De crisis en crisis en la creciente apocalíptica

Escrito por on Sep 30th, 2015 y archivado en Destacado, Galería Fotográfica, USA-Imperio. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

De crisis en crisis en la creciente apocalíptica

arosUSA-IMPERIO

DE CRISIS EN CRISIS EN LA CRECIENTE APOCALÍPTICA

-LAS OLIMPIADAS DE LA OTAN-

La limitación de la población humana es algo que debe ocurrir cuando las complicaciones a gran escala resulten abrumadoras. Si nos guiamos por las experiencias observadas en otras especies, la población descenderá a un tercio de la cifra máxima. Todas las especies presentan cada cierto tiempo períodos en los que la población sufre aumentos considerables, fenómeno que termina siempre con una drástica limitación ¿Puede ser el hombre la única excepción, o bien su capacidad técnica le permitirá postergar esa hecatombe y volar más alto, pero sólo para caer más lejos?

Gordon Rattray Taylor

Es muy posible que el hombre no sobreviva a los cambios de ambiente que está creando, bien por las disputas en torno a esos mezquinos recursos, o por la incapacidad de su sistema nervioso para evolucionar con la rapidez que lo exigen los cambios del medio ambiente.

  1. R. Fosberg

El presidente Barack Obama ha enfatizado que debemos conseguir 100 años de independencia energética aprovechando la técnica de ‘fracking’ o fractura hidráulica y otras tecnologías; sin preguntarse cómo luciría el mundo después de un siglo de tales prácticas / Así que hay diferencias entre los partidos: sobre cuán entusiastamente los ratones deberían marchar al precipicio.

                                                                                                          Noam Chomsky

Es evidente que avanzando por medios legales e ilegales –desde la contaminación transgénica y los juicios por patentes que hace contra las víctimas hasta el soborno de funcionarios para que le otorguen autorizaciones y hagan leyes o reglamentos a su favor- Monsanto pretende apoderarse del mercado mundial de semillas, o como mínimo, repartírselas con un par de otras transnacionales.

                                                                                                          Silvia Ribeiro

 

EN LA RUEDA DEL CÍRCULO ENTRÓPICO

Apocalipsis como destrucción a futuro revelada a priori: Y ¡he aquí que el Ángel tocó la primera trompeta…!

Transcurren cuatro años de un ciclo olímpico marcados por el terror generado por el Imperio en las áreas demarcadas por su interés geoestratégico, acorde con sus pretensiones políticas y sus necesidades reproductivas, llevado de la histeria de sus compulsiones y desequilibrios productivistas y crematísticos. La pretendida pax imperialista de la Superpotencia derivó en múltiples guerras neocolonialiales a consecuencia del ansia imperial por conquistar los recursos energéticos que la Potencia y sus aliados requiere ya con un impulso desorbitado, en un ámbito mundial en el que no funge como auténtica superpotencia detentando la hegemonía industrial, sino resintiendo la competencia de potencias emergentes y re-emergentes agrupadas en el BRICh, mientras que intestinamente los Estados Unidos resienten el deterioro que el capitalismo tardío provoca.

Condicionados por la edad que transita el Capital, entrando en la etapa de deterioro generalizado, globalización del dominio capitalista con sus procederes dictados por la hegemonía de corporativos transnacionales, así injerencia imperial, realizada bajo la batuta de banksters y empresarios avorazados en búsqueda desaforada de la obtención de ganancias estratosféricas, obtenidas por una doble explotación inmisericorde y depredante de la naturaleza y de los trabajadores, hasta grados de afectación que lindan en la miseria humana y en la ruta hacia la extinción de recursos preciados de la Natura, tales como son los hidrocarburos, el agua, minerales, la biodiversidad de bosques y selvas destruidas por la extracción brutal y la extensión de la industria agropecuaria. Tratándose esta última preferentemente de monocultivos y de la ganadería de grandes extensiones y numerosas cabezas de animales, asimismo criados ex profeso para ser sacrificados alterando incluso su carne, o convirtiéndolos en máquinas productoras de leche y huevos; gran sacrificio del reino animal implicando tanto la adulteración de sus cuerpos como la extinción de múltiples especies, procesos de explotación intensiva que repercuten en el abuso del agua y en su degradación, el camino perfecto a la desertización del Planeta. Todo ello en resultas de la compulsión capitalista por competir por los recursos para su explotación a la manera capitalista, es decir, en procura de la obtención de ganancias a corto plazo de oligopolios.

Puesto que la Crisis que vive el mundo es global y terminal para el sistema capitalista, la recurrencia de las crisis y el malestar no hace sino irse agudizando en el lapso de una década, un lustro o el cuatrienio olímpico. La recesión comenzada en el 2007 y agudizada en el 2008 ya como una Depresión alcanza hasta el 2012 sin dar muestras de factible recuperación sino, peor cosa, de su agravamiento. (Aunque técnicamente la recesión se supera cuando el crecimiento del PIB vuelve a producirse, es el caso de que la salida a la recesión se realiza de manera enclenque, sin reactivarse la producción a niveles anteriores y sin resarcirse el empleo, solo paliando las condiciones económicas para rescatar a los banksters y magnates, posponiendo y así provocando para un próximo futuro una crisis más aguda; ir de recesión en recesión generando una gran depresión, puesto que la conducción política está operando en función de beneficiar a los banksters).

La sobreproducción industrial y su falsa salida de procurar las ganancias especulativas fomentando el mercado bursátil, no financiando sino acaparando riquezas monetarias en bancos y paraísos fiscales, implicando el predominio del capital dinero desbordado y así en mucho ficticio, no hace sino agudizar más y más el malestar deteriorando la economía real al permitir el dominio banksteril, propiciando por la compulsión capitalista, agudizando aún más la injusta distribución de la riqueza hasta niveles de escándalo, con el acaparamiento propietario por parte de los ricos potentados y su propiedad extensiva, incluyéndose grandes cantidades de tierras de cultivo arrancadas al campesinado.

Y si la sobreproducción industrial se acrecienta consiguiéndose con la automatización fabril, así como con la deslocalización de las industrias matrices que salen de los países desarrollados hacia las periferias, evadiendo salarios de obreros especializados y a sus sindicatos, así como impuestos, prestaciones, ‘canjeados’ por la abundancia de mano de obra barata habida en los países subdesarrollados (reformas laborales ad hoc recién implantadas), lo que no obsta para que el desempleo cunda tanto en el Norte como en el Sur, perfilándose como un problema permanente imposible de resolver bajo parámetros capitalistas.

El mundo irá de crisis en crisis agudizando la Crisis hasta que no se subvierta el dominio del establishment imperialista, élite de banksters, empresarios monopolistas, petroleros, complementados con los beneficiados del mercado de la muerte, propietarios de la industria armamentista que tanto auge va cobrando tanto en el plano de la venta de armas sofisticadas empleadas en guerras, como la venta de armas domésticas de mediano calibre tan requeridas en la desenfrenada american way of life (ya ven que hasta se les apareció el auténtico ‘Guasón’ en un cine); requeridas asimismo por los exitosos grupos criminales, dado que estos siguen incrementando sus ilícitas ganancias al irse ampliando la demanda de drogas, el tráfico humano, el secuestro, en lo que el mercado en su conjunto de las actividades ilegales resulta cada vez más remunerativo dada la propia descomposición de la Sociedad procurada por la praxis capitalista desenfrenada propiciando el hartazgo y la pérdida de valores que acaece en la sociedad de consumo exacerbado y así tendiente al hedonismo.

Fenómeno propio de la globalización entendida como lo que en realidad viene a ser, la propagación del dominio capitalista con los excesos de la producción desproporcionada que procura la obtención de ganancias sin reparar en las consecuencias causadas, compulsión autodestructiva que no augura sino la agudización de la Crisis.

En un momento histórico en el que la reproducción del sistema capitalista se ha convertido en el principal problema para la Humanidad. El solo crecimiento o desarrollo incrementando los mismos patrones de producción, distribución y consumo que crecen sin control, han llegado a tal grado de nocividad para la Biósfera que resultan destructivos, en un modelo de producción anti ecologista, anti sustentable.

De por sí en esencia el capitalismo siempre ha sido una anti-economía, un modo de producción orientado a la producción en exceso en aras de obtener ganancias de propietarios individuales, afán compulsivo que no repara en los atropellos ni en las repercusiones que se derivan de las actividades emprendidas para satisfacer tal fin. No se trata de cuidar de manera racional del hogar, hacienda, taller, fábrica, entorno natural del asentamiento a la hora de realizar la actividad productiva, ni de calcular sus consecuencias, sino de producir lo más posible explotando a destajo los hábitats para proceder a vender en elevados precios incrementados por cadenas de intermediarios actuando en un mundo mercantilizado (supermercado).

Finalidad, objetivo, meta que en su reproducción se prolonga indetenible, desplazándose en las coordenadas tempo-espaciales hacia el próximo futuro de manera insaciable al estar determinada por una conducta de carácter crematístico, cual búsqueda sin fin de satisfactores materiales y dinero.

Compulsión capitalista que en la época avanzada de su Historia, tras de siglos de depredaciones colonialistas, efectuadas en primera instancia por los europeos occidentales, dinamizada exponencialmente con la Revolución Industrial, a más de dos siglos completos de explotación intensa y acelerada de los recursos naturales prosigue intensificándose en un proceso continuo que no hace sino irse incrementando, y con ello el uso y abuso de recursos naturales y artificiales renovables y no renovables (y lo artificial no es otra cosa sino la transformación de lo natural), comenzando a provocar extinciones-desabastos-carestía, en una desenfrenada carrera hacia un peor futuro, pues no hay recursos suficientes en este Planeta –y no tenemos ningún otro- que puedan mantener el nivel de producción-consumo efectuado por el capitalismo multiindustrial, urbano y electrificado, con compraventa en supermercados por doquier y patrones de cosificación generalizados.

De 1971 en adelante el capitalismo, como modo de producción -sistema social globalizado e histórico- ha entrado en su etapa terminal, es decir: epigonal, resintiendo las transformaciones que acaecen con el paso del tiempo, dialéctica de las entidades en la fenomenología de la existencia, por la que toda entidad existente transita de manera continua, comenzando por nacer-eclosionar en el Cosmos-Natura o Mundo. En el caso del sistema capitalista-mundo, se evidencia que transita ya por su etapa de declive, propio de la decadencia de un sistema social cuyos componentes internos funcionan de manera defectuosa haciendo que sus contradicciones internas se multipliquen creando un efecto pernicioso, como un cáncer que acrece, crecimiento de la Tecnosfera cual mancha urbana corrosiva, contaminante, depredadora, destructiva, afectando a la Biósfera y generando la descomposición, el malestar social. Defectos del accionar normal de un Sistema cuyas actividades se van tornando cada vez más irracionales cuan aberrantes y nocivas, todo sacrificado a la compulsión por capitalizar la producción y el comercio en ganancias netas.

Las crisis son y serán continuas y cada vez más graves conforme el mundo sometido al dominio capitalista siga avanzando en su descomposición. Haciendo evidente que la Crisis no podrá solucionarse si el sistema capitalista continúa reproduciéndose, puesto que de seguirse desarrollando su funcionalidad autómata que genera el crecimiento desbocado va generando mayor entropía, complicando más y más las condiciones-situaciones de vida en la Natura y en la Sociedad. Así, caos que afecta a todo el Planeta.

La irreversibilidad del declive capitalista se evidencia en su nocividad y en la decrepitud de su configuración intrínseca.

Llegándose ya al punto en el cual el desarrollo productivo efectuado como crecimiento del PIB se convierte en un atentado a la naturaleza, resultando contraproducente y por tanto antieconómico, alcanzándose así el clímax del punto crítico inherente al desarrollo del Capital, considerándolo, pues, como lo que es, una anti-economía que destruye los recursos naturales, sacrificándolos en aras del beneficio particular del individuo por antonomasia que existe en la sociedad capitalista, por supuesto, el propio capitalista, verdad de Perogrullo que se suele velar.

En seguimiento de la dialéctica negativa, del irracional creciente e imparable progreso o desarrollo, conduce a que la sobreproducción se detenga hasta que la escasez de elementos naturales ocurra, y no por consideración y medidas auténticamente económicas, aplicadas de manera racional. Hacía ver René Descartes en sus tiempos: “Finalmente, no percibimos cuerpos mezclados en ningún otro sitio que sobre la superficie de la tierra; y si consideramos que todo el espacio que los contiene es extremadamente pequeño, desde las nubes más altas hasta las cavernas más profundas en las que la avaricia del hombre haya jamás penetrado a fin de extraer metales….”,[1] advirtiendo de manera indirecta y de pasada la compulsión extractiva metalífera que afecta al ser humano, la cual se habría de intensificar a partir del desarrollo de la tecnología moderna. Y conste que Descartes pasa a ser en la Historia Moderna el dador del ‘recurso del método’, llave de la arquitectónica que edificará el constructo industrial, y de que en el mismo pasaje referido del filósofo precursor de la cultura moderna -junto a F. Bacon-, alude a la finitud de los recursos terrestres.[2] Pero es el caso que la intuición que daba cuenta del inconsciente era capaz de dar un atisbo relampagueante del futuro desempeño de la producción exacerbada por la avaricia, y así codicia, irrefrenable del hombre que busca obtener beneficios particulares, cuando no se produce o extrae para satisfacer necesidades sino para incrementar e incrementar ganancias particulares.

Siglos después, ya en el inicio de la constatación del irracional proceder imparable, Max Weber responderá a un cuestionamiento que lo único que frenaría la compulsión capitalista productivista sería el agotamiento de los recursos minerales;[3] hasta ese entonces se frenaría la Máquina incesante,  el continuo maquinal. Para cuando el ingenio técnico al servicio de satisfacer la compulsión consumista que el capital desenfrenado promueve impulsa a las empresas extractivas en procura de ganancias multimillonarias a sacar el petróleo y el gas de profundidades increíbles, sin reparar en los daños colaterales, como ocurre recién ahora con la extracción del share gas -esquisto-, y así por el estilo con la nueva fiebre de explotaciones mineras que afectan a toda América Latina, empleándose métodos de extracción no solo altamente contaminantes y prohibidos en los países del Norte de donde provienen las empresas que saquean el Tercer Mundo, sino que también acaparan y destruyen grandes cantidades de hectáreas de tierra que materialmente es demolida en toneladas para extraer unos cuantos kilos de oro, plata o de platino.

Será el agotamiento de recursos o su escasez que genere carestía lo que obligará a parar la Máquina, cual cambio a fortiori, pero ya en las consecuencias del profundo desgaste catastrófico. Por lo que la lógica infernal del Capital se proyecta como destrucción de la Natura cosificada, ajena al ideal arcaico de la Madre Tierra.

Decíamos, Mundo marcado por la hegemonía del capitalismo imperialista representado por corporaciones transnacionales, holdings compuestos por fusiones y propiedad de acciones de múltiples empresas. Personificados en banksters y su séquito de especuladores y magnates dueños de una o varias grandes empresas que se ubican en los sectores de industria-comercio-transporte-servicios-armas; capitostes que establecen un dominio político, compactados como oligarquía, aun y cuando compiten entre sí; potentados que van ‘comprando’ las funciones políticas y así a los políticos que las ejercen con el poder del dinero que todo lo corrompe; en tanto que su apoderamiento de las funciones gubernamentales se ejerce y acentúa al acrecentar su influencia y control sobre políticos clientes, impuestos con elecciones fraude, ‘servidores públicos’ incluidos en su nómina como empleados antes o después de ocupar el cargo público, tal y como ahora sucede en el Estado modelo de la ‘democracia’, USA.

Imponer por patrocinio de campañas a quien más les convenga entre las dos opciones a elegir, demócratas o republicanos, utilizando el recurso-compromiso de que al donar gran cantidad de dinero para con el ‘elegido’, éste queda obligado a pagar la dádiva una vez ubicado en el gobierno, tomando decisiones que favorecen los intereses de las grandes corporaciones.

Praxis del poder potentada desde los orígenes del dominio social por rangos, comenzando en las Jefaturas, cuando aparecen los caciques (big man) que por medio de otorgar más dones de los que reciben, crean una deuda sobre los demás miembros de la tribu procreando la desigualdad a efectos de la condición minoritaria de desigualdad en la que van quedando ubicados la mayor parte de los cabezas de familia en comparación con el big man. Deuda crea obligación y jerarquía que para la contraparte va a representar un principio de sumisión.

Ahora en día los adinerados compran las elecciones gracias a las enmiendas por ellos procuradas en el sistema electoral estadounidense e imponen a los funcionarios que les conviene en los ‘tres poderes’: ejecutivo, legislativo y judicial, los que pueden estar bien separados entre sí pero auspiciados por la Élite, para hacer del gobierno en turno un servicio político, administrativo y judicial sobredeterminado por el dominio de la clase propietaria. Para que la democracia nominal sea realmente una falsa democracia, una pseudo democracia que esconde el dominio de una oligarquía conformada por potentados capitalistas, así miembros de un círculo selecto que configura un Plutocracia, cual dominio de la élite capitalista basado en su propiedad manifiesta como capital-dinero. Los políticos gobiernan pero los magnates imperan. Y gobiernan porque a los capitalistas no les interesa gobernar, sino realizar negocios redituables.

Intensificándose las contradicciones del capitalismo, así en primer instancia la contradicción fundamental que afecta a la sociedad industrial, capital/trabajo, contradicción irresoluble que se constata con el incremento del desempleo y la precariedad de los trabajos, lo que va aparejado a la concentración de la riqueza que se acentúa en un porcentaje mínimo de la población, descomponiendo todo el orden social.

Concentración de la riqueza que tiene repercusiones en la condición política, en cuanto que las pseudo-democracias occidentales cada vez se descaran como lo que en realidad son, oligarquías dominadas por plutócratas, así que el bipartidismo bajo patrocinio de unos cuantos multimillonarios garantiza el mantenimiento del status quo, evidenciándose el trasfondo de esta relación-condición política de dominio autoritario e incontrastable, haciendo ver de manera cada vez más flagrante la incompatibilidad de la democracia auténtica con el capitalismo.

Para cuando por el mismo dominio intensificado de la élite capitalista, el Estado queda sometido cada vez más a los designios del Mercado, es decir, a los intereses del gran capital-cremata. Para cuando los dogmas de la economía del mercado neoliberal, tales como la autorregulación del mismo por la ‘mano invisible’ se revelan de manera flagrante como lo que son, meras falacias dogmáticas que le sirven al capitalista para justificar su dominancia. Ciega avaricia del capitalista que al no eludirse ni corregirse conduce al mundo a la catástrofe.

Aconteciendo que a diferencia de los anteriores modos de producción de época, el progreso productivo alcanzado con la Revolución Industrial significado por la instauración de la Máquina ‘que nunca se apaga’, cuya dinámica no hace sino intensificarse, progresando de manera continua, crea la linealidad que termina con los desenvolvimientos cíclicos. Los puntos que se atisban a lo lejos, en lo que pareciera ser en un espejismo el final del túnel, se sugieren como un futuro apocalíptico de destrucción-conmoción-mundial.

Si el progreso en la producción maquinal prosigue bajo los lineamientos y parámetros-paradigmas de la tecno-ciencia al servicio del Capital, seguirá fomentando el progreso como un proceso irracional con repercusiones que conducen a la debacle del Sistema, pero lo peligroso del caso es que la debacle del sistema capitalista representa la debacle de la Humanidad. (Quizás la Kali Yuga que sólo se remedia con la aniquilación mundial, dando paso a otro ciclo a nivel de las temporalidades de Brahama).

Puesto que esta civilización mundial que ha copado al Planeta no tiene punto de retorno, sino un despliegue continuo, en el que encerrada en sí misma –ante la falacia del viaje a las estrellas que una especie tan bélica no merece alcanzar, o ante la imposibilidad de habitar en Marte-, se devora a sí misma. Como la metáfora de los Hermanos Marx viajando en el ‘tren de la modernidad’, acabando con el tren para mantener a la máquina funcionando y en marcha hacia su autodestrucción.

Hombre uno:- No pertenecemos a la raza de los que van a los astros / Hombre dos:- Pertenecemos a la raza de los grandes desastres o de los pequeños desastres”. Eugene Ionesco.

Habiendo factores-procesos preponderantes-determinantes que generan la Crisis, derivada, como se ve, de un modo de producción nocivo a la Natura y de unas relaciones sociales álgidas, descompuestas por la injusticia generada por el propio capitalismo. Problemas de larga data, como conflictos geográficos por disputas territoriales, se van agudizando con la disputa por los recursos que disminuyen, así también problemas fronterizos, étnicos, religiosos que se van agravando por la insidia capitalista.

El impacto destructivo a la Naturaleza por los procesos de explotación irracionales capitalistas. Las relaciones sociales descompuestas en donde privan intensas injusticias por la propiedad concentrada y el reparto tan desigual de la riqueza, lo que viene a ser una de las características intrínsecas al sistema capitalista, como modo de producción que explota a las mayorías para beneficiar a una élite de propietarios. Entonces, no hay posible ni factible disminución de la desigualdad mientras se siga reproduciendo el Sistema dominante. Y por lo mismo, no hay democracia bajo la égida capitalista.

Así pues, naturaleza y sociedad convulsionadas.

El progreso maquinal concentrado en la producción implica la automatización robótica de los procesos industriales, conduciendo a la disminución irreversible del empleo y a la precariedad de los trabajos, lo que en un mundo en el que el incremento demográfico sigue creciendo de manera geométrica, representa la aporía de un impasse insuperable bajo el funcionamiento del sistema capitalista. Crece la población → disminuye el empleo → se crea una población marginal, desechable para los criterios excluyentes-exclusivos propios del capitalismo. Máxime que el desempleo se acrecienta conforme la automatización invade al sector servicios.

Lo que aunado a el agotamiento-descomposición de recursos naturales renovables y no renovables, conducen a la marginación-pobreza-miseria-hambruna de cientos y miles de millones de seres humanos. Los marginales de la Tierra, pues al no tener ocupación y por ende no tener dinero, no entran en el mundo-mercado que rige las relaciones sociales.

Mundo monetizado en el que el bienestar y/o la sobrevivencia de las personas quedan supeditados a la propiedad, y para los más, subsumidos en la desposesión, a la venta de su cuerpo-mente a los propietarios, sometidos como sujetos cautivos en el Sistema al dominio del individuo preponderante, el capitalista.

Cuando que la producción mercantil cubre y envuelve todo horizonte de vida y la propiedad monopólica crece quedando en manos de unos cuantos potentados, mientras que las masas de sujetos acrecen sometidas y sobre determinadas por el dominio que capitaliza los recursos y acapara las ganancias convertido en el patrón dominio impuesto de manera holista por todo el mundo. Implicando una sujeción psico-somática, en cuerpo-mente e incluso en espíritu del sujeto inserto en el Sistema y moldeado por él, cautivo así desde el nacimiento hasta su defunción en los parámetros, redes, dispositivos de disciplina y control capitalistas, para que sea un dominio en lo económico-político e ideológico, incluso aún religioso, pues incide en el uso de la religión para someter a los creyentes y hasta en la concepción del más allá. (Aunque en la manera tradicional de las religiones, la moral y la escatología no les favorece a los capitostes, pues los malos, los ‘bel cebúes’, como acaparadores de riquezas y hacedores del mal al prójimo en esta vida, embaucados por su codicia, pierden la conciencia y cometen todo tipo de actos en prejuicio de semejantes, los que son considerados pecados que los conducen al infierno de no arrepentirse y confesarlos; eso en la escatología cristiana, que puede ser una representación adulterada de la ley del karma, adulterada por los propios imperantes para delegarle a las masas sometidas aquí, la plenitud en el más allá del ser…. Cuando que, nadie se libra de su karma aquí y allá).

El Falso Escape al Futuro del Progreso Destructivo y Agravante

En el más acá, el desgaste y la destrucción del hábitat conducen a un mundo yermo, a la desertización del Planeta, proceso en el que está inmerso y sin posibilidad de salida el mundo- sistema-capitalista, complicándose la situación al venirse efectuando la agroindustria, la ganadería extensiva y la pesca industrial. No hay recursos planetarios que resistan estas prácticas de explotación intensiva. La llamada ‘fuente de recursos inagotables’ que se suponía era el Mar, ya acusa los estragos de más de un siglo de pesca intensiva y de polución arrojada a los océanos. Y peor cosa ocurre con la contaminación de la minoritaria agua potable en ríos, lagos o subterránea, haciendo peligrar la homeostasis de la biósfera ante su degradación, haciendo previsible grandes dificultades en un próximo futuro, por abastecer a la creciente población mundial y a los animales.

Si la mancha urbana avanza contaminando la tierra de manera paralela los desiertos avanzan sobre las tierras fértiles al irse desforestando bosques y selvas a efectos de la explotación intensiva y con agro tóxicos empleados por la agricultura industrial que practican los agro negocios monopolistas y transnacionales y su industria transgénica. Agricultura artificial e intensiva altamente nociva para la fertilidad de las tierras, así desgastadas en cuestión de décadas.

Cuando que el ‘calentamiento global’, la alteración del clima producto de la polución industrial-transporte-consumo excesivos, con la quema de los hidrocarburos y la liberación de gases contaminantes, pasa a representar el problema de mayor peligro en el aquí y ahora proyectándose a un futuro cercano en su complicación que augura desastres ‘naturales’, en realidad desastres artificiales causados por los abusos de la industria.

Círculo vicioso de la dinámica tecno industrial aplicada de manera irracional en el desenfrenado construccionismo; aporía irreversible, callejón sin salida, rueda entrópica de caos y destrucción.[4]

Disminución-contaminación de recursos naturales → degradación, alteración del medio ambiente → clima- temperatura global adulterado- incrementado → disminución de satisfactores naturales → explosión demográfica continua → dominio del capital monopolista acreciendo –cada vez menos ricos y más pobres- = a la fórmula del caos, de la autodestrucción.

Lo que significa que las actividades desempeñadas por el agente nocivo que domina las relaciones sociales se realizan de manera negativa, tanto para la homeostasis natural como para las relaciones sociales en todo el orbe.

Gas esquisto, falso escape, falsas soluciones que en realidad no hacen sino complicar aún más el futuro, empleando métodos de obtención por extracción del share gas que se convierte en un claro ejemplo del desquiciamiento de la reproducción-compulsión del sistema capitalista para mantener la american way of life a costa de la destrucción de los ecosistemas.

Gas que se obtiene en pequeñas proporciones tras de un operar complicado, qué la técnica empleada en la extracción del share gas es conocida como perforación hidráulica, resultante en ser algo de por sí nocivo por destructivo y contaminante. Para poder extraer este gas disperso a grandes profundidades se procede a perforar decenas de agujeros a miles de metros de profundidad, esto es, en vertical, prosiguiendo el taladrar en dirección horizontal, empleándose explosivos y la proyección de fluidos a muy intensa presión, con los que al fracturarse el esquisto se produce la liberación del gas, pasando a emerger. Será por la intensidad de la fracturación, pero se consigna que el procedimiento ha producido temblores.

El fluido utilizado como torrente es básicamente agua, pero contiene añadidos de químicos cuya fórmula empleada es considerada secreta, siendo innegable que viene a ser un compuesto tóxico. Y esa agua resulta desperdiciada y contaminada, dado que en su mayor proporción se pierde, pero el 20% del compuesto fluido aflora convertido en un contaminante que contiene materiales radioactivos como el bario y el estroncio, a decir del ex Concejal de Pittsburgh, Dough Shields.

El hecho es de que el gobierno usamericano -el de los republicanos y el de los demócratas, que para el caso son lo mismo- permite que las compañías capitalistas que proceden a explotar el dichoso ‘Manto Marcellus’ -que contiene la segunda mayor reserva de gas en el mundo, ‘salvando’ a los Estados Unidos de su dependencia petrolífera-, actúen con toda impunidad, sin “realizar estudios de impacto ambiental ni estudios sobre los riesgos para la salud. Y ahora vemos que cada vez hay más personas enfermas en la zona. Tenemos un Ministerio de Salud al que no le dan financiamiento para que siguiera mire las denuncias”.[5]

En Pittsburg se aprobó una ordenanza municipal para prohibir la fracturación hidráulica, a lo que las compañías respondieron con una disposición estatal: “Fueron tan lejos que se llegó a aprobar una ley a nivel estatal, la Ley 13, que le da autoridad sobre todas las ordenanzas de zonificación a una única industria: la industria del gas y el petróleo. Y el estado de Pensilvania tiene derecho, en virtud de la ley promulgada en febrero, a perforar en cualquier parte, incluso en zonas residenciales”.[6]

Hasta ese grado llega el desquiciamiento causado por la compulsión capitalista en aras de seguir reproduciendo y acreciendo la Tecnosfera, cual modo depredador ad absurdum. Sépase que para alimentar a las Vegas de agua se extrae y conduce agua que se roba a la agricultura y al ganado, pero resulta imprescindible para mantener a los casinos esplendentes. El juego y el vicio tienen prioridad en el sistema capitalista hedónico; Babilonia y Sodoma tienen prioridad por sobre la agricultura circunvecina. ¡Y el juego debe continuar!….

Con otra de que –volviendo al caso del gas esquisto- también se están perforando pozos para contener aguas residuales en el estado de Ohio, las que pasan a contaminar el subsuelo; mientras que en Pensilvania las extracciones afectan a pueblos enteros, ocurriendo que los serviles gobernantes están cohechados para permitirlo: “No quieren que se sepa que (el ex gobernador de Pensilvania) recibió 900.000 dólares para ser el principal portavoz de la empresa Marcellus Shale Collision. Ni que Tom Corbett (actual gobernador de Pensilvania) recibió 1,6 millones de dólares en aportes de la industria del gas a su campaña. Ni que (la industria del gas) gastó 3 millones de dólares en hacer lobby en Albany y 747 millones, es decir, cerca de mil millones de dólares en hacer lobby en Washington”.[7] He aquí a la ‘democracia del dólar’ de nuevo exhibida. Los políticos se venden y conceden los permisos, las compañías proceden a realizar la extracción de manera arbitraria y destructiva, gastando millones en sobornos, recuperados con creces con la venta del gas. ¡El show de la falsa democracia debe continuar con elecciones que son una exhibición, certamen, feria para que los adinerados compren presidente, congresistas y gobernadores; los mega negocios deben proliferar y predominar!

Los mismos parámetros desvalorizantes valen para la industria alimentaria en USA y demás mercados. Cuando que la alimentación en el mundo entero está quedando en poder de unas cuantas empresas regidas por la lógica de la mayor ganancia, tal y como se muestra en el documental Food Inc, performance del 2008 ambientado en los EUA.

Mismo documental que muestra cómo la mano de obra expulsada del Sur por la falta de capital y competitividad ante la producción subsidiada en Norteamérica, pasa a ser usada en el Norte en trabajos despreciados incluso por los ciudadanos de las clases bajas estadounidenses. Trabajos considerados peligrosos o repugnantes, como los habidos en la industria de la carne.

A tal grado nefando es el sistema alimentario industrial Made in USA, que Food Inc es considerado un film de terror: “Por donde se la vea, la cinta podría ser catalogada de terror: el trato de criminales que reciben los pequeños granjeros que se rebelan a los dictados de las multinacionales y los trabajadores inmigrantes; el maltrato a los animales; los efectos en la salud de los consumidores, y la aparente omnipotencia de las grandes empresas”.[8]

Recalcándose que la alimentación chatarra es nociva para la salud, produce miríadas de obesos y diabéticos, y como el poder de las transnacionales consiste precisamente en imperar en los mercados internacionales, la alimentación chatarra se convierte en pandemia. Así en México, país en el cual senadores y diputados se dejan maicear (con maíz transgénico y de Monsanto, por supuesto) permitiendo que en las escuelas primarias y secundarias las empresas de alimentos plásticos y bebidas gaseosas y edulcoradas con química, tengan a la niñez y a la juventud mexicana como a sus consumidores cautivos; consecuencia: México país con alto índice de obesidad y diabetes.

Con la agravante del caso de que: “Si toda la gente del mundo come como los estadunidenses, necesitamos cinco planetas para mantenernos”. (Robert Kenner, Food Inc).

Es hora en que los políticos no escuchan a los científicos, a científicos con conciencia que desde décadas atrás vienen alertando sobre el peligro que causa el impacto industrial y extractivo en la naturaleza. A comienzos de la década de los 70, cuando se estaba a tiempo de iniciar toda una política auténticamente económica de protección al Medio Ambiente.[9] Era aún tiempo para comenzar a enmendar tan importante cuan intenso y peligrosa problemática, pero resultó lo que ya sabemos, a partir de esa década es que se intensifica la polución en resultas del incremento desmedido del capital imperialista que realizan las transnacionales.

Ahora que el último grito de alarma lo da un profesor de Cambridge, Peter Wadhams, especialista en glaciares, quien hace ver tras décadas de estudios que el hielo del Ártico puede desaparecer por completo en los próximos veranos, ¡en un ciclo olímpico más!, en resultas del calentamiento global, debido a que se forma cada vez menos hielo en el invierno y se derrite más en el verano en el Polo Norte.

No parece estar muy equivocado hoy Wadhams, pues hace dos semanas esa región registró su mínima extensión con hielo de acuerdo con las estadísticas que existen desde que en 1979 comenzaron las mediciones con satélites. En apenas cinco años (entre 2007 y 2011) el Ártico ya no tuvo en verano otros 700 mil kilómetros cuadrados de hielo, los cuales se sumaron a los perdidos con anterioridad”.[10]

¿Y los políticos se preocupan?, no, están encantados. El gobierno de Obama ha autorizado cientos de miles de pozos en 36 estados de la Unión “en pos del gas shale”, impulsado por los grandes corporativos petro-gaseros; así como también ha levantado el veto momentáneo impuesto a la perforación en aguas profundas, tanto en el Golfo como en Alaska, tras de la catástrofe de Macondo, y se apresta a penetrar en el Ártico aprovechándose de la desintegración de los glaciares en procura de más petróleo y minerales, iniciándose una competencia por ir a acabar con el ‘techo del mundo’ depredando sus recursos. Increíble, estando de por medio el que deje de existir propiamente el Ártico como lo que es, o fue, un Polo Norte glacial, todas las potencias nórdicas se aprestan para culminar el festín capitalista.

Obvio, esta intensa afectación de la naturaleza causada por agentes artificiales en sí ya representa una catástrofe ambiental al ir desapareciendo de manera acelerada la flora y la fauna ártica, agravando aún más el calentamiento global con la intensificación de actividades extractivas y la navegación, lo que junto a la mayor liberación de gases a la atmósfera, incluyéndose el nocivo cuan peligroso metano, provocará una catástrofe ambiental que tendrá repercusiones en el resto del planeta.

Adiós a los osos polares y a las focas, vaya a verlos a los zoológicos con refrigeradores -los que también incrementan la temperatura-, para que esta civilización depredadora y artificial en extremo se convierta en un absurdo ecocidio, un impacto destructivo irreversible, como creciente mancha contaminante, hacedora de millones de toneladas de basura no biodegradable, un mundo antinatura.

Como hacen ver los biólogos, las bacterias colocadas en un tubo de ensayo al multiplicarse exponencialmente terminan por ahogarse en sus propios desechos: “Todos los microorganismos terminarán por morir, si no se eliminan los productos de desecho”.[11]La civilización industrial realizada acorde a los lineamientos capitalistas se convierte en una mancha negativa, un cáncer que acrece afectando a la biósfera y sus consecuencias ya son de un impacto ambiental global, planetario. Como quien refiere cualquier cosa los medios informan que la barrera coralina, el Gran Arrecife australiano, ha disminuido en un 50% en las últimas tres décadas, víctima del cambio climático, de arrasadoras tormentas y afectados por una plaga de estrellas de mar que de seguro infestan en resultas del propio aumento de temperatura.

De manera inobjetable el problema de la relación Tecnosfera-Planeta se ha convertido en una ofensa depredante que la civilización causa a la naturaleza: “Es indudable que el sistema-sociedad dentro de la biósfera ‘la enferma’, al igual que una invasión de gérmenes altamente virulentos enferma a un organismo humano al que incluso pueden ocasionarle la muerte; lo que significa la destrucción tanto del organismo huésped como de los microbios que lo invadieron”.[12]

Y empeorando, pues ahora es cuando se considera inminente que la temperatura global se incremente en 2 grados centígrados en lo que viene a ser propiamente el Antropoceno industrial, puesto que: “…, entre otros temas medulares, se plantea que la humanidad puede emitir desde la era preindustrial unas 565 mil millones de toneladas (Giga/t) de CO2 a la atmósfera, sin rebasar los 2 grados centígrados. Como ya aumentamos la temperatura 0.8 grados centígrados y como aún si no lanzáramos CO2, la temperatura aumentaría otro 0.8 grados centígrados por lo previamente emitido, ya estamos cerca del límite (ibíd.). Pero todavía quedan 2 mil 795 Giga/tCO2 de los fósiles convencionales existentes en las reservas probadas de firmas y estados, con un valor estimado por Capital Institute en 27 billones (trillons) de dólares. Para evitar una catástrofe climática y de civilización habría que dejar bajo tierra el equivalente a unos 20 billones de dólares. Algo inadmisible al uno por ciento que especula y gana con los fósiles”.[13] Así las cosas, en este mundo cosificado bajo el dominio del Capital la Humanidad se ve arrastrada hacia la catástrofe mundial, por la ciega codicia de los capitostes y de gobiernos irresponsables.

Falso escape hacia el futuro que en realidad no hará sino complicarlo aún más acelerando con estas prácticas la destrucción de los ecosistemas y el agotamiento de recursos indispensables no renovables como el agua. Pero en la mentalidad de los compulsivos del Sistema la toma desesperada de recursos ya de difícil extracción es el remedio que permitirá que la american way of life –y en sí la Tecnosfera- prosiga reproduciéndose y así creciendo de manera incontrolable y por lo mismo destructiva durante las próximas décadas, cuando que tal acontecer sería ya calamitoso.

Aparecen pregoneros que anuncian una nueva edad dorada basada en la extracción de hidrocarburos al extremo. Un tal Ed Morse, analista en jefe de commodities del Citybank –tenía que ser alguien así-, proclama que los Estados Unidos están en vías de convertirse de nuevo en un gran productor de hidrocarburos en lo que resta de esta década y la siguiente. Norteamérica se está convirtiendo en el nuevo Medio Oriente gracias a las arenas bituminosas de Alberta (Canadá). En eso se basa el plan del candidato republicano Mitt Rommey para lograr la independencia energética en el 2020, perforaciones en aguas profundas y el fracking lo garantizan. Así lo pretende confirmar James Burkhard de IHS Cambridge Energy Research Associates, en un reciente informe presentado al Comité del Senado.[14]

Pero este frenesí por la cornucopia energética usamericana debe atemperarse a sabiendas de que las nuevas fuentes energéticas son ya de difícil acceso y de mediana calidad, haciendo muy costosa su extracción y su transformación a combustible o materia prima industrial. “Petróleo de esquisto, petróleo del Ártico, petróleo profundo de mar adentro y arenas bituminosas”. Mientras que al petróleo convencional se le augura un rápido agotamiento. Obvio que sí, esto confirma lo ya consabido, por principio de cuentas el petróleo barato ya se acabó.

En sí misma la técnica empleada para la extracción del petróleo de enquisto representa el irracional desespero por obtener el energético básico a cualquier precio y coste, todo sea por seguir proporcionándole el fluido vital a la Maquina sin medir las consecuencias. Así como se destruyen montañas enteras para conseguir unos cuantos kilos de oro, emplear millones de litros de agua para realizar la fractura hidráulica y obtener el gas share es una insensatez del tamaño del mundo. Desperdicio del agua y degradación de la misma al quedar convertida en aguas residuales toxicas que contaminan la zona aledaña. “El petróleo de esquisto, o kerógeno, es una forma primitiva de petróleo que debe fundirse para que sea útil, un proceso que consume de por sí vastas cantidades de energía. Las arenas bituminosas (o ‘arenas petrolíferas’ como prefiere llamarlas la industria) deben extraerse utilizando tecnología de minería de cielo abierto o bombearlas después de fundirlas in situ mediante jets subterráneos de vapor, para tratarlas después con diversos productos químicos”.[15]

Nada fácil, muy complejo y así costoso y destructivo, implicando a su vez el empleo de una ‘energía extrema’ que conforme se incremente su empleo se va tornando poco rentable. Mucho gasto de energía para obtener la fuente de energía preferente hará que a mediano plazo los costos de extracción no sean rentables. Además de que en condiciones extremas de operación los contratiempos y accidentes se incrementarán a lo Deepwater Horizon BP.

Aun y siendo el caso de que las prepotentes empresas del negocio fósil con sus acaudalados lobbies obtengan las concesiones que gobernantes dóciles y venales les otorguen pasando por encima de la ciudadanía en medio mundo. El problema es que los procedimientos técnicos de extracción tendrán consecuencias catastróficas.

Si los muy ciegos en su codicia se regodean con ir a extraer los preciados recursos naturales al Ártico, habrá que entender que el Planeta estará sobrecalentado para cuando puedan operar a sus anchas en un Polo sin glaciales, ¿y el nivel de los mares cuánto se incrementará? Si se llega a industrializar el Ártico de seguro se habrán ya tocado los primeros trompetazos para acabar con la civilización, algo así como: “…, la tercera parte de la tierra quedó abrasada, la tercera parte de la los árboles quedó abrasada, toda hierba quedó abrasada. Tocó el segundo Ángel… Entonces fue arrojado al mar algo como una enorme montaña ardiendo y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. Pereció la tercera parte de las criaturas de mar que tienen vida, y la tercera parte de las naves fue destruida. Tocó el tercer Ángel… Entonces cayó del cielo una estrella grande, ardiendo como una antorcha. Cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre los manantiales del agua. La estrella se llama Ajenjo. La tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo, y mucha gente murió por las aguas, que se habían vuelto amargas…” (Ap. 8 6-13). Algo tan aciago está ocurriendo y no por intervención divina sino como producto de la depredación industrial, somos nuestros propios verdugos y asesinos de las demás especies.

En los propios EU, la sequía que a futuro se está gestando agravará la situación conduciendo a la disputa por el agua; ¿agua para la agricultura o para fracking? “El impacto de la sequía en la hidrofractura se hizo sorprendentemente evidente cuando, en junio y julio, los pozos y torrentes comenzaron a secarse en muchas áreas afectados por la sequía y los perforadores tuvieron que competir repentinamente por el agua disponible con los productores de alimentos en apuros. ‘La cantidad de agua necesaria para las perforaciones es un doble azote’, dijo a Oil&Gas Journal en julio Chris Faulkner, presidente y director ejecutivo de Breitling Oil & Gas. Nos enfrentamos al rechazo de los agricultores y me temo que se va a poner peor’”.[16]

Por supuesto que se va a poner peor si se sigue abusando y mal empleando el vital líquido savia de la vida. En un próximo futuro se tendrá que elegir entre agua para uso agropecuario o para sacar gas…, o para entretener millonarios.

Problema que se hace extensivo a la extracción del petróleo bituminoso de Alberta, grandes cantidades de agua se están empleando para hacerle accesible este petróleo arenoso a la industria. Y esta extremada extracción debe ir acompañada de ciclópeas construcciones complementarias como el oleoducto Keystone XL, con el que pretenden trasladar el petróleo crudo desde Alberta hasta las refinerías de la Costa del Golfo de México, algo así como 3,200 km a 7,000 millones de dólares que costaría el ducto.

Y la extracción gel gas esquisto no representa ninguna alternativa. Han de tener agua de sobra en el norte de los Estados Unidos y en Texas como para contaminarla y tirarla en sumideros, adentrándose en un gran círculo entrópico. Dakota del Norte, Pensilvania, en menor medida Montana y Texas, son los estados de la Unión que se ven favorecidos por este obsequio del diablo, causante de desasosiego. Y no solo en los EU, puesto que como suele suceder, esta técnica va a ir generalizándose. China, Argentina y México también poseen grandes cantidades de este tipo de hidrocarburo y por igual parecen mefistofélicamente condenados a tener que explotar para seguir reproduciendo el sistema social capitalista, cual condena del productivismo que irremediablemente se reproduce de manera autómata, indetenible, habiéndose escapado de un posible y debido control humano y social.

Precisemos: La polución industrial→ produce un cambio climático global e incrementa la temperatura; se prosigue extrayendo energía fósil a un mayor costo y con mayor intensidad energética despidiendo más calor → las sequías pasan a volverse más frecuentes, así como tormentas, huracanes e incluso temblores por la afectación a los suelos que estas nuevas técnicas provocan → la población sigue creciendo y con ella la demanda de alimentos requiriendo de más tierras y de más agua → la agroindustria acrece y con ella los cultivos intensivos con plantas genéticamente modificadas desplazando a la agricultura tradicional –lo que conlleva una problemática social que afecta a cientos de millones de campesinos-, así como el desgaste intensivo de tierras y de agua provocado por excesos que una producción maquinal provocan. Todo ello implica un desarrollo imparable hasta el agotamiento, así como el ir generando más problemas conforme se quieren resolver, el caos se incrementa en la Tecnosfera como energía calorífica que produce la Maquina para auto sustentarse. Una Máquina Monstruosa que se torna autómata conducida por una porción mínima de la Humanidad que actúa en beneficio propio y en detrimento de las mayorías.

Conclusión igual a: La Máquina, el artificio humano autómata destruye a la Natura provocando el caos mundial que no hace sino complicar la supervivencia de las especies, la sobrevivencia del hombre común. Mundo globalizado por el capitalismo imperialista, lo que es igual a decir por un sistema social basado en la expoliación de seres humanos y de la naturaleza que por tal esencia nociva no hace sino causar consecuencias negativas tanto en la Natura como en la Sociedad propiciando más y más problemas alcanzando un malestar mundial. Círculo vicioso propagador de entropía agravada en dialéctica negativa irresoluble.

Muchos de estos indicadores que dan cuenta de la catástrofe ecocida que ya es un hecho se refieren como si se pudiese seguir de manera indeterminada con este mismo ritmo de destrucción, cuando que no hay Planeta que lo resista ni escape posible a la Luna, Marte por no hablar ya de las inalcanzables estrellas para la tecnología humana. Acabar con la Biósfera es atentar en contra de nuestra propia vida. No siendo este un destino ineludible o irremediable, un ir hacia un punto inevitable, pero para que no lo sea se ha de dejar de seguir girando en la rueda del círculo entrópico que el capitalismo tardío impulsa.

Apareciendo el 2050, como el año que se vislumbra para concluir el futuro apocalíptico, no previsto ya por profetas sino por los propios científicos. Cuando que Groenlandia se queda sin hielo en solamente cuatro días, y el Niño y la Niña se presentan ya cada dos años y no cada siete: “en 2050 la población alcanzará más de 9 mil millones de seres humanos, que vivirán un escenario energético límite, ¡con muy poco o nada de petróleo!, y toda una gama de fenómenos extremos provocados por el cambio climático. Energía, alimentos, agua, seguridad y empleo serán bienes extremadamente escasos. Que la humanidad se dirige [la conducen en un arrastre] más velozmente hacia el despeñadero, lo confirman no solo numerosos indicadores, sino el uso de un término omitido anteriormente: el de catástrofe planetaria”.[17] Lo que bajo los parámetros del inflexible capitalismo imperialista y su agresividad innata, sugiere unas próximas décadas de intensa disputa por los ‘escasos recursos’.

La entropía, como una fuerza prevalente, se hace sentir cuando la violencia triunfa sobre la paz, el odio sobre el amor, la locura sobre la razón, la enfermedad sobre la salud, la miseria sobre la abundancia, la muerte sobre la vida, la ignorancia sobre el conocimiento, la necedad sobre la sabiduría y la mentira sobre la verdad. Se es más congruente con la tendencia general del universo hacia el caos y la entropía máxima cuando la violencia se ejerce en un ambiente de odio, necedad e ignorancia”.[18] Justo lo que el capitalismo imperialista hace imperar en el orbe sometido a su sistema productivo con sus relaciones sociales cosificadas por el interés capitalista.

Desbocada carrera al desastre empeñada en agotar los recursos acabando con el futuro promisorio. La Abominación de la Desolación se instaurará en un mundo desértico. Para cuando la soluciones se conocen pero no se practican, disminución de los niveles de producción y consumo excesivos y baladíes, empleo de energías renovables, ese es el futuro plausible, pero solo en un ámbito de relaciones sociales transformadas sustantivamente por el socialismo del siglo XXI, porque la Revolución Mundial debe acontecer en el transcurso de este siglo cronológico, conforme nos acerquemos al 2050 y así al fin del Largo Siglo XX, acabando con el capitalismo, no con la Madre Tierra. Pues el dilema para la Humanidad es: o acabamos con el capitalismo o el capitalismo acaba con la Biósfera.

Mas por lo pronto el show ha de continuar.

En el Antropoceno. El Juego Tiene Prioridad

Y para shows vaya a Las Vegas y diviértase perdiendo su dinero, al cabo que le ha de sobrar si puede estar ahí, pero no se entere de que el uso intensivo de los recursos naturales de manera irracional como lo exige el exhaustivo patrón de producción-consumo-urbano conoce uno de sus excesos patentados en el hedónico despilfarro de Las Vegas, capital mundial de los casinos, antro de las apuestas en donde el imperio del dólar alcanza su apoteosis. (Aun hoy en día en que el dólar es una moneda devaluada; pero sin que exista otra que sea capaz de substituirla, el euro iba en proceso de hacerlo cuando que no lo permitieron, maquinaciones de por medio…, y ahí tienen al Sur Mediterráneo depreciado).

Considerada como una ciudad prodigio edificada en pleno desierto, como gran casino respondiendo a los intereses de mafiosos que así legalizaban su dinero mal habido en una mega empresa que no hacía sino multiplicar aún más sus caudales y edificar fastuosas propiedades para su recreo. Los hoteles casinos crearon la esplendente ciudad del pecado, capital del capital dinero facineroso que los capitalistas avezados de todo el mundo van a gastar, presas de la fiebre lúdica por el azar; dinero abundante generando más ganancias, fruto de una y mil maneras de acciones de abuso capitalista, explotación, especulación, hurto.

Las Vegas (Nevada) viene a ser un complemento adecuado de Wall Street y de los Paraísos Fiscales, circulación en circuitos transitados por las élites adineradas; de los centros donde el capital dinero se concentra como resultado de la praxis sistémica del capital a otros recintos que operan bajo la advocación del toro broncíneo (borrego dorado), tales como los ‘paraísos fiscales’, ámbitos donde se oculta y multiplica como capital gansteril; a los casinos donde se convierte en un placer lúdico, el placer excitante de jugar (perder) el dinero en donde la ‘Casa Gana’ (capitalistas del juego), pues todo es un circuito de ganancias en donde ganan los potentados con sus monopolios; los grandes caudales de dinero tienden a concentrarse por una vía u otra.

Bajo la compulsión del desenfreno capitalista se pierde la sensatez y por el contrario se actúa como un poseído de Belcebú,[19] cautivo en el frenesí desbocado (‘quien mucho posee se convierte en un poseso’), ímpetu inconsciente incapaz de medir la consecuencia de decisiones y realizaciones efectuadas en procura de la obtención de más ganancias. Competencia alocada entre capitalistas. ¡Quién da más? ¡Quién gana más? ¡Quién apuesta más? ¿Quien hace del artista un decorador?….

Bajo los efectos de esta embriaguez, de este enervamiento, les pudo parecer fantástico un acto climático de la civilización industrial, el crear en pleno desierto un paraíso del juego de azar con apuestas. Ciertamente buen ejemplo simbólico de la apoteosis del capital, una Sodoma imán del dinero.

La ciudad de ensueño: reproducción palaciega de Venecia, con todo y canales, e incluso de la Gran Pirámide, de la Torre Eiffel y del Arco del Triunfo, cumpliendo el sueño dorado de los potentados, la meca de los adinerados, punto iluminado por el dólar que de noche se enciende como el foco más brillante de la Tierra; así visto por los astronautas (que con su volatilidad no alcanzan a salir de la órbita del astro dólar, de ahí el que sus vuelos cada vez sean más esporádicos y cortos: ¡viaje a Marte cuando ya no haya petróleo!, la ‘carrera espacial se convierte en crear una red satelital sobre la tierra para controlar a la población, vigilar y castigar al subversivo, en un mundo satelizado).

Los hoteles-casinos más grandes y lujosos del mundo. Monumento de la codicia revertida en esplendente dadivosidad contagiada por la fiebre de jugar el dinero, más allá de la codicia de Midas, el vicio del jugador es tan fuerte como la adicción a las drogas, el tabaco y el alcohol incluidos. Bebidas alcohólicas proporcionadas gratis por atractivas meseras ambientan el escenario y estimulan al jugador, en un espacio cerrado, pleno de luces y colorido las 24 hrs del día, con aire acondicionado y dosis a intervalos de oxigenación, diferenciando al ‘oasis del juego’ del calor diurno y del frio nocturno del desierto. Anulándose la diferencia de horarios y la distinción entre el día y la noche, concentración plena del jugador y a como la Máquina lo realiza y permite, la compulsión capitalista encuentra su juego compulsivo en el derroche del dinero.

El dinero suena junto con las máquinas tragamonedas estimulando al jugador: “Gracias a esta estrategia de ataque, los casinos logran que el turista promedio gaste en apuestas 559 dólares a lo largo de casi cuatro horas de estancia a razón de 3.9 horas por jornada”. La adicción por el juego se va incrementando con dosis que afectan la psique: “Entre cuatro y siete por ciento de los adultos de Estados Unidos padece algún problema psicológico asociado con las apuestas. Es una de las adicciones de mayor crecimiento….”.[20] Los Apostadores Anónimos se dan un ‘quién vive’ con los Alcohólicos Anónimos.

El glamour, el fausto, la prostitución, son complementarios a la compulsión por el juego. (En una situación extrema y opuesta aunque ficticia, como lo capta la ficción de una novela-película… El mundo podría estar por congelarse completamente, pero los últimos sobrevivientes seguirán obsesionados por un jueguito de azar).

Máquinas tragamonedas para los de poca cartera; la ruleta que contiene la esencia del glamur del juego -así como el capitalismo es una adicción que atrapa en la rueda de la fortuna-; mas las cartas con el póker y el baccarat son las ligas mayores de los apostadores. Apareciendo la élite de este coto capitalista, millonarios ‘ballenas’ con crédito, capaces de apostar hasta 10 millones de dólares en un sentón. “En los años 70 y principios de los 80 buena parte de estos jugadores procedía del Medio Oriente y de México [los auténticos mexican curius; por etapas, según la bonanza en regiones, acorde con el sube y baja de los productos y mercados, se turnan las proveniencias de los millonetas]. Hay información de que una de estas ballenas de Oriente perdió 70 millones de dólares en sucesivas visitas a lo largo de tres años”.[21] (Los mexican curius no llegaban a tanto, pero competían, hacían su luchita).

Las Vegas también es el Templo santuario de divorcios y matrimonios estrafalarios, con ‘módicas’ sumas al alcance del bolsillo y al gusto del cliente…, pero también es una ciudad con altos índices de suicidios, aquellos afectados por el viaje de bajada en la rueda de la fortuna.

Las Vegas, Hollywood, Disneylandia, templos de la diversión-consumo-hedonista, complementario del Gran Circo compuesto por entre 5 y 10 deportes espectáculos. Teniendo uno de ellos, el boxeo, en las Vegas a su máximo escenario. El dinero y la mafia confluyen y lo convierten en el deporte favorito de los apostadores, el que se puede presentar ahí mismo, sin despreciar a otros a la distancia, alcanzados por las casas de apuestas, como el hipismo, también preferente. Ninguno de los 4-5 deportes de conjunto se hace menos, semana a semana, acorde con las estaciones de los juegos, los pronósticos deportivos superan a la lotería no dejando de perturbar los resultados. (Por aquello de que suelen influir en ellos).

Un pequeño oasis en la ruta este-oeste hacia la dorada California. En principio un oasis natural, que ‘vega’ es igual a franja verde, fértil; lugar apto para construir y poner hoteles, cantinas, salones de baile, mesas de juego para sedientos viajeros. Vil lupanar que se ve beneficiado por las necesidades de generar energía eléctrica y de crear presas para riego. Que a 30 km de distancia se construyó una presa para generar hidro-electricidad. Agua y electricidad barata al alcance de Las Vegas.

De cierto que el primer atractivo turístico en la región comenzó por ser la visita a contemplar la inmensa cortina de hormigón. Para 1934 Las Vegas atraían ya a numerosos turistas ofreciendo prostitución y juego: “Desde esa época la ciudad dejó claro que lo suyo era la industria del pecado, muy a contrapelo del puritanismo norteamericano y su mitificación de la vida familiar”.[22] ¡Vaya a divorciarse a Las Vegas, le sale caro pero es más placentero!

Otro centro de concentración que favoreció al Oasis vino a ser la base militar Nellis (Gomorra), establecida en 1949, una base de grandes proporciones que ocupaba gran cantidad de soldiers hambrientos de diversión y placer en los fines de semana. Excelentes clientes para hacer crecer el negocio.

Y la “pequeña y libidinosa flor del desierto” atrae a los amos del submundo cabaretero: “La mafia fue su detonante. Benjamín Bugsy Siegel, un importante capo de Los Ángeles, se obsesionó con la idea de un paraíso financiero, físico y moral para la mafia. Las Vegas era el sitio ideal y los casinos la actividad perfecta. A sólo unas horas de California, con reglas inexistentes y una vocación natural para explotar las debilidades del hombre, la ciudad recibía con las piernas abiertas a los mafiosos y su dinero”.[23] Bugsy murió asesinado por sus colegas, pero su proyecto visionario es acogido por el ‘Padrino’ –Michael Corlione- a principios de los años 50.

A las poderosas mafias de New York y de Chicago les vendría bien una ciudad-casino, apta para sus actividades más placenteras, donde el gran dinero encontraba un ámbito específico para su desenvolvimiento: “Durante los siguientes años invertirían en la construcción de grandes hoteles a través de hombres paja, en conexión con los operadores de los fondos de los poderosos sindicatos de transportistas (Teamsters). Podían dedicarse a lo que siempre habían hecho, la prostitución y el juego, pero ahora con toda legalidad y, de paso, ganarse el respeto como hacedores de una ciudad”. Una ciudad a imagen y semejanza de los mafiosos, estilo titánico, ciclópeo, calca mal hecha, tipo nuevos ricos con mal gusto, incorporando lo más llamativo. Mezclaron las exquisiteces del show business cabaretero con el gran circo y centros nocturnos a lo New York, Chicago, añadiendo toques parisinos, para mayor atractivo. Morada apta para que lo frecuentaran las rat pack provenientes de Hollywood, el grupo de Frank Sinatra & Friends, ubicados en el Hotel Sands, anfitriones de una fiesta interminable.

Ciudad de la fantasía naíf en donde culminan los sueños de los adinerados. Si Hollywood es la ‘fábrica de hacer sueños’ (bobalicones) de la industria cinematográfica, se complementa con Disneylandia y su ‘mágico mundo del color’ especializado en explotar el mercado infantil. Las Vegas es el ‘Dorado’ del exclusivo mundo del adinerado que pretende vivir (vacacionar) en el ‘jardín de las delicias’. El ‘paraíso de las delicias mundanas’, así y se trate de una réplica burda y costosa, construida en el desierto como un oasis fantástico, solo posible en el mayor casino del mundo cual recinto de la atracción del Dólar.

En los años 50 los ítaloamericanos construyeron en rápida sucesión un puñado de grandes hoteles, cada uno más estrafalario y llamativo que el anterior. Pensados como lugares para lavar dinero, nunca fueron construidos con una lógica de costo-beneficio. Intentaban ser una mezcla del viejo Oeste y los elegantes casinos de Montecarlo; el resultado fue una chillante combinación de costosas alfombras rojas, chispeantes metales dorados y ríos de luces de neón”.[24]

Pero como los amafiados ítalo norteamericanos en realidad sólo ocupan escalones intermedios en la jerarquía del gran capital, y el negocio placentero por ellos inaugurado prosperaba, eso atrajo, como el cebo a las fieras, a los grandes inversionistas, millonarios exóticos con vocación de parranderos, tales como Howard Hughes, magnate hacedor de la Huhges Aircraf, y Kirk Kerkorian, accionista principal de la Chrysler y de la Metro Golden Mayer; compradores y constructores de renovados y nuevos y más lujosos hoteles.

Considerada como la segunda etapa de las Vegas, la propiciada por los moguls, hacedores en los años 60, principios de los 70 de los primeros super hoteles-casinos, tales como el Caesar´s Palace. Las Vegas Hilton, MGM Grand (Bally’s).

Pero esto era cosa todavía de unos cuantos millonarios excéntricos. El verdadero auge de las Vegas llega hasta mediados de los 80, en plena reganomanía neoliberal del ofertismo en exceso que ‘sacaba adelante a los EU de la estanflación’, 16 años después de la construcción del MGM. Quienes sino las grandes corporaciones de la Sociedad Anónima, la cima de los capos capitalistas definitivos, amos y señores del capital ‘financiero’ (dinero especulativo) y concentrado en múltiples propiedades y negocios, aptos para encargarse de llevar a Sodoma y Gomorra a su máximo esplendor.

Capitalistas de la concentración monopólica, baby boomers nacidos en la década de los 50, patrocinan en los 90 “el período de construcción hotelera más grande en la historia mundial”. Con un leve giro en la caracterización del negocio; from sin city to fun city; entre Hollywood y Disneylandia con apuestas, un buen destino para que pase el fin de semana con su familia aventando dólares en toda clase de espectáculos circenses a más de los que pierda en el juego.

Edificaciones que en promedio se acercaron a los 1,000 m de d: “El Bellagio, inaugurado en 1998, es el mejor ejemplo. Con un costo de mil 600 millones de dólares es el edificio más caro del mundo. Las fuentes con más de mil chorros, costaron lo mismo que cualquier gran hotel de Cancún; 40 millones de dólares. Pero pueden elevar el agua a 80 metros de altura y ofrecer una coreografía memorable de luz y sonido al ritmo de ‘The Big Spender’ (un título por demás significativo)”. […] “La galería de arte del hotel consta de 300 millones de dólares en cuadros de Picasso, Monet, Matisse, Van Gogh y Renoir. No hay obra de otros autores ni intención de promover el arte. La adquisición se basa en el renombre de los pintores y el precio de los cuadros”.

Algo apoteótico, deslumbrante, ciclópeo, excesivo hasta el hartazgo. El Cesar’s Palace contiene los Foros, que “constituyen el centro comercial con más ganancias por metro cuadrado en el mundo; el Treasure Island escenifica una batalla naval, en escala natural, de proporciones épicas; el Venecian (que costó 900 millones de dólares) posee canales gondoleros y palacetes capaces de engañar a un turista distraído. El Excalibur es un castillo medieval, y el hotel Newyork-Newyork ofrece la reconstrucción de lo mejor de Manhattan sin necesidad de padecer a los neoyorquinos”.[25]

Volviendo al Bellagio: “Un detalle del techo del lobby, obra del artista Dale Chihuyy, consiste en un impresionante jardín invertido, con más de 2 mil piezas de un exquisito vidrio soplado italiano, al que destinaron dos años y 40 millones de dólares. Al fondo del lobby un pequeño paraíso floral, éste sí verdadero, es atendido por un total de 150 jardineros[26]. ¡Sólo faltan los Jardines Colgantes de Nabucodonosor! ¡Maravillas del ingenio falfurriento!

El espectáculo supremo de esta Sodoma babilonizada se monta en el propio Bellagio, el show acuático del Cirque du Soleil, cuya “producción costó 90 millones de dólares, buena parte de ellos gastados en un complicado sistema de exclusas y elevadores necesarios para operar los 5.7 millones de litros de agua que se utilizan en una función. Pero es mucho más que simplemente un espectáculo caro”.[27] Empero, lo que comienza siendo barato ante el abuso de los consumos excesivos termina por ser escaso y caro; y lo que es caro y artificioso en exceso conduce al agotamiento.

Empero, aún ni las crisis merman el Negocio; como está visto, los grandes espectáculos no dejan de estar repletos; los casinos no dejan de tener clientes durante la mayor parte del año puesto que son congales para capitalistas de todo el mundo, y así y éstos sean una minoría de la población, no deja de haber miles de ricoshombres en 100 ciudades del mundo de todos los continentes con caudal suficiente para acudir a las Vegas Nevada una vez al año, centro de convenciones preferido para empresarios acaudalados.

De la misma manera que la afluencia a los estadios, arenas, autódromos e hipódromos no disminuye, puesto que los deportes espectáculos representan el máximo atractivo para las masas, y dentro de toda la masa en cada ciudad que alberga a una franquicia deportiva hay suficientes fanáticos con el poder adquisitivo para comprarse un costoso boleto para ir a ver su deporte preferido. Dado que los grandes espectáculos deportivos se efectúan en las grandes capitales del mundo, así como no faltan 20 mil aficionados que en las Vegas puedan pagar miles de dólares para ir a ver una pelea de box, no faltan en Melbourne 300 mil aficionados que puedan entrar en dos semanas al torneo Abierto de Tenis de Australia, o dos mes después a la carrera de Fórmula1; no se diga en Montecarlo quienes puedan pagar un boleto preferente para presenciar la carrera más tradicional de la Fórmula1; o en Shanghái asistir a la única carrera nocturna de esa considerada la máxima categoría en el automovilismo. En Nueva York, durante todo el año los aficionados de muy distintos deportes confluyen al beis bol, al básquet bol, al hockey sobre hielo, al fut bol americano, al soccer, y en agosto-septiembre el Abierto de Tenis de los EUA, no faltando neoyorquinos y miles de visitantes que tengan por objetivo ir a contemplar un espectáculo deportivo. Lo mismo vale para París y Londres, y en menor medida para Roma, Madrid, Barcelona…., y descendiendo en sucesivas escalas hasta los equipos locales de segunda y tercera división que tienen su público a esos niveles y precios.

Entonces, los grandes espectáculos -no se diga ya las Olimpiadas o el Mundial de Fut Bol- tienen público suficiente porque son imanes de la gente con poder adquisitivo, máxime que si hay entre 50 y 100 mil aficionados abarrotando un Estadio, hay millones contemplando el juego por televisión, redondeando el negocio de los patrocinadores del evento. Cuando que las mayorías silenciosas, anodinas, fuera de la arena aluzada, no cuentan en su marginalidad, por lo que el ‘Juego Espectáculo’ es la quintaesencia que aquiescenta al sistema capitalista, como lo que es, un sistema social que capitalizando la riqueza la concentra en sectores reducidos de la población, los que viven la apoteosis de la sobredosis de consumo y diversión: ¡viva para divertirse!, ¡diviértase para ser feliz!, que la american way of life requiere de altas dosis de consumo caro y generalizado para seguir reproduciéndose; por algo sería que el júnior Bush en su locución inmediata a los atentados del 09-11 exhortó a the citizens a que salieran a consumir, no les vendría mal un viaje a Las Vegas para recuperarse del susto: ‘visite Las Vegas con sus ahorros de toda una vida, vacacione en la dulche vita’.

La compulsión por el (los) juego(s) crece estimulada por la propia vorágine capitalista, propia de una sociedad desquiciada, y cientos de miles de millones de dólares están en juego… Empero, todo exceso tiene su costo, su consecuencia terminal.

En la actualidad, Las Vegas es una ciudad que cuenta con tantos como 3 millones de habitantes, a los que se suman en el transcurrir del año 35 millones de visitantes. Y cuál es el mayúsculo problema del Oasis en el desierto, que el agua derrochada es tan cuantiosa como irracional: “En Las Vegas el derroche de agua es fabuloso. Verdadero monumento a la locura humana es, por ejemplo, el hotel Mirage, con sus enormes cascadas decorativas, piscina de 2,5 millones de galones de agua para delfines, tanques con tiburones, etc., con un gasto de aproximadamente 1 millón de galones de agua diarios. Cerca de allí se encuentra la Isla del Tesoro, rodeada por un río artificial donde se ofrece el espectáculo de un combate naval [ya aludido] entre un barco pirata y una fragata. Todo en tamaño real. En el Bellagio, en un lago artificial de 4 hectáreas, cientos de fuentes lanzan chorros de agua a 200 pies de altura [los 80 metros aproximadamente ya referidos]”.[28]

Obvio, el agua proveniente del Rio Colorado comienza a escasear y la succión del agua subterránea provoca hundimientos y agota manantiales y corrientes de agua terminando con la flora y la fauna en las áreas afectadas por la succión concéntrica que representa tan descomunal ‘urbe acuática’.

Qué problema, sí algo sobra en Las Vegas es el dinero, los babilónicos sodomitas están decididos a traer el agua de más lejos: “El agua es una mercancía y a Las Vegas les sobra el dinero necesario para comprar las cantidades que necesite y para transportarla por acueductos desde lugares lejanos aunque el desastre ecológico que ella misma representa se extienda como un cáncer por todo el Oeste y Sudoeste de Estados Unidos”[29]. Y así es, están planeando traer agua por acueductos desde más de un millar de millas de distancia, afectando, quitándosela a cultivadores y ganaderos. ¡El juego tiene prioridad!…, en el absurdo mundo capitalista decadente. Hay presas y reservorios para uso agrícola y ganadero en la zona circundante que están disminuyendo su cauda afectados por la voracidad del ‘Monstruo Casino’ que tiene una sed insaciable comparable a la codicia de los capitalistas que hacen todo tipo de negocios (transas) para ir a tirar el dinero en su enorme hocico. La irracionalidad del Sistema expuesta, el agua puede ser afectada y escasear en su uso primario, para que se surtan los lagos artificiales y las piscinas de este otro tipo de Santuario del Dólar.

Ya ocurre que hay competencia entre Phoenix y Las Vegas por el agua; pero tampoco se dan abasto las principales zonas urbanas de California, ni para su empleo en muy amplias extensiones de cultivos de cítricos en el Valle Imperial, o de alfalfa y algodón en las inmediaciones de San Diego. Cuando que otro factor crucial se aparece complicando mucho más la situación, el jinete apocalíptico previsto como invitado no deseado, que la sequía se va haciendo recurrente. (¿Será por el cambio climático, ¡Apá!?).

La contaminación por sí misma es todo un problema, nubes de polvo tóxico levantadas por el viento salen de lagos desecados y contaminados en Colorado y en California; residuos de fertilizantes, herbicidas, pesticidas, sales, hacen un coctel tóxico de lo que el viento se lleva hacia terrenos de cultivo y ciudades. Las aguas de regadío utilizadas en el Valle Imperial alcanzan al lago Salton Sea, haciéndolo más salado que el agua del Océano Pacífico, recibiendo al año cerca de 4 millones de toneladas de sales, el incremento de temperatura incrementa la evaporación, de manera tal que el desecamiento va ligado a la contaminación que se alza como contaminación atmosférica, afectando toda la biósfera: agua, tierra, aire.

El arruine en parte ya está presente, es el caso de otro ex lago, el lago Owens, empleado para abastecer de agua a los Ángeles en los años 20, el que se convirtió en “una gran taza de polvo tóxico que el viento dispersa por toda la región. La economía del valle se derrumbó y los ranchos quedaron en ruinas y abandonados”.[30] Ahora el ex lago está considerado la fuente de contaminación más grande en los Estados Unidos…, por ahora, espérense pronto mayores competidores.

El Suroeste y Sur-centro de los Estados Unidos y todo el Norte de México se están desertizando; ahora que las temperaturas más elevadas en el mundo se registran en el ‘Valle de la Muerte’, California, similares a las de Libia o el Sahara. El Colorado y el ex Río Grande (Río Bravo) se desecan tras décadas de uso intensivo tanto doméstico como agropecuario, efectuado lo mismo a Colorado que a Nevada, Arizona, California, Nuevo México… y sígase hacia Texas con el caso del Río Grande…, sin que se cumpliera con lo acordado en el tratado Guadalupe Hidalgo de dejar pasar a México medio millón de galones al año; lo que si llega a México es un chorro salado y contaminado. El Río Colorado que entra a México para desembocar en el Golfo de California es un hilo de agua que crea un lodazal salado y lleno de tóxicos.

Mas la hipertrofia urbano-demográfica no deja de crecer en toda la frontera a ambos lados, y todo el norte fronterizo de México resulta afectado, tanto por lo que los gringos han hecho con el Colorado, como por lo que le hacen al Bravo. No es exagerado prever que los estados fronterizos están en vías de convertirse en zonas de desastre permanente afectados tanto por los problemas de afectación geofísica, como por la problemática social del narcotráfico y el hecho de que se van formando cuellos de botella para la emigración de centroamericanos y de mexicanos que intentan escapar de la pobreza habida en sus empobrecidos países neo colonizados hacia el ‘sueño americano’, el que se está convirtiendo en pesadilla dada las recesiones-Depresión en la que está adentrando el Gigante del Norte. La Crisis es total e irá abarcando todo espacio conforme el tiempo álgido de la decadencia capitalista transcurra, acreciendo de manera progresiva. ¡Apá!, ¡ya dense por enterados pinches capitalistas, se están comiendo al mundo como a un pastel no renovable!

Decíamos que el Rió Bravo está anegado, desecado, hasta el grado de que ya no se habla de ‘espaldas mojadas’, sino de zapatos y huaraches enlodados para quienes lo tienen que cruzar en pos del ‘sueño americano’ y desde ahí la pesadilla comienza pues salen contaminados: “Lo que fluye hoy a lo largo de la frontera con México es una agua pútrida, turbia, saturada de herbicidas y fertilizantes que provienen de las tierras agrícolas irrigadas, y a la cual se unen las aguas residuales de las maquiladores… El panorama que presenta el valle inferior del Río Grande es el de un conjunto de ecosistemas destruidos. Brownsville, que era antiguamente un puerto interior internacional, depende ahora de un canal que la conecta con el océano”.[31] Y las maquiladoras son otra parte del problema, pues también consumen agua y contaminan en gran medida, con una producción sub industrial complementaria a la gran industria del norte -en franco estado de extinción-, que no representa para el país del Sur (México) el tipo de trabajos en cantidad y calidad requeridos, vil explotación de mano de obra barata para creación de partes ensamblables sin beneficio tecnológico para México.

Situación compleja tanto por la violencia que en un entorno alterado por los narcotraficantes se disputan el trasiego fronterizo al gran mercado, como por el exceso de mano de obra habido en población creciente y flotante. La secuela de feminicidios, de asesinatos de inmigrantes, no hacen sino revelar una descomposición fronteriza agudizada por factores que se van complicando. Y a Río Revuelto Ganancia de Pescadores… Que las grandes petroleras y gaseras ya se están repartiendo el pastel de hidrocarburos del Norte de México….

Y en el colmo de los contrastes que genera el ‘desarrollo capitalista’, el agua se puede ir contaminando con desechos agro–industriales pero no por ello dejan de crecer los suburbios residenciales para ricos, con áreas verdes, campos de golf y piscinas. ¡Acábense el agua hoy, que el mundo se va a acabar! Por eso los falsos profetas tienen tanto éxito en la desquiciada sociedad estadounidense. Hay de todo en la Viña del Señor en los tiempos de la ‘Gran Tribulación’…

Y lo peor del caso radica en que el dominio político de los capitostes no hace sino seguir empeorando la(s) situación(es); en lo inmediato quieren el agua para sus empresas, todo tipo de proyectos que continúan la creciente del abuso del agua y demás recursos, sin importarles los efectos que está teniendo tal grado de depredación, el futuro no existe para los enervados que viven el presente como un delirium tremens.

Es un hecho consumado y en vías de agravamiento, pues, como se constata en la atribulada frontera sur de los EU-norte de México, el agua ya no fluye cuesta abajo rumbo a los mares, como es natural, sino que lo hace cuesta arriba, bombeada por el motor de la máquina y su dinero, hasta que los veneros se agoten; arquitectónica de constructo anti natura.

Desquiciada carrera hacia el futuro con falsos escapes utilizando una tecno ciencia puesta al servicio de capitalistas, la que actúa de manera instrumental, sin evaluar las circunstancias ni las consecuencias de las obras emprendidas. Trátese del derroche productivista, ofertista, generando un despilfarrante consumo, círculo vicioso de que la oferta crea la demanda y la demanda exige más y más satisfactores, así como los adictos más droga-soma-diversión, (“Orgía Porfía”), propio de un sistema dominado por capitalistas que actúan posesos de la compulsión crematista, en la codicia y en el hartazgo sin límites…, capitalismo desquiciado exterminador. Empero, todo tiene un límite en un mundo cerrado como el nuestro, en cualquier hábitat, en cualquier ecosistema.

Así como también se va de la Sodoma rutilante a las sodomas en cada urbe rastracuachera, porque el pansexualismo es una pandemia. Porque el pansexualismo se expande como una pandemia, como desenfreno en el libertinaje, encontrando en los excesos del capitalismo el ambiente hedonista, adecuado para alcanzar su clímax. Puede ser la orgía de los multimillonarios en suites exclusivas, o en cualesquier tugurio populachero, ambas clases de sujetos están en la misma sintonía hedonista, y se integran aceptando el mundo tal cual se les ofrece. Tal cual lo aceptan, tal cual contribuyen a forjarlo.

Cuando que arriba y abajo juegan el mismo juego globalizado, posibilidad del dominio total en cierne, ante la carencia de diferencia que emerja de abajo hacia arriba. Ese sumirse en el hedonismo, ese promover el pansexualismo como sodomía es la ‘libertad’ perversa que los imperantes le conceden a sus (pervertidos) dominados, (y más ahora que están tan atentos, dado que la homosexualidad masculina y el cuidado del SIDA contribuyen a disminuir la explosión demográfica, más que los preservativos, de ahí el estímulo de la élite wasp y el fomento de la izquierda ligth a tan ‘liberal’ praxis), cual concesión de falsas libertades, en realidad imposibles en los dominios del sistema totalitario que teje el capital monopolista e imperialista, por ello, vil libertinaje.

Tener a las masas idiotizadas con el circo que es la droga (soma) ligera; tenerlas estragadas en el vicio, drogas, sexo y violencia es lo pesado que resulta más efectivo (complementado con la alienación mediática que proporciona la Telebasura, la radio-vómitos, con la música pestífera adosada con los comentarios estúpidos de los lorocutores, los comerciales, los desinformativos y el fut bol, etc., etc. El sujeto tiene para vivir permanentemente enervado), lumpen proletario alineado y ajeno a la lucha de clases, denigrado en los oasis lupanares ubicuos, para que un pueblo dividido y denigrado siempre sea controlado.

Narco-consumo. Delirium Tremens Capitalista

El narcotráfico utilizado por los imperialistas atlánticos desde el siglo XIX con la Guerra del Opio en China les permite invadir territorios, corromper gobiernos, reducir poblaciones y como conclusión procurada obtener ganancias monetarias, sólo comparables en cantidad y malversación a las obtenidas con la especulación.

Con el consumo ‘ilícito’ de drogas los capitalistas imperialistas consiguen: 1) El control de potenciales segmentos de la población subversivos, por ejemplo, barrios bajos de negros en las grandes ciudades; así como en general alienar a la juventud proletaria ‘pastoreada’ por la policía y por extensión social provocar la pandemia de enervados, cual ovejas sumisas y encarriladas. 2) Tener el pretexto que les permite ir a ‘combatir’ al narco-tráfico a donde se produce la materia prima psicotrópica; coca a Sudamérica, opio al Asia Sudoriental…, Afganistán; marihuana a México. Narcotraficantes en Colombia y México, preferentemente, no así en Afganistán, porque incluyen a miembros de USArmy. 3) Last but not least, el Gran Negocio ilícito que alcanza su máxima escala en el lavado de dinero realizado en los grandes bancos del Primer Mundo, especialmente por los atlantistas. Asimismo promoviendo la venta de armas específicas para combatir narcotraficantes. De tal manera que tanto banksters como mercaderes de la muerte, dos pesos pesados de la élite capitalista, resultan beneficiados.

Como un uso y abuso más del poder que manipula y utiliza a los sujetos haciéndolos tender, conduciéndolos hacia ciertas conductas que falsifican la libertad, como lo vienen haciendo los potentados imperantes con el abuso de las drogas, creando dependencia de consumo, en principio ofertado con generosidad –en los 60 de los hippies, y la ‘cultura alternativa’-, después mayormente criminalizado y perseguido, pero derivando la persecución hacia afuera, hacia quien oferta, ignorando que se oferta debido a que por ser productos ilícitos los precios se incrementan, cuando que el mercado cuantitativo en consumo y pago está en los Estados Unidos, por lo que su combate efectivo debería concentrarse en los propios estados de la Unión Americana, si en efecto tal fuese el objetivo de combatir para erradicar el consumo, con un programa de prevención educativo de por medio.

Un doble juego que implica una simulación, dejar hacer, dejar pasar, fomentar el uso de enervantes entre los parias de la propia sociedad, especialmente entre los jóvenes con bajos recursos, como entre los soldados desde Vietnam. Gran mercado, gran negocio, ¿quién lo capitaliza? La mafia no tan solo, esto asciende hasta los pisos superiores de los rascacielos de la banca y bolsa; los banksters también por esta otra vía del capital desenfrenado obtienen gran parte de sus activos, de cierto que sin el lavado de dinero muchos de estos presuntuosos cual deslumbrantes bancos ya estarían quebrados.

Tal y como se informaba hacia fines del 2009, en pleno salvataje de grandes bancos, detectándose en específico que 352 mil millones de dólares de procedencia criminal fueron lavados por empresas bancarias. Así lo revelaba Antonio María Costa, jefe de la Oficina de Estupefacientes y Crimen de la ONU (UNODC). Sospechándose que tal cantidad señalada era sólo una modesta contribución, específicamente empleada para evitar el colapso de algunos de los principales bancos atlantistas en aquel año, capital líquido que los rescataba. Puesto que el lavado de dinero al año era estimado por diversas investigaciones en trillons of dollars.

El bankster es el mayor depredador de la fauna capitalista y los artilugios de las evasiones al fisco una praxis consubstancial al funcionamiento ‘financiero’ del neoliberalismo desregulado: “¿No son acaso los ‘paraísos fiscales’ y sus ‘cuentas invisibles’ las características consustanciales del neoliberalismo global? ¿No será que el principal nutriente del neoliberalismo global sea el blanqueo de dinero de los gánsteres, que incluye la criminalidad bancaria? ¿No es el desregulado neoliberalismo global un modelo criminal por antonomasia?”.[32]

Entonces, tratándose de un Imperio que como tal agrede y extrae recursos de las periferias, empléese la condición monetaria ventajosa que la relación entre oferta y demanda en dólares ejerce sobre las monedas más baratas para asegurar que los periféricos se ocupen de proveer a un mercado que paga con creces inigualables los estupefacientes, luego, criminalícese tanto a los campesinos como a quienes la convierten en cocaína y la trafican de sur a norte y ya está…, ‘vamos a ayudarlos’. El gran negocio del mercado de enervantes se convierte en otra acción imperialista.

En las periferias la ‘guerra contra el narco’ se promueve tanto para suscitar la injerencia –‘ayuda’- norteamericana, como para incrementar la problemática social que conlleva la proliferación del narcotráfico. La guerra en contra de los narcotraficantes emprendida por F. Calderón, a más de procurar su autoprotección por ser un presidente espurio, vino a ‘coincidir’ –casualidades casuales- con la intención procurada por el Imperio de generar la excusa que facilite la penetración de sus agencias intervencionistas en México.

Como se ha dicho y se hace ver, el vericueto de la lucha contra los ‘malos de la película’, terroristas y narcos, es un combate falsificado, un doble juego, que no procura acabar con los ‘malvados’ y su accionar, simple y sencillamente porque el gran terror y la gran maldad de capitalistas imperialistas los requieren para delegar en ellos la propia maldad en el otro, delincuente extremo y excéntrico, no miembro de los ‘buenos burgueses’ dominadores incuestionados, mantenedores y beneficiarios de la praxis capitalista, la que por antonomasia es todo gran negocio que reditúe amplias ganancias.

Ergo: hay de gánster a gánster, y los grandes gánster son los propietarios de los rascacielos, los que habitan en los pisos superiores de los bancos, grupos bursátiles y compañías que componen el complejo industrial militar, así como el petrolífero, a los que recientemente se les vienen incorporando las empresas de la Industria de la Biotecnología.

En un mundo en el que las ganancias ‘lícitas’ provienen de la explotación ejercida por el capitalista para obtener su ganancia neta, tales no resultan suficientes para satisfacer al ‘vampiro’, pues siempre ha procurado participar en el lado oscuro de la mundanidad, en la criminalidad oculta, de manera disimulada, capitalizando también en el bajo mundo los negocios ilícitos, cuantiosas ganancias obtenidas desde una sombra anónima. Y los ‘malos’ son requeridos por los ‘buenos’ para lavar su imagen y concentrar los beneficios que aquellos obran como hormigas, así, productores y narcotraficantes laborando para que los precios de las drogas se acrecienten conforme viajan hacia el Norte, redituando al máximo en su lavado en los bancos del Primer Mundo, capitalización obtenida por los dueños corporativos que campean en la cima del rasca nubes capitalista, valiéndose de los recursos legales del sistema que operan en su favor.

Como son los bancos y demás empresas monetarias en las que los barones terminan por agenciarse el capital acrecentado; absorber y acaparar lo que las hormigas abajo han elaborado. En la pirámide criminal el lavado de dinero proveniente del narcotráfico o de la venta de armas en el mercado negro, o del tráfico de humanos y del secuestro, va a parar como ganancia de los capitalistas encumbrados en la cima de la cadena criminal.

Está visto que la pantomima de la ‘guerra contra el terror’ y su antecesor, la ‘guerra contra el narco’, y ambas combinadas, les permite emplear a criminales presentados o ubicados afuera del sistema, como extremistas radicales atentando contra el status quo, malos-otros-ajenos, pero también, malos útiles que sirven para legitimar al sistema ejemplificado con Al-Qaeda in, y/o Al-Qaeda out, cuando, la conmoción que causa el acto terrorista pasa a ser la excusa irrebatida que les permite a los terroristas supremos, así capitalistas imperialistas, crear las condiciones favorables a su ‘terror legitimado’, entiéndase, legítima defensa y ‘operaciones humanitarias’.

Tal cual aconteció con los auto atentados del 11-09 cometidos por el establishment imperialista, dejando pasar, dejando hacer, pastoreando a los terroristas, conduciéndolos como marionetas, realizando la parte difícil de los atentados, los impactos y la demolición controlada que provoca el derrumbe de los edificios del Word Trader Center….

El Poder crea al terrorista, lo requiere para incrementar su aparato de vigilancia y control al ser el terrorista el máximo exponente del antisocial, punching bag requerido para ejercitar la fuerza de un sistema por demás represivo y agresor, que tiene imperiosa necesidad de apropiarse de recursos naturales y así de posicionarse militarmente en sitios geoestratégicos.

En el caso del narco-dinero, toda la guerra en su contra no está sino en función de administrar el negocio regulándolo sin dejar de satisfacer la demande que el amplio mercado de adictos exige, no nada más ya conformados por los habitantes de USA o de la Europa Occidental, pues la pandemia se extiende por el mundo como la globalización acaece, pues ésta no es otra cosa sino la mundialización de la praxis capitalista.

En México el año pasado se detectó un excedente de 10 mil millones de dólares en el sistema financiero proveniente del tráfico de drogas, ahora se sabe que el banquito ligado a la tradición dinástica de negreros y narco lores británicos está lavando el dinero en México, desde Hong Kong al DF: HSBC, y qué problema, una mínima multa y se sigue encubriendo a los grandes beneficiarios.

¿Quo Bono, en la cadena que transita hacia los grandes bancos atlánticos?:

“La llamada guerra contra el narcotráfico es, además de todo, un estupendo negocio para una serie de corporaciones afines a los demócratas estadunidenses, pero también para múltiples hombres de negocios vinculados al gobierno de Felipe Calderón, por lo que desde esa perspectiva, extremar la violencia resulta benéfico para los negocios. / El presidente estadunidense Richard Nixon acuño el término de guerra contra las drogas, no debe olvidarse, en un discurso pronunciado el 17 de junio de 1971, en el que pretendió estar preocupado por el incremento del consumo de enervantes entre los soldados en Vietnam, cuando en realidad lo que buscaba era aprovechar la alarma que estaba creando al afirmar que las adicciones habían asumido la dimensión de una emergencia nacional para solicitar importantes recursos al Congreso a fin, entre otras osas, de ir creando nuevos negocios en torno de esa supuesta lucha contra el narcotráfico”.[33]

Declaration of the War on Drugs, (in words of Richard Nixon): “El enemigo público número uno de Estados Unidos es el abuso de las drogas. Para poder (…) derrotar a ese enemigo es necesario llevar a cabo (…) una ofensiva a escala mundial (…) con ello declaro la guerra contra las drogas”.[34]

Resáltese la fecha, el año, 1971, el mismo en el que Nixon oficializa el abandono del patrón oro, lo que viene a complementar la aseveración de ser el año hito que marca el inicio de la Crisis terminal del Sistema capitalista.

Y adviértase que al proponer una ofensiva a escala mundial se revela la intención soterrada que los imperialistas procuran con su ‘dichosa guerra’, suponiendo que van a combatir al narco donde se produce la matera prima y en parte se procesa, y no donde se consume, no tratándose de aminorar el consumo en la población estadounidense ni de combatir a los capos dentro de USA, sino de supuestamente disminuir la producción de enervantes en países ‘tropicales’, lo que en realidad les permite intervenir en el tercer mundo como una manera de reprogramar la ofensiva imperialista.

No tenía que haber ido muy lejos R. Nixon a combatir el narcotráfico si tal fuese su verdadero propósito. Sépase lo siguiente:

En el Caribe los traficantes ilegales de sustancias como la cocaína en los años sesenta e inicios de los setenta son fundamentalmente cubanos exiliados en la zona de la Florida con estrechos vínculos con la CIA. Los rastros de ello son inocultables. En junio de 1970, el Bureau Federal de Narcóticos y Drogas Peligrosas (BBDD) antecesor de la Drug Enforcement Administration (DEA), en una redada detiene por todo EE.UU. a unos 150 sospechosos en la más grande operación antidroga de su historia. Se calcula que los implicados manejan por entonces el comercio de un 30% de heroína y de casi un 80% de cocaína vendida en esa nación. Cerca de un 70% de los detenidos pertenecieron a los destacamentos invasores de la CIA a Cuba en Bahía de Cochinos en abril de 1961, evidenciando así una década de dominio del tráfico de sustancias ilegales por parte de exiliados cubanos, de al menos pleno conocimiento de esta agencia. Estos veteranos de la invasión poseen ventajas sobre otros grupos traficantes, la propia CIA les entrena y protege bajo su sombra por ser parte de operaciones donde se compromete la seguridad nacional de EE.UU”.[35]

Una cosa va con la otra, más que mecánicamente de manera orgánica y con voluntad de poder, el Sistema capitalista va imbricando sus dominios y dominancias. En el caso de México la aparición de un presidente ilegítimo facilita su entreguismo al Norte, así procurado ex profeso, aceptando que los cárteles mexicanos son el problema número uno de la nación a combatir como política primordial de un gobierno neoliberal, cuando que no es así.

La noción de guerra contra las drogas encubrió, por consiguiente, desde sus orígenes, además de una serie de objetivos políticos, estratégicos y militares de una potencia imperial, muy claros intereses económicos, tanto del Estado, que pudo disponer cada vez más de fondos excepcionales votados en la colina del Capitolio [de este otro Imperio], como de una serie de consorcios empresariales asociados a estos intereses. Los expertos en la política de Washington sobre las drogas coinciden en que aun después de esa algarada de Nixon, nada cambió en las orientaciones generales de la política estadunidense, que siguió rigiéndose por la ley de 1970 sobre la prevención de las drogas, que no era otra cosa que una secuela de la ley Harrison de 1914 sobre narcóticos. Y nada cambió, ni siquiera al ser elevada dicha guerra al rango de ley en el 28 de enero de 1972. Lo único nuevo desde entonces fue que los negocios florecieron aún más”.

Las políticas de Washington en materia de drogas se han sustentado por consiguiente en los últimos años en esa doble vertiente contradictoria. Ha llevado a cabo Estados Unidos por un lado una campaña permanente pretendiendo combatirlas y brindar ayuda a otros países para supuestamente desalentar y reducir su producción, lo que ha entrañado incluso su intervención militar. Y, por otro, ha tenido invariablemente a preservar el narcotráfico como un gran negocio, reordenado y dirigido desde Washington, el que ha beneficiado incluso, desde su lado ilegal, a políticos del más alto rango, y que desde su lado legal ha permitido al Estado mayores recursos y a múltiples empresas desarrollar una serie de negocios legales”. [36]

El eslabonamiento de beneficios que obtiene el establishment imperialista incluye la venta de material bélico y policíaco, fabricado ex profeso para combatir a los narcos y se lo venden al propio gobierno de USA como se lo venden a México, junto a lo cual el Espurio les abre las puertas a las agencias: “La debilidad del gobernante espurio mexicano Felipe Calderón le permitió a Washington en 2006 extremar su esquema de dominación sobre México pero también ampliar su red de negocios”.[37] De manera similar a como aconteció en Colombia con el auxiliar de capo y terrorista de Estado Álvaro Uribe.

Y quo bono, pues esto tiene diversas aristas y beneficios acorde con la lógica perversa del entramado capitalista. Si los campesinos en Latinoamérica no pueden competir con los productos del campo subsidiados en EU, se ven obligados a procurar cultivos más redituables y éstos son los cultivos de coca o mariguana, mejor pagados en un mercado de lo prohibido, convirtiéndolos en afrodisiacos por demás apreciados. Procede la DEA a recomendar el rocío de exfoliantes en territorios de siembra que perjudican a campesinos de manera indiscriminada, pudiendo afectar tanto su salud como sus tierras de manera lastimosa, pero qué importa, los idiotas del gobierno neo colonizado le hacen el juego a los capitalistas imperialistas, pues en otra arista esto significa que le van a comprar la importación de alimentos a los mismos EU, además de que las avionetas y los químicos utilizados se pagan a una compañía made in USA; perversos negocios redondos estos del ‘combate al narcotráfico’ en el Sur.

Y faltaba más, para combatir a los narcotraficantes qué mejor que las armas que el Pentágono nos decida proporcionar. “Las políticas bélicas de Calderón han beneficiado enormemente a las transnacionales, pero no sólo a éstas. El Pentágono ha obtenido mayores recursos del Congreso gracias a su intervención en México y en octubre de 2011 pidió otros mil 200 millones de dólares para operar en territorio mexicano, y los contratos de las empresas privadas no dejan de crecer. La Iniciativa Mérida implicó en sus inicios un paquete de ayuda de mil 400 millones de dólares, y ya para 2008, las empresas estadunidenses habían alcanzado contratos por 64 mil millones de dólares”.[38]

Para que se produzca otro eslabonamiento cuando en México se comienza a maquinarle a la industria militar yanqui: “El aspecto más grave de estas políticas de guerra y negocios no lo constituye sólo el hecho de que se trata de un gasto descomunal creciente el que se ejerce para la destrucción de nuestro país, sino que es también este un negocio que beneficia a empresarios mexicanos coludidos con Calderón, en un escenario en el que México está maquilando material bélico estadunidense (cosa que se le olvidó a éste presumir en Davos), lo que es abiertamente contrario a la Constitución…, el año pasado la empresa Aero Company, de Indianapolis, recibió más de 12 millones de dólares para fabricar tapones de armas de combate en San Luis Potosí, JDS Uniphase obtuvo contratos de la Marina estadunidense por 6 y 12 millones de dólares tanto para manufacturar sofisticados equipos bélicos como para elaborar sistemas de pruebas de armas en su planta para elaborar sistemas de vehículos militares en Tijuana”.[39] ¡Faltaba más, pásele a su patio trasero!

Descomposición social y miedo arraigado en la ciudadanía, la narcoviolencia abre campo a una anexión subrepticia, disimulada, del México del norte al empresariado yanqui. Mediando de por medio los tratados comerciales del TLCAN y de supuesta seguridad mutua, el ASPAN, así como la Iniciativa Mérida, semejante al ‘Plan Colombia’.

La apertura al Norte forzada por las dificultades generadas por la ‘guerra al narco’ que Calderón propagó, incrementa la relación entre el ejército y la policía mexicana con las fuerzas imperialistas, permitiendo que las entrenen, asesoren y equipen, óptima manera de iniciar un acercamiento a las fuerzas de seguridad mexicanas que venían procurando los pentagonitas desde hace décadas. Para lo cual las autoridades usamericanas se han encargado de ir sobredimensionando el problema del narco en México. Por algo será que la Hillary Clinton en su visita a este país vociferó que el ‘narcoterrorismo’ de México era una amenaza latente para su país, e incluso se imaginó la narco insurgencia: “éstos cárteles de la droga están mostrando cada vez más y más indicios de insurgencia”. (sic), lo que se les antoja ver para justificar la creciente intervencionista en México; así la Janet Napolitano lo complementa planteándonos sus temores freudianos de penetración, ¡oh, my God!, que será cuando los Zetas y Al-Qaeda se unifiquen: “Desde hace mucho tiempo hemos pensado por anticipado qué pasaría si Al Qaeda se uniera con Los Zetas” (sic), pues que su golden dream se realizaría, ahí está la excusa latente para incrementar la presencia militar yanqui en México, y vénganos más agentes de la CIA a salvar al país.

Ya lo he referido: se necesitan delincuentes para justificar la policía (M. Foucault); se necesitan terroristas para justificar imperialistas. (Vid: “En Honor a la Verdad”, su Postcriptum)

Y si México no puede por sí solo con los ‘narcoterroristas’: a ‘Estado fallido’ procede la penetración, el ‘auxilio’ pentagonal. Cuando la colombianización de México se confirma con la importación de un asesor colombiano, Oscar Naranjo, en función de orientar al gobierno del ‘Títere sin cabeza’ ‘para que el combate al narcotráfico sea tan exitoso como en Colombia’ (sic), en realidad, para que siga la pauta requerida similar, para que el ‘Estado Fallido’ se enrede más con un problema que en gran medida es propiciado por su vecino del Norte. Y ¿quién dice que en Colombia se ha resuelto el problema de las drogas?, lo han conducido a donde quieren, facilitando la entrega de territorios colombianos a los terratenientes y a las transnacionales, así como la instalación y engrandecimiento de bases militares.

El tinglado de la falsa guerra contra el narco se cae precisamente en la Colombia de Álvaro Uribe Vélez (AUV), delatado por ex colaboradores y paramilitares, apareciendo Uribe como ‘El Señor de las Sombras”, un gobernador practicante del terror desde el Departamento de Antioquia, relacionado con capos y formador de un escuadrón de paramilitares, quien asciende a la presidencia procreando a un grupo de incondicionales ligados al crimen, fichado así en la DEA, como un funcionario relacionado con el negocio del narco; tratándose prácticamente de un gánster disfrazado de político.

Durante su gestión como gobernador de Antioquía grupos de paramilitares cometieron masacres que Álvaro Uribe encubrió: “Precisamente, uno de tantos hechos que suscitan serios interrogantes sobre la trayectoria pública de Álvaro Uribe, es su conducta frente a los paramilitares en particular, cuando se desempeñaba como Gobernador de ese Departamento. Su nombre figuró en el proceso que, sobre esas masacres, adelantó la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la cual condenó al país al pago de una cuantiosa indemnización a favor de las víctimas, al comprobar que los paramilitares habían actuado con el apoyo de las autoridades civiles y militares de Antioquía”.[40]

En realidad los inicios de las relaciones de AUV con lo ilícito se remontan a su actuación como jefe de Aerocivil, instancia gubernamental desde la cual concedió licencia para pistas de aeronaves propiedad de narcos. Después, en el Senado, actuó a favor de uno de los gremios más reaccionarios de Colombia, el de los ganaderos, así como también le hizo la chamba a los monopolios financieros colombianos, promoviendo la ‘reforma pensional’, la cual le otorgó a los emporios colombianos 708 mil millones de pesos en 1995.

Triple impulsor de reformas constitucionales de carácter neoliberal, pues también promovió la reforma laboral de 1990, pretendiendo solucionar el desempleo, siendo ésta, como era de esperarse, un fracaso; pues si el índice alcanzaba en 1990 un 12%, en el 2000 subió al 20%. (Y luego se extrañan de que se diga que México se está pareciendo a Colombia, espérense a los efectos de la nueva ley del trabajo, contrarreforma obrera, para comprobarlo también en este otro rubro).

Su tercera gran contribución a que la política neoliberal se implementara en Colombia la realiza reformando el Sistema de Seguridad Social; reforma que “le quitó toda capacidad al Estado para atender la salud de los estratos más necesitados de la población, qué quedaron por completo desprotegidos / Esa norma, además, llevó a la quiebra el Seguro Social y puso en peligro el derecho a la jubilación de varios millones de afiliados”.[41] Como si en México no pasara igual.

Como presidente Uribe remató su obra, así calificada por Enrique Parejo González: “Después de los cuatro primeros años de gobierno del presidente Uribe, en Colombia, la ley sigue siendo una irrisión; la Justicia continúa en estado de grave postración; la soberanía nacional ha sido sometida a poderosos intereses foráneos”.[42] Y lo peor de todo es que todavía hubo otros cuatro peores años con su reelección.

Breve recuento que ubica a AUV como a un político vinculado con capos y paramilitares, así como un rabioso promulgador del neoliberalismo en Colombia y, ahora, en donde lo dejen; pues como buen peón del Imperio goza de absoluta libertad a pesar de las muchas fechorías cometidas, de manera similar a un Tony Blair, un José María Aznar, un Silvio Berlusconi, un Salinas, un Zedillo, un Fox y, próximamente un Calderón, en México. Presidentes y jefes de gobierno que pueden cometer todo tipo de irregularidades o ilícitos inconstitucionales y salir ilesos por la falsa democracia en que existimos. Los pueblos no ponen a sus gobernantes, los pueblos no gobiernan, los pueblos no le exigen cuentas a quienes los mal gobiernan….

Entre los colaboradores policíacos de Uribe va a ir descollando Óscar Naranjo, quien está indicado como un posible policía narco y colaborador de la CIA, habiendo sido miembro de la agrupación paramilitar llamada Los Pepes, creada por la CIA para exterminar a los socios y a familiares de Pablo Escobar. De manera simultánea Los Joseses colaboraban y fungían como protectores del llamado cártel del Norte del Valle, misma actividad que los relacionaba con los principales cabecillas paramilitares.

¿Por qué viene Oscar Naranjo a México? Porque renunció a la dirección de la Policía Nacional cuando comenzaron a enjuiciar a ex colaboradores suyos en los Estados Unidos. Pero he aquí que un juicio que lo podía involucrar con lo ilícito, a través del testimonio de un ex general colombiano cercano a él, de nombre Mauricio Santoyo, se torna “secreto para no afectar las relaciones diplomáticas entre Washington y Bogotá [el juez negoció] con la defensa de Santoyo quitar los cargos de narcotráfico a cambio de que el ex oficial delatara, entre otros, a tres generales de la Policía Nacional”.[43]

Se sugiere que Naranjo chantajeado por la DEA viene a fungir como un informante para con las agencias de inteligencia del país vecino, “además de encubrir la falsa guerra a las drogas administrada por Estados Unidos, y a supervisar las negociaciones del próximo gobierno de Enrique Peña con las bandas criminales”.[44] De ese tamaño se teje la tenebra en el tenebroso México del próximo futuro.

Desde luego que el policía colombiano viene a decirnos que está aquí para promover una política de seguridad pública humanista,[45] con sensibilidad por las víctimas, pero no es eso lo que su record refiere de su actuación en Colombia. Una Colombia en la que hoy en día se informa que “El Ejército tortura y asesina a un niño de 15 años y los medios califican a la víctima de ‘terrorista”.[46]

En tan sombrías instancias anidan alimañas y es difícil descubrirlas, pero de entrada, cualquier colaborador relacionado con la presidencia de Álvaro Uribe debe ser un tipo no confiable. Un tipo que en la versión que da de su labor como policía colombiano despolitiza las circunstancias propiciatorias de la violencia en Colombia, ignorando la guerra civil que se viene padeciendo desde la década de los años cincuenta.

Trátese de la Colombia de la confrontación contra la guerrilla insurgente, anti oligárquica, que incluye núcleos políticos que tras de intentar por los cauces legales de acceder al gobierno y tras de ser asesinada buena parte de la dirigencia del Frente Patriótico, no les dejaron más vía que la lucha armada. Trátese de la Colombia afectada por los intereses imperiales estrechamente relacionados con los de la oligarquía y las transnacionales, ejerciendo una intensa presión extra política sobre los pueblos originales, campesinos, sindicalistas, al ser el país de América Latina en donde se han perpetrado las peores matanzas de civiles en las últimas décadas, así, país sembrado con grandes fosas clandestinas.

Con la convulsión por décadas de guerra civil latente y efectiva las consecuencias no pueden ser otras que una gran afectación al pueblo, miseria, emigración forzada, falta de servicios básicos a los populares, sobre todo en el campo, abandono por parte del Estado al pueblo, convertido en un Estado pro oligarquía, Colombia no puede ser un país modelo para el resto de América Latina, sino un país al que se debe apoyar para sacarlo de esta guerra interna gestada y/o aprovechada por el Imperio.

País que sigue siendo el máximo productor de cocaína –junto con Perú-, a pesar de la virtual ocupación, perdón, asesoría militar de los yanquis. Entonces, ¿dónde está el éxito en contra de la lucha contra el narco? Presume Oscar Naranjo en que se ha bajado el número de asesinatos, pero no dice que esos asesinatos son más de índole político ligado al conflicto social que desata la dupla Imperio-oligarquía en contra del pueblo colombiano. Evidenciándose que los grupos guerrilleros no son terroristas, sino combatientes del Imperio y la burguesía propietaria.

Por increíble que parezca Oscar Naranjo admite haber estado ahí, en Ecuador, cuando se bombardeó el campamento de las FARC en el que murieron cuatro estudiantes mexicanos, y muy quitado de la pena afirma que él no dirigió el ataque contra el segundo hombre más buscado en Colombia por terrorismo (sic). Y a este tipo lo trae el corrupto gobierno ilegítimo a asesorar al Presidente, no cabe duda que México se colombianiza.

¿Va México por el rumbo de Colombia? Sin duda, aunque con sus diferencias, más que nada otorgadas por la relación fronteriza con los Estados Unidos, pero el empleo del problema narcotráfico cumple el mismo propósito de fungir como una afectación procurada que al mismo tiempo que descompone la sociedad permite la presión y la injerencia usamericana. Si entendemos que la falsa lucha contra los capos de la droga genera una actividad intromisora del Imperio en América Latina, se obvian consecuencias.

Cuando se consigue lo en realidad procurado: “Una guerra prolongada que tiene convenientemente el efecto de hacer permanente una cascada de medidas represivas sobre la población, estigmatizando a cualquiera potencialmente rebelde. Los traficantes colocados como enemigo público número uno al ser capaces de cualquier atrocidad, permiten irradiar con su persecución a su vez un dominio estatal violento sobre toda la sociedad, elevando la sospecha generalizada y en circunstancias así, nadie está a salvo de muertes, desapariciones, torturas, amenazas y coacción al soborno, etc.”.[47] (Etcétera que es vigilancia policíaca y nuevas técnicas de afectación al crítico, al pensador, en casa….).

Y vénganos la guerra de Calderón, con el entrenamiento de efectivos del ejército mexicano en los Estados Unidos; la compra de armas y equipo Made in USA y amplíese la permisibilidad de operaciones de agentes del Imperio (FBI, CIA, DEA) en México, incluyéndose el empleo de drones y quién sabe que otros artefactos policiacos estén empleando estos malditos. ¿Cuántas mini bases yanquis operan ya en México? “La militarización impuesta produce muestras inocultables de una invasión. La creación de dos bases militares en la frontera con Guatemala, por recomendación de la DEA (sumado a los catorce mil militares ya existentes en Chiapas), es un afán inocultable de contener el descontento social en el sur del país. Adicionalmente, en 2011 se inaugura la construcción de la Academia Estatal de Formación y Desarrollo Policial, en Las Encinas al oriente de la capital del estado de Puebla; el FBI y otras agencias imperiales tienen participación directa en esta academia. Junto con la de Chiquimosuelo y Jiquipilas, son bases de EE.UU.; no cabe duda de que el Pentágono dirige su funcionamiento. Por eso se contabilizan en México varias bases militares extranjeras como fruto directo de esta guerra contra evasivos y omnipresentes carteles”.[48]

A sabiendas de que el supuesto combate al tráfico de estupefacientes esconde una estrategia de intervención militar, el caso del manejo independiente de la lucha contra las drogas efectuado en la Bolivia de la presidencia de Evo Morales descubre la simulación efectuada por los imperialistas. Dicho sea por el propio presidente de Bolivia: “Yo estaba convencido de que la DEA (cuya salida de Bolivia dispuso el mandatario en 2009) no lucha contra el narcotráfico, sino que lo controla con fines políticos. Así lo comprobamos nosotros. Con fines políticos hacían operativos para implicar a dirigentes sindicales o dirigentes políticos o gobiernos antiimperialistas, independientes. Sin la DEA comprobamos que se da mejor la lucha contra el narcotráfico, a pesar del permanente sabotaje de Estados Unidos. Queremos recordar que dentro de las políticas de lucha contra el narcotráfico a nivel mundial hay responsabilidades compartidas de las que Estados Unidos se desliga. No invierte en las verdaderas políticas antinarcotráfico, sabiendo que el origen de éste es el mercado ilegal. Y la responsabilidad que existe en el consumo masivo”.[49] A diferencia, en México sí que les han seguido el juego a los yanquis, con la complacencia de los idiotas útiles ubicados en Los Pinos y las administraciones de tecno burócratas completamente al servicio del gran capital.

Con los efectos esperados de la corrupción afectando los altos mandos del ejército y la marina, algo procurado por los imperialistas desde el inicio de la participación de las fuerzas militares en la ‘guerra falsa’; logrando ir propiciando una animadversión entre el ejército y el pueblo por los abusos cometidos en múltiples ocasiones por estos ‘agentes de la defensa del país’. Siendo factible que en algunas ocasiones delincuentes disfrazados de militares perpetran actos violentos consiguiendo el efecto desprestigio a las fuerzas armadas, pero tal maquinación, es de pensar, también está contemplada por los imperialistas, si no es que ellos mismos la realizan.

El efecto dañino está causado, a semejanza de lo ocurrido en el Cono Sur en los años 70: “cuando el Ejército realiza labores de policía el secuestro se incrementa el 76%, desde que los militares están en las calles [de México] se dispararon los índices de robos, asaltos, extorsiones y violaciones de los derechos humanos”.[50]

Y, ¿quo bono?, hasta el más ciego de los políticos mexicanos lo podría advertir si no fuese porque tiene un condicionamiento clasista que le impide ver la realidad, condicionamiento que opera para desconocer la catástrofe económica que su función causa. Desde el inicio de la inclusión del ejército en contra de los cárteles se dijo que las máximas instituciones armadas no estaban para combatir al narco sin verse corrompidas por éste, cayendo en el garlito de emplearlas en actividades comprometedoras, en acciones que pueden dañar a ciudadanos mexicanos inocentes, avanzándose en la afectación social y en la degradación del Estado. Para que en calidad de ‘Estado Fallido’ la solución procurada pase a ser: que vengan a salvarnos los del Norte, alineando poco a poco al gobierno de México bajo la iniciativa de defensa contra el terror que USA impone para cumplir con propósitos de beneficio e intromisión imperialistas. La actitud de Calderón ha llegado a ese extremo, tan solo porque la dirigencia militar no lo ha permitido, ya les hubiera entregado el mando en el ‘combate al crimen organizado’ a los elementos yanquis, si no es que ya lo hizo en secreto y se preocupa ahora porque su símil sucesor prosiga con su infausta obra.

Y si pagan justos por pecadores, miles y miles han muerto en México y la descomposición social se intensifica, sobre todo en el norte del país, ahí en donde la penetración norteamericana se va sintiendo más, nueva coincidencia, una vez más, convulsiones en otra área rica en hidrocarburos para fracking, cuando que los gobiernillos del PRIAN se tornan cada vez más permisibles así como neoliberales.

Y para rematar la problemática engendrada por el efecto narco, se dificulta la migración de los pobres del Sur –empobrecidos por el capitalismo central neocolonial- en su traslado a obtener las migajas de la riqueza que el Norte concentra, mismas que ya no alcanzan para la propia ciudadanía estadounidense debido a la excesiva concentración. Cuando que el negocio también incluye la edificación de un muro fronterizo, así como la puesta de centros de detención de emigrantes, que lo mismo a futuro pueden servir para recluir a los subversivos ‘terroristas’ estadounidenses, es decir, los que protesten contra la barbarie capitalista, pues la falta de trabajo afectará tanto a ciudadanos pobres como a emigrados. (Sépase que el Estado Terrorista de Israel está para proporcionar la tecnología requerida para intenta frenar la inmigración a los países del Norte).

¿Les falta a los gringos su ración de soma?; ¿se combate el narcotráfico en el corazón del Imperio?: “En Nueva York, en la confluencia de la Octava o Novena Avenida y las calles 42, 43 o 44, a unos cientos de metros del edificio de The New York Times, he visto muchos individuos, en plena calle y a plena luz del día, vendiendo drogas a transeúntes. ¿Por qué no se impide este comercio, y por qué no se han servido de estos vendedores para emprender investigaciones que conduzcan a los niveles más altos? Más aún: en el radio de una milla de la Casa Blanca cualquier persona emprendedora puede encontrar quien le venda drogas, y nadie parece querer interrumpir esta actividad. ¿Por qué?”. Porque sin petróleo la Tecnosfera no puede funcionar y sin drogas no se puede vivir ni disfrutar de la american way of life, my friend. Y eso que no se ha procedido a hacerles el antidoping en la Casa Blanca, y eso que ya se fue Georgie.

Satisfactores placenteros, dinero fácil y abundante, dos pilares de la american way of life acordes con el patrón de consumo exacerbado que impera en una sociedad que ya es más supermercado y espectáculo que industria, propiciando la pandemia hedónica del capitalismo epigonal.

La Gran Mentira sobre la que se construye la moral imperialista implica conlleva la simulación de la guerra contra las drogas, un doble juego que hacia afuera significa el combate bélico y la afectación de los tercermundistas, pero adentro es parte de la ‘decadencia de Roma’ y el gran negocio -junto con la especulación- de los banksters. En realidad, pensándolo bien, ¡por qué la habrían de combatir los ilícitos sí el mismo Tío Sam es un adicto de primera categoría a las drogas, a la violencia, a las armas y al dinero, así como a producir versiones ficticias de bodrios hollywoodenses para enajenar incautos que él mismo termina por creerse, lo que representa el estar integrado en cuerpo, mente y en espíritu a la Gran Mentira! Y como tal a la versión oficial del 11-09-01.

Un gran negocio de época no se desperdicia, no se acaba por corrección de los beneficiados, máxime si son capitalistas insaciables.

MONSANTO El Gran Monopolio Procurando el Dominio Alimentario

En un viraje complementario del desarrollo monopólico transnacional en procura de llevar a la praxis el dominio imperial por medio del control de los alimentos, (¿habría que recordar la afamada cita de Henry Kissinger?), se entiende que una empresa como Monsanto, originalmente ocupada en la producción de agro tóxicos, afamada por su defoliante utilizado ampliamente en Vietnam para complementar los bombardeos, pase a adquirir buena parte de las empresas semilleras del mundo: “Inclusive las semillas hortícolas a nivel mundial las manejan Semnis y De Ruiter Seeds, empresas adquiridas por Monsanto”.[51]

El gran monopolio porque como pocas empresas en rubro alguno concentra un porcentaje tan alto del negocio en todo el mundo. Antes de la concentración monopólica, en la década de los 80 había todavía gran cantidad de empresas semilleras, alrededor de siete mil, en la década siguiente se denota la estrategia en curso por parte de las empresas de agroquímicos por ir adquiriendo la mayoría de pequeñas empresas dedicadas a la distribución de semillas orgánicas, pasando a hacerle compañía a las compañías procesadoras de alimentos y distribuidoras. Para construir un conglomerado oligopólico, unas cuantas empresas controlando las semillas, la elaboración de alimentos y su distribución; transnacionales mundiales configurando la industria alimentaria que se va imponiendo internacionalmente.

La concentración de capitales atraídos por las ganancias es a la vez una estrategia a la que están avocados los holdings transnacionales en procura del control del mercado-mundo. Ya hacia 1997 diez grandes empresas semilleras controlaban la tercera parte del mercado mundial; para 2005 ya tenían la mitad del mercado, con Monsanto, Dupont y Syngenta a la cabeza.

Praxis que no resulta fortuita y que viene a ser muy peligrosa, dado que esta concentración ocurre como una acción conspicua del gran capital, gestando su dominio imperialista, con el que están procurando el control de la actividad económica más importante para la especie humana pues determina su manutención. Comenzando por las semillas que representan la ‘llave de toda la cadena alimenticia’: “Una vez controle la mayoría de las semillas convencionales (no transgénicas), lo único que necesitará hacer es dejar de producirlas, y a través de una política de hechos consumados –al no existir alternativas en el mercado y en contubernio con las escasas empresas que queden en el rubro- obligar a todos a sembrar sus transgénicos. A unos porque no tendrán otra opción y a otros –los campesinos que plantan sus propias semillas- a punta de contaminación, juicios y semillas suicidas Terminator”.[52] He aquí revelada la estrategia imperialista de la industria alimentaria, tal es su propósito.

Fundada en 1901 en San Luis Missouri, como una corporación dedicada a la industria química, un siglo después se transformó en una empresa gigante de la biotecnología, ‘líder en la industria de las ciencias de la vida’, tal cual lo publicita su eslogan.

Monsanto, la gran transnacional que vende en los mercados cerca del 90% de las semillas transgénicas, se ha convertido en el gran monopolio mundial. Habiendo partido a principios del siglo XX de producir sacarina para la Coca Cola, se convierte en fabricante de policlorobifenoles (PCB), sustancia sintética empleada en refrigerantes, la que resultó en ser un compuesto extremadamente tóxico por lo que fue prohibida hacia 1977, después de años en que la empresa estuvo solapando el daño causado.

Marie-Monique Robin en su libro El Mundo Según Monsanto –de la dioxina a los OGMuna multinacional que les desea lo mejor-.Ed. Península, relata la historia negra de esta empresa comenzando por la contaminación que ha causado y su desempeño como industria coadyuvante a las agresiones imperiales. (Si no pregúntenle al Big Pig)

‘Genios’ salidos de la botella que es una ‘sopa del diablo’ engendrada por el capital industrial, habiendo procreado las dioxinas, artificio químico altamente nocivo para lo orgánico, producido en estrecha colaboración con el Pentágono; con el cual fabricaron el ‘Agente Naranja’ empleado para arrasar con la floresta en Vietnam, dejando sus campos y selvas contaminados por dioxinas y así convertido en un paraje lunar, siendo tal la intención de los imperialistas.

Prosigue Monsanto con la elaboración de alimentos transgénicos, fabricando hormonas de crecimiento bovino que se ha descubierto resultan dañinas tanto para las vacas como para las personas, pero Monsanto se ha destacado por encubrir lo nocivo de sus engendros.

Intenta culminar la magna obra en ‘beneficio de la Humanidad’, esta empresa marca transnacional imperialista, combinando productos químicos destinados al campo con la elaboración de transgénicos, gestando así el dominio agroindustrial que pretende extender por todo el mundo, complementado por otras transnacionales de la agroindustria, tales como: Syngenta, DuPont, Dow, Bayer, Basf. “Empresas químicas que se apropiaron de las compañías de granos para controlar el mercado agrícola vendiendo semillas casadas con los agrotóxicos que ellas producen (herbicidas, insecticidas[53]…, e incluyéndose los abonos químicos.

Las que aunadas a otras macro corporaciones de la industria alimentarias como Nestlé, Unilever, Kraft, ConAgua, y a las principales distribuidoras de alimentos como Wal Mart, Tesco y Carrefour, sin dejar de considerar a las compañías que comienzan a controlar los acuíferos para embotellar el agua, como Coca Cola; Pepsi Cola, Bonaffont; aunque de momento el negocio radica en el tratamiento del agua, llevado a cabo por empresas como Veolia Environnement (Francia), Suez Environnement (Francia) , ITT Corporation (Estados Unidos), United Utilites (Reino Unido) y Severn Trent (Reino Unido), quienes están por acaparar y controlar la alimentación y el agua potable en todo el orbe. Lo que asociado a la producción de agro combustibles, son el negocio redondo de la agroindustria capitalista.

En la alimentación procediendo a efectuar el control a las indispensables gramíneas con cuyas patentes transgénicas pretenden asegurarse la producción mayoritaria de alimentos alcanzando una dimensión mundial, dignos de un frankenstein de la agroindustria, pues sus cultivos están calculados para ir contaminando por vías naturales al vecindario, teniendo montado un tinglado legal que les permite acusar y obligar a los campesinos -en realidad afectados por la contaminación de sus cultivos-, acusándolos de robo y empleo no remunerado de sus patentes, a como lo hace Monsanto: “Una vez que logra clientes suficientes los tiene en sus manos. Inicialmente la publicidad y unas promesas de semillas milagrosas hacen el trabajo; después unos contratos leoninos (prohibición de resembrar, compra del paquete semillas-pesticida, obligación de utilizar solo el Roundup y no un genérico, etc.); el chantaje para los que quieren volverse atrás negándoseles la venta de las demás semillas de las que son también grandes proveedores (los primeros del mundo); un derecho a inspeccionar sus campos; una persecución judicial implacable a los contaminados o a los que reutilicen las semillas; el fomento de la delación (en 1999 la ‘línea de los chivatos’ recibió 1.500 llamadas); un lobby muy potente y un apoyo científico y de la Administración ad hoc hacen el resto”.[54] Se dice que Monsanto aspira a ir contaminando al mundo con su prole hasta hacer irremediable el empleo de sus semillas.

La manera como Monsanto logró sacar al mercado los alimentos transgénicos fue empleando un artilugio legaloide, embaucando a la opinión pública y contando con la complicidad de funcionarios gubernamentales, haciendo pasar a sus engendros artificiales como similares o mejores que los naturales, evadiendo un análisis capaz de determinar la calidad real del producto y su potencial perjudicial a largo plazo. “…, se ha dicho de este asunto que ‘es una de las mayores maquinaciones de la historia de la agroindustrial’”.[55] Y así es. Por algo será que Donald Rumsfeld fue presidente de una filial de Monsanto. La puerta giratoria en Washington da vueltas y permite a las corporaciones obtener la aquiescencia gubernamental a sus proposiciones.

Los procedimientos empleados por las transnacionales transgénicas revelan una secuencia de encadenamientos procurado: la soya transgénica RR tiene un gen implantado que resiste al herbicida RoaundUp (con glifosato) para que un elemento requiera del otro; al vender la semilla les encajan el herbicida y negocio redondo. Pero el caso es de que las hierbas combatidas desarrollan resistencia y a comprar más y más herbicida sin que la producción de soya en realidad sea mayor y en cambio si resulta contaminada por el herbicida que modifica la constitución hormonal de la leguminosa.

Resultando inconcebible que la Argentina de la Presidenta Cristina Fernández rescate a YPF de Repsol pero en ‘compensación’ le abra las puertas a Monsanto, en una de esas medias típicas de gobiernos que a medias se atreven a subvertir el dominio transnacional, como compensando lo que se hace con la izquierda al otorgar con la derecha tierras para el cultivo de soya en inmensas extensiones.

Pero no es sólo Argentina la que se ve afectada por el neocolonialismo agrícola, que también es Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay, países del Cono Sur que componen el MercoSur y/o Unasur, involucrados en aceptar esta intromisión por empresas transnacionales que invierten en cultivos transgénicos. Cuando se informa que en esos cinco países hay 47 millones de hectáreas ocupadas en sembrar soya transgénica. Tipo de monocultivo ligado a negocios de transnacionales de la agroindustria que va ligado al empleo de agroquímicos y defoliantes.

La soja abarca el 66% de la tierra cultivada de Paraguay; el 59 % de Argentina; el 35% de la tierra cultivada de Brasil; el 30% de Uruguay; el 24% de Bolivia”. Ocurriendo que este tipo de monocultivo además resulta pernicioso por el hecho de que produce una desforestación intensiva: “En 1991 Argentina contaba con 34,5 millones de bosques. Y en 2009 se había reducido a 29,6. Una disminución del 14% / En Bolivia disminuyó un 8%: de 62 a 57 millones / Brasil bajó un 9%: de 571 a 521 millones de hectáreas / Paraguay, un 15%: de 21 a 17 millones”.[56]

A más de que el mono cultivo de soya le roba campo al maíz y a otros cultivos básicos, como es el caso en Bolivia, en donde el área cultivada con maíz se ha reducido en un 3%, mientras que la de soya se incrementó en un 50%.

Haciéndose evidente que este es un tipo de cultivo que le viene bien a los latifundistas agros exportadores de soja a Europa y a China, donde es utilizada como pienso para animales y como materia prima para producir agro combustibles. La concentración de grandes predios en manos de unos cuantos terratenientes se ve así estimulada; en Brasil hacia el 2006 “un 5% de productores de soja concentraron el 59% del total del área sembrada con ese cultivo”; mientras que en Bolivia un “2% de los productores ocuparon el 52% del total de la superficie con soja”.[57]

La crítica se debe hacer extensible a los gobiernos de Lula-Dilma y Evo, aunque en estos tres casos no sea su propósito el favorecer a transnacional alguna, mas el dominio que los terratenientes en Brasil, así como en la región de Santa Cruz en Bolivia, es un continuo histórico.

Monocultivos agroindustriales para latifundistas capitalistas, efectuando un círculo pernicioso en afectación a la agricultura económica: “la mayor parte de la producción proviene de sistemas agrícolas altamente industrializados (semillas transgénicas, agroquímicos, maquinarias). La intensa industrialización de la producción implica el incremento de la capacidad de inversión de los productores, lo que deriva en la paulatina marginalización de los agricultores de pequeña escala o con reducida capacidad de inversión”.[58]

Y lo peor del caso es que el uso intensivo y artificial de estos cultivos producen un deterioro de las tierras, lo que se agudiza por el empleo abundante de herbicidas, los que van intensificando su toxicidad al ir creciendo la resistencia de las hierbas que combaten, empleándose compuestos que han sido prohibidos en Europa.

Así: “El paraquat es un ingrediente activo de uno de los herbicidas más utilizados: gramoxone, desarrollado por la compañía suiza Syngenta. ‘Estudios toxicológicos han vinculado al paraquat con desórdenes neurológicos (por ejemplo, la enfermedad de Parkinson) y reproductivos. Por esta razón, en 2003, paraquat fue prohibido en trece países de la Unión Europea’…, finalmente fue prohibido en 2007 en toda la UE / En Argentina, en 2010, se utilizaron 1,2 millones de litros. / En Bolivia, en 2008, 1,7 millones de litros. / En Brasil, sólo en los cinco mayores Estados productores de soja se usaron 3,3 millones de litros de paraquat durante 2009”.[59] ¿Dónde quedan los discursos de la independencia argumentados en el Mercosur? Las transnacionales y los monocultivos son cabeza de playa del imperialismo.

Siendo Monsanto quien se posiciona con gran fuerza, sobre todo en Argentina, contando con la venia de la Presidenta: Hace unos instantes estuve con Monsanto, que nos anunciaba una inversión muy importante en materia de maíz (…) Y además estaban muy contentos porque Argentina hoy está, digamos, a la vanguardia en materia de eventos biotecnológicos. Aquí tengo, y esto la verdad que se los quiero mostrar porque estoy muy orgullosa, el prospecto de Monsanto [sic]. Vieron que cuando hacen prospecto es porque ya está hecha la inversión, sino no te hacen prospecto. Así que una inversión muy importante en Malvinas Argentina, en Córdova, en materia de maíz con una nueva, digamos, semilla de carácter transgénico, que se llama Intacta”.[60] Palabras de una dirigente neocolonizada.

Explíquenselo allá, proviniendo de una Presidenta que dice defender a la República Argentina de los atavismos del pasado, entregándole las pampas a tan avorazada transnacional, considerada el máximo peligro a futuro para la humanidad. Y conste que se informa que en la misma Córdoba se procede a efectuarse un primer juicio penal contra quién fumiga con agro tóxicos. Con medias tasas no se pueden producir cambios auténticos.

Así las cosas y relaciones entre encubiertas y disimuladas, el periodista y diputado argentino, Miguel Bonasso denuncia en su libro: El Mal –el modelo K y la Barrick Gold, amos y servidores en el saqueo de la Argentina-, cómo esta insigne transnacional ‘canadiense’ (sí, canadiense pero relacionada sospechosamente con peces gordos, -iba a decir tipos de cuidado- como George W. H. Bush y David Rockefeller; dos tipos de cuidado en cuanto que son cabezas que representan grandes conglomerados monopólicos, algo semejante a lo que pasa con la propia Repsol) se entromete en Argentina y en Chile logrando un acuerdo clandestino que le otorga en concesión lo que Bonasso califica de ser un ‘tercer país’ en tierra de nadie. Esto es, consiguiendo un acuerdo con los gobiernos de Cristina Fernández y Michelle Bachelett –ni siquiera fue el de Sebastián Piñera- para explotar a destajo la zona norte de los respectivos países en procura de la fiebre dorada, a saber, permiso para extraer todo el oro que puedan pulverizando la cordillera, poniendo en peligro los glaciares ahí presentes, en vías de lo cual la Presidenta Fernández vetó una ley propuesta por diputados –entre los cuales se encuentra el propio Bonasso- tendiente precisamente a proteger los glaciares.

Quedando demostrado cómo el poder de las mineras ‘canadienses’ es capaz de arrancar amplias extensiones de Tierra, incluso a gobiernos que no están casados con el neoliberalismo, (si les sirve de consuelo, lo que los vende patrias prianistas en México les han concedido a las mineras canadienses es todo un record). Tales son los hechos, otra cosa son los discursos ‘progresistas’.

Habría que informarle a la señora Presidenta que con tanta convicción defiende para su pueblo las Malvinas y rescata la mitad de Repsol, a quién le está entregando las cordilleras y las pampas, que tanto las transnacionales de la minería como las de la agroindustria representan hoy por hoy a lo más granado de las transnacionales de signo imperialista. Qué sepa a qué le está apostando con los cultivos transgénicos. Ahí mismo en Argentina se lo explican.

Evidenciándose toda una estrategia de esta franquicia usamericana a implementar en Argentina, comenzando por concentrarse en la venta del glifosato y continuando con la diseminación de la soya transgénica para seguirse con el maíz. En un país en el que tiene amplios territorios proclives al cultivo, la propia empresa transnacional va provocando que la mano de obra escasee, lo que al tipo de cultivo mecanizado por ella implementado le va bien y fomenta el desarraigo. Que Monsanto junto con las transnacionales mineras promueven el despoblamiento del campo, arrojando a las urbes a los desposeídos, desarraigados de la tierra, viejo procedimiento capitalista empleado para concentrar la propiedad y multiplicar las ganancias.

Es bien sabido, cual empresa transnacional conspicua actuando en la etapa desenfrenada del capitalismo: “Monsanto busca ganar dinero, no ayudar a los agricultores”. Y apuntaba hacia Argentina desde hace más de una década, cuando sus invenciones transgénicas aparecían: “En octubre 2002, en un trabajo que llamamos ‘Soja RR y la estrategia de la inundación’ expusimos cómo la consultora americana Doane Marketing Research, un año antes del lanzamiento de la soja RR (1996), había realizado un sondeo entre los productores, que demostraba mayor aceptación de las RR en Argentina, debido a una denuncia de los agricultores norteamericanos contra Monsanto, ya que los ‘farmers’ aseguraban que la transnacional vendía más barata la semilla de sojaRR en Argentina; la GAO produjo un informe que dejó establecidas las diferencias de precio entre la semilla de Monsanto vendida en los dos países. En la página 15, el mencionado informe indica los siguientes porcentajes sobre las semillas sembradas en la Argentina: Ventas comerciales 28 – 50 %, Semilla guardada por el agricultor 25 – 35%, Mercado negro 25 – 50% (GAO 1998).

Resulta evidente que la adopción masiva se debió a la disminución de mano de obra necesaria para la siembra y el cultivo, y a la posibilidad de que la gran mayoría de los productores nunca compraron semilla de soja RR (resistente a RoundUp). Esta realidad era bien conocida por Monsanto y sus subsidiarias locales como Nidera, pero la estrategia era difundir y en lo posible INUNDAR de soja RR el campo argentino, por su comodidad y eliminación de mano de obra. Por otra parte en 1996 el glifosato tenía todavía su patente vigente y ello constituía ingentes ganancias para la empresa…”.[61]

Disponiéndose asimismo la transnacional a acabar con la ‘bolsa blanca’ (semilla que el productor se reserva de su cosecha para usarla en sus siembras), asignándosele una evasión de 60 millones de U$S en impuestos. Aunque en 2003 se retira de la comercialización de soja transgénica en Argentina, al mismo tiempo presionaba al gobierno de Néstor Kirchner para que quitara los derechos del agricultor a disponer de su propia semilla, para cuando el gran negocio de Monsanto en Argentina no provenía del “royalty de la semilla sino la venta masiva de su herbicida estrella: el Round Up (glifosato)”.[62]

Muy grave fue el hecho de que de Argentina saltó Monsanto a Río Grande do Sul (Brasil), obsequiando el glifosato muy amablemente a quienes les mostrasen el marbete “de Soja RR contrabandeada desde la Argentina”. Promoción de uno por otro para que sean los dos, siembre la semilla transgénica y le regalamos su herbicida, ¡qué generosidad!

También Monsanto incursiona en la ‘mejora’ de la leche empleando una hormona artificial (rBST Posilac) que “incrementa la producción de las vacas lecheras hasta un 25%. En la década de los ’90 se comprobó en Estados Unidos que el Posilac provocaba cáncer de mama en los seres humanos y se prohibió después de una fuerte controversia en que varios periodistas fueron desaparecidos al informar a la ciudadanía. En la Unión Europea, se prohibió su uso en el año 2000, así como en Japón, Nueva Zelanda, Australia, y otros países han hecho lo mismo. En la Argentina su uso es legal”.[63] ¿No es esto ser un país que mantiene las taras de la colonización? Como en México comprenderán muy bien; pues en entreguismo los gobiernos neoliberales pasados, como el por venir, son campeones en conceder el rancho, el establo y las parcelas, a lo que aúnan el bien más preciado y codiciado, la gallina de los huevos de oro negro.

En Argentina: “’La expansión de la soja transgénica ha permitido a su vez, un proceso de concentración de la tierra… Según el último censo agrario, entre 1991 y 2001 han desaparecido alrededor de 160.000 productores pequeños, dando como resultado que 6.200 propietarios posean el 49.6% del total de la tierra y que 17.000.000 de hectáreas se encuentran ya en manos extranjeras’ e, igualmente, en Paraguay los cultivos de soja cubren ya más de la mitad de toda la tierra cultivada y el 90% de la misma es transgénica. De resultas, cien mil pequeños agricultores han sido despojados de sus tierras”.[64]

En Paraguay los sojeros comienzan por ganarse a los agricultores con obsequios, después les alquilan las tierras, las fumigan y los enferman, para pasar a comprárselas en caso de que sean propietarios legalmente estipulados, si no lo son las compran al gobierno en Asunción; a continuación meten los buldócer, plantan el monocultivo y se crea un desierto verde. Afectación a la Natura y a la Sociedad en el Sur; engorda de animales y llenado de tanque en el Norte.

En el colmo de lo funesto y de la arbitrariedad, tal y como se maneja el capitalismo imperialista con sus maquinaciones, que la agresión industrial transgénica no es otra cosa sino fruto de la compulsión por las ganancias. Delta & Pine, y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, patentaron en 1998 las semillas que han sido nombradas por sus críticos como semillas Terminator, semillas suicidas que se plantan, dan fruto y se vuelven estériles, obligando a los agricultores a volver a comprarla para la siguiente siembra. Monsanto ha adquirido a Delta & Pine, y junto con Syngenta mayoritean este tipo de semillas.

Las empresas que desarrollan esta aberrante tecnología la llamaron Sistema de Protección de la Tecnología, porque es para promover dependencia e impedir que se usen semillas sin pagarles regalías por patentes. En sus primeros folletos de propaganda, aseguraban también que es para que los agricultores del tercer mundo dejen de usar sus semillas obsoletas [sic]. En ese momento, mostraban claramente sus intenciones: terminar con las semillas campesinas y el irritante hecho de que la mayoría de los agricultores del mundo (campesinos, indígenas, agricultores familiares) usan sus propias semillas en lugar de comprárselas a ellas”.[65] He aquí enunciada la maldad del Monstruo. ¿Puede haber algo más aberrante y peligroso para la Humanidad?

Cierto que tal aberración anti natura – antihumana concitó un rechazo generalizado merecido, empero, el peligro generado permanece en estado de latencia. Si Brasil e India han prohibido constitucionalmente el uso de la tecnología Terminator, Monsanto y Syngenta siguen presionando y cuentan con el apoyo de latifundistas brasileños para eliminar la prohibición.

Pero no sólo en Brasil se procura aceptar a Teminator, los gobiernos de Canadá y México se muestran proclives a impulsar la proliferación de tal monstruosidad: “En la sesión de CDB [Convenio de Diversidad Biológica de Naciones Unidas] en 2006, México apoyó terminar la moratoria, irónicamente a través de un representante de la Comisión Nacional de Biodiversidad…. Fue aislado por el resto de países de todo el Sur global [¡qué vergüenza!] (…) En la decima Conferencia del CBD en octubre en Nagoya, Japón, nuevamente el gobierno de México intentó eliminar la moratoria global contra Terminator, ahora como si fuera un tema administrativo, de decisiones que ya no tenían vigencia. No lo logró porque muchos otros países lo impidieron, pero mostró sus intenciones y a quién le es fiel”.[66] No se podía esperar menos de los infelices gobiernos neo colonizados panistas y sus peleles participes, vende-patrias bien remunerados.

Y no faltan cipayos en Brasil que siguen pretendiendo se des regularice la semilla Terminator para que pase a ser la máxima amenaza a la soberanía alimentaria de las naciones en el mundo. La trampa consiste en hacer creer que la hambruna se soluciona con el empleo de la agroindustria transgénica, y no es así, la hambruna se resolverá cuando no exista la producción y el mercadeo determinado y dominado por los intereses capitalistas.

Resumiéndose el trabajo de Marie Robin, se destaca lo siguiente: “Cinco países, cuatro productos, dos propiedades, dos funciones, una multinacional forman el cuadro de los cultivos transgénicos: (EEUU, Canadá, Brasil, Argentina e India: soja y colza RR, maíz y algodón Bt: incorporar resistencia a herbicida e insecticida: engordar el ganado y llenar el depósito para Occidente: Monsanto / Como se ve, se trata de cultivos para alimentar el ganado o para usos industriales, nada que ver con paliar el hambre de los 1.020 millones de hambrientos que existen hoy en el mundo / Con unos peligros nada desdeñables. He aquí un decálogo de los mismos 1.Riesgo de salud pública. 2. Contaminación genética incontrolada. 3. Aumento de la contaminación química por mayor uso de biocidas / 4. Pérdida creciente de biodiversidad agropecuaria y silvestre. / 5. Aumento de la inseguridad y pérdida de soberanía alimentaria / 6 Enorme concentración de poder en unas pocas empresas / 7. Degradación de la democracia: puertas giratorias y lobbys / 8. Incremento de la desigualdad Norte-Sur / 9. Perjuicios para agricultura ecológica: contaminación / 10. Privatización y mercantilización de los seres vivos: patentes”.[67]

La agresividad de las transnacionales al igual que la compulsión por el oro (auri sacra fames), y en sí como toda empresa crematista, no conoce límites y los sujetos que son responsables de su implementación son humanoides afectados por la fiebre dorada, la insaciable obtención de ganancias; lo que aunado a las pretensiones imperiales totalitarias, hacen del impulso capitalista imperialista un sistema de dominio desquiciado en vías de la catástrofe mundial.

Ahora que la continuidad de la Revolución Verde se procura extendiéndola al África para implementar, con la venia de la FAO y el patrocinio de las Fundaciones Gates y Rockefeller, ‘la nueva agricultura que salvará al mundo de la hambruna’. Significando que el dominio oligopólico totalitario obtiene luz verde: “Es desalentador cuando se ven a organismos de Naciones Unidas obedecer a las políticas del poder capital. Al ocurrir cosas como estas, y los gobiernos continuarles el juego al nuevo sistema de dominación y coloniaje; ahora basado en las semillas y los modelos de producción de alimentos, le hacen la boca agua y le abren las puertas a las principales compañías de semillas como Monsanto, DuPont y Syngenta. A las principales procesadoras de alimentos como Walt-Mart, Tesco y Carreforur. Todos sonrientes ante la posición de la ONU encaminada a aceptar la maximización de las exportaciones y eliminar el proteccionismo de los alimentos locales. Por supuesto, que el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización Mundial del Comercio (OMC) y algunos países donantes del Norte, aplauden estas posiciones y apoyan sin límites la agroindustria, la comercialización de agrotóxicos y las semillas modificadas genéticamente”.[68]

Lo que es igual a decir que el capital imperialista trabaja en conjunción con las principales instituciones mundiales en pro de implementar el negocio de las transnacionales de la alimentación controlada:

De manera acelerada, las compañías transnacionales y sus influencias se instalan en los países del Sur. Ya son millones de hectáreas de suelo cultivable las que tienen bajo su poder. Su fin es el de controlar la producción agrícola a escala industrial para agrocarburantes y la obtención de alimentos destinados al mercado internacional. El discurso de ‘seguridad alimentaria’ es sólo una falacia para lograr sus objetivos. Y mucho menos se interesan por la soberanía alimentaria. Esta se ha convertido en un pecado para todos estos organismos internacionales. No quieren que ni se mencione; pues la soberanía alimentaria defiende el derecho de las culturas locales, de los millones de campesinos y campesinas que tienen que abandonar sus actividades agrícolas ancestrales por ser obligados a servirles tributo a los ridículos modelos coloniales de estas organizaciones internacionales, sobre todo el BM, FMI y OMC. Al mismo tiempo, se ven desprotegidos al notarse con tristeza que los organismos de la ONU les dan la espalda a sus reclamos y el frente a los juegos de estas organizaciones internacionales”.[69]

Siendo el caso de que incluso las organizaciones internacionales dedicadas a apoyar la producción de alimentos, están destinando U$S a producir agrotóxicos y transgénicos.

¿Estará o no en peligro la alimentación popular? Lo que va ligado a la represión de campesinos que defienden sus tierras y cultura agraria. Es este uno de los rubros en donde se evidencia con más claridad la política que el capital imperialista viene a implementar para cerrar su dominio global: “A las grandes compañías transnacionales no les interesa resolver el hambre y enarbolan soluciones, de forma manipuladora, para incrementar su capital. Siempre van a responder a su lógica; es su esencia. Si hacen algo diferente, dejarán de ser lo que siempre han sido, para lo que surgieron, para lo que existen: incrementar su poder económico a costa de manipular los seres humanos aunque se destruya el planeta”.[70]

No es de extrañar que se sepa que la ex Blackwater, hoy Xe Services, haya sido contratada por Monsanto para espiar e infiltrar a agrupaciones ecologistas: “No asombra que una empresa de ciencias de la muerte como Monsanto, que se ha dedicado desde sus orígenes a producir tóxicos y desparramar venenos, desde el Agente Naranja hasta los PCB (ploliclorobiferilos), agrotóxicos, hormonas y semillas transgénicas, se asocie con otra empresa de matones…. Monsanto pagó a Total Intelligence [una filial de Blackwater] 127 mil dólares en 2008 y 105 mil dólares en 2009”.[71]

Para cuando la Fundación Gates compró 500 mil acciones de Monsanto, incrementando la fusión de monopolios: “Se trata de un casamiento entre los dos monopolios más brutales de la historia del industrialismo: Bill Gates controla más de 90 por ciento del mercado de programas patentados de computación y Monsanto cerca de 90 por ciento del mercado mundial de semillas transgénicas y la mayoría del mercado global de semillas comerciales. No existen en ningún otro rubro industrial monopolios tan vastos, cuya propia existencia es una negación del cacareado principio de competencia de mercado del capitalismo. Tanto Gates como Monsanto son muy agresivos en la defensa de sus mal habidos monopolios”.[72] Pobre África, agobiada por guerras, sequías y hambrunas y encima de todo hay le van estos jinetes del apocalipsis now a ‘hincarles el diente’, (Nostradamus dixit).

Y es el caso de que Bill Gates ejemplifica al capital empeñado en ‘favorecer de manera altruista al mundo’, cuando que en realidad está haciendo grandes negocios, incluyendo donaciones que le eximen de pagar impuestos; donaciones con las que se “financian proyectos tan destructivos como la geoingeniería o la sustitución de medicinas naturales y comunitarias por medicamentos patentados de alta tecnología en las zonas más pobres del mundo. Qué coincidencia, el ex secretario de Salud Julio Frenk y Ernesto Zedillo son consejeros de la Fundación” ..[73] Otros dos pájaros de cuenta de la tecnocracia que domina a México desde hace 30 años causando gran quebranto social, quienes como asesores de Gates promueven la llamada Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA). Dios lo crea y el diablo los junta y Dios salve al África de sus salvadores.

No es exagerado considerar que tales proyectos que promueven los capitostes en procura de incrementar su riqueza monopólica ponen en peligro el destino de millones de seres humanos.

¿Extraña que el derrocado presidente del Paraguay, Fernando Lugo, esté denunciando que Monsanto colaboró a su destitución puesto que les resultaba incómodo, cuando que el nuevo mandatario impuesto por los imperialistas procede a permitir la compra de semillas transgénicas de algodón y maíz?[74] Meras casualidades que ya sabemos son causalidades.

El gran capital hace por acumular las tierras y procura que en diversas regiones geográficas los países se vayan especializando en la producción de cierto tipo de cultivos. Los potentados capitalistas están comprando “cientos de miles de hectáreas, desplazando a los habitantes de poblaciones enteras para implantar modelos de agricultura industrial muy intensivos”, aprovechándose de la dejadez congénita de los gobiernos neoliberales: “Hay un proceso de colonización del campo con los proyectos de producción de agrocombustibles o de los bonos de carbono promovidos por la ‘economía verde’. La agricultura o agroecología campesina está en peligro por las multinacionales y sus productos agrotóxicos, como semillas transgénicas y pesticidas, ya que son responsables de más de 50 por ciento de la producción de efecto invernadero.[75]

Dan la cifra de 1 600 millones de hambrientos, un 90% más de los habidos en 1990, lo que indica contundentemente que los programas para reducir el hambre son un fracaso, evidenciando en un aspecto crucial de la economía, lo pernicioso que viene a ser el neoliberalismo.

Resultando obvio que un gobierno de fundamentalistas neoliberales y así entreguista como el de Felipillo Calderón expida 171 permisos para la siembra experimental de maíz transgénico tipo MON-603, abarcando algo así como 2 millones de hectáreas… Pero en Sudamérica se supone, debería ser diferente con los llamados gobiernos progresistas….

Y con la nueva de que en Ecuador el Presiente Rafael Correa pretende suspender una ley incluida en la Nueva Constitución de la República del Ecuador, orientada a la consecución de la autarquía alimentaria con productos naturales, es decir, orgánica, inhibiendo los cultivos de artificios; lo expresamente establecido en el Artículo 401, en donde se indica: “Se declara al Ecuador libre de cultivos y semillas transgénicas”.

Ante lo cual, Vía Campesina Internacional ha procedido respetuosamente a hacerle ver al Presidente ecuatoriano que los cultivos transgénicos tienen más contras que pros, evidenciándose cada vez más que en realidad resultan contraproducentes para la economía (hablando en el sentido auténtico de esta palabra-concepto originalmente heleno) y que para peor, en realidad resultan nocivos para el medio ambiente y para las personas.

Haciéndole ver al mandatario que es un economista egresado de alguna universidad estadounidense –en las que no se enseña propiamente economía- lo siguiente: “Nos sorprende que Ud. Asevere que los cultivos transgénicos pueden cuadruplicar la producción. Los antecedentes por nosotros conocidos, incluidos estudios científicos universitarios, indican que las variedades transgénicas son de hecho menos productivas que las mismas variedades sin la transgenie, y que ello se explica por los mecanismos fisiológicos bien conocidos. Sería de gran utilidad, para informar mejor del debate, si Ud. Pudiera informarnos de las fuentes que aseveran que los cultivos transgénicos podrían cuadruplicar la producción”.[76] Misma misiva en la que se abunda lo que en estos días se denuncia: ‘el glifosato asociado a los artificios transgénicos provoca cáncer’.

Resultando extraño que un mandatario con propuestas nacionalistas esté ahora procurando liberar el cultivo a transgénicos en su país, si bien en una última noticia se nos dice que el Presidente está dispuesto a debatirlo a nivel nacional.[77] Pues que así sea, puesto que así debe ser en una auténtica democracia, para que la decisión tomada sea razonada y esté consensuada, dando lugar a establecer la agricultura que beneficie al pueblo ecuatoriano, de eso se trata.

Postcriptum: Y el Imperio Re contraataca.

¿No fue precisamente el Gobierno del Estado anfitrión de la ONU quien ordenó la carnicería de Vietnam, Laos y Cambodia, el ataque mercenario de Bahía de Cochinos en Cuba, la invasión de Santo Domingo, la Guerra Sucia en Nicaragua, la ocupación de Granada y Panamá por las fuerzas militares de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, y la masacre de panameños en El Chorrillo? ¿Quién promovió los golpes militares y los genocidios en Chile, Argentina y Uruguay, que costaron decenas de miles de muertos y desaparecidos? No hablo de cosas ocurridas hace 500 años, cuando los españoles iniciaron el genocidio en América. O hace 200 cuando los yanquis exterminaban indios en Estados Unidos o esclavizaban africanos, a pesar de que todos los hombres nacen libres e iguales como decía la declaración de Philadelphia. Hablo de hechos ocurridos en las últimas décadas y que están ocurriendo hoy.

                                                                                                          Fidel Castro Ruz

En resultas de que el Comediante Supremo de la Casa Blanca, Mr. Obama, en su alocución efectuada en la Asamblea General de las Naciones Unidas, pronunciara un generoso discurso aseverando que ‘su país no es un Imperio y que está poblado por gente buena empeñada en hacerle el bien al resto del mundo’, hay que darle acuso de recibo.

Sin lugar a dudas que Mr. Obama quiere proseguir con la tradición usamericana que de manera oficial considera que los EUA son una democracia, la que como tal procede con apego a la legalidad haciendo uso de la diplomacia –tal y como lo hicieron en Irak, por sólo citar un cercano ejemplo.

Qué gran mentira sostenida con toda la fuerza de la propaganda mediática electrónica, la que establece el consenso de la ‘opinión pública’, aceptada de manera irreflexiva, y/o impuesta sin derecho a réplica por los, así, mal llamados ‘medios de comunicación’. Cuando que ni EU procede internamente como una democracia, ni actúa hacia el resto del mundo como un Estado caritativo en procura del bienestar de los otros pueblos, sino que más bien ocurre todo lo contrario.

Lo que si viene a ser una gran verdad histórica y empíricamente demostrable. Pero como los políticos y los diplomáticos viven en el ámbito de las ‘verdades oficiales’, las supuestas buenas intenciones en realidad no son llevadas a la práctica. Ya hemos visto que diplomacia es sinónimo de hipocresía hasta el grado de que: “En palabras del exSubsecretario de Estado norteamericano, Lawrence S. Eagleburger, el primer principio formador de la política exterior estadounidense se basa en el hecho de que ‘el poder militar forma parte esencial de la diplomacia”.[78]

El Imperio estadounidense está construido a través de una serie de instrumentaciones estructurales e institucionalmente determinadas por propósitos de acumulación de riqueza ejercidos por vectores centrífugos-centrípetos, como todo imperio. Medios y relaciones que se desarrollan orgánicamente en función de intereses y objeticos capitalistas y así imperialistas. Sistema basado en portentosos medios de producción privados que conllevan una organización que implica el dominio de quien hace producir para obtener ganancias particulares.

El liberalismo en primera instancia, cubriendo toda una época, y el neoliberalismo en la etapa epigonal del Capital, encuentra en USA su máxima expresión como lo que es, la ideología y la política económica adecuada para implementar y justificar el dominio capitalista.

Como ya lo sospechaba Hegel, la supuesta ‘libertad’ mentada por los liberales en realidad encubría -y encubre- ‘intereses privados’. Esa es la clave para comprender al liberalismo libertario y hacedor de democracias que en realidad no son tales, sino oligarquías capitalistas.

En EUA no ha habido desde un principio democracia alguna, tal y como los Padres Fundadores y hacedores de la Constitución original lo procuraron, la Naciente Nación debía de ser una República de señores terratenientes, comerciantes, armadores y esclavistas, gobernada por sus representantes en el Congreso y con un Presidente de la misma clase. Que el modelo en que se inspiraban los padres fundadores obviamente que fue Roma y no Atenas.

No se trata de una democracia aunque formalmente así se establezca y se designe explícitamente cual ‘democracia representativa’, cuando que los ‘representantes del pueblo’ en realidad representan a los oligarcas al servir a la alta burguesía desde el gobierno, por lo que las decisiones importantes no se realizan por consenso, tomando la opinión del pueblo.

Ya ni que decir que el sistema electoral usamericano es prácticamente una trampa y nunca fue una designación popular, sino una elección previa para que los verdaderos electores, esos miembros o representantes de la oligarquía, decidan en cada estado de la Unión a quién ellos eligen, trampas de por medio y votaciones con máquinas programadas para modificar los votos emitidos, como se ha probado en el caso de Florida, estado que junto con Ohio escenificaron el fraude que permitió el arribo a la Casa Blanca y la reelección de Georgie Bush.

Y ni para que decir que con las modificaciones recientes las elecciones pasan a ser, como la justicia del dólar, las elecciones del dólar, que los multimillonarios las patrocinan armando el sainete que es toda una representación teatral sin contenido político. Y ni para qué decir lo también consabido: entre demócratas y republicanos sólo se da una diferencia gradual entre la derecha y la extrema derecha. Entons, on’ta su democracia, simuladores. Su ´democracia´ se perfecciona intentando ahora evitar que las ‘minorías’ -en proceso de ser mayorías- voten, por feos y pobres. ‘Democracia wasp’ no es democracia.

Los Estados Unidos tampoco son una Nación que comercie libremente ni procure una igualdad de condiciones con países de menor cuantía, dadas las diferencias geoeconómicas prevalecientes durante toda la Era Moderna. Históricamente hablando los EUA vinieron a consolidar el dominio colonialista patentado en el eje Norte/Sur iniciado por los europeos trasladándolo hacia América. Por lo que en el plano internacional proceden aplicando los parámetros del capitalismo favoreciendo la transferencia desigual de valores, orden internacional del trabajo y del comercio favorable a unas cuantas potencias del hemisferio Norte, por sobre los países del Sur, todo un conglomerado compuesto por gran cantidad de estados colonizados, subdesarrollados y subordinados. Así como al interior de las naciones –plano intranacional- hay propietarios y asalariados, poseedores y desposeídos, dominadores y dominados. Condiciones histórico estructurales que determinan las relaciones sociales intranacionales e internacionales, resultando en ser todo menos que equitativas y altruistas.

De manera tal que la realidad es otra, distinta a la imagen ideológica generada desde el Imperio, la que resulta mera cobertura mediática, puesto que los EUA, como todo imperio, suele recurrir a la fuerza coercitiva para imponer sus designios. Así ocurre que: “No obstante, a esta imagen idealizada falta agregarle un ingrediente esencial pues –last but not least– el modelo estadounidense repleto de buenas intenciones y de un paternalismo autocomplaciente se basa, como factor esencial y determinante, sobre un gigantesco poderío militar. Poderío éste que se encuentra íntimamente dependiente y ligado al sector privado en su desarrollo, planificación y potencial utilización”.[79]

Mr. Obama, como buen funcionario al servicio de un Imperio que se niega como tal en su discurso, pero se ejerce como tal en la praxis, procede de manera esquizofrénica por no decir hipócrita, como si la derecha desconociera lo que hace la mano izquierda, como si el hemisferio cerebral derecho obrara de manera independiente al izquierdo, como si se tratara de siameses con un solo cuerpo y dos cabezas.

Queriendo desconocer lo que hacen con la mano siniestra: una cosa es lo que el discurso liberal proclama como un deber ser o una realidad virtual, esto es, una mera apariencia, y otra la cruda realidad. Desde la perspectiva usamericana las atrocidades imperialistas se desconocen y/o se justifican como combate contra el mal, el otro, el comunista, el terrorista, el narco, el periférico nacionalista que se contrapone a los designios imperiales. Quienes aparecen como partícipes en la conjura que pretende destruir la agradable civilización burguesa, siendo terroristas y narcos sobrepuestos a los luchadores populares para desvirtuar la justa rebeldía contra un orden profundamente injusto.

Algunos le llaman hiperrealismo, realidad virtual manida, difundida por mass media para presentarla como lo real, cuando que es falsa, en realidad, un surrealismo nada poético, una pseudo realidad mediatizada por Falsimedia.

Lo que Falsimedia promueve se evidencia palmariamente en el caso de Cuba, la Cuba nación propensa al socialismo que es satanizada por todos los medios que el Imperio posee, invirtiéndose la relación en su falsificación, para que el país bloqueado y agredido aparezca en la imaginaria mediática como potencialmente terrorista; así juzgado por el país que junto con Israel practican el terror rampante.

Como lo hace ver Fidel en el epígrafe seleccionado, los Estados Unidos tienen el historial conspicuo de atropellos y atrocidades más connotado de estos, nuestros tiempos, y no sólo en Nuestra América; siendo atrocidades que infringen todo derecho jurídico y humano, realizadas sin admitirlo y encubiertas por la versión oficial que el propio Imperio refiere. Atentados en contra de pueblos y gobiernos que no son cosa del pasado reciente sino una constante creciente. De ahí lo peligroso del caso.

Por: ‘buenas personas obrando por el bienestar de la Humanidad’, desde luego que hay que entender a la dirigencia del Pentágono, así como a sus patrocinadores, los magnates del complejo industrial militar; muy eficientemente secundados por los agentes de ‘excelente moral’ que integran los servicios de intromisión imperialista, conocidos como agencias de inteligencia y espionaje; a los que hay que añadir ahora a los mercenarios de las empresas privadas dedicadas a proporcionar ‘seguridad’, involucrados en causas humanitarias. En lo que el falso lenguaje y la imagen falsificada se vuelven a emplear para encubrir la real práctica efectuada, así Balckwater y similares en Irak.

Extraña dicotomía y amnesia o pérdida de la conciencia que afecta a los miembros del establishment imperialista. No se acordará o tendrá conciencia de sus actos Mr. Obama cuando pronuncia su discurso en las Naciones Unidas , de lo que decide los martes en los que se reúne con asesores militares para determinar el empleo de los drones asesinos especialmente en Pakistán….

Por algo será que ya alguien lo considera una rara avis: “¿Qué es ese inaudito espécimen político que abre sus alas sobre el espectro geopolítico? Es agresivo como un halcón, transige como una paloma; baila como una mariposa y pica como una avispa. ¿Qué clase de compuesto emplumado es eso? ¿Un halcónpalomariposavispa: (HPMA?”.[80] Tratándose de Mr. Obama presentándose ante la Asamblea General para amenazar a Siria e Irán, mientras se dice porrista de la ‘primavera árabe’ –en realidad, ´primavera otánica- y después se rasga las vestiduras protestando por la muerte de inocentes en Libia. Compréndasele, no se refiería a los miles de civiles destrozados en los bombardeos humanitarios lanzados por la OTAN, o asesinados por mercenarios terroristas solapados y patrocinados por los mismos occidentales, no, se refería al inocente (sic) de su embajador en la ‘Libia liberalizada’:

Si HPMA hubiera leído el recién publicado informe devastador de las escuelas de derecho de las universidades de Stanford y Nueva York, basado en amplias entrevistas con víctimas, testigos y expertos sobre la guerra de drones en las áreas tribales de Pakistán, habría visto el verdadero efecto de ‘ataques por firma’, cuando los objetivos son señalados según la interpretación de un nebuloso ‘tipo de vida’. / Por lo tanto si HPMA afirma que ‘ningún video justifica el ataque a una embajada’, tendría que revertir a un silencio cósmico para justificar la matanza de mujeres y niños pastunes, de hecho una indiscriminada masacre desde lo alto de EE.UU. que aterroriza a las 800.000 personas que viven en los Waziristanes, norte y sur”.[81]

Pues sucede que Mr. Obama participa en los ‘martes de terror’, día en el que se reúne con los miembros del abominable aparato de seguridad nacional (sic), para anotar en una especie de lista negra, a los ‘terroristas’ que habrán de eliminar en Pakistán, Somalia o Yemen: “Las nominaciones van a la Casa Blanca, donde por su propia insistencia y guiado por el ‘zar’ del contraterrorismo [sic] John O. Brennan, Obama debe aprobar cada nombre”. “Si cuando se habla a la flor si al olor de la flor se le olvida la flor” (J.M. Serrat). Se elimina ´terroristas’ en nombre de la libertad y la justicia, y eso no es un acto de terror. Cuando que “…, los asesinatos se han institucionalizado, normalizado y burocratizado alrededor de la figura del presidente. Sin la ayuda, o cualquier supervisión del pueblo estadounidense [si fuese así, sería una democracia imperialista] o sus representantes elegidos, [de ser así, sería una República], sólo él es ahora responsable de los asesinatos regulares perpetrados a miles de kilómetros, incluidos los de civiles y niños”.[82] (…‘Imperio asesino de niños’…, bien dice la canción de Silvio Rodríguez; pues se trata del ‘Monstruo grande que pisa fuerte, sobre la pobre inocencia de la gente’. León Gieco).

Por ello este último autor citado (Tom Engelhardt) le da en llamar ‘el jefe asesino’, un potentado que desde la Casa Blanca puede decretar sentencia de muerte sin rendirle cuentas a nadie. Así de grave, así de álgido el problema imperialista para el mundo. Y pensar que con Mitt Rommey puede ser peor. Pues dicho sea de paso, la opinión generalizada considera que Barack Obama, al igual que hace cuatro años, es el menos peor de los dos candidatos. Rommey y Netanyahu pueden hacer un coctel explosivo…. ‘Mala gente que camina (viaja por el mundo) y va apestando (lacerando) la Tierra’. (Antonio Machado).

“No hay que perder la capacidad de asombro, menos las broncas y la resistencia cuando la realidad nos enfrenta con aquello que creíamos superado: la Doctrina de Seguridad Nacional (DSN), que tanto daño hizo al continente y a nuestro país, hoy vuelve a aparecer con otro ropaje.

Esta película ya la vimos y sufrimos, somos sobrevivientes del terrorismo de Estado impuesto en el país basado en la DSN impuesta por los EEUU en el continente”.

Adolfo Pérez Esquivel

Así como Hugo Chávez ‘mandó al carajo’ al ALCA (Acuerdo de Libre Comercio para las Américas), se requiere que ahora manden al carajo en Sudamérica al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) que en estos días los imperialistas promueven por todo el Subcontinente, contando, como era de esperar, con la complacencia de los gobiernos lacayos, por no decir cipayos, de México, Colombia, Honduras, Perú, Paraguay y Chile. La ‘liga reaccionaria del Pacífico’.

Y es que el imperialismo yanqui no descansa -es como la Máquina industrial capitalista en la que se sustenta y de la que se sirve procurando su reproducción-, pasando a implementar el alto mando USArmy ‘cursillos’ de adoctrinamiento con instructores enviados desde una Escuela Naval ubicada en California, en cumplimiento de los objetivos trazados de emplear a la ‘guerra contra el terror’ como excusa para reactivar la defensa de los intereses norteamericanos en el Subcontinente. En lo que la necia paranoia de los yanquis se empeña en promover como prioritario para todas las naciones del Continente Americano el ‘combate’ a narcotraficantes y ‘terroristas’; lo que no es otra cosa sino emplear a los ‘malos de la película’ que exaltan desde el 11-09, incluyéndose provocativos añadidos filmados recién en California, distorsionando y tergiversando la realidad y los problemas que cualquier gobierno nacionalista debe afrontar, los que son muy otros y por el contrario producto de las políticas económicas capitalistas promovidas por los imperialistas, problemas tales como la concentración de la riqueza, la injerencia de las transnacionales, la falta de empleo suficiente, los bajos salarios, la miseria-pobreza que se acrecienta, el hambre, la destrucción de los hábitats; con la novedad de que tan tremendos problemas también ya lo son para los países del Norte.

Problemas sociales que son consecuencia de la reproducción indiscriminada e incontrastable del funcionamiento capitalista con mercados desregulados, y no como pretenden los imperantes, a causa de la participación del Estado. Encontrándose detrás de esta falsa lectura de la realidad una estrategia a largo plazo de reproducción sistémica del capitalismo que viene procurando el Imperio para ampliar e intensificar la participación de las corporaciones transnacionales, implementando el funcionamiento prototipo del así y por eso: capitalismo imperialista.

Del cual son víctima los pueblos de la Tierra, tanto los campesinos y pueblos originarios como los pobres de la urbe, explotados y expulsados respectivamente por los intereses transnacionales en franca etapa compulsiva. Combatir a los pueblos de la Tierra es el propósito que se esconde tras la falsa guerra contra el terror, con lo que el capitalismo imperialista pasa a ejercer el terror mundial en aras de satisfacer sus denodados intereses y requerimientos de seguir reproduciéndose y así incrementando la explotación y la extinción de recursos naturales, y en todo esto sobran los pueblos originales, ajenos al Mercado. (Manteniendo a los pobres sometidos, e incluyendo ahora a las ‘pandillas juveniles’ –jóvenes desempleados y con poco estudio- entre los potenciales criminales a combatir, en realidad, se trata de someter a todo potencial rebelde popular, y obsérvese, las ‘pandillas juveniles’ son producto de la falta de empleo que las ‘economías’ abiertas al Mercado no pueden generar).

Los imperialistas vuelven a la carga pidiéndole a los gobernantes latinoamericanos que regresen a hacer prioritaria la lucha contra criminales y subversivos, haciendo difícilmente distinguible la diferencia entre unos y otros, de manera semejante a como impusieron la Doctrina de Seguridad Nacional en los 60, 70s, 80s para combatir en aquel entonces preferentemente a los ‘comunistas’. En realidad, a cualesquiera que defienda los recursos e intereses, valores nacionales y regionales.

Así de nuevo la lucha contra los narcotraficantes e imaginarios terroristas debe posibilitar el realineamiento de los ejércitos latinoamericanos bajo la dirección del Pentágono, en realidad, adoctrinándolos para que combatan a los defensores nacionalistas y a las clases oprimidas, así como a los pueblos aborígenes, tal y como viene aconteciendo en Colombia.

Es aquí, en este punto, en donde se debe entender el servicio que presta a los objetivos imperialistas el que el narcotráfico y el mercado de enervantes exista como un problema nacional que se internacionaliza, esto les permite proponer el empleo de las fuerzas armadas sacándolas a las calles, tal y como vino a acontecer en el México del espurio Calderón.

Para lo cual, por lo pronto, de manera puntual, los imperialistas de la Potencia del Norte están pretendiendo unificar el concepto de Seguridad Nacional con el de Seguridad Interna, conceptos y acciones que por algo se separaron como distintas y perniciosas en su unicidad en La República Argentina, sí, por experiencia histórica reciente.

Se anuncian cursillos previos y posteriores a una reunión de carácter oficial al más alto nivel programada para realizarse entre el 7 y el 10 de octubre en Punta del Este Uruguay (Remember al Che allí en agosto de 1961defendiendo a la Revolución Cubana; y adviértase que las elecciones para la presidencia en Venezuela han sido el 7 de octubre), ahora pretendiendo reciclar la intervención garantizada por la ley del ejercicio imperialista: “.., es una forma de preparar las mentes para enfrentar el adoctrinamiento. (…) Se discutirá además el ‘futuro de la misión de los instrumentos y componentes del Sistema Interamericano de Defensa’ (SIAD): la Junta Interamericana de Defensa (JID), y el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR)”.[83]

Sin faltar la OEA, que en su condición auténtica de ‘Ministerio de las Colonias’ sigue influyendo en procura de que tales acuerdos militares se concreten en favor del Imperio. Cuando que está claro: “Estos hechos van en contra de los lineamientos y objetivos de UNASUR, del Consejo Suramericano de Defensa y del Centro de Estudios Estratégicos de la misma UNASUR. Por su parte Argentina, a través de un documento, demostró la inoperancia actual de este organismo burocrático que siempre ha sido y continúa siendo afín sólo con los intereses de EE UU”.[84]

El agregado militar en la embajada de EU en Buenos Aires es el coronel Patrick D. Hall, quien estuvo en Caracas cuando el presidente Hugo Chávez “denunció la injerencia militar estadunidense en la política de su país”. Mientras que el Brigadier Mayor, Richard Goetze, veterano de guerra en Vietnam, será el encargado de dar el cursillo regresando a la Argentina, pues fue agregado militar durante los primeros años del gobierno de la Junta Militar, cuando ésta infundió mayor terror entre la población civil.

Los EU vuelven a la carga haciendo uso de su descarado cinismo una vez más, el cual queda al descubierto en lo siguiente: “El Gobierno de EEUU habla de la defensa de los derechos humanos cuando en realidad los violan sistemáticamente. No es casual que se niegue a firmar el pacto de San José de Costa Rica dado que le permite eludir a la Comisión y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos mientras al mismo tiempo es el país que más financia estos organismos para que evalúen al resto de los países americanos que sí firmamos el pacto”.[85]

Sería un retroceso altamente perjudicial para el esfuerzo independentista argentino que hace por superar las secuelas de la dictadura militar y su criatura fermentada con la política económica neoliberal que condujo a la catástrofe del 2001 tras dos períodos de capitalismo desenfrenado patentados por el menemismo.

Ya la reunión ha transcurrido y las protestas de los uruguayos conscientes no se han hecho esperar. Y el general Leon Panetta ha ido a declamar su perorata también a Perú, algo así como: ‘debemos estar unidos en contra de las amenazas que se ciernen sobre nuestro continente, el terrorismo y el narcotráfico’…., bla, bla, bla. Mientras –y esto queda entre líneas- ´seguimos incrementando las bases militares por todo el Subcontinente y el Caribe para su protección y beneficio humanitario’. Hechos que llevan el sello made in USA, con la garantía que otorgan siglo y medio de acciones imperialistas.

El camino hacia la independencia de Sud América del Imperio va por la ruta de ‘mandar al carajo’ al TIAR y al SIAD e implementar a contraofensiva un sistema iberoamericano de defensa propio de UNASUR. Eso no debe generar duda alguna, el caso es de tener la inteligencia para organizarlo y el coraje para realizarlo. (Continuará)

17-10-12. Revisión a 23-09-2015

NOTAS

[1] René Descartes. El Mundo o Tratado de la Luz. UNAM, 1986: 74. Subrayado añadido.

[2] Un primer acercamiento a la ‘Razón Constructiva’ lo realizo en los números de Crisol 119, junio del 98 y 122, agosto de 1998.

[3] El mismo Max Weber analiza en su Tratado de Economía el desarrollo de la minería en Europa, en consideración a la importancia que va cobrando esta empresa, como una de las de mayor propiciación adquiriente de caracteres capitalistas. Advirtiendo que las empresas mineras fueron de las primeras en constituirse como monopolios; asociaciones de mineros, fundidores y especialmente de compradores de mineral agremiados, comerciantes sin escrúpulos, aptos para la concentración de ganancias. Y de que en los afanes por desaguar las minas se encuentra el principio de la máquina de vapor. Cap. II: “Industria y Minería Hasta la Eclosión del Capitalismo”. FCE.

[4] Vid en esta misma serie loas artículos sobre la” Macrocrisis Contemporánea”.

[5] Amy Goodman. “La lucha popular contra la fracturación hidráulica”. Democracy Now. Rebelión.org. Traducción de Mercedes Camps.

[6] Ibid.

[7] Ibid.

[8] Tania Molina Ramírez. “Si todos comen como estadunidenses necesitamos 5 planetas para el sustento”. La Jornada, 2-07-2010.

[9] A principios de los años 70 dos obras ampliamente difundidas daban cuenta de la problemática en cierne: La Pesadilla Tecnológica de Gordon Rattray Taylor Ed. Bruguera, y: Los Límites del Crecimiento, de varios autores, FCE.

[10] Iván Restrepo. “El acelerado deshielo del Ártico”. La Jornada, 1-10-2012.

[11] Gordon Rattay Taylor. Op.Cit.: 13.

[12] Eduardo Césarman. Hombre y Entopía –termodinámica social-. Vol. 2. Ed. Gernika: 18.

[13] John Saxe-Fernández. “Fósiles, clima y poder”. La Jornada, 4-10-12. Con información proporcionada por Bill Mackibben: Global Warming’s Terrifying New Math. Subrayado añadido.

[14] Michael T. Klare. “La nueva ‘Era de Oro del petróleo’ que no tuvo lugar –los pronósticos de abundancia chocan con las realidades del planeta-“. TomDispach. Rebelión.org. Traducción de Germán Leyens.

[15] Ibíd.

[16] Ibíd.

[17] Víctor M. Toledo. “2050: que Dios nos tome confesados”. La Jornada, 12-10-2012. Subrayado añadido. Basándose en una perspectiva proporcionada por Climate Emergency Insatitute. Organización DARA. El WWF 2012 Living Planet Report, y el grupo ETC., analizando el impacto industrial al medio ambiente y sus consecuencias, cambio climático → calentamiento global del Planeta.

[18] Eduardo Césarman. Hombre y Entropía –termodinámica social-. Vol. 1. Ed. Gernika: 5. Subrayado añadido.

[19] Un significado del Príncipe de las Tinieblas aterrizado en los menesteres de este mundo lo refiere como: ‘hombre que ambiciona’, el ambicioso que complica la existencia, en árabe algo así como: ‘Bil Sabab’.

[20] Jorge Zepeda Patterson. “La Religión de los Atrapados”. Día Siete, No 15: 14. Cifras estadísticas de hace una década.

[21] Ibid.: 15.

[22] Ibid.: 18.

[23] Ibid.: 19.

[24] Ibidem.

[25] Ibíd.: 21.

[26] Ibíd: 21-22.

[27] Ibíd.: 22.

[28] Salvador Capote. “Donde el agua corre hacia el dinero -despilfarro de agua en Las Vegas-“. Alainet. Rebelión.org. 24-09-2012.

[29] Ibíd.

[30] Ibíd.

[31] Ibid.

[32] Alfredo Jalife-Rhame. “¡Dinero del narcotráfico salvó a los bancos durante la crisis global! ’Bajo la Lupa’. La Jornada, 16-12-2009. Subrayado añadido.

[33] Luis Javier Garrido. “Business are bussines”. La Jornada 27-01-12. Subrayado añadido.

[34] Tomado de Javier Sicilia. “EU, la otra cara de la guerra”. Proceso 1871 / 9-09-2012.

[35] Alberto Rojas Andrade. “Una guerra muy exitosa –trasfondo de la ‘lucha contra las drogas’”. Rebelión.org. 15-06-2012. Subrayado añadido.

[36] Ibid. Subrayado añadido.

[37] Luis Javier Garrido. Op.Cit. Subrayado añadido.

[38] Ibid. Subrayado añadido.

[39] Ibid.: Subrayado añadido,

[40] Enrique Parejo. “Uribe Vélez y las masacres de Antioquía”. Apéndice 3 de: Joseph Contreras. Biografía no autorizada de Álvaro Uribe Vélez – (El Señor de las Sombras)-. Oveja Negra. Versión para internet, Joseph Contreras y Fernando Garavito, 2002. Rebelión.org. Sección Libros Libres: 246.

[41] Joseph Contreras. Biografía no autorizada de Álvaro Uribe Vélez …. Op.Cit. : 21-22.

[42] Ibid: 231.

[43] Carlos Fazio. “Enrique Peña y el factor Naranjo”. La Jornada, 1-10-2012.

[44] Ibid.

[45] “Llamar guerra a la política de seguridad en México es un error garrafal”. Entrevista a Óscar Naranjo.

[46] Rebelión.org. 05-10-2012. Notimundo. Con información de Corporación Justicia y Dignidad. –Según El Tiempo y Caracol, ‘el terrorista abatido’ era guerrillero desde los 5 años”. (Sic).

[47] Alberto Rojas Andrade. Op.Cit. Subrayado añadido.

[48] Ibíd. Subrayado añadido.

[49] Tomado de Alberto Rojas Andrade. Op.Cit. Subrayado añadido.

[50] Ibid.

[51] Grupo de Reflexión Rural. “Monsanto: mucho peor que glifosato”. Rebelión.org. 14-09-2012.

[52] Silvia Ribeiro. “El imperio de Monsanto y la destrucción del maíz”. La Jornada. 25-05-2007. Subrayado añadido.

[53] Silvia Ribeiro. “Transgénicos y crimen organizado”. La Jornada. 4-07-2010.

[54] Paco Puche. “Monsanto, mon Dieu!”. Revista El Observador. Rebelión.org. 30-07-2010. Subrayado añadido.

[55] Ibid.

[56] Lavaca. “Patria Grande (transgénica)”. Rebelión.org. 9-08-2012.

[57] Ibíd.

[58] Ibíd.

[59] Ibíd.

[60] Ibíd.

[61] Grupo de Reflexión Rural.”Monsanto: mucho peor que glifosato”. Subrayado añadido. GAO es igual a siglas de General Accounting Office de los EUA.

[62] Ibid.

[63] Ibid. Subrayado añadido.

[64] Paco Puche. Op.Cit. Incluye cita de A. Lapolla.

[65] Silvia Ribeiro. “Terminator ataca de nuevo: semillas suicidas”. La Jornada. 2-07-2011. Subrayado añadido.

[66] Ibid.

[67] Paco Puché. Op.Cit. Subrayado añadido.

[68] Narciso Aguilera Marín. “Transgénicos dentro del perverso modelo de neocoloniaje y dominación”. Rebelión.org. 12-07-2010. Subrayado añadido.

[69] Ibid. Subrayado añadido.

[70] Ibid. Subrayado añadido.

[71] Silvia Ribeiro. “Máquinas de guerra: Blackwater, Monsanto y Bill Gates”. La Jornada. 14-01-2012. Subrayado añadido.

[72] Ibid. Subrayado añadido.

[73] Ibid. Subrayado añadido. Tanto Zedillo como Frenk son tecnócratas que han servido al gran capital transnacional instalados primero en México, pasando después a ser recompensados y protegidos en las entrañas del Imperio, por algo será que se protege a Zedillo de la acusación por genocidio cometida en Acteal Chiapas.

[74] “Paraguay: Monsanto y golpistas son mercaderes de la muerte, afirmó Fernando Lugo”. Prensa Latina. Aporrea.org, 19-09-2012

[75] Susana González G. “Hay alimentos; despojo de tierras y especulación los encarecen, acusan”. “Denuncian embestida de agroindustriales en contra de productores tradicionales”. La Jornada, 30-09-2012. Subrayado añadido.

[76] Henry Saraghi. Vía Campesina. “Los cultivos transgénicos sólo provocan destrucción y despojo –carta de La Vía Campesina a Rafael Correa, Presidente de Ecuador-”. Rebelión.org. 04-10-2012. Subrayado añadido.

[77] Gustavo Duch. “Transgénicos: caras y ojos”. Rebelión. 10.10-2012

[78] Adrian Salbuchi. El Cerebro del Mundo –la cara oculta de la globalización-. Ediciones del Copista. 1999: 71. Subrayado añadido.

[79] Ibid.: 72. Subrayado añadido.

[80] Pepe Escobar. “Barack Obama ante la Asamblea General de la ONU –halcón, paloma, mariposa, avispa-“. Asia Times Online. Rebelíon.org. Traducción de Germán Leyens.

[81] Ibid. Subrayado añadido.

[82] Tom Engelhardt. “El asesino en jefe –El presidente y sus apóstoles-“. Tom Dispatch. Rebelión.org. Traducción de Germán Leyens. Subrayado añadido.

[83] Elsa M. Bruzzone, José Luis García. “EE.UU. pretende unificar seguridad nacional y seguridad interior en un solo concepto”. Alainet. Rebelión.org. 14-09-2012.

[84] Ibíd.

[85] Adolfo Pérez Esquivel. “Resurgimiento de la Doctrina de Seguridad Nacional y el masoquismo político”. Rebelión.org. 18-09-2012. Subrayado añadido.

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados