Suspensión de acuerdos Europa-Grecia: ¿un nefasto error?

Escrito por on Jul 3rd, 2015 y archivado en Así Vamos, Destacado, Galería Fotográfica, Reflexiones. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Suspensión de acuerdos Europa-Grecia: ¿un nefasto error?

crisisEl pasado sábado se suspendieron las pláticas para arreglar la situación financiera de Grecia. Yo pienso que se trata de un error muy grave que puede tener consecuencias profundamente negativas no sólo para Grecia y Europa sino también para el resto del mundo. El problema de la deuda griega tiene mucho de nuevo y mucho de conocido por eso, los argumentos que voy a desarrollar tienen validez puesto que se basan en lo que ha sucedido en otras ocasiones similares pero, también tienen muchos elementos que son nuevos y que por lo tanto, representan incógnitas difíciles de evaluar de ahí que mis argumentos contengan un margen de error que puede ser importante.

Lo primero que hay que subrayar es que, contra mucho de lo que se dice del partido que está en el poder en Grecia, está lejos de configurar un gobierno de extrema izquierda; hasta donde he podido seguir el tema, se trata de un gobierno con dos planteamientos; es nacionalista y sigue una visión keynesiana un tanto cuanto lineal y primitiva. En este breve ensayo no abordaré más y muy superficialmente el contenido de los posibles acuerdos entre el grupo europeo y Grecia y me concentraré en las posibles repercusiones que puede tener la ruptura de las pláticas del pasado  sábado. Debo señalar que no me gustan ninguna de las proposiciones sobre la posible salida al problema ni las que hicieron los acreedores ni las que realizó el gobierno griego; ambas proposiciones las veo insuficientes y sin dar lugar a un posible repunte de la economía griega que es indispensable si se quiere salir del problema; son proposiciones de corto plazo que sólo posponen el problema hacia el futuro y lo peor es que, desde mi punto de vista, ambas proposiciones dejarían en un futuro cercano un problema aún más grave que la actual. En todo caso, dado que las conversaciones se han roto, ninguna de las proposiciones ni la griega ni la de sus acreedores tiene vigencia actual.

Debo señalar que alguna propuesta de los acreedores fundamentalmente sostenida por el FMI, era nefasta. Me refiero a subir el IVA a restaurantes y hoteles a un 23%. En la actualidad este IVA es de 6.5% y el gobierno griego había aceptado a subirlo a un 13%. Hay que considerar que, para efecto de restaurantes hoteles el IVA en España, Francia e Italia es de 10%; en Chipre y Turquía es del 8%. Por eso, un IVA de 23% en Grecia era afectarla seriamente en su capacidad competitiva internacional en materia de turismo; hay que subrayar que la actividad turística es fundamental en Grecia y es de las pocas actividades económicas que quedan vigentes y competitivas; así, la propuesta del FMI y de los acreedores era simplemente destructiva para la economía griega y no solucionaba nada y mucho menos, el posible pago de su deuda.

Pasemos ahora a las posibles repercusiones de la ruptura de las pláticas. Me referiré primero a las posibles repercusiones en los circuitos de mercancías y servicios y luego, a las posibles repercusiones en los sistemas financieros.

1.- EN LOS CIRCUITOS DE MERCANCÍAS Y SERVICIOS.

El otro día en un programa de televisión presentaron el caso de un vitivinicultor griego. Éste poseía viñedos magníficos, un buen proceso para elaborar vinos, y un buen mercado establecido para los mismos. Su problema provenía de que en Grecia no se fabrican corchos para las botellas y por ende, los tenía que importar de otros países europeos; el caso es que sus proveedores de corchos no se los querían vender puesto que tenían miedo dado el problema de la deuda griega y que hubiese problemas para que el vitivinicultor pudiese realizar los pagos. Se tenía plena confianza en el empresario griego pero se desconfiaba de los problemas que pudiesen tener los bancos griegos para poder realizar el pago del producto. Esto era antes de la ruptura de pláticas.

A partir del lunes el problema de este vitivinicultor se puede generalizar para muchos comercios, restaurantes, hoteles, empresas pequeñas y medianas y grandes. La poca industria griega que había se fue desmoronado con cuatro años de una absurda política deflacionista (política que busca reducir salarios y ganancias para que de esta manera, se bajen los precios y el país pueda ser competitivo); la política deflacionista no ha hecho que Grecia sea más competitiva sino simplemente ha destruido empresas y empleos, ha reducido notablemente el mercado interno, ha hecho que las empresas bajen su nivel de actividad disminuyendo de esta manera, sus economías de escala lo cual conduce a un incremento de costos y una pérdida de competitividad. Caída del empleo, quiebra de empresas y reducción de economías de escala, lejos de hacer más competitivo al país griego lo han hundido en la miseria y han conducido a una reducción notable de los ingresos públicos con lo cual, el problema de pago de la deuda se ha acrecentado notablemente. Los griegos también han cometido muchos errores.

No tengo acceso a la información que se requiere para saber cuál es el estado de salud de la banca griega, pero hay muchas informaciones e indicios que indican la presencia de una enfermedad grave e incluso, la posibilidad de alguna o algunas bancarrotas. Las negociaciones y una teatralidad exagerada y fuera de lugar generaron miedo en los griegos de todos los niveles: ricos, clase media y pobres; por eso, desde hace más de dos o tres semanas ha habido un fuerte retiro de fondos de los bancos griegos; algunos, los pobres, sacaron su dinero de los cajeros automáticos y lo guardaron lo mejor que pudieron en casa otros, los empresarios de varios niveles y los ricos, lo trasladaron hacia otros países y otros bancos. Noticias del sábado en la noche indicaban que muchos griegos señalaban que los cajeros automáticos ya estaban vacíos. El Banco Central Europeo ha proveído a la banca griega de miles de millones de euros incluso en una cantidad superior a los 1500 millones de euros que son los que Grecia debería de pagar a sus acreedores el último día de este mes. Todo indica que la banca griega carece de liquidez y está vacía de depósitos por eso, el lunes próximo, mañana, puede iniciarse un problema de pagos que pueden llegar inclusive a ser muy grave. ¿Cómo conseguir refacciones e implementos que provienen del exterior si no se cuenta con una banca que permita realizar el proceso de pagos?. El problema es claro para el grupo europeo y ya se anuncian medidas para tratar de salvar a la banca griega. El caso es que no sólo no se mencionan cuáles son sino que el problema parece tener magnitudes difíciles de superar además, el costo de salvamento de la banca griega puede ser enorme y tal vez, más caro que los 1500 millones de euros que el gobierno griego no podrá pagar el próximo fin de mes.

Es imposible saber cuál será la magnitud y gravedad del problema de pagos pero es claro que este problema estará presente. Grecia sólo es un eslabón en un sistema de pagos europeo muy complejo y con muchísimas retroalimentaciones por eso, un problema de pagos en Grecia puede tener una extensión viral hacia otros bancos y empresas europeas.

Todo esto por una ruptura absurda de pláticas cuando ya todo estaba muy cercano a un acuerdo. El acuerdo era malo, pero la ruptura puede ser de consecuencias mucho más grandes y por eso me parece una estupidez de gran magnitud.

2.- EN LOS CIRCUITOS FINANCIEROS.

En los circuitos financieros las repercusiones pueden ser aún más graves.

No sólo es que la deuda de más de 300.000 millones de euros del gobierno griego deja de recibir los servicios normales en pago de intereses y capital y que por lo tanto, el valor de esa deuda queda muy comprometido por lo que su cotización los mercados se verá seriamente mermada. También hay que tomar en cuenta que la banca griega está en serias dificultades y que por tanto, el valor de las acciones de los bancos podría caer sensiblemente además, las obligaciones de esta banca también quedan en entredicho. Agréguese que los particulares y las empresas que son poseedores de acciones y obligaciones de la banca griega verán mermados seriamente su nivel de capital y que por tanto también resentirán problemas; en este último caso se encuentran empresas, bancos y sectores financieros no sólo griegos sin europeos y también del resto del mundo.

Todos estos elementos se interaccionan entre sí con retroalimentaciones positivas y negativas que pueden conducir al sistema, después de altibajos hacia un nuevo capítulo de estabilidad o, pueden llevarlo hacia una desestabilización creciente y negativa.

LOS POSIBLES SENDEROS DE EVOLUCIÓN.

No hay duda de que el problema griego va conducir a una caída en el nivel económico, con mayor desempleo y a problemas financieros. El problema es si esta desestabilización es fuerte o débil y si los problemas que se van a generar se van a circunscribir a Grecia, si van a afectar a otros países Europa o toda Europa, si va a afectar el funcionamiento del euro y si tendrá repercusiones en el resto del mundo. En este momento es muy difícil hacer una predicción que tenga altas probabilidades de llevarse a cabo.

En estas reflexiones me limitaré a presentar sólo dos de los posibles senderos que puede tener la crisis que comento.

1.- Caída poco fuerte o regular con tendencia a la estabilidad.

Yo creo que esta es la previsión que se hacen la Troika y los acreedores de Grecia junto con el grueso de los países que conforman la zona euro.

Ella se encuentra presentada en la siguiente gráfica.

En este caso después de un choque inicial dado por la ruptura de los acuerdos por los problemas del sistema de pago y los correspondientes a los mercados financieros, se presenta una tendencia a la baja en la economía griega la cual, después de algunos altibajos tiende encontrar un nuevo nivel de estabilidad que evidentemente estaría en un nivel económico inferior al inicial.

Se espera que la caída pueda ser contenida al nivel del espacio griego y no repercuta o lo haga en medida restringida a otros países europeos.

2.- Caída muy fuerte sin tendencia a la estabilidad.

Es un sendero muy parecido al caso que surgió el 15 de septiembre del 2008 con la quiebra del banco Lehman Brothers. Se dejó quebrar el banco porque se suponía, como el caso griego de hoy día, que la caída iba a ser breve, controlable y con tendencia a la estabilidad es decir, el caso presentado en la gráfica anterior.

En aquella época sucedió algo muy diferente de lo previsto como desgraciadamente hay ciertas probabilidades de que suceda. La caída fue fuerte y acumulativa y se extendió en términos virales, es decir, rápidamente, sin control y en varias direcciones. De hecho, aunque la crisis había comenzado un año antes, fue el 15 de septiembre cuando cobró vigor y generó la caída económica mundial de la cual aún no hemos podido salir del todo.

La gráfica siguiente muestra la tendencia sendero que siguió tal crisis y que desgraciadamente, hay ciertas probabilidades de que hoy pueda suceder lo mismo. En mi condición de investigador individual no dispongo de información que haría falta para poder ser más preciso. Sólo pretendo señalar las posibilidades a las que nos enfrentamos y señalar el grave error que se ha cometido al romper las conversaciones, error cuya principal responsabilidad recae en el FMI que evitó un acuerdo con su absurda proposición 23% de IVA a restaurantes hoteles. El acuerdo era malo, pero creo que la ruptura puede tener repercusiones muy graves y que el principio de prudencia debía haber conducido las negociaciones por otro camino desde un principio. Se debieron haber implementado al menos, mecanismos para el repunte económico de Grecia y un escalonamiento adecuado de la deuda. Manifiesto así mi indignación.

grafica 1grafica 2

No terminó aquí con mis reflexiones seguiré agregando algunos análisis y comentarios según avance el proceso.

Para ir al archivo de textos de Juan Castaingts Teillery hacer clic en su nombre

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados