El futuro de Aguascalientes 2/2

Escrito por on Ene 18th, 2016 y archivado en Destacado, México. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

ags 4El PRI expidió las convocatorias para los procesos internos de selección de candidatos. Una vez más los sectores, las organizaciones, los cuadros y la militancia sabremos deliberar, concertar y sumar esfuerzos. El tema central es la unidad política del partido dentro de la pluralidad. Nos corresponde a todos asumir un compromiso de cohesión y respaldo mutuo, porque actuando unidos podemos hacer más y mejor por Aguascalientes.

Estamos llamados a elegir en nuestras candidaturas a la gubernatura, a diputados y a los ayuntamientos, a mujeres y hombres con compromiso social y la capacidad de gestión y administración para mejorar en Aguascalientes la calidad de vida, la educación, la salud, la seguridad ciudadana, el medioambiente, el empleo y la economía. Personas con alta preparación y entrega para superar desafíos y consolidar los resultados de los gobiernos eficaces de Enrique Peña Nieto y de Carlos Lozano de la Torre.

Nuestra firme apuesta es la constitución de un vínculo virtuoso de entrelazamiento generacional, que abre oportunidades a las nuevas generaciones y a las mujeres, que genera nuevas formas de gobernanza que involucran a la sociedad en la definición y evaluación de las políticas públicas.

Durante 2016 y en las décadas por venir, en Aguascalientes no bajaremos la guardia: debemos pensar en el presente y en las próximas generaciones. No sólo contamos con un sólido programa de acción sino con la voluntad política y la capacidad para que las cosas buenas sucedan.

Recordemos que en los últimos cinco años, con el gobierno priísta de Carlos Lozano, se reconstituyeron las condiciones para el desarrollo del estado. Durante los doce años previos, las administraciones panistas generaron las condiciones para que Aguascalientes perdiera la seguridad, la paz social, el crecimiento y la generación de empleo para el bienestar social, condiciones sin las cuales es imposible el desarrollo económico.

Como ciudadanos de un estado que recuperó la orientación del desarrollo, sabemos que no hay viento próspero para una embarcación que no tiene dirección concreta. Hoy en día hemos dejado atrás la inseguridad, las respuestas coyunturales, desarticuladas, deshonestas e irreflexivas, para forjar la senda del progreso, la construcción de acuerdos y la suma de esfuerzos por el bienestar ciudadano. El Aguascalientes de 2016 es muy distinto, para bien, del de 2010. Ahora la cuestión central es dar continuidad y enriquecer los logros consolidados en Aguascalientes.

Los resultados que dio a conocer el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), en 2015, revelan que Aguascalientes tuvo un importante avance en la disminución de la pobreza y la extrema pobreza. Sobresale a nivel nacional en crecimiento económico, creación de empleos y generación de mayores oportunidades de desarrollo. Este destacado progreso es consecuencia directa de la política pública impulsada por el gobierno estatal emanado del PRI, que en suma, ha logrado el mayor crecimiento en la historia estatal.

No obstante, aún hay muchas tareas en puerta y múltiples temas que atender con mayor profundidad y participación ciudadana, para superar los rezagos que aún perviven y hacer frente con eficacia a los retos que surgen de la dinámica del crecimiento y del progreso.

Es momento de seguir el cambio con rumbo y con certeza, evitar el populismo de la derecha y los saltos al vacío. Es vital que los ciudadanos que elijamos en los diferentes cargos públicos, estrechen lazos para la participación, que nutran y fortalezcan la democracia representativa con la colaboración y la vinculación con todos aquellos individuos y grupos sociales que estén dispuestos a aportar por el bien de Aguascalientes.

Para continuar avanzando por el camino correcto, nos proponemos poner fin a la política de la despensa y las ayudas económicas condicionadas para impulsar una política social digna. La persistente desigualdad sigue siendo un obstáculo para el desarrollo pleno de muchas familias. No es suficiente con disminuir la pobreza si no se combate esta disparidad económica. El gran desafío de nuestro tiempo, aquí y en la república toda, es la distribución equitativa del ingreso mediante salarios justos y remuneradores.

Por ello, el programa de gobierno estatal, de los municipios y agenda legislativa de los candidatos del PRI es la democracia de resultados, que amplía las oportunidades de desarrollo, fortalece a las instituciones y crea entornos de colaboración para resolver colectivamente nuestros desafíos comunes.

De forma continua, la sociedad está llamada a reflexionar sobre su propia construcción histórica, para distinguir los dichos, los hechos, los actores del desarrollo y el rol que cada uno de ellos juega en la construcción social.

Nuestro estado deberá afianzar una sociedad en la cual los derechos humanos son garantizados para todos sus habitantes. De ahí que sea imperativo abanderar el compromiso programático de erradicar cualquier forma de exclusión y discriminación de género, económica, social, física, étnica y cultural, por lo que nuestra tarea tendrá como guía la continua disminución de la desigualdad social. Es fundamental que la ley nos obligue y la justicia nos iguale, a todos, sin distinción, para así alcanzar el desarrollo del potencial de cada individuo y de la sociedad en su conjunto.

Nadie ha colonizado el futuro. Deberemos esforzarnos para que continúe siendo nuestro patrimonio y la herencia que dejaremos a las futuras generaciones. Actuaremos con decisión y compromiso para que los ciudadanos del presente y de mañana, con plena libertad, puedan tomar decisiones: elegir comunitariamente el porvenir deseado, actuar para disminuir incertidumbres, evaluar riesgos y construir la ruta hacia la dirección correcta.

Para ir al archivo de textos de Jorge Varona Rodríguez dar clic en su nombre

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados