mucho que produce la superficialidad del cotidiano recogido por los noticieros, dentro de este enorme quehacer humano, pero que son parte del registro y entretenimiento baladí a que se predisponen los mass media.

Con ojo clínico en la contradicción de los acontecimientos se detectan, pues, las tendencias predominantes en las corrientes que componen el caudal del Gran Río de la Historia, cuyo segmento contemporáneo constituido por el pasado reciente y el día a día en el que vamos existiendo los vivientes, denotan el haber ya entrado, desde hace unas cuantas décadas, (si buscamos un hito insignia lo marcamos en 1971) en el torrente que se acelera, cuando el Río se acerca a la cascada de alta caída, arrastrando consigo todo lo que contiene su caudal desbordante (y lo que en él vaya cayendo).

El rumbo al abismo está sentenciado por el desenvolvimiento irracional del Capital y su dominio desenfrenado indetenible que hace irreversible la destrucción de los ecosistemas y con ellos de los recursos naturales indispensables para la reproducción de la vida de múltiples especies, incluyendo a la humana, la especie depredadora por excelencia, causante del colapso ambiental, así Antropogénico en cierne, como algunos estudiosos lo grafican, lo que en términos históricos no es más de las tres décadas que distan pare el 2050 cronológico, en un punto de ruptura que debe estar aledaño, más menos un lustro a esa fecha.

Pudiéndose realizar tomas instantáneas de hechos y procesos al día que marcan la tendencia general, el gran curso aconteciendo manifestándose en muy diversos sucesos. Un retrato de un día, una semana que refieren muy diversos sucesos que reflejan la problemática global que aqueja al orbe, constituyendo el continuum de la larga duración que marcha bajo el ritmo de tambores y trompetas que la banda capitalista hace sonar en estas aciagas décadas.

Lo que genera el dominio mundo capitalista con sus ciegos afanes pro consolidarse como hegemón favorable a una exigua plutocracia coronando las diversas etapas de este Sistema, provocando problemas y tenciones intra e internacionales cuya escala son el termómetro de la marcha entrópica al abismo. No se puede seguir depredando al Planeta y pretender que los recursos finitos durarán para el resto del siglo, ahora que su exhaustivo uso industrial terminal o contaminante a dentelladas de monstruo, acaban con las mejores tierras, el agua potable, los hidrocarburos y cuantos minerales se requieran para muy diversos usos, y peor cosa en la cosificada productividad para la sociedad de consumo tipo supermercado, la depredación intensiva que afecta a fauna y flora, continental y oceánica, se calcula que la depredación exhaustiva en los mares agotará sus otrora ‘recursos inagotables’ en el transcurso de este tiempo límite para el fin del Largo Siglo XX, al seguirse implementando la pesca industrial y artesanal, pero cooptada por las grandes compañías que mercantilizan los especímenes más preciados.

La propia polución industrial o artesanal llevada a cabo en todos los océanos para sustentar e incrementar la vida de más de 7,000 millones de seres humanos cautivos en los parámetros de dominio capitalistas, representan el gran sacrificio de carnes para saciar el apetito de los pudientes que se agencian la mejor alimentación, pero también de los que están en la sobrevivencia y los consumidores clase medieros abastecidos en supermercados en prácticamente todo el mundo a un ritmo de abastecimiento-consumo insostenible en las próximas décadas.

Depredación que se intensifica tornándose con la globalización omniterráquea por lo que todo hábitat valioso es sometido a una explotación-expoliación intensiva, asegurando su próximo o mediato agotamiento en términos históricos garantizados por el seguir efectuando tal explotación bajo parámetros capitalistas, esto es irracionales para términos ecológicos y por tanto anti económicos, propios pues del desempeño capitalista genéricamente anti natura.

La risible farsa de la pasada reunión efectuada en París a noviembre del 2015, y su confirmación en abril del 2016, ejemplifica lo que acabo de exponer. Cuando es un hecho científicamente comprobado que las actividades industriales y sus deshechos causan un impacto tal en la biósfera y en la atmósfera que altera su condición natural, los desgraciados propietarios de las grandes empresas con sus gobiernos gerenciales hacen todo por ocultar este problema del tamaño del mundo, como queriendo tapar el sol con un dedo.

Puesto que esta crisis global y total, estructural e histórica, afecta no sólo a los países del Tercer Mundo, sino que incluye a los países metrópolis, si bien se da la diferencia de que son los segundos quienes depredan y usufructúan para sí en mayor proporción que los primeros, siendo los segundos los que inciden en el territorio de las periferias causando en ellos la expoliación centrípeta. En lo que va incluido la traslación de la industria pesada y contaminante a las periferias.

El empeño de los siete hermanas fusionadas, hoy Big Oil, por igual que los países de la OPEP, es el mismo en cuanto su fin no es otro sino el de extraer y procesar cuanto petróleo está a su alcance y sea rentable. Empresas como Exxon-Mobil se han empeñado en negar y hacer parecer, comprando a científicos, que no hay tal afectación por la polución de hidrocarburos, y aunque lleguen a admitirlo, no peor ello van a dejar de seguir extrayendo y procesando toda reserva que caiga en su propiedad, puesto que es su Negocio, mientras que para los opeistas es su ingreso mayor. Por lo que e incluso estando en lados opuestos de la economía mundo y con geoestratégicas encontradas, terminan por unificarse en el propósito extractivo determinando que todo yacimiento factible sea explotado al menor plazo posible.

Detectándose que la manipulación de los precios a la baja es un movimiento ajedrecístico realizado en el mercado de derivados por el establishment imperialista, posible por el control que tienen sobre de ellos incluyendo la incidencia que el factor especulativo conlleva al influir en los precios de los commodities. La manipulación de los precios a la baja, en esta coyuntura, juega a su favor puesto que pueden comprar barato lo que mañana venderán caro, toda vez que los hidrocarburos baratos ya pasaron a la historia, es cuestión de unos cuantos años para que su precio vuelva irremediablemente a subir, y en las sucesivos lustros no dejen de incrementarse conforme las reservas más accesibles y de mejor calidad sigan agotándose, tal es el caso en México con la fosa de Cantarell, ya en sus últimas absorciones.

Así pues, los planes de las empresas nacionales y de las grandes privadas del chapopote y el gas, por igual dictan que la polución industrial prosiga sin modificación cuantitativa, pues la energía alterna y renovable y para mejor, no contaminante, por tanto, verdadera alternativa, al no poderse suprimir el dominio de los monopolios, queda descartado su mejoramiento e implementación, toda vez que son los intereses capitalistas ligados a un productivismo industrial basado en el petróleo, el gas o el carbono, energéticos altamente contaminantes que manejados por empresas intransigentes que sólo ven por su beneficio, son y serán explotados hasta la saciedad.

Cuando la crisis profunda en lo referente a la energía y al consumo radica, precisamente, en la excesiva dependencia del petróleo. En el triple accionar del proceso: producir-transportar-transformar. Desde la energía empleada para extraer el agua de riego, los fertilizantes y plaguicidas para cultivos básicos, cada vez más obtenidos empleando técnicas industriales artificiales pretendiendo superar la agricultura artesanal con plantes genéticamente modificadas (transgénicos) según esto adaptadas al cambio climático, para ser un doble aspecto negativo que pretende destinar amplias tierras de cultivo, por ejemplo en África, para ‘salvarlos de la hambruna’, con estos organismos modificados bajo patente de empresas que se rigen por la ganancia capitalista, y concentrándose también en la obtención de agro combustibles y demás monocultivos requeridos en el mercado que representan aspectos secundarios para el interés primordial que es la siempre indispensable producción de alimentos, pasando a ser por estas implementaciones artificiales un tipo de agricultura altamente contaminante y de elevado gasto energético.

Que hoy día se producen alimentos suficientes para alimentar a la población mundial es un hecho, e incluso se indica que el potencial productivo alimenticio daría para cubrir hasta una población de unos 12 000 millones de seres humanos, claro, las hambrunas que padecen más de 500 millones de personas es debida a la desigualdad congénita que el capitalismo forza en la producción y distribución de alimentos, en parte debido a la especulación que se lleva a cabo en el mercado de buitres carroñeros.

El caso es de que la productividad alimentaria se nos dice da para más, empero, el problema radica en el ¿cómo se están produciendo estas cantidades asombrosas?, y en el: ¿será una producción sostenible?, y todo indica que no será el caso.

El activo modo de producción agroindustrial depende en grado extremo del petróleo y más si se toma en cuenta los procesos de transformación de los alimentos así como su transporte. Agricultura insustentable y tendiente a agravar la problemática de la alimentación mundial, debido a que se practica cada vez más recurriendo a grandes extensiones de monocultivos en manos de compañías exportadoras que emplean agroquímicos y pesticidas, generadora de desiertos verdes en grado sumo contaminantes y agotadores de los recursos vitales, como la propia tierra de cultivo, sometida a una explotación intensiva que termina por ser exhaustiva y contaminante; lo mismo vale para el recurso hídrico empleado, lo otro son los abonos y el petróleo utilizados en el funcionamiento de las bombas extractoras del líquido vital.

Así como los insecticidas altamente contaminantes. Lo que se complica con la implementación de plantas genéticamente modificadas, artificio antinatura que terminará por ser contraproducente a la alimentación mundial, por su franco carácter monopólico, propio de Monsanto, Syngenta, Cargill, unas cuantas empresas que al hacer de las semillas su Negocio, proceden con la ingeniería genética a patentar engendros híbridos supuestamente mejorados y más resistentes, pero que probado está resultan ser de menor calidad nutritiva y peor cosa hasta cancerígenos. Llegando con las semillas de uso único (se plantan dan fruto y mueren) a patentar el artificio que requieren para controlar la producción en el campo, prefigurando la posibilidad de llegar a establecer el monopolio en la agricultura que es el sueño dorado del empresariado, potencial dominio del mundo hambreado. Poniéndose en peligro la alimentación de cientos de millones en los países que hasta ahora dependen de la agricultura tradicional, a la que se aprestan a exterminar estas ‘monsatánicas’ aberraciones capitalistas.

La Humanidad entera estaría en manos de capitalistas que harían de los alimentos mercancías manejadas a precios de monopolio y control empresarial sometiendo el cultivo tradicional de la tierra que es el que alimenta a las mayorías en los países de la periferia, lo que aunado a la especulación de los alimentos básicos en el mercado crematista, conduce a la hambruna generalizada, procurando la dependencia absoluta de la necesidad primaria bajo control de los holdings.

La elevación de precios en los alimentos padecida en el 2008 súbitamente provocó el hambre a más de 140 millones en un año, para elevar el total a 1.000 millones de personas, conociéndose a los culpables: inversores institucionales abreviados como zinzins, igual a bancos, fondos de pensiones bajo control bancario o bursátil, fondos de inversiones (supuestas), aseguradoras, además de las grandes sociedades de comercialización como Cargill, complementados con los mecanismos de especulación-agio conocidos como hedge funds (fondos de cobertura de riesgo), garantizados –a fin de cuentas- por el Estado que paga sus quebrantos con fondos públicos.

Supuestos inversores que en realidad actúan como viles especuladores y todavía en el Congreso de Washington se forma una comisión encargada de investigar ‘un posible rol de la especulación en el alza de los productos básicos’ (sich).

Y los investigadores por muy lerdos y pusilánimes que sean tuvieron que concluir que sí, la demanda inflada pro procedimientos especulativos causó los sobreprecios en los commodities, acaparando la producción a futuro, no por intereses de uso requerido sino por un particular interés de abuso en la obtención de ganancias monetarias.

El mundo arrastrado por la plutocracia, tal y como desde el siglo XVI en las bolsas holandesas, después inglesas, francesas, alemanas…, los especialistas del agio embaucando a las masas, haciéndolas caer en la trampa de las ganancias fáciles temporales, se suben a la rueda de la fortuna de la bubble card, sin prever la inevitable próxima caída (Vid ‘La Conspiración de los estafadores A). El contagio por la ganancia fácil que el capital dinero hace posible en las bolsas, arrastra por el torrente que impulsa la causa de fuerza mayor de quien ‘encarna el ánima lucrativa del capital’, determinando que los cauces de la realidad social vayan por rutas que les convienen y favorecen, no habiendo de otra, la competencia obliga a inmiscuirse en las praxis capitalistas, no siendo menos que el otro, o no dejándole al otro ‘lo que vos podéis hacer en vuestro propio provecho’, principio del  a fortiori, (o imperativo a fortiori).

Si uno ve la película llamada ‘La Gran Apuesta’, que en realidad debiera tratarse de la Gran Estafa, advierte la amnesia que sufren los agentes del mercado monetario posibilitando que sólo unos cuantos percibieran lo obvio y recurrente de que se estaba viviendo otra burbuja a pocos años de otra, por no decir que desconocen lo que ocurrió en el 29, y ni leyendo a todos los ‘economistas’ burgueses, desde Adam Smith hasta Milton Friedman van a entender nada de lo evidente. Así de estupidizados están los partícipes de la embriaguez monetarista. ¡Ah!, pero se trata ‘del fin del capitalismo’. (Personaje del film dixit). Mejor sí, su descripción de la economía casino. Pero esos tipos, los apostadores, en realidad no son ningunos héroes, sino unos tueros en un reino de ciegos favorecidos con la Gran Estafa que pagan los de abajo.

Bastaría con echar un vistazo al libro escrito por John K. Galbraigth, The Great Crash 1929, publicado originalmente en 1954, para tener una idea precisa y suficiente de lo que aquella calamidad representa en la historia de las ‘South Sea Bubble’ con sus causalidades prototípicas.

El sólo capítulo IV intitulado: ‘In Goldman Sachs We Trust’, radiografía los procedimientos envolventes cuan engañosos que provocan las crisis de sobrevaloración y su desenlace catastrófico.

Presentándose los factores y las conductas, el ethos y el pahatos característicos del desquiciamiento cremático, comenzando con el delirium tremens del avorazamiento, para cuando en aquellos años de prosperidad, los especuladores de siempre y los ideólogos proselitistas pregonaban un auge prolongado, si no es que permanente.

Tiempo de fusiones de grandes compañías absorbiendo a otras medianas y pequeñas, consiguiendo centralizar las matrices en Nueva York o en Chicago, procediendo a eliminar la competencia provinciana. Agua, gas, electricidad acaparada por holdings, así como grandes almacenes, teatros, cines, que también fueron concentrados en los años veintes, representando estos últimos el inicio de la manipulación mediática, de un ejercicio ideológico que tanta fuerza e importancia cobra para la reproducción del sistema a partir de entonces.

Cuando que la pieza clave del mecanismo especulativo que condujo al Crack del 24 de octubre de 1929 vino a ser la implementación de la especulación mobiliaria, apareciendo trust de inversión calcados de los ya habidos en el Reino Unido, gracias a los cuales se conseguía una diferencia drástica entre “los volúmenes de los valores corporativos en circulación y los activos realmente existentes. Los primeros podían ser dos, tres veces superiores a los segundos, o cualquier múltiplo de éstos”.[1]

Base de la especulación acrecentada que como bola de nieve se desliza atrapando a masas de incautos que siguen el call marketing de bienes raíces y atractivas ofertas de mercados hipertrofiados, conjuntando en las bolsas misceláneas de artificios encantadores que engolosinan a los pececitos ávidos de la milagrosa multiplicación del dinero…, sus ahorros comprometidos.

Las actividades de los ‘trust de inversión’ en sus procedimientos cabales facilita la circulación tendiente a la concentración y al incremento del dinero, principiando por su funcionamiento correcto bajo desempeño regulado de los administradores institucionales que cobran por ello una módica comisión.

Pero la responsabilidad y la cautela de los traficantes de dinero dura poco y el ‘trust de inversión’ degenera en una sociedad anónima de agio, manejando acciones preferentes por sobre la ordinarias orientadas a las hipotecas ‘cuyas rentas invertían de nuevo en caso de que la administración lo creyese oportuno’. “Cualquier posible tendencia por parte de los tenedores de acciones ordinarias a intervenir en la administración era cortada de raíz mediante la preventiva medida de vender a los inquietos tenedores valores sin derecho a voto, o bien encuadrando sus derechos de voto en un grupo electoral controlado por la administración”.[2]

Configurándose de esa manera la relación capital-agio en la que los tiburones de la Bolsa conducen cardúmenes por corrientes especulativas que desembocan en burbujas, las que al reventar proporcionan ganancia extrema a los dueños del casino.

Incluso y cuando la Bolsa neoyorquina admitió muy tardíamente a los trust de inversión en su seno, hasta fines del 28 principios del 29, mas el desarrollo de tales organismos especulativos fue tan vertiginoso que unos pocos meses de operar bastaron para realizar la multiplicación desquiciadora, pasando a ser los causantes del torrente final que terminó por desbordar los contenedores.

En 1928 los trust de inversión incorporaron a 186 nuevos negocios para sumar un total de 265, mismos que permiten pasar de una venta de títulos estimada en 400 millones de dólares (mdd) a 3,000 mdd en el 29, esto es, “unas once veces el volumen de comienzos de 1927”.[3]

Convirtiéndose el trust de inversión en la institución adecuada y preferente para activar la especulación agio, la que venía a reforzar la escalada de instituciones orientadas al agio en la creciente cremática: “Bancos de inversión, bancos comerciales, agencias de cambio y bolsa, corredores de valores y, lo que es todavía más importante, otros trust de inversión, se ocuparon afanosamente en aquella época de dar a luz nuevos y más poderosos trusts”. Cuyo funcionamiento detentaba la estructuración capitalista a favor de la cabeza auspiciante que fungía como patronazgo del trust, siendo el padrino quien dirigía el negocio y así el manejo de los montos monetarios, su inversión precisa para benéfico del mayor porcentaje que le correspondía como tajada de león. “…, invertía sus fondos y recibía una gratificación calculada sobre un determinado porcentaje del capital o los beneficios. Si el patrocinador era una entidad dedicada a la compraventa de acciones, recibía además una comisión por compras y ventas de valores realizadas por cuenta de su trust. Muchos de estos patrocinadores eran bancos de inversión, lo cual significaba, en efecto, que tales bancos ‘fabricaban’ títulos para luego colocarlos en el mercado. Sin duda, este procedimiento les permitía asegurarse una satisfactoria oferta de negocio”.[4]

La variedad en la miscelánea de participaciones monetarias era notable, partiendo de los grandes acaparadores como la Banca Morgan y un poder de intervención extenso en las recién aparecidas -como hongos tras la lluvia- por el auge, siendo estas de menor capacidad pero  no por ello de menor rapacidad. Como el caso de un banquito de Boston cuyo presidente, Chanucey D. Parker, no dejó pasar tan dorada oportunidad para vender títulos por 25 mdd a un público ávido de esas fantásticas crecidas monetarias…, solo para verlos evaporarse, al terminar por hundirse este banco bostoniano….

Los promotores partían de manejar un lote de acciones (warrants) con derecho a obtener otras más a pecio nominal, las que vendían de inmediato con un cuantioso beneficio. “Por ejemplo, una de las empresas del ya mencionado señor Chanucey D. Parker –con el ortodoxo nombre de Seaboard Utilties Shares Corporation- emitió 1.600.000 acciones ordinarias, a 10,32 dólares la acción. Sin embargo, no fue éste el precio pagado por el público. Quienes compraron a 10,32 fueron Parker y sus colegas, los cuales, a su vez, revendieron sus participaciones a un precio que oscilaba entre 11 y 18,25 dólares la acción, y repartieron el beneficio consiguiente con los corredores que colocaron los valores en el mercado”.[5] Lo de una y otra vez, pero no lo entienden los desmemoriados, como monos trepadores suben una y otra vez al árbol de la Bubble Card, ahora rueda de la fortuna para despeñarse al vacío.

Con más peso J.P. Morgan, ‘padrino’ de la United Corporation, aparecida en enero del 29, realizó un efecto inflacionario de burbuja, comenzando por ofertar un paquete de acciones ordinarias y otro de preferentes a clientes escogidos y socios, al módico precio de 75 dolaritos, una ganga premeditada, puesto que al salir al mercado su precio de inmediato asciende a 92 dólares, 94 por la sobretasa en circulación y tan sólo cuatro días después a 99 U$D.

Tan maravilloso efecto multiplicador impulsaba la aparición de más y más trust que admitían un número de clientes inusitado, en el efecto avalancha, dando paso a la sobrevaloración de toda clase de títulos, para que estos valiesen mucho más que los activos a que hacían referencia. “La única propiedad del trust de inversión eran acciones ordinarias y preferentes, obligaciones, pagarés, hipotecas, bonos y el dinero al contado que pudiesen poseer (muy a menudo no tenían oficinas no tazón social; la entidad patrocinadora cobijaba al trust de inversión en sus propias oficinas)”.[6] Un paso adelante en las S.A. de capital oculto.

Y los trusts subieron a los cuernos de la luna respaldados por los sabios consejos de muy destacados expertos en finanzas, eminencias de Michigan, Yale, Stanford pontificando sobre las bondades de tan prodigiosa maquinaria de multiplicar los dólares.

La maniobra cremata por excelencia vino a ser el ‘mecanismo de la palanca’, un deslizador a mayores cuantías concretadas como emisiones de obligaciones con acciones ordinarias y preferentes, invertidas a un rendimiento fijo estipulado de antemano. “En un trust de inversión, el papel de la palanca lo desempeñaba la emisión de obligaciones, acciones preferentes y acciones ordinarias, lo cual permitía, más o menos exclusivamente, adquirir una cartera de acciones ordinarias. Cuando el valor de las acciones ordinarias subía –lo cual se daba siempre por supuesto- no se alteraba el de las obligaciones y acciones preferentes del trust. Estos títulos tenían un valor fijo debido a que su rendimiento había sido especificado de antemano”.[7] No tratándose precisamente de la palanca de Arquímides sino de la palanca de los midas man.

Lo que tratándose del efecto palanca detentado por otro trust pasa en escala a multiplicar el alza del 700 al 800% por sobre una base inicial tasada a un 50%, y ascendiendo vertiginosamente en los meses que corrían a principios de 1929. Y los trusts de inversión siguen engendrando más trust de inversión. Los elefantes probando la resistencia del peso de la telaraña.

Toda institución monetaria con presencia en el mercado participando en la inflación de la super burbuja elevando los precios de las acciones que pasan a ser viles papeles sin sustento real. “La milagrosa palanca permitía realizar estas operaciones con costos relativamente ínfimos o nulos para el hombre situado al final de toda la cadena de trust. Quien o quienes ponían en marcha un trust y conservaban un paquete de acciones ordinarias, obtenían las consiguientes ganancias del capital derivadas de la bendita palanca, con las que fácilmente y mediante un ligero toquecito al mecanismo conseguían ulteriores y superiores ganancias, las cuales hacían posible un tercero y aún mayor trust”.[8] ‘En Dios confiamos se multipliquen al por mayor’, ganancia de socio fundador.

Un ejemplo notable del prodigioso incremento proyectado por la palanca mágica lo representó el caso de Harrison Williams. Eficiente palanquista que con un sistema de trust de inversión en cadena ligado a holdings, alcanzó ganancias de casi 1,000 millones de dólares partiendo del valor real de una pequeña empresa valuada en unos 6 millones de dólares hacia 1921, la Central States Electric Corporation.

Otro caso de milagro multiplicador vino a ser el de la American Foundes Group, cuya empresa originaria que dio paso al trust de inversión apareció en 1921, fallando en un primer intento por encaramarse entre las grandes fieras del mercado monetario, cuando que una magra inversión de 500 dólares pasó a darle nueva vida logrando montarse sobre la ola de la compulsión ya in crescendo a final de los años 20, viendo cómo las entradas le favorecen tornando los números rojos en negros para 1927, registrando ventas entre 70 y 80 millones de dólares. La transición al éxito fue tal que para 1929 se contaba con 30 compañías dentro del Grupo American Foundes.

En ese año la United Founders Corporation, su compañía más importante “poseía recursos por un valor total de 686.165.000 dólares. El grupo en su conjunto era archirrico, con un activo valorado en más de mil millones de dólares a los precios de mercado de entonces, cifra que podemos considerar la más importante de las conseguidas a partir de un desembolso de 500 dólares”.[9]

Por increíble que parezca, y aquella barbarie monetaria era producto de una orgía incestuosa posible por las conexiones en la cadena de holdings con empresas comprándose las acciones de las otras incluidas en el propio holding, por lo mismo carentes en gran medida de capital real al ser meras instituciones empeñadas en el manejo del capital dinero.

Lo de mayor repercusión histórica en este caso es el papel jugado por la Goldman Sachs & Company, posicionada a la sazón como un grupo de inversión, agente de cambio y bolsa, que aun y entrando tardíamente al festín khremata, lo hizo con tal impulso que en un año batió records de ganancias agio.

Aparecido en diciembre del 28, la Goldman Sachs Tradens Corporation comenzando con una emisión de un millón de acciones por un valor de 100 mdd, vendiendo el 90% al público a 104 U$D.

Para febrero del 29, Goldman Trading Corporation se fusiona con Industrial Securities Corporation, otro trust de inversión para que su suma de activos se valuara en 235 mdd, representando una ganancia superior al 100% en menos de tres meses: “El día dos de febrero, apenas tres semanas antes de la fusión, el papel por el cual inversores originales habían pagado 104 dólares, se vendía a 136,50. Cinco días más tarde, el 7 de febrero, no se compraba por menos de 222,50. El valor que representaba esta cifra era aproximadamente el doble del de todos los títulos, caja y otros activos en poder de la Trading Corporation”.

Para que el banco-trust-holding que pasaba a ser Goldman Sachs, dada su monomanía ególatra, hacía por su propia causa “comprando sus propios valores con inusitado fervor. El 14 de marzo había comprado 560.724 acciones de su propia cartera con un desembolso total de 57.021.936 dólares”. [10] Para marzo deja de auto-comprarse pasando a revender parte de la cartera a Willian Crapo Durant, quien a su vez la revende al público.

En julio la Trading Corporation junto a Harrison Williams fundan la Shenandoah Corporation, abriendo con una emisión de 102.500.000 $, que para septiembre se había elevado siete veces más: “El papel de Shenandoah se emitió a 17,50 dólares. Sobre este precio base de emisión se desarrolló una contratación realmente vigorosa. Ofrecida al mercado, abrió a 30, alcanzó la cota de 36 y cerro a 36, es decir 18,5 por encima del precio de emisión (al acabar el año era ocho veces y una fracción superior a éste. Cuando llegó el rechinar y crujir de dientes se cotizaba a cincuenta centavos)”.[11]

Pero tal era el frenesí desquiciado (el delirium tremens) que el 20 de agosto se fundaba la Blue Ridge Company, con el mismo corporativo de la Shenandoah que incluía a un distinguido abogado neoyorquino convertido en poseso del desenfreno de nombre John Foster Dulles: “De sus 7.225.000 acciones ordinarias (también se hizo una considerable emisión de preferentes), Shenandoah suscribió un total de 6.250.000. Goldman Sachs aplicaba ahora la técnica de la palanca con verdadera saña superadora”.[12]

Y la burbuja no hacía sino inflarse más y más, significando esta inflación de valores ficticios el que aparecieran nuevos mecanismos de apropiación de acciones. Tres días después de la aparición de Blue Ridge, Goldman Sachs adquiría a la Pacific American Associates, un trust de inversión de presencia importante en la Costa Oeste, el que a su vez había absorbido otras compañías en la región, detentando un capital cercano a los 100 mdd. De tal fusión surgió otra emisión de la Trading Corporation por 71.400.000 dólares a toma del capital comercial de la American Company, la holding californiana que a su vez poseía el 99 % de las acciones ordinarias de la American Trust Company. Y qué felicidad, los dólares en su propiedad no hacían sino incrementarse exponencialmente.

Como se puede comprobar, el número de trust de inversiones iba en plena etapa de propagación cuando se cayó el globo inflado; necesario es entender que adentro del globo solo había papeles sin valor real. En agosto del fatídico año un fiscal federal auxiliar visita las oficinas de la Cosmopolitan Fiscal Corportation y a una casa de inversión llamada Financial Courselor, no encontrando en casa a los responsables del changarro, cuyas oficinas, como detalle -cuenta John K.- tenían una mirilla en la puerta, semejante a las de los establecimientos de bebidas alcohólicas clandestinas, tan prolíficas en la misma época como los hongos trust, que así como se inflaba la superburbuja hasta reventarla, se inflaban los cuerpos y cerebros con alcohol, en aquella desquiciada etapa a ritmo de charlestón.

El  nuevo acreedor del mundo se embriagó en la compulsión khremata a como se da el desquiciamiento en la embriaguez, pérdida del sentido de la proporción y el control de los actos. A consecuencia de los cambios drásticos provocados por las conmociones de la Gran Guerra, EUA pasó a tener más de la mitad de las reservas mundiales de oro, detentando la mayor capacidad productiva y por ende la mayor exportación de mercancías, merced a lo cual se convierte en líder del comercio mundial, redondeando la naciente hegemonía al convertirse en el país acreedor preponderante, arrebatándole tales puestos a Inglaterra, Francia y Alemania.

“En septiembre de 1929 hubo más ofertas de valores de trust de inversión que en agosto –el total fue superior a los 600 -. No obstante, la casi simultánea promoción de Shenandoah y Blue Ridge significó el pináculo de la nueva era financiera [sich]. Resulta difícil no maravillarse ante la imaginación implícita en esta locura gargantuesca”.[13]

Y las acciones, ya debieran saber, el mes entrante comenzaron a caer como las Twing Towers en caída dinamitada (con nanotrmita). Y si en el pináculo de su gloria la Goldman Sachs logró cotizar sus acciones a 104 dólares por título, en la Depresión su valor real era de 75 centavos de dólar.

Lindo ejemplo de cómo los estafadores del Templo propician la gran inflación que da lugar a la Gran Depresión. Lo que unos ochenta años después viene repitiéndose ante este asalto final del capital agio bajo parámetros de dominación monopolista transnacional.

La especulación monetaria deviene en ser el clímax de la fiebre compulsiva por la obtención de ganancias que afecta a los hombres desde que el oro concentra la apropiación de riquezas. La ari sacra fames multiplicada por la proliferación de papel dinero, y de un dinero garantizado en papeles que permite proliferar los valores falsos intensificando la fiebre, para cuando la productividad capitalista saquea al mundo en el afán de saciar al plutócrata poseído en el desenfreno propio de su antinatural afán del exceso placentero.

“Mas estas gentes hacen de todas estas artes asunto de negocio, en  la creencia de que este es el fin, y de que todo debe conspirar al fin”. (Aristóteles. Política Lib. I). Hacer usura con los auténticos valores de la tierra es el Gran Pecado, diría Santo Tomás, partiendo del generar usura por dinero prestado, acto en sí injusto, pero más en principio –y he aquí el principio de la actual khremata-, “porque se vende lo que no existe”, meretriz de la gran desigualdad. (Santo Tomás. Tratado de la Justicia Cap. XXII).

Enfermedad de la fiebre dorada elevada a su máxima temperatura. El dinero manejado (emitido) por banqueros es el origen del mal. Culminación del linaje de la casta dorada allegada a la multiplicación dineraria para su mayor concentración como capital privado, el grado sumo del adinerado como banquero y tenedor de acciones de múltiples industrias y demás empresas; el capitalista supremo, la formidable maquinaria hacedora de riqueza existente producto de un sistema de explotación racionalmente puesto en funcionamiento, trastornado por la sempiterna ari sacra fames, se torna en irracional alcanzando la abominación khremata del lucro sistémico. (Vid Max Weber Economía y Sociedad “La dominación no legítima”).

La especulación llevada a cabo en los Templos de Pluto convertidos en paraísos del agio, desde Wall Street y la City pasando por Suiza, Luxemburgo, a las Bahamas, las Islas Caimán, Panamá y ahora Reno Nevada, Delawer… testifican la expansión del capital agio en el desenfreno de la especulación multiplicada, así como en la cobertura del dinero pirata que evade impuestos,  constatando que el Capital culmina su delirio desenfrenado con la especulación masiva convertida en un delito escandaloso tolerado por los gerentes que el adinerado ubica en las residencias de gobierno.

El todo se compra todo se vende conduce a la preferencia de especular con los bienes más preciados de la tierra, puesto que estos son garantía de ganancias exponenciales. Llegándose con la especulación en alimentos a incidir en los grados supremos del capital agio que en su delirium tremens no tiene escrúpulos para obtener ganancias monetarias incidiendo en el sector primario así y esto repercuta en el hambre de millones de personas y en la inanición de un creciente número de afectados.

El propio Banco Mundial constató que el 80% del alza de los precios de los alimentos “indujo la hambruna de 2008-09 que ocasionó la muerte de dos millones de personas en Asia y África”. En tal circunstancia de manera obligada el gobierno de Suiza, es decir, de un país que en realidad es un paraíso fiscal y centro monetario, le pide a sus ciudadanos que no apoyen la propuesta de los socialistas que promueven contra la especulación con los alimentos: “si prohibimos la especulación, los especuladores abandonarán Suiza y conseguirán sus beneficios económicos en cualquier otro país [imperativo a fortiori]. Con el dominante pensamiento neoliberal el lema es: ‘Profit über alles, para la ética no hay lugar’. Ciertamente, el pueblo suizo cumplió y rechazó la iniciativa con un margen cercano al 67 por ciento. Los centros financieros de Zurich y Ginebra controlan a algunos de los mayores especuladores con los alimentos en el mundo”.[14] Conspicuo ejemplo de por qué bajo la égida del Capital el mundo, la Humanidad está condenada a padecer flagelos que de este Sistema provienen, y que sólo finiquitándolo hará posible el reverdecer de la auténtica vida.

Para que en los EU el dinero empleado en el manejo de los bienes primarios en el mercado index trading pasara de 13.000 mdd en el 2003 a 260.000 mdd en marzo del 2008: “Los precios de los 25 bienes primarios cotizados en estos mercados subieron el 183% durante ese mismo período”.[15] Constatándose cómo pueden alterar el mercado en base a su participación. Si en 2004 ésta no procuraba a alterar los precios era debido a que el capital agio estaba ocupado en otras estafas, pero para el 2008, toda vez que la burbuja de la basura hipotecaria estaba por reventar, era tiempo de fuga inmediata sobre los commodities, incrementándose su participación en más de 240 veces, para ser hasta un 14% en dicho mercado.

Ergo, compras a futuro efectuadas entre 2007-2008 en grandes cantidades de maíz y trigo por parte de los agiotistas repercuten en el alza descomunal de productos primarios, logrando que sus ‘inversiones’ les reditúen con creces a costillas de provocar con su inquina un alza en los productos de la tierra indispensables para millones de personas y el equilibrio básico de la economía.

“La crisis financiera de 2007-2008 provocada por el bandidismo bancario tuvo principalmente dos consecuencias. Primera, los fondos especulativos (hedge funds) y los grandes bancos se desplazaron después de 2008 hacia los mercados de bienes primarios, en especial a los de materias primas agrícolas, abandonando algunos sectores de los mercados financieros. Los precios de los tres alimentos de base (el maíz, el arroz y el trigo), que cubren el 75% del consumo mundial, explotaron. En 18 meses, el precio del maíz aumentó un 93%, la tonelada de arroz pasó de 105 a 1.100 dólares y la tonelada de trigo harinero duplicó su precio desde septiembre de 2012, superando los 271 euros. Esta escalada de precios genera beneficios astronómicos a los especuladores, pero mata en los barrios miserables a centenas de miles de mujeres, de niños, de hombres. La segunda consecuencia es la fiebre de los hedge funds y otros especuladores por las tierras cultivables del hemisferio sur. Según el Banco Mundial, en 2011, 41 millones de hectáreas de tierras cultivables fueron acaparadas por fondos de inversiones y multinacionales únicamente en África. Y el resultado fue la expulsión de los campesinos”.[16] He aquí que Bill Gates y Monsanto se aprestan a ir al rescate.

Pero ante tal crimen qué decretan los órganos encargados del control de los mercados: ‘que los zinzins no son especuladores’. La CFTC, Commodity Future Trade Commission, institución de regulación y control, ha caído bajo la égida de los capitostes, lo que les permite a sus holdings obtener ganancias estratosféricas, ante las cuales las multas que si acaso les llegan a aplicar como ‘castigo’ resultan ridículas por su monto, nada comparable a las ganancias estratosféricas que obtienen, qué son tres dígitos contra más de seis o siete.

La ‘justicia’ estadunidense procede poniéndose al servicio de los especuladores, considerando que tales especímenes están en su derecho de especular con los alimentos, para hacer de esta relación a favor del capital-agio una consigna de Estado en pleno desarrollo, pues se convierte en un imperativo del establishment.

Y así por el estilo que: ‘¡Hasta en un 80% o 90% de las transacciones en el sector energético manejadas por las bolsas son especulativas!’. (Reporta Michael Greensberg, profesor de la universidad de Maryland).[17]

La elevación de precios en los alimentos básicos ocurrida en el 2008 es un augurio de un siguiente episodio similar pero de peores consecuencias en la espiral de la Crisis. La hambruna de millones sometidos a los caprichos de especuladores desalmados que sólo velan por sus intereses lucrativos.

El sistema monetario internacional, con sus procedimientos kremáticos que ha erigido por sobre la Economía y la Sociedad contando con la connivencia de políticos venales, logra acaparar la producción y el mercadeo del sector productivo primario de vital importancia para la reproducción de la especie. (Especie que regida por el homo oeconomicus se auto flagela y con ello destroza la Biósfera extinguiendo especies ‘inferiores’ como sólo catástrofes con agentes cósmicos lo habían realizado en el pasado del Planeta).

Bancos y corredores de bolsa empleando procedimientos de ingeniería especulativa (capital agio) que inciden en la compra-venta al por mayor de commodities, manejando sus precios con interés de incrementar ganancias utilizando procedimientos especulativos.

BNP Paribas, Morgan Stanley, Crédit Suisse, Deutsche Bank y Société General, se mencionan como algunas de las entidades monetarias que se vienen abocando a entrometerse en los mercados manipulando los stocks de materias primas: “Es el caso de Crédit Suisse, que está asociado a Glencore-Xsrata, la mayor sociedad mundial de corretaje de materias primas”.[18] Por igual BNP Paribas y el Deutsche Bank inciden con una participación que disloca los precios desde Europa.

Glencore-Xsrata es un caso que ejemplifica la aberración khremata incidiendo en mercados básicos a explotar con la ingeniería especulativa. Empresa fundada y dirigida por un prototipo de bankster o capitoste sin escrúpulos, ubicando su empresa de corretaje en el cantón Suizo de Zoug, distrito de Bahr, un auténtico paraíso fiscal apto para otorgar facilidades a especuladores de ligas mayores.

Marc Rich fue su nombre, muerto en 2013, era un pájaro de cuenta acusado de corrupción y evasión fiscal, siendo admistrado por el ‘Vil’ Clinton el último día de su presencia en la Casa Blanca, (recordemos que este simpaticón presidente gringo también se reservó para los últimos tiempos de su administración la derogación de la Glass Steagall Act que regulaba la concentración y especialización bancaria).

Glencore en particular era un monopolio concentrado en las minas que llegó a controlar casi el 60% del zinc mundial, el 50% del cobre y el 30% del aluminio, así como el 25% del carbón, y en otros rubros lucrativos, el 10% de los cereales y un 3% del petróleo, teniendo presencia en 50 países. Fusionada con Xsrata en el 2013 se fortalece bajo el mando de Ivan Galsemberg, poseedor del 16% de las acciones y que como dirigente se adjudicó ese mismo año una remuneración cercana a los 60 mdd: “El Credit Suisse y Glencore-Xsrata colaboran estrechamente en el mercado chino. Las otras grandes sociedades especializadas en el corretaje (negocio) de commodities (aparte de los bancos, que son muy activos) son: Vitol (Países Bajos), Cargill (Estados Unidos), Trafigura (Países Bajos), Noble Group (Hong Kong/Singapur), Filmar (Singapur), Lois Dreyfus Commodities (Francia), Mitsui (Japón), ADM (Estados Unidos). Los ingresos acumulados de Glencore y de estas 9 sociedades se elva a la colosal suma de 1,2 billones de dólares en 2012”.[19]

Como es de esperar las entidades del capital agio usamericanas no se pueden quedar atrás en competencia por el control-beneficio de los commodities. Así JP Morgan, Morgan Stanley (y no podía faltar) Goldman Sachs, pujan por explotar estas minas de oro que representan el mercado de bienes económicos básicos.

La manipulación de los precios de los commodities se ha convertido en el gran negocio de las transnacionales del agio, provocando inflación, burbujas que al reventar proceden a abandonar el barco cuando está por hundirse. Así se entiende que J.P. Morgan a comienzos del 2014 quiera vender su participación en commodities, por igual que el Deutsche Bank y “Morgan Stanley firmase un acuerdo con la empresa petrolera rusa Rosneft para cederle una parte de su negocio”.[20] Podemos estar seguros de que volverán al asalto cuando los precios se recuperen, pues de inflar estos mercados burbuja viven los midas man en su versión capital agio, todo lo que tocan lo malversan y alteran echándolo a perder, y que se jodan los países exportadores de productos primarios y que Washington vuelva a rescatar a Wall Street en la próxima reventadura de escándalo. (Bean Stearns, Lehman Brothers y Merrill Lynch, estaban en el negocio pero fueron los sacrificados o absorbidos de la ocasión).

Si con Clinton se desregula el mercado monetario (si bien con Nixon – Reagan se dan los primeros pasos), con el Junior la Fed (entiéndase el banco central privado de Usamérica) le autoriza al Citigroup la adquisición de Philbro, una institución de corretaje “alegando que era normal completar la actividad del banco en el mercado de derivados de commodities con la posesión física de un stock de materias primas (petróleo, granos, gas, minerales, etc.)”. Mientras que “Morgan Stanley y Goldman Sachs obtuvieron cada uno su licencia de banco universal en plena crisis, con el fin de beneficiarse de un mayor apoyo del Estado y evitar el destino del banco de negocios Lehman Brothers”. Pues si hasta el 2008 estos dos emporios funcionaban como bancos de negocios, gracias a la Glass Steagall y a una nueva ley bancaria, “pudieron adquirir centrales eléctricas, barcos petroleros y otras infraestructuras. ¡Y es así como Morgan Stanley posee garrabas, barcos petroleros, oleoductos, terminales de petróleo y de gas! Por su parte JP Morgan compró la división commodities de RBS en 2010 por 1.700 millones de dólares, lo que le permitió adquirir 74 naves para almacenar metales, tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos, mientras que Goldman Sachs tiene 112 de éstas”. Para que en conjunto ambos tengan más capacidad de almacenamiento de metales que Glencore. “Tener naves de almacenamiento es fundamental: principalmente en el caso de una sociedad o un cártel de varias sociedades (por ejemplo, bancos) que quieran especular con el precio de un producto reteniéndolo el mayor tiempo posible para hacer subir su precio y luego deshacerse de éste y hacerlo bajar. Eso es exactamente lo que está pasando en el mercado del aluminio desde el 2008”.[21] Almacenando aluminio al por mayor en Detroit,  Goldman Sachs obtuvo ingresos por 220 mdd en el 2010.

Y ¿qué viene haciendo Morgan Stanley como banco holging? Como ya sabrán en Venezuela, la caída del precio del barril de petróleo se debe a procedimientos especulativos propiciados ex profeso para afectar a países dependientes de sus exportaciones de crudo, semiindependientes de Washington.

Un estudio recientemente publicado demuestra cómo los megabancos de Wall Street propiciaron el desplome del petróleo, teniendo el Morgan Stanley (MS) prioritaria participación en el artilugio.[22]

Desde Wall Street las entidades del agio bancario vienen acaparando crudo, metales y otras preciadas materias primas, lo mismo que adquiriendo bodegas y comprando plantas eléctricas, refinerías, haciendo valer las desregulaciones que ellos mismos han fomentado. Y los ilusos todavía hablan de ‘libre mercado’ en el ‘mundo libre’.

La configuración secreta de las Sociedades Anónimas le permiten a los seis bancos más grandes de los EU regentear 14 mil 420 subsidiarias y el que sus transacciones en el mercado de materias primas se lleven a cabo de manera subrepticia. Sí, en la opacidad del libre mercado privado.

Atisbándose que los activos físicos propiedad de Morgan Stanley se facilitan con la compra de Trans Montaigne, partícipe relevante en la producción y comercialización del petróleo canadiense que va a parar a refinerías usamericanas, incluyendo asimismo una participación mayoritaria en Heidmar, empresa que maneja una flota de 100 buque-tanques, incluyéndose también en su holding petrolífero a Olco Petroleum, tenedor de 200 gasolineras en Canadá así como de instalaciones de almacenamiento.

Un esbozo de cómo los monopolios bancarios construyen sus holdings e interfieren en los precios merced a su control propietario. Según admite la propia Reserva Federal: “En 2012, MS, solamente en el área Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, tenía arrendamientos de depósitos de petróleo con una capacidad total de 8.2 millones de barriles, que aumentaron a 9.1 millones en 2012, y luego disminuyeron a 7.7 en 2013”. Así pues, MS un supuesto banco de inversiones pasó a convertirse en emporio petrolero incluyendo depósitos en Europa y Asia y “según la Reserva Federal (la Fed), en 2012 tenía arrendamientos operativos en más de 100 depósitos petroleros con 58 millones de barriles de capacidad de almacenamiento global cuando el mundo entero produce 96.5 millones de barriles al día (hasta enero del 2016) y la legendaria reserva estratégica de petróleo de EU es de 695 millones (http:goo.gl/OpzUzb)”.[23]

Esta capacidad de almacenamiento le permite al MS manipular cotizaciones a capricho pudiendo subir-bajar los precios según sea su conveniencia, a lo que ayuda que el precio del crudo se meneje en dólares y estén sujetos a procedimientos especulativos a futuro, ‘garantizados’ en Wall Street.

Fue la propia FED quien ayudó a Morgan Stanley a salir bien librado en el crack del 2008, procediendo a prestarle unos ¡2 billones de dólares a baja tasa de interés! En un episodio particular del ¡Atraco de los Siglos!

Con la permisibilidad otorgada por ese central bank de los banksters que viene a ser la Fed. Morgan Stanley opera una participación vertical integrada, abarcando desde la extracción del crudo a su procesamiento, almacenaje y transporte terrestre o marítimo, con ventas al mayoreo o menudeo. Un auténtico control monopólico.

Protegidos por la FED, proceden a manipular los mercados del crudo, llevándolo en un primer momento al alza, hasta 150 dólares por barril, para después despeñarlo hasta los 20 dólares. Siendo capaces “de apalancar sus transacciones petroleras en el mercado de futuros con un factor de 95 a uno”.[24]

Duplicidad en el organigrama del capital imperialista que funciona con dispositivos de capital agio para dominar los mercados a su favor. “La Fed finge asombrarse cuando MS es uno de sus bancos privados que lo encarnan / El gran juego consiste en que Wall Street, sea un poder mundial como arma financiera geoestratégica de EU (http://goo.gl/KmNE9v)”.[25] No dejando de estar incluidos en el Gran Atraco J.P. Morgan y Goldman Sachs así como en la especulación con el crudo.

Entiéndase, son lo mismo y los mismos de la cúpula del poder repartiéndose el negocio. El chairman de MS, James Gorman -por pura casualidad un judío-estadunidense- es elegido al consejo de la Fed de NY por tres años, el auténtico centro del Centro monetario mundial.

Para luego, por increíble que parezca, acusar a México de de haber propiciado el derrumbe del barril de crudo. Cínica burla. Pues ni Quique Peña, ni Luisito Videgaray tienen idea, ni malicia, ni la más remota posibilidad de hacerlo. Pero hay que entender que esto es parte del encubrimiento que estas entidades agiotistas emplean como cortina de humo, tiran tinta de pulpo.

Sí siendo cierto que el ‘México neoliberal itamita’, así de mal conducido por estos empresarios, tecnócratas, politiquillos fundamentalistas del neoliberalismo, son permisibles como vendepatrias y apropiadores virreyes a respaldar en todo lo que pueden la incidencia del capital extranjero, dejando subsumido a México en el arrebato de los monopolios transnacionales que lo re-contra-colonializan  y tornan cada vez más dependiente.

Así proceden a adueñarse de los activos principales del país la tétrada de pudientes bancos usamericanos que incluyen al Citigroup, dueño y señor de Banamex. Lo dice con todas sus letras y significado Jalife-Rhame: “Ergo, el ‘México neoliberal itamita’, a espaldas de su disfuncional Congreso y sus desinformados/engañados ciudadanos, participa en el derrumbe de su propio petróleo para beneficiar a los megabancos de Wall Street y a la estrategia financierista de EU de asfixiar a sus rivales geopolíticos Rusia, Irán y Venezuela”. (Ibíd). Más alineado y sobajado no podía estar en México felizmente neocolonizado por los Pri-Panistas.

De la burbuja.com al petróleo, al sector inmobiliario, a los alimentos, los especuladores se pasean por el mercado inflando globitos, multiplicando el dinero electrónico, causando alzas en productos básicos como la soja a la que en el 2008 hicieron subir un 61.5%.

Llegando a la apoteosis del capital agio con el fondo de inversión belga ‘KBS-Life MI Security Food Prices 3’, cuyo lema fue: “Sacad provecho del alza de los precios de los productos alimentarios”. Una oportunidad de oro se avecina con “la penuria del agua y de tierras agrícolas explotables”.[26] Secundados por cuatro de los principales bancos franceses, quienes en el 2008, justo al comienzo de la crisis alimentaria, crean 18 modalidades de especulación aplicables al mercado de alimentos. Alcanzando el grado más perturbado de la aberración khremata. Banksters como midas man que van del papel dinero, al dinero plástico, al dinero electrónico que obtienen como premio sin preocuparse de las consecuencias funestas de su accionar repercutiendo en la explotación irracional de  las fuentes de vida.

La bancocracia existe y con ella los holdings de transnacionales propietarios de las principales empresas que controlan el Mercado Mundial, para ser unos cuantos dueños que a través de ellas obtienen beneficios de escándalo, sí, los pocos que viven a costillas de los muchos.

Se informa[27] que de un universo compuesto por 43.060 grandes empresas, 737 accionistas que representan el 0,123% del total, controlan el 80% de su valor, para que una cantidad menor de 146 accionistas, el 0,024%, controlen el 40% del valor total, estando tales capitostes estrechamente relacionados entre sí. Con datos del 2007.

Mencionándose cinco grandes consorcios que se manejan a través de holdings: “1 BlackRock, con participación en 8.241 empresas. 2 State Street, participación en 5.841 empresas. 3 Deutsche Bank. Participación en 5.288 empresas. 4 BNY Mellon, participación en 5.200 empresas. 5 JP Morgan, participación en 5.084. 6 AXA, participación en 4.794 empresas. 7 Invesco, participación en 3.948 empresas. 8 UBS, participación en 3.800 empresas. 9 Credit Suisse, participación en 3.400 empresas. 10 T.RowePrice, participación en 2.179 empresas”. 10 grandes consorcios para controlar buena parte del Mundo-Mercado.

A saber quienes son los verdaderos dueños y cuales y tales empresas son de su propiedad y/o controlan con cierto porcentaje de las acciones que no necesita en muchos casos ser muy grande para hacer efectivo el control-dirección o la obtención de beneficios.

Perfilándose BlackRock como el villano mayor, que a 5 billones de U$A en manejo de activos, asciende la estimación de su caudal, beneficiándose de la derrama bursátil y de la deuda engendrada por este mismo capital agio, a ser pagada por los gobiernos con fondos públicos.

El megaespeculador Larry Fink –por mera casualidad un judío-estadunidense-, mandamás en BlackRock, como buen buitre está a la caza de la siguiente reventadura que ellos mismos propiciarán para realizar compras a precio de ganga, pronosticando que las acciones podrían desplomarse otro 10% en el caso de las cotizaciones referentes al petróleo, cuando el precio del barril a 25 dólares representa una bella oportunidad para comprar a la baja.

Dándose por un hecho que están detrás de la privatización –todavía simulada- de Pemex, y/o su destrucción: “BlackRock se despachó con la cuchara grande de la privatización de Pemex (http:77goo.gl/6m2AnE), donde destaca su interconectividad con la triada itamita de Bailleres/Aspe/Videgaray (https://goo.gl/Eqrjo) mediante la bisagra de Evercore (Https://goo.gl/M3NW5u).[28]

Difícilmente se puede escudriñar en la opacidad de las redes laberínticas de la S.A en donde serpentean los tentáculos de los pulpos monopólicos del capital agio de carácter imperialista. Sonando no obstante plausible que el “máximo criminal financierista global con máscara de filántropo” que viene a ser George Soros –por mera casualidad un judío-estadunidense- sea un alfil de los Rothschild: “El connotado geopolitólogo alemán-estadunidense William Engdhal señala a Soros como uno de los principales hombres de paja de los Rothschild, quien goza de información privilegiada en los canales más importantes tanto gubernamentales como privados en EU/Europa/Israel”.[29]

Inmiscuidos al parecer, amos y prestanombres, en el Irán-contras, viniendo a ser, a partir de aquella triangulación antisandinista, los artífices del Templo de la especulación en México: Edificio Omega, por entonces titiriteando a los gobiernillos panistas en correlación con el semillero itamita de empliadillos de gobierno cortados a la medida del Consenso de Washington.

Y ojo, porque el poder monetario de estos engendros de Mammón los hace sospechosos, aquí sí, de financiar, no de especular, a las ‘revoluciones de colores’ y  ‘primaveras árabes’; a los inconformes aburguesados en Argentina y Brasil, y no se diga de emprender la guerra económica en contra de Venezuela, así como de enquistar en Ucrania un régimen nazi, a consecuencia de lo cual ‘la Open Society Foundation’ (OSF) sale expulsada de Rusia. Misma entidad pseudo humanitaria que financia fachadas como la Human Right Watch, el Foro Económico Mundial de Davos y al CFR, así como, a decir de Free Repulic, funge como uno de los principales donadores de Wikipedia/Wikimedia’.[30]

En España se siente su fétido aliento, pues BlackRock, por intermedio de George Soros, procede a comprar viviendas públicas en Madrid a bajo precio. La marca de la casa del escudo rojo, o debo decir, la mano negra.

Empleando Larry Fink una frase emblemática de los antepasados de su estirpe: “que corra suficiente sangre en las calles”, atribuida a Nathan Mayer Rothschild, el patriarca de la dinastía ubicada en Londres.

Menciona de paso AJ-R el caso de Malasia Airlines, sobre lo que podemos añadir que se trata de uno de esos atentados que benefician a los de la mano negra. Trátese del caso de la misteriosa desaparición del vuelo MH370 ocurrida el 8 de marzo del 2014, entre cuyos pasajeros viajaban cuatro ingenieros chinos empleados de Freescale Semiconductor, ubicada en Austin Texas, presuntos titulares de una patente compartida con esa empresa que al desaparecer le queda sin más a esta. Pero: “¿A quién pertenece Freescale Semiconductor? La respuesta es a Jacob Rothschild. El multimillonario británico es el propietario de la empresa Blackstone, la cual a su vez posee la compañía Freescale”.[31] ¿Corrió la sangre en el océano índico? De cierto que esta aeronave desapareció como si hubiera desaparecido en el otrora misterioso Triángulo de las Bermudas; pero apuesto a que no fueron abducidos por los extraterrestres ni tampoco se fugaron por una puerta magnética a otra dimensión.

La Historia se adentra en la dialéctica negativa que el Imperio promueve, cual círculos viciosos auspiciados por la garantía capitalista. Más extracción, más refinación e industrialización petroquímica con sus miles de productos derivados se traduce en mayor polución en los años por venir, suficientes para provocar el colapso ambiental.

Los círculos viciosos a como procede el desarrollo capitalista revelan una secuencia en la que el capital imperialista realiza su juego de manera cada vez más perversa. Conglomerados de corporaciones constituidos como holdings S.A. concentran industrias, bancos, empresas del sector servicios, grandes almacenes y cadenas comerciales, disponiéndose a explotar los recursos que restan en el Planeta sacrificados en el altar del Gran Mammón de sus ganancias continuas, requiriendo de intensificar la dominación imperial que les garantice acceso preferente a los recursos y materias primas estén en la entidad geopolítica en la que estén. Tal es el imperativo contundente que propicia su actividad agresiva.

Qué BlackRock requiera del Departamento de Defensa viene a ser la vuelta de la flecha que marca este círculo negativo de tan nefandas consecuencias para los pueblos. El Pentágono debe proceder a implementar la conquista de la tierra con valor agregado, a más de que al realizar su función bélica está realizando uno de los negocios más preciados del capital imperialista yanqui, las guerras que le garantizan a los del complejo industrial militar la venta de sus artefactos mortíferos y destructivos. Se anuncia que Boeing despide a cientos que suman miles de empleados. Lockheed Martin, Northom Grumman. La hidra bélica tiene preponderancia y a la vez la función de ganarle a sus hermanas petroleras, a la Big Pharma, a las Monsatánicas, los espacios requeridos para su explotación garantizada. Simbiosis maligna.

Puesto que el dominio de los monopolios no se puede detener actuando estos embriagados en dólares de una manera irracional con egolatría epónima de los capitalistas…, amos del munso sin encontrar contrapeso.

La farsa de la sociedad ‘postindustrial’ queda al descubierto en la contaminación avanzada que afecta a los países industrializados, misma que están extendiendo a otras partes del mundo al trasladar su industria pesada a las periferias en procura de elevar su tasa de ganancia aprovechando mano de obra más barata y regulaciones ambientales laxas, así como funcionarios públicos (politiquillos mediocres) altamente corruptibles, que ofrecen condiciones de ganga, propias de países colonizados que se honran con el arribo de las empresas de prestigio (sic). Paisitos como México y Colombia en América Latina, por no decir todos los del sureste asiático y algunos africanos, son parte de esta periferia re colonizada, servilmente entregada al capital transnacional.

Los paliativos a la polución de tierras, aguas y aire no son sino una farsa, una manera de incidir en la putrefacción del sistema capitalista, doblez procedimental que hace del supuesto combate a la polución un negocio más, el colmo de la khremata capitalista, procedimientos tales como los bonos de carbón, mecanismos de desarrollo limpio, el programa de reducción de emisiones por deforestación y degradación ambiental, los organismos genéticamente modificados adaptados al cambio del clima, las bioenergías, la ingeniería ambiental, en realidad se aplican en procura de intensificar las ganancias a costa de mayor depredación ambiental, mercados artificiales que privatizan los bienes naturales más preciados.

La vorágine inversa, no la selva comiéndose a la humanidad, sino la humanidad destruyendo las selvas, procede a mil por hora….

Y cómo no ha de ser así sí, la reconversión de Rusia y China al capitalismo globalizan la explotación despiadada a efectos de capitalización. Putin debe lamentar en gran medida que la facción plutócrata que domina la política imperialista de los de Washington decidieran ir por Rusia a la mala, es decir, no como socios (‘nuestros socios’ Putin dixit) coparticipes junto al Estado ruso en la explotación de los recursos naturales de la más grande nación del planeta, evidenciándose que los quieren en condiciones más favorables al capital monopólico, porcentajes de propiedad mayores.

Estando dispuestas ambas partes a ir por el petróleo del Ártico. Rex Tillerson, gerente general de Exxon-Mobil rebosaba de júbilo por el hallazgo, junto a sus ‘socios rusos’ del petróleo habido lo más al norte del Planeta, lo que a sus patrones le cayó de perlas, decidiéndole bonificar su salario anual para que alcanzara los 33 millones de dólares, (Informó The Guardian a 25-05-15).

En tales condiciones imperantes ¿alguien puede pensar que el Big Oil se preocupe por el calentamiento global y la destrucción de los ecosistemas, y que se anuncie que el nivel del mar y su acidificación van a marchas aceleradas? Obvio que no.

Las mayores firmas fósiles, Peabody, Glencore, Astrata, Exxon, Shell, Chevron, Total, BP rechazan el consenso científico e invierten más de un billón (trillón) de dólares sobre reservas con valor de mercado de entre 23 y 27 billones de dólares, aunque así harían irreversible el ya de por sí acelerado calentamiento”.[32] Lo que le espera al mundo.

Así que Tillerson de Exxon prosigue haciendo planes para ir por el petróleo de las arenas bituminosas de Alberta calificando de ‘maquinaciones políticas’ las advertencias de la inminencia de la debacle ambiental. Los planes de extracción del petróleo difícil siguen avante, van sobre las aguas profundas, el de las lutitas y esquisto, el de los polos ya detetado y por encontrar. Celebra este chairman el que la administración Obama haya escriturado nuevos reglamentos permisibles al “uso de la fractura hidráulica de alto volumen, en tierras federales e indígenas y aplaudió que, a petición del secretario de Energía, altos funcionarios del gobierno participaran en el Artic Research Study, del National Petroleum Council para el que ‘… el gas y petróleo del Ártico de EU pueden hacer una contribución significativa en la promoción de la seguridad energética nacional y global’ (sic)”.[33]

No estará creciendo la productividad en los países desarrollados a como en sus épocas doradas pero el crecimiento-afectación de la Natura es imparable, efectuado de una manera ya decadente y por ende con mayor grado de nocividad, el desquiciamiento del capitalista engendrador de la monstruosa máquina la torna indetenible, por lo que su grado de afectación alcanza los niveles apocalípticos de la Abominación Desoladora.

Big Pharma, Big Business

Tanto dinero en juego deja poco sitio para la ética. Pascal Sacre

Una sociedad artificial y peor que eso, en muchos sentidos antinatural, fomenta trastornos y padecimientos físicos y mentales propios del modo de vida citadino, acorde con el prisionero en el supermercado contaminado con cualesquier cantidad de productos químicos y afectado por la invivible radiaciones de ondas electromagnéticas.

Resulta espeluznante que nuestros alimentos estén de una u otra manera contaminados por productos químicos, así como también el que una cantidad de más de 100 mil sustancias tóxicas pululen por el medio ambiente, como potenciales plagas mortíferas (apocalípticas).

Pero para el capitalista avezado todo es negocio, y dado que el número potencial de enfermos en las sociedades de supermercado es inmenso, pues es la demanda creada por la american way of life extendiéndose como contaminación urbana por todo el planeta, se manifiesta como un potencial mercado a explotar con una medicina mercantilizada.

En donde por igual que en otros sectores empresariales, los dueños de los monopolios trasnacionales se coluden con los gobernantes, sus patrocinados y empleados y/o ex empleados potenciales, para agenciarse grandes beneficios monetarios a costa y costo de la salud de los enfermos, empleando una perversa estrategia de miedo manejada para causar psicosis en el ciudadano medio con el propósito de inducirlo a consumir medicamentos que ‘le han de mejorar la salud’ o curarlo de enfermedades ciertas y/o imaginarias, presentadas en su horizonte de vida con perversión maquinada subliminalmente inducida con la mercadotecnia. Supuestas afecciones las tengan o no enfermos enfermados, adecuados usuarios de medicamentos de curación parcial.

Grandes corporaciones y gobiernos manejando un mercado potencial y efectivo de enfermos y enfermados manipulado de tal manera que produce enormes ganancias monetarias a empresarios capitalistas, pasando a segundo término la salud del enfermo real. Nuevas patologías amplifican la demanda y generan medicamentos más avanzados, pero también la oferta medicinal, como buen ofertismo neoliberal, propone nuevas enfermedades tornando al enfermo potencial en enfermo permanente propenso a tratamiento.

“El marketing del miedo… Es una estrategia global para vender productos y servicios impopulares o prescindibles que como segunda ventaja ofrecen control social, pues no hay sociedad que presionada por el miedo no abrace las medidas que propongan sus autoridades para ‘vencer’ sus causas”.[34] Un artilugio semejante al empleado con el terrorismo.

El enfermo perfecto para el negocio de la farmacopea, el Vademecum de cientos de páginas. El ‘enfermo’ permanente es el cliente perfecto de la medicina mercantilizada, propia de las otrora florecientes clases medias citadinas, la amplia capa del consumo generalizado.

The Big Pharma es uno de los pilares que aún sostienen la decadente industria usamericana, y lo es de manera tal que se constituye en uno de los más grandes negocios mundiales comparable al sector bancario y petrolero.

La industria farmacéutica con un puñado de empresas controlando el mercado de la salud, explotación mercantil de una necesidad humana básica, se constituyen en empresas de uso preferente bajo parámetros de ganancia exacerbada por prácticas de monopolio.

Desde la administración Reagan se toman medidas favorables al desempeño de las grandes farmacéuticas, permitiendo la acumulación de capital en el sector ante la laxitud de la tributación promocionada por los reganomics, pasando por encima de normas éticas. Es decir, poniendo la salud de millones de personas de objeto a ser explotado por proyecciones mercadotécnicas en función de acrecentar ganancias.

Compañías farmacéuticas estadunidenses se vieron favorecidas por la Ley de Extensión de Patentes Hatch-Waxman, aprobada por la mayoría republicana en 1984, dotando condiciones de mayor plusvalía por las medicinas patentadas en extensión y en ganancia a corto plazo. Lo que se hacía extensivo al mundo entero con la aparición de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en 1994, operando a favor de que las reglas de comercio mundial se apliquen favoreciendo al Gran Capital.

Siendo así desde la constitución del período neoliberal, las farmacéuticas en los EU se convirtieron en una industria tan protegida como prioritaria de manera similar a la petrolera. Sus cargas fiscales son laxas, muy inferiores al promedio de la gran industria: 16,2% versus 27,3%.

También en Inglaterra el Big Pharma es un Big Business, siendo la 3a industria más rentable, sólo detrás de la banca (sic) (más bien, de la City, el paraíso del capital agio londinense) y del turismo (sic). Como es sabido, no hay ya propiamente industria en Inglaterra, la cuna de la Revolución Industrial.

Así las cosas no debe sorprender que la tasa de ganancia de las mayores empresas farmacéuticas compitan y eventualmente superen en algunos años a las del sector bancario (al menos lo que estos declaran oficialmente). Tal fue el caso en el año 2000 en que Pfizer, la mayor compañía farmacéutica estadunidense, obtuviera con una tasa de ganancia al 18.6%, porcentaje superior al  15,8% de los bancos comerciales.

En el 2002 Pfizer se fusionó con Warmer Lambert y Pharmacia, convirtiéndose en la mayor empresa farmacéutica del mundo, ganando el 11 por ciento del mercado global. Un lustro antes ese preciado lugar lo ocupaba la empresa Merck pero tan solo pudiendo cubrir el 5%. Pfizer: ‘Life is our Life’s Work’, con sede en New York, tuvo ventas en el 2000 por 30.440 millones de euros (mde), con una ganancia neta de 6,690 mde.[35]

A Pfizer se le imputan en el Libro Negro de las Marcas realizar ensayos clínicos amañados y publicar los resultados de una manera no veraz, teniendo un historial digno de figurar en tal libro. Pudiéndose acusar de ejercer una medicina colonialista de conejillos de indias en África negra.

Haciéndole trampa a la competencia Bristol-Myers Squibb y su producto Ampho-Moronal. Pfizer coloca su Difulcan en el mercado, anunciándolo como el mejor antimicótico, logrando convertirlo en el más vendido tras de realizar pruebas comparativas tramposas en las que suministraron el Ampho-Moronal por la vía oral, y no como es debido, inyectada. El Difulcán paso a ser el antimicótino más recetado en el mundo, haciéndole obtener 1,000 mde a Pfizer en 1996.

Fue en 1996 en Nigeria cuando Pfizer aprovechó una epidemia de meningitis para probar su antibiótico la trovafloxacina, administrada a niños enfermos por un grupo de médicos que viajó con tal fin al corazón del África negra. Once niños murieron a consecuencia del tratamiento.

Aquella acción fue a tal grado imprudente como inmoral así como escandalosa hasta el grado de llegar a merecer un reclamo en uno de los periódicos del establecimiento, el Washington Post, quien publicó que tal accionar era propio de ‘la terapia de un asesinato’. Agregando: “Los pacientes y familiares aclararon que a ellos nunca se les informó que serían parte de un ensayo clínico. Si estuviese facultado para hacerlo, yo a esos médicos les quitaría la matricula”.[36]

Pero qué va, el experimento fue todo un éxito, la trovafloxacina fue aprobada tanto en los EU como en Europa a partir de 1997, con la reserva del caso, experimento comprobado, de que sólo se debía de aplicar a personas adultas y no a niños, convirtiéndose por dos años en un éxito de ventas, pero en este caso los efectos colaterales nocivos por su aplicación salieron a relucir con prontitud, por lo que para 1999 las autoridades sanitarias en los EU restringen su aplicación, para que en junio de ese año las autoridades europeas recomienden retirarlo del mercado.

El Neurontin, para tratamiento de epilepsia, conteniendo gabapentina, derivaba en trastornos muy severos que llevaban a los pacientes al intento de suicidio. Sólo de septiembre del 2003 a agosto de 2004 se documentaron 2 700 intentos de suicidios, consumándose 200 de ellos asociados al empleo de Neurotin: “En noviembre de 2004 la revista Brithis Medical Journal (BMJ) informaba del hecho que, una vez se les había remitido los datos, ni la compañía Pfizer ni la agencia reguladora FDA habían tomado todavía medida alguna, ni siquiera la de indicar en el prospecto el incremento del riesgo de suicidio”.[37] Pfizer se contentó con publicar una referencia escueta perdida en un mar de tecnicismos aludiendo al riesgo.

En otro caso fraudulento Pfizer pagó 894 mdd por daños causados con otros dos de sus fármacos exitosamente mercantilizados, el Bextra y el Bladenex (tratamiento contra la artrosis), cuando que a su vez se libró de pagar una multa se 2,300 mdd por declaraciones falsas que encubrían a sus engendros Lyrica Zayvo y Geodón, de manera similar a otras grandes empresas, al COI y a la FIFA, Pfizer le paga a los médicos encargados de promocionar sus fármacos unas espléndidas vacaciones en los mejores centros turísticos.

Para encubrir padecimientos y trastornos cardiacos derivados de la aplicación de sus medicamentos, una empresa como Merk patrocina una revista aparentemente independiente, bien calificada de ser una ‘falsa revista científica’, The Australasian Journas of Bone and Joint Medicine, en la cual científicos cooptados ocultan los defectos y atribuyen falsos resultados curativos de diversos fármacos de la marca.

Esta empresa con un medicamento contra la artritis llamado Vioxx “causó en Estados Unidos, entre 1999 y 2004, alrededor de 160.000 crisis cardiacas y ataques cerebrales. Estaría en el origen de 27.785 fallecimientos. El medicamento se retiró de las farmacias en 2004, cuando los rumores de peligrosidad comenzaban a hacerse insistentes. En 2007, Merk firmó un acuerdo amistoso con la mayoría de los denunciantes estadunidenses por un montante de 4.500 millones de dólares”.[38]

Por su parte, GSK, con su Avandia causó trastornos cardiacos, al grado de que la Food Drug Administration (FDA), dictaminó que Avandia ‘se debería retirar del mercado’, pero no fue así. Este otro gigante de la farmacéutica contra argumentó con estudios privados, minimizando las afecciones secundarias, intimidando a médicos independientes, y haciendo creer que los productos de la competencia destinados a los mismos efectos curativos no reducían los riesgos cardiovasculares.

Los grandes laboratorios farmacéuticos Abbott, AstraZeneca, Bayer, Eli Lilly, Pfizer, Roche, TAP Pharmaceuticals son un ejemplo de que la codicia priva en el Big Pharma y de que en resultas de ello realizan actividades ilícitas encubiertas, no por nada entre el 2000 y el 2003, la mayoría de las compañías farmacéuticas fueron llamadas ante los tribunales en los EU, acusadas de prácticas fraudulentas, teniendo que pagar ocho de ellas 2.2 billones de dólares en multas.[39]

Lo ocurrido en junio del 2000 en el bosque Simpson (Georgia), mencionado como un “Concilio de conspiranoicos” con la presencia de 52 ejecutivos de las más connotadas compañías farmacéuticas, muy bien secundadas por miembros de la Administración Sanitaria de los Estados Unidos, es un buen ejemplo de cómo se las gasta esta casta de capitostes y los empleados públicos cuando el Gran Negocio llama, o clama por sus ganancias.

“Máxima confidencialidad para este evento protagonizado por medio centenar de sacerdotes del dios Mercado que no perderían el tiempo rezando por la humanidad, sino más bien conspirando para que ésta no llegase a enterarse de sus crematísticas intenciones”.[40]

El propio Centro para el Control de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) fungió como anfitrión del evento contando con la coparticipación de la FDA, haciendo acto de presencia: “el especialista en vacunas más destacado de la Organización Mundial de la Salud y ejecutivos de los principales fabricantes de vacunas, como Merck, Avenitis, GlaxoSmithKline y Wyeth”. Así como el epidemiólogo Thomas Verstraten. Los temas tratados en la reunión debían ser estrictamente confidenciales.

Se trataba de encubrir la evidencia constatada por el epidemiólogo mencionado, quien la había recabado en una investigación médica dando cuenta de la enorme cantidad de niños afectados por vacunas que incorporaban como conservante al mercurio (timoresal). Radicando la perfidia capitalista en que la reunión se hizo ex profeso para ocultar tal informe y no para alertar o modificar las vacunas, el tal Thomas Verstraten actuaba como una agente a sueldo del Big Pharma, era uno de los suyos, sí a sueldo: “Cuando finalmente Verstraeten publicó su estudio en 2003, ya había empezado a trabajar para el laboratorio GlaxoSmithKline y había modificado su información de manera que la relación entre el timoresal y el autismo quedara oculta”.[41]

Una investigación independiente efectuada por el abogado Robert F. Kennedy Jr publicada como un artículo en la revista Rolling Stone, en junio del 2005, llamado Deadly Immunity (Inmunidad Mortal), daba cuenta de que ‘los fabricantes de vacunas siguieron vendiendo tales vacunas hasta el 2004 (¿hasta que se agotaron existencias con fecha de caducidad?) y fueron retirando paulatinamente el timoresal de las inyecciones suministradas a los bebés estadunidenses’.

Consistiendo la gran perfidia  en que el CDC y la FDA, les compraron las vacunas con timoresal para vendérselas a países en ‘vías de desarrollo’, permitiendo a su vez que los fabricantes siguieran utilizando el conservante mercurial en ciertas vacunas aplicadas contra la gripe y como dosis de refuerzo del tétano, inoculadas a niños de 11 años en los Estados Unidos.[42]

El mismo trabajo de Kennedy Jr hace ver que: “Eli Lilly, la primera empresa que fabricó el timerosal, ya sabía desde un principio que su producto podría causar daños, e incluso la muerte, tanto en animales como en humanos. En 1930, la empresa probó el timerosal administrándoselo a 22 pacientes con meningitis terminal, quienes murieron semanas después de haber sido inyectados, un hecho que Lilly no se molestó en informar en el estudio donde declara que el timerosal es seguro”.[43]

Caso que pasa a ejemplificar cómo las autoridades de Salud usamericanas, ‘presionadas y/o pagadas por los laboratorios’, proceden a defender a la industria farmacéutica pasando por sobre la salud de la ciudadanía.

Bill (otro Vil) Frist es el nombre del senador republicano que operó en el Congreso como abogado del diablo defendiendo en específico a Elli Lilly, evitando que rindiera cuentas ante los tribunales por ser el artífice el timoresal, para cuando se estaba cocinando leyes de seguridad antiterroristas, haciendo incluir una cláusula que evitaba expresamente el que Eli Lilly tuviera que comparecer ante la justicia.

Por ese entonces el senador Frist se vendía como un experto en bioterrorismo, tema por demás preocupante ante el espanto del 11-S viniendo a ser otra manera de sacarle provecho a los autoatentados. Habiendo sido premiado por la Corporación farmacéutica mencionada con 20.000 U$A para su campaña además de convertir en Best Seller un libro suyo, pues le compró prácticamente toda la edición con 5 000 copias.

Al año siguiente (2003) el Congreso anuló la Cláusula en una supuesta Ley Antiterrorista, pues se trataba de la Ley de Seguridad de la Patria, la afamada cuan controvertida Patriot Act, ni más ni menos.

Así que para el 2005 the Big Pharma vuelve a atacar negándose a pagar compensaciones a los padres de los niños afectados por sus vacunas y un empleado de Bill First, Andy Olsen, entra en función alegando que tales gastos serían a tal grado onerosos que afectarían la capacidad de producción de nuevas vacunas tan necesarias en tal hora de peligro, si, ante un virtual ‘ataque bioterrorista’ (sic).

Actuando como gánsteres y cooptando congresistas logran la impunidad requerida para obtener sus fantásticas ganancias, ya debemos saber que la ‘puerta giratoria’ funciona para que este favoritismo pro empresarial se verifique: “Pero no hubiera podido ocurrir sin la estrecha, estrechísima relación entre industria y administraciones. Tan estrechas que en numerosas ocasiones son una. Muchos de los miembros del comité consultivo del CDC que impulsaron la vacunación con timerosal tenían fuertes vínculos con los laboratorios farmacéuticos”.[44] Administradores ‘públicos’ puestos al servicio de empresarios privados, he aquí la fórmula del éxito neoliberal.

Así que los paniaguados congresistas republicanos debían hacer algo por The Big Pharma en retribución a los más de 30 millones de dólares que se les habían otorgado para ubicarlos en Washington. “Para la campaña de aquellos comicios del 2002. Los caniddatos republicanos al Congreso de Estados Unidos recibieron más de 30.000.000 de dólares provenientes de las compañías farmacéuticas”.[45] Trátese de que las grandes compañías farmacéuticas actúan cual conspiranoicos anticipados en la reunión del bosque Simpson en el 2000, haciendo por la causa del Big Business que les corresponde en el festín de las fieras azuzado por la ‘guerra contra el terror’.

Para el agente de recontra-espionaje, he aquí un ejemplo conspicuo de recontra-conspiración de los magos que anticipan el shock del terror.

En una temporalidad en la que el Big Pharma mercadea empleando el trasfondo del “marketing del miedo” asustando con nuevas patologías y vacunas preventivas: “En los próximos años viviremos una auténtica explosión de vacunas preventivas, por si acaso. Éstas provocarán una reacción en cadena de efectos no deseados, que a su vez crearán nuevas necesidades de tratamientos médicos contra los tratamientos vacunales”.[46] Un círculo de enfermedades perfecto para las farmacéuticas: el ‘hombre enfermizo (enfermado) del siglo XXI’ es otra veta dorada a explotar por los midas man

Viéndose la salud de las personas afectada por muy diversos malestares y enfermedades, los remedios pasan a ser una necesidad básica de la existencia, con tan grandes cantidades de seres humanos habitando en las megalópolis, su consumo de medicamentos representa una demanda cuantiosa que se dirá, en términos capitalistas, un mercado potencial prominente a ser explotado. Pues es desde estos parámetros mercantiles que en las sociedades donde predominan las empresas privadas se les procura remedio, a manera capitalista obteniendo  grandes ganancias.

No se trata de médicos brujos sugestionando a los crédulos, sino de hacedores industriales de placebos que con la propaganda mercadotécnica y el apuro inducido promueven las condiciones de venta al por mayor, teniendo en las falsas pandemias su estafa suprema, cuando los gobiernos deciden comprar producciones entras para aplicaciones inmediatas y reservas.

Lo que debiera ser un primordial derecho humano, medicina social para toda persona proporcionada por un sistema de salud público (sólo en Cuba procurado), se convierte en el Negocio del Big Pharma, un puñado de empresas farmacológicas propiamente monopolios septentrionales lucrando con las abundantes enfermedades psico-somáticas a padecer en urbes conflictivas y contaminadas, con relaciones sociales que las propician. Gran negocio porque tal es el ánima lucrativa del Capital, no salud pública, sistema medico privado, farmacias comerciales, aseguradoras. This is the american way of life. Fuera ética, fuera humanismo, business are business.

El accionar dentro de los parámetros capitalistas del ‘libre mercado’ determinan que la praxis farmacéutica tienda a realizar artilugios deshonestos, como el ejercer campañas propagandistas o publicitarias a favor de medicamentos encubiertos engañando a los consumidores y así más enfermando que curando.

Imponer precios de monopolio amparados y aupados por gobiernos y la OMC permitiéndoles orientarse al mercado de los países y sectores pudientes, medicina para los ricos, no para los pobres. Tal y como lo dejó en claro un consejero delegado de Bayer, Marijn Dekkers, respondiendo al respecto de un fármaco de su marca que se vende muy caro: “En Bayer no desarrollamos un medicamento para los indios, sino para los pacientes de occidente, que puedan permitírselo”.[47] Pero bien que van con los indios a sus hábitats a robarles las esencias de sus fármacos.

El grado sumo de la malicia capitalista que posee la Gran Farma radica en la estrategia empleada para mantener pacientes recibiendo tratamiento permanente durante que los obligue a consumir sus fármacos durante años. Procedimiento que fue denunciado por el premio Nobel de Química del 2009, Thomas Steitz: “…, las farmacéuticas no invierten ni un centavo en investigar antibióticos que curen definitivamente, sino en medicamentos que el paciente haya de tomar toda la vida. ‘Muchas grandes farmacéuticas han cancelado sus investigaciones de antibióticos porque curaban a la gente y ellas quieren fármacos que haya que tomar siempre, no que curen’, declaró”.[48]

Como estas grandes fábricas de fármacos aluden que invierten grandes cantidades de dinero en investigaciones de laboratorios aducen que su venta debe cargar el costo de aquellas, supuesto más falso que cierto. ‘Cobrar caro para seguir investigando’, cuando que se sabe que son los centros de sanidad pública estadunidenses quienes realizan la mayor parte de las investigaciones farmacéuticas: “‘La producción de los principales medicamentos se basa en los resultados de los institutos nacionales de la salud, los prestigiosos centros de investigación sanitaria del gobierno federal. La mayoría de costos de investigación no recaen en la industria farmacéutica sino en el Estado’. Y añade que muchas empresas farmacéuticas además registran como gastos de investigación los que son de mercadotecnia, relaciones públicas y publicidad. Para hinchar más la factura final”.[49]

En realidad las compañías farmacéuticas sufragan un mínimo de la investigación farmacéutica: “De los 17 ensayos clínicos que validaron los 5 medicamentos más vendidos durante el año 1995 (Zantac, Zovirax, Capoten, Vasotec y Prozac), sólo 1 había sido financiado por la industria farmacéutica”.[50] Datos válidos tanto para los EU como para el resto del mundo. Otro estudio que toma en consideración los 50 medicamentos más vendidos entre 1992-97, cuarenta y cinco de ellos eran producto del financiamiento público.

Medicamentos viejos, reciclados se podría decir, pues los venden con una nueva presentación siendo lo mismo cuando la patente anterior está a punto de expirar, le permite a las farmacéuticas obtener el derecho de mantener la patente e incrementar su precio, explotando el medicamento a régimen de monopolio estirando su lapso de exclusividad. Si de por sí los precios de los medicamentos se elevan en promedio por encima del nivel más alto de inflación, “de un 6 a un 20% todos los años”.[51]

La resultante es negativa y se expresa en los costos inflados de las medicinas, carísimas, mientras más sofisticadas sean quedan fuera del alcance del común de los mortales, puesto que no son elaboradas para ellos, sino para los de mayor poder adquisitivo, así lo indica la revisión de la Concentración de Investigación por Enfermedades, no son las enfermedades que afectan a los pobres las que tienen preferencia.

Un ejemplo entre tantos viene a ser el caso del Sovaldi, medicamento efectivo para curar la hepatitis C, enfermedad que al año hace morir a 350 mil personas en el orbe. Gilead Scienses es la empresa farmacéutica poseedora de la patente, cuyo costo de tratamiento lo pretendía vender a 60 mil euros en España: “¡Como un maldito automóvil de lujo!”. Siendo más considerados lo bajaron a 25 mil euros, lo que no deja de ser caro y fuera del alcance de las mayorías, en consideración a que sus costos de producción reales se calculan entre 50 y 100 euros por paciente (sic). Evidentemente no se trata de salvar vidas, sino de obtener ganancias: “¿Cómo aceptar que se especule con oferta y demanda? Esa basura puede aceptarse con artículos de lujo innecesarios, pero no con la vida. Gilead es una voraz multinacional farmacéutica, creada en un paraíso fiscal, propiedad de grandes fondos de inversión mundiales con ramificaciones en la banca y transnacionales”.[52] Todo un ejemplo de lo que el ánima lucrativa del capital hace prevalecer en el mercado de la salud humana. La salud en manos de capitostes, voraces mercaderes que lucran con el sufrimiento, eso es el Big Pharma.

No en balde tienen el lobby más grande y activo operando en Washington. En el año 2000 seiscientos setenta y cinco lobbysters cabildearon para obtener legislaciones y concesiones a su favor que les permiten proyectarse en el mercado mundial en mejores condiciones que sus competidores, logrando que el 60% de las patentes de medicamentos se realicen en los EU contra el 20% de la Unión Europea, colocando en el mercado los 50 medicamentos más vendidos tipo Blockbusters, made in Usa. (Bloskbuster igual a: medicamento vendible en más de mil millones de euros o dólares en un año).[53]

A tal altitud llegan los beneficios de la Big Pharma que las ganancias de las 10 empresas líderes en el ramo superaron las ganancias comerciales de las otras 490 de las 500 referidas en la revista Fortune en el 2002.

En el mundo a favor de las trasnacionales, contando con el aval de Washington, lo que significa que los aparatos de injerencia imperialistas operan donde es conveniente a sus intereses. El caso de la prohibición de producir genéricos es otro tema crucial para esta gran industria pues le afecta sus multiganancias, prohibir los genéricos está entre sus prioridades, lo que con los nefastos tratados transoceánicos se aprestan a remediar.

¿No fue el caso de que el Tio (Vil) Clinton hostigó al gobierno de Sudáfrica dirigido por Mandela para que dejara de producir genéricos contra el Sida?

…. El control monopólico también incluye el otorgamiento de fondos y crear instituciones supuestamente dedicadas a combatir la polución y los efectos perniciosos del empleo masivo de la maquinaria, lo que garantiza el control y la reproducción de lo por ellos provocado sin poner remedio ni permitiendo se afecten sus intereses, lo que significa controlar todo el proceso sin generar alternativas, pues el Estado neoliberal les ha ido concediendo todo tipo de prerrogativas a la par de disminuir las regulaciones.

Mientras las grandes transnacionales controlen a los gobiernos, su producción desenfrenada en procura de beneficios sobre costos no encontrará límites racionalmente marcados. Lo que es válido para los sectores preferentes de la producción por ser los más remunerativos, autoridades que quedan sometidas a su capricho y mercados en los que impera la competencia intensificada entre empresas y naciones de aquí al fin del capitalismo, para que  todo sea crecimiento y desarrollo de la Tecnósfera hasta la extenuación. Trátese de que la mancha urbana no deja de crecer (con recesión y sin ella) y de que la Máquina no deja de estar encendida.

Y si la ciencia instrumentalizada como técnicas para la producción y el confort está patrocinada y así al servicio del capitalista, seguirá siendo utilizada con fines de obtención de beneficios lucrativos; ciencia, técnicas, actividades productivas produciendo maquinarias perfeccionadas y novedosas, como base del progreso material que la civilización capitalista viene promoviendo desde la Revolución Industrial.

Empero, trátese por lo mismo, de un progreso supeditado a los intereses capitalistas determinante de que los inventos y mejoras técnicas adquieren una ambivalencia positivo-negativa en cuanto a que se promueven en función de la ganancia capitalista, aunque sean mejoras técnicas, su funcionamiento retorcido las torna nocivas, pues su interés pecuniario prevalece generando uso intensivo de consecuencias perjudiciales, a corto, mediano y largo plazo.

Entropía pura no habiendo discrecionalidad racional en función del bienestar público, sino privado, el crecimiento material de la civilización capitalista resulta intensamente contradictorio y contraproducente, por esta determinante lucrativa.

Ensayos de Pandemias

¡Ahí viene el lobo, ahí viene el lobo!… “Las personas saludables son enfermos que ignoran que lo son”. Knock o el triunfo de la medicina. Obra de teatro de Jules Romain.

El caso del Dr. Albert Osterhauss (mejor conocido como el Dr Flu, doctor fiebre) y su manipulación de la peligrosidad de la gripe H5N1, es un ejemplo de falsa alarma, haciendo creer que la gripe A, sería una pandemia para promover la venta de vacunas por él prescritas a la Organización Mundial de Salud (OMS), operando en la Universidad de Rotterdam, hizo creer que el virus de la gripe aviar podía mutar para trasmitirse entre humanos, y el H5N1 se propagaría por toda Europa. Supuestamente transmitido por pájaros que migrarían de este a oeste, las ‘deyecciones de los pájaros propagarían el virus’.

Puro cuento, pero ¿quiénes se beneficiaron? La compañía Roche con el Tamiful y GlaxoSmithKline, con su Relenza, fármacos que registraron ganancias por miles de millones de dólares.

La gripe porcina H1N1, localizada en Veracruz (México) fue otro caso de falsa alarma encendido en la OMS: “urgencia de salud pública de carácter internacional”, ordenado por la Dra Marquet Chan su directora general, encendiendo el nivel 6 de urgencia pandémica: “Posteriormente se supo que la señora Chan había actuado así como consecuencia de enfebrecidos debates en el seno de la OMS siguiendo los consejos del Grupo Estratégico de Consulta de la OMS (SAGE, siglas correspondientes a Strategic Advisory Group of Experts). Uno de los miembros de SAGE, en aquel entonces y aún en este momento, es nuestro ‘Señor Gripe’, doctor Albert Osterhaus”.[54] La propia OMS modificó la definición de pandemia en abril del 2009 para que la gripe aviar fuera tomada por tal.

Por supuesto que había afectación sanitaria en la zona a consecuencia de la cría intensiva de cerdos realizada por el grupo Smithfield de origen estadunidense: “graves afecciones respiratorias provocadas por los estercoleros”.

El Dr. Gripe además formaba parte de una prestigiosa asociación de científicos especialistas en afecciones gripales (ESWI) que supuestamente tenían por objetivo “luchar contra las repercusiones de una epidemia o de una pandemia gripales”, trabajando al lado de la OMS en Ginebra, del Instituto Robert Koch de Berlín y la Universidad Connecticut en Estados Unidos, pero por supuesto, el ESWI está financiado por la Grand Farma, en este caso por laboratorios abocados a fabricar vacunas contra el H1N1, tales como Baxter Vaccins, MedImmune, GlaxoSmithKline (GSK), Sanofi Pasteur, “Novartis, que produce la vacuna, y el distribuidor del Tamiful, Hofmann-La Roche”.[55]

Así procede el negocio redondo, y eh aquí que la vacuna patentada por GSK contra el H1N1, contiene thrimerosal, el conservante mercurial cuyos nocivos sucedáneos fueron ocultados por David Salisbury del Ministerio de Salud Británica. Evidencíandose que SAGE esta al servicio de las farmacéuticas mismas que patrocinan a la OMS.

El epimediólogo Tom Jefferson de una organización de científicos independientes sentencia: “una de las características más sorprendentes de esta gripe y de toda la telenovela a la que han dado lugar es que, año tras año, hay gente que emite previsiones cada vez más pesimistas. Ninguna se ha cumplido hasta ahora y esas personas siguen repitiendo sus predicciones. Por ejemplo, ¿qué pasó con la gripe aviar que iba a matarnos a todos? Nada. Pero eso no impide que esa gente siga haciendo sus predicciones. A veces parece que hay toda una industria que tiene esperanza de ver surgir una pandemia”.[56] O pero aún de propiciarla, puesto que después de repetir varias veces: ‘ahí viene el lobo, el lobo llegará.

Sida, Ébola, Zica… viejas enfermedades como la tuberculosos, viruela, gripes, malaria, dengue, cólera que en condiciones de pobreza extrema encuentran campo apto para reactivarse, pero sobre todo las patologías del ciudadano de las megalópolis exaltadas por las condiciones extremas de vida adulterada, propiciando nuevos padecimientos y enfermedades psicosomáticas propias del modo de vida de consumo álgido en supermercados y del hacinamiento en mega-urbes contaminadas  y plenas de desperdicios, hacedoras de miles de toneladas de basura.

La pandemia del sida causó  entre la comunidad de especialistas de salud pública una conmoción, desmintiendo la pretensión de superación moderna de este tipo de afecciones generalizadas a través de agentes contagiosos. Malestares que con ingenuidad y soberbia se consideraban superados o controlados, lo que la propagación del sida pasó a demostrar que es justamente lo contrario, puesto que se trata de que el desarrollo moderno es el causante de estas nuevas enfermedades: “…, la investigación histórica demuestra que es justamente a los progresos de la tecnología actual que se debe, por un efecto perverso, el estallido de la pandemia del sida”.[57] A grandes sociedades corresponden grandes enfermedades.

La propagación del Sida en África puede ser considerada como un efecto del coloniaje europeo. Virus VIH-1 grupo M, se convierte en un virus diseminado partiendo de un núcleo selvático ubicado en el Sudoeste de África, encontrando condiciones aptas para su reproducción en el vaivén del quehacer colonial que lo hace derivar de epidemia a pandemia.

La matanza de elefantes para extraerles marfil, su tráfico, así como la obtención de caucho para neumáticos patentaron la esclavitud en las zonas en que la abundancia de estos animales y de estos árboles permitía su obtención extracción en cantidades industriales.

“Se obligó a los trabajadores a construir vías de ferrocarril, núcleos comerciales, lugares-dormitorio. Y también se necesitaba gente que manejara los buques de vapor, que cargara los vagones de ferrocarril que transporta los colmillos o sacara los cargamentos de caucho de la jungla. Cuando los trabajadores se rebelaron, las compañías coloniales desplegaron soldados armados para controlar el inmenso movimiento de las cargas de caucho de esas empresas / Fueron los africanos quienes tuvieron que asumir todos esos papeles y a muchos de ellos se les arrancó de pueblos situados a cientos o incluso miles de kilómetros de distancia. La vida de los africanos era allí más que barata. Era desechable. Los relatos contemporáneos de periodistas y misioneros hablan de oficiales coloniales por toda la Cuenca del Congo perpetrando carnicerías masivas e incendiando las aldeas sublevadas mientras creaban asentamientos forzosos que parecían campos de concentración”.[58]

Un ejemplo más del coloniaje efectuado por los euro-occidentales, saqueando a la periferia y sumiéndola en la miseria en función de la ganancia capitalista metropolitana. Tratando como sub-humanos a los pobladores, lo que no ingresa en los libros de la historia ni en la conciencia de la pérfida Europa’ (no tan sólo Albión).

La relación coloniaje sida se demuestra en que siguiendo las rutas del trafique colonial se sigue la ruta originaria de la transmisión del sida, de la inhóspita selva abierta que funge como laboratorio natural de enfermedades ahí presentes que pasan a difundirse entre humanos y generalizarse por su nueva y mayor presencia así como por el tránsito generado hacia los centros de población preexistentes. De ahí parten enfermedades como el mal del sueño, la viruela, infecciones cutáneas, sífilis transmitida por los europeos…, años después el ébola.

La ruta del VIH-sida sigue esas ‘venas abiertas en el África’, teniendo en Kingshasa su primer foco masivo: “Sin ‘El pillaje de África’, es difícil comprender cómo el VIH pudo haber salido del sureste del Camerún para matar finalmente a decenas de millones de personas. Incluso un mero retraso podría haber hecho que la cepa asesina del VIH tuviera una muerte solitaria en lo profundo de la selva”.[59]

La pandemia de la civilización es el colonialismo capitalista, y así también imperialista, en el caso de África los europeos lo vienen ejerciendo con las altas dotes de cívicas que les caracteriza, urbanizar al mundo para saquearlo. Todo sea sacrificado en el altar del nuevo Moloch que es el Capital. En resultas de lo cual el África subsahariana por mucho es el continente más afectado por la pandemia del Sida, más de 30 millones de víctimas.

Desde octubre del 2012 la patente del ébola está en territorio de los Estados Unidos, la fundación Rockefeller de por medio. Virus EboBun, manipulado por el gobierno norteamericano: inventado por ellos (sic) → habiéndolo extraído de los pacientes → en procura de patentar el monopolio de protección. Así lo refiere un documento de patente el cual reivindica que el gobierno de USA “reclama la propiedad sobre todos los virus del Ébola que comparten al menos un 70% de similitud con el Ébola que él inventó”.[60]

En este caso se menciona a la compañía farmacéutica canadiense Tekmira, como la beneficiaria con la elaboración de una vacuna, en espera de que la enfermedad se difunda. “La fórmula es siempre la misma: crear alarma, sacar una vacuna al mercado, luego asustar a los gobiernos para que adquieran por miles de millones de dólares, vacunas que no necesitan”.[61]

Al igual que el VIH-Sida, el Ébola se puede explicar por la ‘contaminación colonial’ del África negra, en su conversión a: ‘granero del mundo’, lo que en realidad no es otra cosa sino la toma de tierras para agro industria, propiedad de transnacionales exportadoras de monocultivos, supresión del campesinado tradicional y desarraigo de poblaciones autóctonas.

Acumulación por desposesión, el oficio colonial puesto en práctica en la actualidad en Senegal y África del Sur, tomando para sí 400 millones de hectáreas, efectuándose una sobre posición en el mapa con la aparición del virus del ébola en estas áreas, en resultas de la precarización de la vida en la que quedan los nativos, con carencias alimenticias, deforestación, pérdida de flora y fauna, desertización y cambio climático.

Un auténtico círculo negativo que apunta al empobrecimiento causado por el coloniaje occidental, al que ahora se le agrega el asiático. Quedando el tejido social popular destruido por la penetración de transnacionales, bajando las condiciones sanitarias naturales preexistentes en los países más pobres del África, y es en estas zonas pobres del África en donde ‘ataca el ébola’: “El primer nicho de la epidemia actual parece haberse desarrollado a partir de diciembre de 2013, en los pueblos alrededor de Guékédou, en el sur de Guinea; una aglomeración que ha visto prácticamente triplicar su población en diez años (2000-2010) debido a la llegada de refugiados de las guerras civiles en Sierra Leona y Liberia. Evidentemente, sus infraestructuras públicas ni se corresponden con las necesidades a cubrir y las autoridades del lugar están totalmente desacreditadas. Como era previsible, el personal médico, poco numeroso y sub-equipado, no dispone de medios para hacer frente al flujo de enfermos y protegerse de la contaminación, de forma que sus muy frágiles instituciones sanitarias se transforman en centros de propagación de la epidemia”.[62]

Qué se sepa: ‘el corazón de las tinieblas’ lo portan los occidentales y lo llevan al África realizando atrocidades. El Ébola vendría a ser el siguiente paso en la agravante del Sida, cual enfermedad contagiosa que se transmite entre humanos, puesto que su tiempo de incubación es mucho más corto. Algo así como 10 días, y las personas afectadas sólo son contagiosas durante el breve período en que presentan los síntomas. Por lo mismo, es una epidemia fácilmente controlable sí se cuenta con la infraestructura sanitaria adecuada, mas no en el África negra empobrecida por siglos de coloniaje: ‘sin material indispensable para auto-protegerse, ni a los pacientes, con hospitales desabastecidos. “En Sierra Leona, en el pueblo de Kenema, dieciocho médicos y enfermeras han contraído el Ébola y al menos cinco han muerto’; ‘las enfermeras han dejado de trabajar: debían de recibir un suplemento de 132 dólares por semana por trabajar 12 horas diarias con equipo y protección, pero el gobierno no ha cumplido sus promesas’; ‘En Liberia, secciones enteras del servicio sanitario están a la deriva (…) Los hospitales de Morovia, la capital, están sobrecargadas con pacientes de Ébola y rechazan aceptar más gente (…) en las calles se acumulan los cadáveres infectados: la epidemia está en camino de adquirir tintes medievales’”. (The New Yorker, 11/08-2014)”.

En la contraparte de los mercaderes del dolor, empresas como Tekmira, Sarepta, BioCryst, NanoViricides, Mapp Bio…, suben sus accione en la Bolsa al actualizar las vacunas. Grand Pharma, Big Business.

Planes de Ajuste Estructural (PAS, siglas en inglés), así llamaron los dirigentes de la díada maligna BM-FMI al plan que viene aplicándose en África desde los años 80, con los resultados de esperar. El África re-colonizada se sumerge en la miseria afectada por el endeudamiento, el consabido método que vienen empleando estas instituciones de la ONU distorsionadas, actuando al servicio de la plutocracia.

Endeudados los países se ven obligados a aceptar más y más prestamos al unísono de que implementan las medidas  neoliberales con el concerniente desastre para la salud pública, privatizaciones, bajos salarios y apertura a las transnacionales, con un muy bajo gasto público, las criminales medidas inducidas por la Diada Maligna son directos responsables de la catástrofe africana que se refleja en las pandemias. Estragos en países ya de por sí afectados por la pobreza crónica, por no decir secular.

Ergo, educación, sistemas sanitarios, infraestructuras, prontamente resultan resentidas tornándose incapaces para brindar los servicios indispensables requeridos para atender a las clases populares ante las emergencias y ni siquiera da para combatir las enfermedades normales y disminuir la mortalidad infantil.

En tal situación extrema generada por las políticas económicas neocoloniales que emanan del Consenso de Washington, con los sistemas de salud y sanidad colapsados, las pandemias encuentran campo propicio en la carne africana, no solo el Sida y el Ébola, también el cólera, la malaria, el sarampión cobra numerosas víctimas. Por increíble que parezca se carece de vacunas que las hay para defender a los niños de estas viejas enfermedades…, mortalidad silenciosa, le llaman. Enfermedades seculares, enfermedades de la pobreza. “…, en África subshariana y en el sur de Asia simples diarreas acaban cada año con las vidas de 600 000 mil niños menores de 5 años (más de 1 600 muertes al día)”. Las propias estadísticas de los cínicos del Banco Mundial constatan que la pobreza afecta al 70% de la población, estando un 49% de ella en pobreza extrema, cifras que cubren todo el Subcontienete africano.[63]

El paludismo en Guinea mata a más de 30.000 personas, mientras que el cólera reaparece, en Liberia se cuenta con menos de 150 médicos, etc., etc. “Los africanos pagan muy caro el endeudamiento de sus estados. Estamos muy lejos de los ‘Objeticos de Desarrollo del Milenio’ de las Naciones Unidas que preconizan medidas y gastos en educación y sanidad para el año 2000 que sabían inalcanzables… ¡por el reembolso de las deudas! El sistema es muy simple: ‘recupero con una mano lo que te presto con la otra y, por supuesto, lo primero que recupero es lo que te presté. Así te arruino para siempre y te obligo a… endeudarte para sobrevivir / La hipocresía de los poderosos es absolutamente vergonzosa”.[64]

Liberia, Sierra Leona, Guinea, países víctimas de las nuevas pandemias y de enfermedades seculares, afectados peor aún por contiendas civiles inducidas por los occidentales en procura de generar las condiciones de intromisión de sus trasnacionales, puesto que no dejan de tener riquezas naturales siempre codiciada por las aves de rapiña occidentales: para empezar grandes extensiones de tierras que están siendo utilizadas en cultivos de aceite de palma, coco, cacao, piña, maní, algodón y caucho; los ‘diamantes de sangre’ de Sierra Leona, Liberia, Guinea, Ghana y Costa de Marfil, incluyéndose en algunos de ellos también el oro, apetitosas riquezas que atraen a empresas neocoloniales; fosfatos en Togo y Senegal;  en Nigeria y Benin es el petróleo, habiendo dividido a Sudán en dos partes precisamente para facilitar la explotación del oro negro. Recursos explotados por un renovado coloniaje de transnacionales más agresivas dado el grado de intensidad amplificado de explotación a la naturaleza y al ser humano, dando lugar con ello al desplazamiento de nativos, por algo habrá tanto emigrante huyendo al norte de la miseria que les vienen causando desde hace más de dos siglos los hombres blancos, todo ello contando con la desinteresada asesoría y ‘ayuda’ monetaria del BM-FMI así como para esta región del Banco Africano de Desarrollo (sic).

Los hospitales en ruinas, carencia aguda de personal médico a consecuencia de la baja en el gasto público y los salarios, qué se podía esperar de los programas de ajuste estructural orientados por la Dupla Maligna. “Una situación explicada así por Augustine Kpehe Nagafuan, ministro de Sanidad de Liberia: ‘Todo el sector sanitario está devastado por la crisis. Las personas mueren de enfermedades comunes porque el sistema de salud se está hundiendo”.[65]

Dándose en estos países un fenómeno de apropiación monopólica semejante a las enclosures (acción apropiativa que en la Inglaterra del siglo XIV propició la acumulación originaria de capital, lo que en estos tiempos y en las periferias pasa a significar la acumulación ultimaría de capital).

Fundaciones como la de Bill & Melinda Gates vienen a ser la nueva punta de lanza del colonialismo de los monocultivos y/o cultivos con transgénicos que le venden a los gobiernos como el maná que los ha de salvar del hambre, cuando evidentemente hará todo lo contrario.

Tan significativo como el que en Londres se reúnan los magnates, los empleados de gobierno y representantes de ONGs a ultimar el plan a imponer en África, una cena de filántropos, ni duda cabe.

Oficialmente se trata de fomentar la alimentación de los aborígenes. Una Nueva Alianza para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición (de sus negocios), utilizando fondos de los gobiernos atlantistas.

Con el detalle de que los gobiernos africanos deben modificar sus leyes admitiendo que empresas extranjeras, pues tales en realidad son los invitados de honor a esta otra super cena, adquieran grandes extensiones de tierras, además de que puedan controlar el suministro de semillas y el de los productos exportados. Negocio redondo, neocolonialismo a favor de las transnacionales sin ambages.

“Etiopía, Ghana, Tanzania, Burkina Faso, Costa de Marfil, Mozambique, Nigeria, Benín, Malawi y Senegal participan en la Nueva Alianza”[66] ¿Se darán cuenta que los están pillando de nuevo? Pues lo que les proponen como reconversión agroindustrial no tiene visas de procurar beneficiar a la agricultura y a la alimentación in situ.

Procedimiento de agroindustria neocolonial que ahora considera que los desvalidos africanos requieren de modernizarse implementando unas cuantas medidas neoliberales para superar la escasez, y qué mejor sino tomar el recetario del BM-FMI-OMC para lo cual están muy dispuestos a otorgar créditos condicionados para fomentar monocultivos de exportación usando semillas patentadas. No pudiendo faltar en esta supercena la triada maligna, comensales de la ya propiamente supercena apocalíptica, puesto que representa una nueva oleada colonial más intensa cual retro proyección capitalista pro control y designios monopólicos.

Lunes 23 de marzo del 2015, Londres, la fundación Bill & Melisa Gates y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID, siglas en inglés, pues como se ve, no podía faltar ninguno de los tiburones al festín de las fieras), departieron en confidencial reunión organizando a los donantes y a las grandes empresas, concibiendo la estrategia que les facilite la venta de semillas patentadas en África para control corporativo.

Convite por invitación a empresas del sector primario, como Syngenta debatiendo la estrategia requerida para que los negritos se abran al empleo de semillas patentadas, esto es, a entregar su agricultura a las corporaciones atlánticas. Tratándose de que el asalto capitalista con los gobiernos, las transnacionales, y las ONGs, se coluden para finiquitar la agricultura tradicional en el África negra, por siempre ajena o arisca al Negocio metropolitano.

Pudiéndose de antemano describir el modus operandi y las consecuencias: “Las semillas híbridas comercializadas por estas empresas a menudo producen mayores cosechas la primera vez que son plantadas, pero con la segunda generación de semillas se obtiene una cosecha menor y los cultivos desarrollan caracteres imprevisibles, que los hacen inadecuados para su conservación y uso posterior”.[67] El propósito por supuesto que no es otro sino el de volverlos por completo dependientes de la distribución y venta de las semillas, convirtiendo a los campesinos en clientes cautivos de voraces empresas como Monsanto o Syngenta. Y no solo de sus semillas, que ya en sí esto representa un crimen de lesa humanidad, sino también de los fertilizantes y pesticidas que estas mismas empresas les obligan a comprar para el ‘buen desempeño de las cosechas’. Una agroindustria de artificio que a corto o mediano plazo causa estragos en la agricultura natural y en el campesinado.

La pernición capitalista que solo vela por incrementar su tasa de ganancia, en su desenfreno irracional, pretende exterminar la cultura agraria substituyéndola por otra tecnificada y como tal artificial terminando por ser antinatural y nociva para con la reproducción (sobrevivencia) de los pobres de la tierra.

Recordemos datos básicos. Esta acción concertada por el alto poder imperialista representa su ofensiva por controlar la alimentación mundial, y ya debemos saber que el pérfido colonialismo occidental siempre opera con falos principios arguyendo seguir beneficiando (civilizando) a los atrasados: “El legado de Occidente en África (y el resto de lugares) ha sido hundir a millones de personas en la pobreza. La imposición de reformas estructurales en beneficio de las grandes agroindustrias y sus insostenibles tóxicos insumos transgénicos/petroquímicos representa la continuación del saqueo neocolonialista de África. Estados Unidos hace décadas que identificó la agricultura como un elemento clave de su política exterior para asegurar la hegemonía mundial”.[68]

Un accionar imperativo contraindicado para el bienestar humano, inscrito en la lógica perversa del imperialismo globalizado, conquistando el sector primario vital para los pueblos de la tierra, objetivo prioritario de una dominación totalitaria sometida a la oferta y la demanda central, facilitada con el control de la necesidad básica de todo ser humano.

De manera tal que de nueva cuenta el ‘corazón de las tinieblas’ palpita desde Londres.

La mentalidad supremacista del ‘hombre blanco’ se contagia en un representante de la extrema derecha francesa que como Donald Trump, dice en voz alta lo que los políticos oficiales murmuran para sus adentros o realizan en secreto: “Monseñor Ébola tiene los medios para detener la explosión demográfica mundial en tres meses”.[69]

De las falsas pandemias simuladas por agentes al servicio de la Big Pharma → a posibles pandemias que acompañen el hambre y la miseria de los más pobres entre los pobres, para empezar de África negra, pronto también en diversas partes del mundo afectadas por la creciente pobreza a → las posibles pandemias procuradas por el Pentágono, puede haber una línea de continuidad.

A sabiendas de que el Departamento de Defensa usamericano tiene un ‘oscuro vínculo’ con farmacéuticas hacedoras de vacunas del ébola,“como la firma Mapp Biopharmaceutica o la empresa canadiense Tekmira Pharmaceuticals, que trabajan en patentar la píldora mágica contra el ébola, lejos de ser filántropos humanitarios, podrían monopolizar un negocio multimillonario y, en el peor de los casos, desarrollar un arma biológica letal. Puede sonar a teoría conspirativa pero fue un dato de la realidad….”.[70] Como antecedente de esto se tiene lo ocurrido cuando Dick Cheney vendió la patente del antiviral Tamiful, así lo menciona esta fuente, empero más preciso sería considerar el que fue Donald Rumsfeld el agente giratorio involucrado, quien siendo secretario de Defensa en el fatídico 2001, ya había sido para ese entonces director y presidente del Consejo de Administración de Gilead Sciences Inc., la biofarmacéutica californiana que originalmente produjo el Tamiful para después conceder los derechos de venta a Roche en 1996, tomando para sí el 10% de éstas.[71]

Y efectivamente, fondos empleados en el Gilead Sciences Inc, fueron otorgados por el Grupo Roggenfelder (Rockefeller, originalmente inmigrantes alemanes y financiados a su vez por otra familia de judíos alemanes, los Rothschild) patrocinan este negocio.

El Grupo Roche (Hoffmann-La Roche-Gememtech), que en el 2009 era el tercer grupo farmacéutico en importancia en el mundo, con 43 mil millones de dólares de volumen en negocios, trabajó el Tamiful sacando provecho de la falsa alarma desatada con la gripe aviar, a pesar de que expertos cuestionan la eficacia del mentado Tamiful, haciendo ver que los propios estudios de Roche no prueban su eficacia, de 10 realizados 8 permanecían ocultos, y a pesar de que los investigadores solicitaban tal información, ésta les fue denegada.

“Sobre los escasos datos científicos utilizables, la Cochrane Collaboration concluyó en la ausencia de impacto positivo del Tamiful / Un estudio inédito sobre 1.447 adultos demostró que el Tamiful no era mejor que el placebo”, además de ser peligroso por sus consecuencias derivadas de la aplicación, de ahí el que se prohibiera su prescripción a niños.

Lo que si se probó, por parte de la Agencia Sanitaria Británica, Healt Protection Agency, fueron los efectos negativos padecidos por jóvenes a quienes se les administró tal medicamento, lo mismo en Corea del Sur que en Japón. John Miller, un ex empleado de Roche reveló las prácticas amorales empleadas por la farmacéutica suiza en su filial británica para elevar las ventas del Tamiflu, manejándose cifras entre 15 y 20 millones de libras esterlinas sólo para un período de nueve meses en el 2006: “Los visitadores médicos debían de utilizar la amenaza de una epidemia inminente de gripe –y los miedos generados por la gripe aviar- y no debían preocuparse de las leyes que limitan a los profesionales de la salud la gestión y prescripción de dichos medicamentos…”.[72]

Para cuando el Ébola cruzó la Península del Gibraltar teniendo en España la primer defunción, en Ginebra se decide utilizar el ZMapp proveniente de laboratorios usamericanos adelantados en la cura de este mal: “Recapitulando, un holding farmacéutico ligado al Pentágono tendría el know how necesario para desarrollar un antiviral eficaz contra el ébola. Pero, según especialistas en la complicidad del complejo militar industrial norteamericano con el desarrollo de armas biológicas, la conclusión podría ser otra: la cura del virus también puede ser decodificado como su control para reutilizarlo en la infección de poblaciones localizadas en territorios enemigos”.

Fort Derick es el bunker-laboratorio que emplea el Pentágono para investigaciones bioquímicas secretas, como potenciales incubadoras de armas que contengan virus y otros agentes patógenos, así lo consignan indagaciones periodísticas. Es el caso específico relacionado con el ébola: “El medicamento para curar la infección del ébola esta siendo desarrollado por una compañía biotecnológica con sede en San Diego, llamada Mapp Biopharmaceutica, cuyo equipo científico trabaja con el ejército estadunidense en Fort Detrick. Dicha unidad es un centro de investigación biológica y de desarrollo de armas químicas que está acusada de inocular virus como el VHI, el ébola, la peste bubónica, el ántrax o el virus del Nilo Occidental. La intervención de Washington para paliar los efectos del ébola en África es preocupante. Recordemos que el gobierno de Estados Unidos ha sido denunciado por numerosos casos de bioterrorismo en Guatemala, Puerto Rico, Cuba y Corea del Norte’, sintetizó la periodista de RT Karen Méndez”.[73]

Encontrando las pandemias por venir su máximo exponente en enfermedades creadas por la propia industria farmacéutica; The Big Pharma , emporio capitalista acocado a hacer de las enfermedades crónicas su gran negocio.

Asimismo, con el sida como con el ébola o el cólera  se puede maniobrar para ejercer una penetración y control en las zonas afectadas por los ejércitos imperiales de la OTAN, algo así como lo que ocurrió en Haití, en el 2010. La interrogante radica en que la asociación de ambos casos pueda ser producto de potenciales métodos de caos creados ex profeso ya sea induciendo virus o con las llamadas armas climáticas.

Es el caso desvergonzado de la respuesta de la administración Obama a la pandemia en África occidental ocurrida en el 2014. ‘A pedido del gobierno liberiano, los EUA, establecerán un puesto de mando militar en Liberia’. El AfriCom con tal pretexto abre campo a su penetración en África, no para llevar ayuda humanitaria, no para competir con chinos y europeos en la explotación capitalista, sí para ejercer ocupación militar que ya sólo puede conducir a un dominio por la fuerza sin alternativas a la creciente problemática social del África negra, pues el decadente Imperio le ha apostado al beneficio monopolista bajo control militar para proseguir con el saqueo metropolitano sobre las periferias en procura de mantener su bienestar artificial cuan nocivo.

Y cómo vende esta intervención el mayordomo de la Casa Blanca: “un ejemplo de lo que sucede cuando Estados Unidos toma el mando para enfrentar los más importantes desafíos mundiales”. Por supuesto, el pretexto mayor lo proporciona la supuesta guerra contra el terror: “Estados Unidos tienen ‘la capacidad y la voluntad de movilizar el mundo contra los terroristas del ISIS (Emirato Islámico…’, de ‘unir el mundo contra la agresión rusa’ y de ‘contener y erradicar el ébola’”.[74] Toda una joya de la infamia imperialista expresada por este vil esclavo de la plutocracia yanqui.

Por principio de cuentas, el terrorismo islámico ellos lo generan y patrocinan por intermedio de sus sátrapas árabes, quedando en claro que no combaten al ISIS sino lo azuzan para desequilibrar a Siria y hacer caer el gobierno de Bassar al-Assar a la par de destruir su infraestructura (y los de la estrella de David encantados); con la agravante del ridículo que la explotación del petróleo ocupado en Irak y en Siria eran capaces de extraerlo y transportarlo en las narices de la ‘coalición internacional’ que supuestamente estaba ahí para combatirlos, ¿qué tan difícil les será a los pilotos de videojuegos de las fuerzas aéreas occidentales bombardear pozos petroleros y destruir las rutas y el transporte de grandes pipas que lo trasladan preferentemente a la Turquía del ‘sultán’ Erdogán? Otro engaño para idiotas (y los de la estrella de David encantados, recibiendo ese energético).

La conversión de la Rusia de Putin en el nuevo mal al oriente, y de éste en el nuevo villano obedece a que en definitiva la plutocracia yanqui no puede tolerar que el mayor país de la tierra no esté subordinado a la subrepticia dominación de los monopolios occidentales; solo un estúpido puede decir que Rusia agrede al mundo y tragarse el sapo. El Imperio a través de la OTAN agrede a Rusia cercándola con bases militares y misiles en diversos países ex miembros del pacto soviético faltando a la palabra de sus gobernantes que aseguraron no penetrarían con la OTAN en territorio ex soviético. Mientras que la guerra civil desatada en Ucrania es otra ‘revolución de colores’ que debemos entender ha sido propiciada por la CIA.

Y para terminar el desmentido, quienes realizaron la labor curativa implicando riesgos y sacrificios, para salvar nativos del ébola, fueron médicos cubanos.

La aparición o el incremento de grupos terroristas como el Boko Haram en Nigeria resultan también muy oportunas para complicarle a los chinos su explotación de África a lo imperio a dólares, puesto que los orientales utilizan una ayuda más efectiva en cuanto a concesión de préstamos empleados en infraestructura a cambio de se les conceda la explotación de estas riquezas, lo que puede implicar el pago por ellas a mejores precios de los que los atlantistas les suelen proporcionar.

En lo que si el Imperio del Dólar ahora procede preferentemente con el empleo militar que incluye el uso del terror en una actitud netamente negativa, el nuevo imperio del dólar trasladado al Lejano Oriente con los chinos acreedores del ‘Tesoro’ usamericano pueden recurrir al dólar inversión para posicionarse en África.

Así, pues: “Para tratar de mantener su influencia en África, Estados Unidos creó en 2007 el AfriCom. Utilizando como cobertura las supuestas operaciones humanitarias, esa estructura militar estadounidense recluta y forma en los países africanos oficiales y miembros de las fuerzas especiales locales a través de cientos de actividades militares. Una base fundamental para la realización de esas operaciones es la base de Sigonella –en Sicilia-, donde está desplegada la Task Force de los marines estadounidenses. Desde esa base parte la rotación de los escuadrones estadounidenses en África, fundamentalmente en África Occidental / Desde allí comienza la campaña de Obama ‘contra el virus del ébola’”.[75] Más claro ni la transparencia cristalina en el instante lúcido.

Y la pregunta es, o debe ser: ¿Qué tipos de pandemias se avizoran en el próximo futuro, o se pudiera decir, se están gestando, casi, casi maquinando acorde con el propósito de la élite imperial de provocar un despoblamiento?

Por igual que las llamadas ‘armas climáticas’, cuyo empleo podría ser capaz de provocar efectos destructivos semejantes a fenómenos naturales, V.gr., temblores, en la opacidad de las actividades ocultas de los servicios imperiales, por igual se pueden producir pandemias ex profeso, con intencionalidad expresa.

¿Un disparate de conspirólogo? Las evidencias indican la existencia y el uso de artefactos y elementos de acción oculta causantes de tragedias humanas, empero no hay aún pruebas contundentes que lo demuestren. Por el momento podemos considerar que si en los laboratorios del Pentágono como los de Fort Detrick mencionados, y en específico en bases militares secretas de la Fuerza Aérea usamericana, como la base 51 de Nevada o la de Gakoma en Alaska, relacionada con el HAARP,[76] uno de menos puede sospechar de que en estos proyectos oscuros (Dark Proyect), en los que se gastan billones de dólares y en los que el gobierno civil estadunidense no tiene prácticamente injerencia, dirección o siquiera jurisdicción, se están cocinando todo tipo de armas de destrucción masiva secretas a ser empleadas por regímenes imperialistas cuando la escalada militar repunta mundialmente.

Es decir, los medios y los propósitos están dados, la complicación entrópica podría llevar a su empleo, en el sentido de que la problemática mundial se agudiza y la carencia de ética de los imperialistas se agudice conforme la propia degeneración de su sistema siga en curso. La mala costumbre de saber que se cuenta con miles de misiles nucleares y no hacer escándalo por ello da cuenta de la somnolencia que afecta al hombrecito sujetado del Largo Siglo XXI, ¿qué garantía se tiene de que no serán utilizadas a futuro? Máxime que su sola creación ya implica un problema mayúsculo a resolverse pues son artefactos con cargas radioactivas que duran por siglos alcanzado a ser milenios. En un entorno internacional tan convulso y dividido por la competencia capitalista los escenarios de conflictos bélicos que pueden derivar en una escalada son fácilmente más de tres, a reserva de eventos inesperados que no dejarán de presentarse conforme la Crisis se agudice.

Entonces, ¿sobré qué barril de explosivos estamos sentados? El peligro potencial existe y existirá mientras se cuente con tan mortíferos artefactos, inclúyase en ello la posibilidad ya lindada de accidentes que deriven en activar su efecto radioactivo. El que alguna agrupación terrorista fuese capaza de hacerse de alguna bomba de este calibre puede ser de momento un cuento más para difundir miedo, más en un futuro próximo tal pesadilla podría concretarse.

El peligro potencial de las armas nucleares existe y existirá mientras el orden internacional esté compungido, no tratándose tan solo de una posibilidad fáctica, sino de una posibilidad incrementada dado la proliferación de conflictos internacionales, el incremento en la venta de armas que vuelve a cobrar auge, encabezada su venta y, debemos decir, propiciada por las políticas implementadas por los de la ‘pax americana’, con la agravante del caso de estarse fabricando en los EU artefactos nucleares de menor potencia para ser detonados en sectores reducidos, evitando que el efecto catastrófico del ‘Invierno Nuclear’ se expandiese, pero esto equivale a jugar con cartas de fuego con el Diablo.

Por su parte, la situación mundial actual y empeorando también podría propiciar pandemias, ya fueren como resultado de nuevas y viejas afecciones agravadas por el incremento de la miseria y de migraciones forzadas; o ya sean éstas inducidas para fines crematísticos  procurados por The Big Pharma, o en el peor de los casos, activados por los imperialistas.

La cantidad de potenciales armas biológicas y de factores de transmisión es muy amplia, como el caso del virus del zica, podría ser un anticipo de la transmisión de una enfermedad de mayor potencial mortífero con tan ubicuo como efectivo agente difundiendo una enfermedad más perniciosa y generalizada.

En un mundo sometido a la arbitrariedad capitalista, para mal, se podrá constatar que la miseria generada por tan injusto sistema, ya de por sí mata de hambre y de enfermedades curables a millones de desposeídos de la Madre Tierra, conforme la misma va siendo cada vez más afectada. Por lo que habrá que reírse de los acuerdos recientemente firmados en Nueva York que dicen disminuir los catastróficos efectos del Antropoceno…. (Continuará)

4-05-2016. Revisión a 11-05-2016

NOTAS

[1] John K. Galbraith. El Crac del 29. Ariel 1976: 85.

[2] Ibíd: 87.

[3] Ibíd: 88-89.

[4] Ibíd: 89-90.

[5] Ibíd: 90.

[6] Ibíd: 93.

[7] Ibíd: 97.

[8] Ibíd: 99.

[9] Ibíd: 100.

[10] Ibíd: 102.

[11] Ibíd: 103.

[12] Ibíd: 104.

[13] Ibíd: 106.

[14] Peter Koenig. Global Research. “’Operación Barbarrossa 2’: Superpoblación y financiación de la Tercera Guerra Mundial”. Rebelión.org, 25-03-2016. Traducción de Carlos Riba García.

[15] Eric Toussaint. “La banca especula con materias primas y alimentos”. CADTM. Rebelión.org. 20-03-2014. Traducción de Guiselda Pinero y Raúl Quiroz. Siendo una cita de Jean Ziegler, autor de Destrucción Masiva. Península 2012.

[16] Ibíd.

[17] Ibíd.

[18] Ibíd.

[19] Ibíd, n. 3. Incluye información del Financial Times.

[20] Ibíd, n. 8.

[21] Ibíd, incluye n. 5.

[22] Vid Alfredo Jalife-Rhame. Bajo la Lupa. “Morgan Stanley encabeza el desplome del petróleo”. La Jornada, 28-02-2016.

[23] Jalife-Rhame. Op.Cit.

[24] Ibíd. Viniendo a ser una cita de cita de Pam y Russ Martens.

[25] Ibíd.

[26] Eric Toussaint. Op.Cit.

[27] Narciso Pizarro. El Salmon Contracorriente. “Quién controla el mundo: las 10 empresas que participan en más de 40.000 -146 accionistas controlan el 40% del valor total de las empresas-”. Rebelión.org- 2-04-2016.

[28] Alfredo Jalife-Rhame. ‘Bajo la Lupa’. “BlackRock exulta por la sangre en las calles financieras globales”. La Jornada. 24-01-2016.

[29] Ibíd. George Soros es un judío nacido en Hungría de historial negro por haber sido colaboracionista de los nazis y cuyas hazañas lo muestran como un campeón de las estafas especulativas en bolsa europeas, a pesar de lo cual goza de imperturbable impunidad, como un espécimen nocivo que es pero que cuenta con el apoyo de la mano negra persistiendo hasta la fecha en sus fechorías, a pesar de que efectivamente se camufle como filántropo y de consejos para la buena marcha de las economías. Así se las gastan los bichos dañinos bajo el imperio monetario.

[30] Ibíd.

[31] “Rothschild hereda una patente de semiconductores al desaparecer el avión de Malaysia Airlines. Red Voltaire. 23-03-2014.

[32] John Saxe-Fernández. “¿Hacia un colapso climático antropogénico iii?”. La Jornada. 1-10-2015.

[33] Ibíd.

[34] Miguel Jara. La Salud que Viene –nuevas enfermedades y el marketing del miedo-. Ariel 2015: 19.

[35] Klaus Werner y Hans Weiss. El Libro Negro de las Marcas –el lado oscuro de las empresas globales-. Sudamericana 2003.

[36] Ibíd: 269.

[37] Teresa Forcades I Vila. Los Crímenes de las Grandes Farmacéuticas. Cuadernos CJ No 141. Rebelión.org. Sección Libros Libres.

[38] Pascal Sacre. “La guerra de la industria farmacéutica contra nuestra salud”. Le Grand Soir. Rebelión.org. 20-07-2010. Traducción de Caty R.

[39] Teresa Forcades I Vila. Op.Cit.

[40] Miguel Jara. Op.Cit.: 315.

[41] Ibíd: 332.

[42] Ibíd: 317. Referencia de Kennedy Jr.

[43] Ibíd: 335. Ciertamente el nombrecito de Eli Lilly no podía ser más pedante o naif; suena a caramelito…, sí envenenado.

[44] Ibíd: 337.

[45] Ibíd: 318.

[46] Ibíd: 345.

[47] Xavier Caño Tamayo. “Sovaldi, la voracidad de las farmacéuticas”. Red Voltaire. Contralínea 27-02-2015.

[48] Ibíd.

[49] Ibíd. Siendo una afirmación de Vicenc Navarro, economista español con experiencia laboral en sanidad pública de los EU.

[50] Teresa Foucade. Op.Cit.: 22.

[51] Ibíd. Dato obtenido de Philipp Pignarre.

[52] Xavier Caño Tamayo. Op.Cit.

[53] Ibíd.

[54] William Engdahl. “OMS: acusan de corrupción al ‘papá de la gripe A’ -salud y negocios-”. Red Voltaire. 21-12-2009.

[55] Ibíd.

[56] Ibid.

[57] Mirko Grmek. Historia del Sida. Siglo XXI 2004: 5.

[58] Craig Timberg y Daniel Halperin. The Washington Post “El colonialismo en África ayudó a que se extendiera hace un siglo la epidemia del virus de inmunodeficiencia humana (VIH)”. Rebelión.org. 5-06-2012.

[59] Ibíd.

[60] Observatorio Sudamericano de Patentes: Agencias. “Gobierno de los Estados Unidos pretende monopolio de patentes del virus ébola”. Rebelión.org. 18-08-2014.

[61] Ibíd.

[62] Jean Batou. Viento Sur. “Ébola o la quiebra moral del capitalismo”. Rebelión.org. 25-08-2014.

[63] Manlio Dinucci. “Ébola, el Pentágono se instala en África”. Red Voltaire, 23-09-2014.

[64] Francois Charles. L’aute Afrique. “Ébola, sida, malaria, cólera… la herencia de los planes de ajuste estructural”. Rebelión.org 12-09-2014. Traducción de Caty R.

[65] Ibíd.

[66] Colin Todhunter. Globalresearch.ca/globalresearch.org. “El futuro de África lo siguen decidiendo los ricos en Londres –Imperio y colonialismo”. Rebelión.org. 1-04-2015. Traducción de Sara Plaza.

[67] Ibíd.

[68] Ibíd.

[69] Francois Charles. Op.Cit.

[70] Emiliano Guido. Miradas al Sur. “Ébola custodiado por el Pentágono”. Rebelión.org. 19-08-2014.

[71] Pascal Sacre. Le Grand Soir. “La guerra de la industria farmacéutica contra nuestra salud”. 20-07-2010. Rebelión.org. Traducción de Caty R.

[72] Ibíd.

[73] Ibíd.

[74] Manlio Dinucci. “Ébola, el Pentágono se instala en África”.

[75] Ibíd.

[76] Vid USA-Imperio. “Haití, las susbsecuentes atrocidades del Imperio”, No. 5, subcapítulo: HAARP, un auténtico engendro de la Máquina-Monstruo.

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados