Creer y crecer

Escrito por on Dic 11th, 2015 y archivado en Aguascalientes, Destacado. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

agsVivimos una época de constantes cambios en las economías del mundo, nuestro país es parte de esa fluctuación y tenemos que lidiar con las vicisitudes, las crisis, las desaceleraciones, la depreciación y demás fenómenos que influyen directa e indirectamente en nuestra estabilidad. Es una obligación de los gobiernos mantener sus finanzas saludables para lograr el impulso de las sociedades y su entorno. Tenemos el reto de predecir, prever, invertir y estructurar sistemas financieros para solventar el gasto corriente y los proyectos y programas públicos, así como lograr un equilibrio que sea incluyente y funcional, un ambiente atractivo para la inversión y la producción. Un sistema financiero saludable, sobre todo en una zona que se considera en vías de desarrollo, significa exponer claramente la solidez de nuestra entidad y sus posibilidades, así las empresarias y los empresarios, trabajadores y accionistas pueden tomar decisiones asertivas plenamente.

La desigualdad es un fenómeno de repercusiones incalculables, la pobreza y la marginación, el desempleo y los bajos salarios constituyen una incubadora de problemáticas sociales que a la larga pueden repercutir en la paz y bienestar de la población y sus instituciones. Aquellos problemas económicos que se han arrastrado por años se manifiestan rotundamente en el descontento social y por consecuencia se crea un escenario fértil para conflictos, violencia y delincuencia, problemas complejos de resolver, y en el que la población es la más afectada en factores como la seguridad, la salud, la educación, entre otros.

Nuestra economía ha resistido los avatares actuales mediante planes estratégicos de reserva y buena administración, no es gratuito que las expectativas cada vez sean más ambiciosas en cuanto a sortear el mercado globalizado y sus inclemencias. A pesar de que recientemente hemos sido testigos de problemas de una complejidad inusitada en algunos países por su deuda y su quiebra, México se ha erguido como una economía sólida y generadora de confianza para atraer capital extranjero. Se han tomado las decisiones correctas, la revisión y rendición de cuentas transparentes de los programas públicos que generen un impacto real en la sociedad y priorizar los temas económicos relevantes que nos permitan regir nuestra balanza hacia el lado correcto.

Aguascalientes lidera por mucho el crecimiento económico del país, y sobre todo es el que mejor resiste los cambios abruptos en este tema. La industria automotriz ha reconocido en nuestro estado una buena plataforma para establecerse, con garantías y estímulos para que todo el eje comercial que circunda a las grandes empresas vengan de igual forma y se instalen en el estado. La gente trabajadora y calificada de Aguascalientes, así como un buen clima en materia de seguridad y la inigualable posición geográfica, son algunos de los muchos alicientes que se encuentran aquí para la industria y el comercio.

Actualmente somos el puerto seco más importante del país y sobrepasamos el promedio del índice de desarrollo económico, mientras que el nacional se coloca en un 2.2%, en Aguascalientes contamos con un crecimiento del 11.1%, y tendremos un crecimiento mayor en los próximos años si el trabajo es en conjunto, no debemos conformarnos con puntear las estadísticas, sino asegurarnos un desarrollo integral para que el entorno económico, ya sea familiar, público o del sector empresarial, sean vanguardistas e incluyentes; asegurarnos una economía sólida beneficia la creación de empleos, salarios más competitivos, por lo tanto, un mejor bienestar para nuestras familias.

Quienes vivimos en Aguascalientes sabemos que este nivel de desarrollo no es un milagro, sino el esfuerzo de las y los aguascalentenses que han empeñado su vida y gran compromiso para crear los espacios y el recurso humano de calidad para prosperar en medio de una incertidumbre financiera global. En nuestro estado se decidió por el trabajo arduo, la inversión e impulso de las empresas para sortear los diversos obstáculos económicos que se han presentado.

Para quienes fue un sueño ver a nuestro Aguascalientes posicionarse de esta manera en el ámbito nacional ésta es una meta realizada que debemos comprometernos a hacerla sustentable y, paulatinamente, nutrirla con más y mejores logros. Tenemos que involucrarnos para conocer todos los beneficios y responsabilidades que conlleva una economía saludable. Ahora esta realidad es nuestra, pero la realidad siempre puede ser mejor, así que honremos a tantas y tantos que edificaron la base para este Aguascalientes que conocemos y amamos, a sus ideales de los que somos depositarios, beneficiarios, herederos, seamos dignos de su esfuerzo y participemos en conjunto en el logro de este objetivo, tengamos nuestros propios sueños, tomemos nuestras decisiones, por nuestro hogar, nuestra comunidad, por nuestro estado, por México. Una buena economía es creadora de posibilidades inimaginables, construyámosla con la inteligencia que nos han enseñado los tiempos difíciles.

Para ir al archivo de textos de la autora Lorena Martínez Rodríguez, hacer clic en su nombre

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados