De devaluaciones y otros traumas

Escrito por on Mar 19th, 2015 y archivado en Destacado, Forma es fondo. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

dolarPobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos. Esta frase en principio atribuida por el imaginario popular mexicano a nuestro insigne ex Presidente de la República, Don Porfirio Díaz, ha vuelto a adquirir durante las últimas semanas su tradicional carga emocional y colectiva de lamento popular nacional, por el desenlace que está teniendo nuestra doméstica política cambiaria, en la siempre difícil relación monetaria del peso frente al dólar.

Esta semana hemos iniciado con una muy importante depreciación en la paridad de ambas divisas, al cotizar la moneda mexicana un precio de casi 16 pesos por dólar norteamericano, por lo que es importante ponderar el impacto que esta devaluación está teniendo en nuestros asuntos domésticos.

Pero entendamos primero qué la está causando. Esta depreciación, dicen los analistas y expertos economistas, se debe a un mero problema entre oferta y demanda. El dólar se ha encarecido, porque no hay suficiente oferta en el flujo monetario nacional, de dólares americanos, y ello ha presionado a la alza el valor del billete verde. Y no hay dólares suficientes, por varios factores: el primero es la sobre oferta de petróleo en los mercados internacionales de hidrocarburos, que ha propiciado la caída de los precios internacionales de la mezcla mexicana, situación que al parecer amenaza con permanecer bajo tal depresión por un número muy importante de meses hacia futuro.

Pero además de la escasez de dólares por nuestras bajas ventas petroleras, los analistas se explican parte de la debilidad de nuestra moneda, en el hecho de que no estamos recibiendo suficiente inversión extranjera, debido al clima de inseguridad que afecta al país en algunas regiones (entre las que por cierto y afortunadamente, no figura Aguascalientes). Esta situación preocupa porque de ser cierto el dato, debemos imaginar el enorme costo económico que está teniendo el impacto del clima de inseguridad y desbordamiento del fenómeno de la violencia que se vive en algunas entidades y regiones del país, una variable interna ciertamente, pero que ha traído como consecuencia un efecto desestimulante en los capitales foráneos –variable externa-, que simplemente no se animan a venir a México a producir renta, y hoy somos una de las economías más abiertas de la región, y es una pena que en un rubro tan fundamental de una economía abierta como lo es el de la capacidad para la atracción de inversión extranjera productiva, estemos perdiendo terreno por factores endógenos como lo son los asociados a la inseguridad y a los problemas de gobernabilidad que enfrenta en estos momentos el país.

La devaluación del peso mexicano que estamos presenciando, tiene efectos positivos y negativos. En una somera conclusión diré, que un peso depreciado, ayudará a impulsar nuestras exportaciones de bienes manufacturados principalmente, como podría ser el caso de la industria automotriz. Los coches que producimos en Aguascalientes, eventualmente podrán ser más competitivos en los mercados internacionales con un peso depreciado en su valor cambiario. Sin embargo, los efectos negativos no serán menores y es justo apreciarlos para tener una idea mas o menos clara de su cálculo.

Indudablemente que el efecto pernicioso más grave de un peso devaluado tiene que ver con el aumento de las condiciones de riesgo y de volatilidad en la que entra indefectiblemente la economía doméstica. Una expectativa de mayor riesgo económico y de mayor volatilidad cambiaria, afecta las expectativas de estabilidad en el régimen de precios que los agentes económicos asignan a sus productos. Y este fantasma tiene un nombre que usted y yo conocemos muy bien, porque ya lo hemos padecido en pretéritos traumas que no queremos que regresen: se llama inflación y su impacto en la estabilidad económica podría ser letal. Me explico.

En otras palabras, los costos sociales y económicos asociados a una inflación alta derivada ésta, de la volatilidad cambiaria o de la devaluación de la moneda, impactarían de manera negativa en las gruesas capas sociales más en desventaja, al tener dichos costos el carácter de un impuesto regresivo. Adicionalmente, una inflación desbocada tiende a producir una asignación irracional e ineficiente de recursos en la economía (una especie de caos en las asignaciones de precios).

Recordemos que las empresas que importan productos y servicios verán incrementar sus precios en moneda nacional de esas mercancías, en tanto que las personas físicas o morales que tengan deudas en moneda extranjera, verán incrementar esos montos en moneda nacional, tan solo por el efecto de la devaluación. Finalmente, una inflación elevada y volátil tiende a generar una mayor incertidumbre en las expectativas de planeación e inversión en los agentes económicos, afectando sus decisiones en el largo plazo.

De cualquier manera, en 2015 después de muchos años de aquella expresión de que pobre México por estar tan lejos de Dios y tan cerca de los americanos, parece revivir como proclama nacional porque finalmente la depreciación de nuestra moneda se da en momentos en que el dólar se está fortaleciendo de sobremanera frente a las principales divisas del mundo, y hay nerviosismo en la comunidad financiera internacional por el riesgo que generará una eventual elevación de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos. En fin, esta historia dará todavía mucho de qué hablar.

Política de la buena: Va mi abrazo cálido y sincero a la familia Cisneros Lozano, y a los amigos Ana Silvia y Fernando Lozano Galindo, hermanos ellos, y ejemplo irrefutable de genuinos profesionales del periodismo serio, que ambos practican y profesan, por el difícil y delicado momento que están viviendo. Deseo para ellos y sus familiares pronta resignación y confortamiento espiritual, con sinceridad y solidaridad.

Para ir al archivo de textos del autor Luis Fernando Muñoz López dar clic a su nombre

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados