Hoy Como Ayer, Más de lo Mismo…, y en Vías de Empeorar

Escrito por on Dic 15th, 2014 y archivado en Destacado, Galería Fotográfica, México subordinado. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Hoy Como Ayer, Más de lo Mismo…, y en Vías de Empeorar

poderesLa Subordinación en la Etapa Neoliberal

(Onceava parte)

Hoy Como Ayer, Más de lo Mismo…,

y en Vías de Empeorar

 

Hay que recordar que 100,000 personas fueron asesinadas en México en la guerra contra el narco, la mayoría son civiles, no son narcotraficantes, ni policías, ni militares. México es un Estado Terrorista muy peligroso, peor que los países de Medio Oriente, y ese problema parte de la política militar de los Estados Unidos….

James Petras

 

En México el desgaste del gobierno acelera el proceso de disolución del Estado. Los signos están por doquier y, sobre todo, en el discurso del poder público. Cada vez que hablan los funcionarios públicos se observa su incapacidad para descifrar las señales que le envía la sociedad civil. El mejor ejemplo es el anuncio que hizo Peña Nieto de sus 10 medidas para ‘mejorar la seguridad, la justicia y el estado de derecho’. El contenido de cada una de estas medidas es revelador de su falta de contacto con el mundo real.

Alejandro Nadal

 

Así, con la llegada del Grupo Mex Gas a Madrid, Pemex amplía su presencia en España y la convierte en el punto de conexión clave para sus negocios al margen de las leyes mexicanas, como han sido calificados desde hace 1 década por la Auditoría Superior.

Nancy Flores

UN PARÉNTESIS EN EL CRECIMIENTO DEPENDIENTE

 Quien quiera enterarse y comprender la realidad histórica de México advertirá que por el hecho de haberse efectuado el mayor crecimiento de producción industrial en el sexenio de Manuel Ávila Camacho (1940-1946), justo cuando acontecía la 2ª GM, tenemos que en tal sexenio se da una circunstancia singular evidente que explica tal crecimiento fulgurante.

Si en 1939 la exportación de artículos industriales representaba un raquítico 1.7% del total de las exportaciones nacionales, para 1946 el porcentaje de la proporción se había elevado hasta un sorprendente 32.5%, lo que la ubicaba por encima de las exportaciones agropecuarias, así como de las concernientes a los minerales, e incluso mayores que los envíos de combustibles. En lo que la industria del acero incrementó sobremanera su producción, pasándose de 143 toneladas a 258 mil toneladas en el mismo lapso; ¡qué si se requería de acero para fabricar armas en el Norte!

Para que en tal sexenio la Inversión Nacional Bruta se elevase de 666 millones de pesos (mdp) en el 39, a 3,286 en el 46, y el PIB ascendiera de 20.5 mil mdp a 34.1 mil mdp, de aquellos pesos que sí hacían valer su valor en plata.

La red carretera y los automotores se incrementaron también de manera impresionante durante la administración, Avila-camachista, de 9,106 kilómetros a 18,544, duplicándose, y de 138,559 unidades a 205,494.

¿Qué explica tan vertiginoso desarrollo? El que los apuros del vecino del Norte, con su producción orientada de manera intensa a la fabricación bélica requiriesen del respaldo de su vecino del Sur para complementar el faltante en su, entonces sí, creciente mercado.

Es decir, el establishment usamericano consentía que en su patio trasero se implementase un desarrollo industrial como nunca antes se había dado, pues le apuraba importar productos elaborados a más de las consabidas materias primas y alimentos para sustentar su consumo interno amplificado ante la alteración que venía a representar la Segunda Gran Guerra con su exigencia de maquinaria bélica e insumos para librar tan portentosas acciones militares en ambos océanos.

Pero el establishment yanqui no deja de efectuar tales movimientos con una estrategia a futuro. El mismísimo 23 de diciembre del 42 se firma un Tratado de Comercio con México que procedía a reducir de manera drástica los aranceles de entrada de productos y materias primas, así como de alimentos elaborados en México.

Al volver las aguas (la producción) a su nivel, en el inmediato 1946, se revierte la balanza con el incremento de las exportaciones estadunidenses en función de disminuir sus importaciones y viceversa para el caso mexicano. Pasando a reducirse los aranceles en México justo cuando aumenta la producción usamericana y sus precios al mayoreo.

Para 1947 los miembros de la Confederación Nacional de la Industria de la Transformación (CNIT), se dan cuenta que lo propuesto y firmado en el convenio del 42 estaba pensado en lo que ocurriría toda vez que la situación se normalizara tras del paso de la emergencia. En resumidas cuentas, al terminarse la Guerra se acababa la fiesta para la industria mexicana.

La Segunda Guerra jugó también un rol favorable a los Estados Unidos en la supeditación de México a su mercado, puesto que si antes de ella el país colocaba el 23% de sus exportaciones y adquiría el 29% de sus importaciones en y de Europa; abasteciéndose en un 37% de materiales industriales y en un 35% de alimentos, así como en un 28% de bienes de consumo durables. Un 25% de los minerales de esta nación iban a dar a Europa y también el 16% de los productos industriales made in Méxicou.[1]

Tan considerable flujo comercial trasatlántico lograba compensar en considerable proporción la relación preferente mantenida con los Estados Unidos, el problema consistió en que con la Guerra aquel mercado resultó afectado de manera drástica, prácticamente se cerró, arrojando a México a los brazos abiertos del buen Tío Sam: “Para 1945, año en que Alemán era proclamado candidato presidencial, el 83% de las exportaciones se dirigían a Estados Unidos y de éstos provenía el 82% de las importaciones”.[2] Vuelta al redil y en mayores proporciones de dependencia.

El ‘desarrollo industrial’ ha de proseguir pero supeditado a los Estados Unidos, es decir, ‘contando con su estrecha colaboración’, así estipulado entre líneas desde la firma del acuerdo comercial de 1942: “Los estadunidenses sabían…, que durante la guerra se crearían y arraigarían en México muchas industrias que vendrían a sustituir parte de las importaciones, y el Tratado tenía en mente la futura eliminación de estas industrias”.[3]

Evidentemente las necesidades por la emergencia vividas en el Norte, con su concomitante disminución de la importaciones de allá provenientes, es lo que permite y prácticamente obliga al Estado mexicano a promover la ‘sustitución de importaciones’…, cuyo derrotero dubitativo y ya sin la permisibilidad estadunidense se vería coartado hasta frenarse. El infra desarrollo tecnológico obliga a la obtención de maquinaria, tecnología y patentes de los países avanzados.

Y como la reacción pos-anti-revolución comienza en el mismo sexenio de Ávila Camacho -muy oportunamente para propiciar el ciclo de la posguerra-, es entonces cuando el ejido mexicano viene a verse afectado por las disposiciones presidenciales en afán de desarticularlo por temor de que fuese una ‘fuente de agitación política, propagadora de doctrinas exóticas’ (sic).

Como buena burguesía reaccionaria, la dirigencia del Partido que abandona las políticas sociales de tenor nacionalistas llevadas a efecto con la administración cardenista, en transición a terminar con el Partido de la Revolución Mexicana (PRM), para dar paso al Partido de la Reacción Contrarrevolucionaria, que viene a ser el PRI, ‘institucionalizando la revolución’, verdadero eufemismo encubridor de su sino.

La pretendida educación socialista que Lázaro Cárdenas procuró efectuar, se veía cercenada. Lo que daba lugar a la aparición de ese otro partido de ‘oposición’, en realidad mera reacción anti popular que aparece como Partido de Acción Nacional (PAN), de sus muy católicas y aburguesadas conciencias.

Y la reacción burguesa avalada por el Tío Sam se asume en la Nación contando con el campo despejado para llevar a cabo el ‘crecimiento con pobreza’ y la entronización de una burguesía aupada por el Estado, con políticos que se hacen millonarios; y empresarios que cuentan con el visto bueno y el impulso de políticas económicas a su favor, consintiéndolos en demasía. Acorde con un modelo de desarrollo capitalista periférico, supeditado a la promoción que el Estado otorga al capital para que este sea procurado por un empresariado que crece inmerso en la dependencia del capital metropolitano.

EL CONTINUUM REPRESIVO….

Visando hacia atrás se aparecen los muertitos de entre la niebla de las ‘desapariciones’ llevadas a cabo por el Estado. De qué se extrañan si el PRI ha funcionado con una vocación represiva desde su origen alemanista, imponiendo bruscamente el control de los sindicatos, central obrera y confederación campesina, con propósitos de neutralizar y desmovilizar los movimientos populares, proyectando el realineamiento a la égida norteamericana que retoma el vuelo en la Posguerra, introduciendo una política de índole técnico-productivista para garantizar el crecimiento que la locomotora usamericana tiraba.

Proceso de realineación y desarrollo dependiente asegurado por una política de factura civil y contando con el arribo a los cargos superiores de profesionistas con título. Crecimiento prioritario con nula tolerancia alternativa, sin los tapujos utilizados en el sexenio de Ávila Camacho, aquello pasa a ser la primera etapa del desarrollismo liberal conspicuamente capitalista, en el supuesto de que la iniciativa privada debe concretar el desarrollo, en realidad privada iniciativa que crece auspiciada por el Estado.

Lo de Alemán Valdés ya era liberalismo en pleno: el Estado debía ocuparse de crear el clima propicio para que la ‘libre empresa’ edificara el desarrollo, complementando ahí en donde a éstas no les interesara el participar. El modelo japonés y su ruta eran el ejemplo a imitar y seguir. Sin reparar en que los no colonizados japoneses ya habían implementado el desarrollo capitalista local desde mediados del siglo XIX contando con la venia de las metrópolis occidentales; por el contrario, México en su sempiterna dependencia estructural de la Metrópoli vecina, no estaba en condiciones de producir su propio desarrollo promoviendo oligopolios industriales, al carecer de capitales originales en suficiencia.

La privada iniciativa no cumpliría con su parte, pero el gobierno sí con la suya, controlando drásticamente a los trabajadores. ¡Petroleros y ferrocarrileros someteos!

Por igual que Salinas años después, este primer presidente liberaloide procede a modificar el Artículo 27 para impulsar la manutención de una burguesía agraria ‘nacional’.

‘Crecimiento productivo’, ‘desarrollo económico’ promocionados con supuestos beneficios compartidos, alcanzando para todos, falacia capitalista edulcorada con ideología liberal. El ganón ha de ser el capital extranjero que viene al país contando con las mayores facilidades posibles para que se desenvuelva –él sí- con toda la libertad y la seguridad de que el gobierno presidencial le garantiza el poder capitalizar sus ‘legítimas utilidades’. Entiéndase, el capital matriz tiene prioridad y las condiciones estructurales a su favor.

Una nueva Ley Electoral promulgada por Ávila Camacho permitía centralizar el control de las elecciones en detrimento del poder local, municipal, en ese momento regenteado por los cetemistas.

El PRI nace como un partido que procura la filiación y el voto individuales, eliminando la votación por sectores, punto clave para golpear la fuerza de los trabajadores.

“…, queda bastante claro hasta qué punto se encontraban aunados los dos principios esenciales del proyecto nacional alemanista: un desarrollo económico capitalista liberal y una democratización que en realidad implicaba la ‘depuración’ del partido oficial de los elementos marxistas, y el control político de la CTM, de tal modo que se conformara un partido oficial que reflejara y concordara con el ya definido proyecto político y social”.[4]

Cierto, al haber instaurado el presidencialismo Cárdenas, y al permitir que un moderado lo sucediera, posibilitó que su política social-popular no tuviese continuidad, pues acontece que su sucesor designa a su vez su respectivo sucesor y éste es un civil liberal que con el poder presidencial concedido puede pasar a menguar, revertir y finiquitar las instituciones y proyectos cardenistas apegados a los ideales revolucionarios, por ello con el fin del sexenio Cardenista termina la Revolución en cuanto a sus consecuencias políticas promovidas, para dar paso a la reacción:

Cárdenas había legado el principio político de que el partido oficial constituía un instrumento político en las manos presidenciales, y este mismo principio sería el que posibilitaría la descardenización del partido. Ávila Camacho lo hizo en un principio en el marco del PRM a nivel estructural, con la creación de la CNOP [Confederación Nacional Obrero Patronal], y con la creación del PRI a nivel estructural e ideológico por igual”.[5]

México para los liberales, ‘fuera los comunistas del Partido’, así nacía el PRI. Lombardo y seguidores a su Partido Popular. (Aunque Lombardo Toledano se tardó en salirse del Supremo y todavía apoyó a Alemán en su candidatura ‘protegiéndolo’ de otro candidato aún más reaccionario).

Ezequiel Padilla, postulado por el Partido Democrático Mexicano podía ser un candidato más abiertamente pro-gringos, pero Alemán garantizaba a Washington que en su gobierno no habrían comunistas y que el desarrollo industrial pretendido para México se realizaría contando con el favor y preferencia de capitales estadunidenses.

Bajo tal alineamiento y directrices políticas, el dominio de la ‘dictadura perfecta’ o partido hegemónico se institucionalizaba; tal institucionalización haría efectiva la formación del Estado propiamente moderno en México, pero tal dominio sin oposición política viable permitía el control abrupto de los de abajo, control mediático-corporativo, conjuntado con sectores orgánicos del Partido.

Cúpulas corrompidas que en su reducción garantizaban el sometimiento de las masas, impotentes de competir y suplantar a estos órganos del Partido, capas bajas que de salirse de la hoya serían fuertemente reprimidas.

Una constante que se da durante toda la trayectoria del Revolucionario Institucional, procura que el triunfo de la burguesía se regodee promoviendo la modernización del país en su favor, clases altas y clase media incorporadas al supermercado de los ‘treinta años maravillosos’. Pero a los de abajo no les sonríe la fortuna, la permeabilidad de la riqueza gotea muy raquíticamente en sus terrenos; crecimiento con pobreza y paliativos a la miseria sin alternativa, acabando de subyugar al campesinado ya vencido con el asesinato de Zapata (por la reacción burguesa, incluyendo a un prócer del Partido, vid: Artículo 3ero de esta serie: “1976, 1982. Dos años crisis…”; subcapítulo: ‘Surgimiento del Partido…’.) y posteriormente de un Villa, que aunque ya convertido en caudillo a quien le hizo justicia la Revolución como hacendado, no dejaba de ‘tener ideas’ incómodas llevadas a la práctica en sus dominios, para cuando el neo latifundismo en Chihuahua sí que debería prosperar.

Entonces, el Partido de la Revolución Institucionalizada se haría ducho en el control de las clases populares propiamente urbanas invitándolas a participar en los actos decorativos y con asistencialismo si se portaban bien, mientras que para con los campesinos el dominio sería particularmente tajante y más drástico; la muerte de un militante popular urbano le sale más caro a la dirigencia suprema, por su repercusión mediática que acarrea desprestigio en la inmediatez de lo urbano, pero los campesinos alejados y de preferencia aislados le resultan más baratos. Ergo, los pobres del campo e indígenas pasan a ser los mayormente victimizados por la violencia oficial. Pero he aquí también que la desigualdad se torna más lacerante en el campo abandonado y contraatacado por la contrarrevolución con la preferencia por el desarrollo agrario privado o el ejido parcializado, ¡‘campesinos nylon sí, ejidatarios comuneros, no’!

Campesinos empobrecidos y/o carentes de tierras, ante la supresión del reparto agrario se ven obligados a solicitar a una burocracia insensible les cumpla el propósito de la contienda bélica. Pero con el alemanismo, además del aburguesamiento high society, llega la corrupción en pleno al alto mando del Partido, y la tierra no es de quien la trabaja, sino de quien la puede hacer producir más articulándola al supermercado, así productores privados, virtuales neo latifundistas, y como la corrupción somos todos, pues a facilitarse el enriquecimiento de la burocracia e impídase el cumplimiento de las legítimas demandas del pueblo.

Lo subsiguiente no puede tener otra consecuencia sino el deterioro del ejido y con ello del campo en todo México. Y si los campesinos se organizan por fuera de la Confederación Nacional Campesina (CNC) evitando la mediación de los cooptados por el sistema, se volvían incómodos e inconvenientes al proyecto burgués.

La falta de respuesta en años, la demanda desatendida y el maltrato que incluye los ‘asesinatos de decenas de campesinos, de dirigentes, aunados a los desalojos violentos así como matanzas contra quienes exigían pacíficamente sus derechos’, va orillando al campesinado a buscar otra puerta para conseguir sus reclamos, del todo desoídos e incomprendidos así como vilipendiados por los aparatos del Estado burgués y su engendros privados de los medios masivos de desinformación que ya copaban la deformación de la realidad nacional.

“¿Cómo contar la historia? En 1959, cansados de esperar un reparto agrario exigido en vano, miles de campesinos ocuparon los latifundios del occidente de Chihuahua. La respuesta no se hizo esperar y una docena de dirigentes fueron ejecutados por pistoleros priístas, iniciándose una oleada represiva contra los campesinos que incluyó asesinatos selectivos, desalojos violentos, linchamientos mediáticos, torturas, cárceles y toda gama de la represión priísta. En 1965, los principales dirigentes del movimiento campesino, Arturo Gámiz, Pablo Gómez y Salomón Gaitán, decidieron tomar las armas, visto que no sólo estaban cerrados los caminos legales, sino que su lucha por tierra y justicia sólo provocaba la furia homicida del Estado. Su decisión de tomar las armas terminó con el sacrificio de ocho guerrilleros más y de una estela de sangre y represión en Chihuahua durante los siguientes diez años”.[6]

No olvidar los agravios y no permanecer cegado a la emergencia de las causas justas. En la zona zapatista, la tierra caliente, el asesinato del ex coronel de Emiliano, Rubén Jaramillo, junto con toda su familia, fue un acto de brutalidad que marca un hito en la represión priísta. Una mancha indeleble en el desprestigio del Partido autoritario. Viéndose los campesinos de Iguala también afectados: “La historia venía de atrás: desde 1958 habían sido asesinados un centenar de dirigentes campesinos que buscaban romper el monopolio priísta sobre la comercialización de la copra y el arroz, que tenía a los campesinos guerrerenses en la miseria, en un estado donde –en 1960- 62 por ciento de los adultos eran analfabetos y cuatro empresas poseían 80 por ciento de los bosques. Los asesinatos masivos y selectivos empujaron a la sierra a Lucio Cabañas”.[7]

Lucio Cabañas Barrientos, un profesor egresado de la Normal Rural de Ayotzinapan, vigilado desde sus actividades estudiantiles por la policía política priísta que venía siendo la Dirección Federal de Seguridad (DFS); dirigente de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), además de miembro del Bloque de Escuelas Revolucionarias de Guerrero, y presidente del Frente Estudiantil Cívico en la misma entidad. ¿Qué por qué luchaba Cabañas Barrientos?, por superar las condiciones paupérrimas de estudio: el incremento de becas y mejoras en las condiciones de los planteles rurales en permanente deterioro por décadas; mejoras en ‘medios de transporte, alimentación, servicio médico, mejoras en el personal técnico y administrativo’. Pero para los Aparatos Represivos del Estado mexicano, Cabañas Barrientos era un agitador, un peligroso y potencial delincuente izquierdista.

Siendo el FECSM una asociación estudiantil de profundas raíces en el estado de Guerrero, con una antigüedad de décadas, de vocación socialista emanada de la Revolución.

Orillado a la lucha armada por la represión oficial ejercida en contra de las organizaciones estudiantiles normalistas campesinas y de los maestros, se propicia la aparición del Partido de los Pobres y su Brigada Campesina de Ajusticiamiento, en pié de lucha durante 7 años en contra del mal gobierno. Surgida de un acto de represión violento en una manifestación pública y de un atentado contra la vida de Cabañas Barrientos acontecido en mayo de 1967 en Atoyac de Álvarez, durante un mitin en el que hubo muertos y heridos baleados por policías judiciales.

El continuo represivo llevado a cabo de manera sistemática por los elementos policiacos del Estado no encuentra fin en sus fines por mantener el status quo burgués propiciando una guerra permanente contra los pobres de la tierra, guerra económica que provoca con frecuencia represiones violentas garantizando la manutención del Sistema y el ejercicio de la reproducción burguesa, política secular que no deja de ejercerse plagada de acciones y actividades injustas.

La guerra contra los pobres de manera sistémica que viene efectuando el Capital con sus políticas ‘económicas’ neoliberales, incrementan los atropellos conforme se agudiza la pobreza, afectación doble contra campesinos y trabajadores urbanos o marginados-desposeídos o en vías de serlo; desempleados al por mayor, víctimas con ello de la defectuosa política econométrica que no cumple con la obligación constitucional que el Estado asume de proporcionar, trabajo, seguridad y atención médica a todos los ciudadanos de la Nación.

Al ser una entidad política al servicio de una clase propietaria que obtiene su riqueza de la explotación de los trabajadores, el Estado Burgués, en todo el inmenso espectro internacional de sus dominios, emplea la violencia armada cuando las circunstancias de manutención del orden lo ameritan, en cuanto que autoridades extremistas del establecimiento, realizan su función de protección a las prerrogativas y propiedades de propietarios y gobernantes. Empleando a las fuerzas represivas oficiales -cada vez más adoctrinadas para ejercer la represión en contra del desvalido-, y/o empleando comandos paramilitares que el Estado prepara y encubre, caso de los afamados ‘Halcones’ de 1971, por dar un ejemplo conspicuo, más suman decenas los ejemplares de esta fauna represiva, engendros de un Estado policiaco que cada vez más necesita intensificar y amplificar la vigilancia-represión ante la desigualdad que genera un dominio capitalista exacerbado con consecuencias de afectación social multiplicadas.

Así como se incrementa la delincuencia común en resultas de la afectación económica, la contra violencia oficial que le sigue es una respuesta a favor de la clase opresora, porque no es al criminal al que pretende suprimir, más le pesa la protesta social ante la injusticia padecida que necesariamente tienen que reclamar los millardos de afectados por su sistémica intransigencia y ceguera política al malestar que ellos provocan siendo los directos responsables.

Creándose un caldo de cultivo propicio para que con el supuesto combate al crimen organizado se promueva la exaltación de la operatividad de los Aparatos Represivos del Estado, que en la ‘confusión’ de las trifulcas terminan por dañar más a la población civil que a los forajidos.

La responsabilidad de lo acontecido en Ayotzinapan junto a los otros crímenes masivos que se vienen dando en el país, sobre todo desde que la guerra contra los pobres se camufla de lucha contra el crimen organizado, se revela al hacer el recuento de las víctimas, en donde la desproporción entre asesinatos de civiles inocentes es aritméticamente superior a la de criminales ejecutados o capturados, así como a la de elementos armados caídos en cumplimiento del deber.

A estas alturas de la engañifa del ‘combate al narcotráfico’ ya se debe entender que desde hace décadas viene siendo un ‘Caballo de Troya’ inducido y aprovechado por el establishment imperialista. El sonado caso Camarena en mucho detonó la presión de Washington sobre los gobiernos mexicanos, a la manera de ser un típico ejemplo de auto crimen cometido por las propias autoridades usamericanas, sacrificando al agente de la DEA Camarena, cuando éste ya había descubierto el doble juego de la acción usamericana efectuada con la CIA proveedora de droga en el propio mercado estadunidense con el fin de obtener recursos para las guerras ilícitas del Imperio. Así es que el monstruoso Tío Sam con una mano dice combatir al crimen y con la otra distribuye los estupefacientes, ingiriendo buena proporción de ellos.

….. Ejerciéndose Sobre las Normales Rurales.

No hay institución educativa de esencia revolucionaria mayor que las Normales Rurales concebidas para que los hijos de los campesinos pudieran convertirse en maestros y enseñar a los suyos su esencial matriz emanada de la lucha armada zapatista, su línea campesina comunitaria de raigambre comunista.

Escuela Normal Rural Isidro Burgos, plantel en Ayotzinapan, Tixtla Guerrero. Plantel fundado en 1933 para acoger a una escuela que venía funcionado desde 1926, la que durante el período del General Cárdenas contó con el apoyo del gobierno federal. Pero el visto bueno para con las normales rurales termina, como era de esperarse, para cuando la administración Ávila-camachista comienza a ejercer una política anti educación ‘socialista’: “Desde entonces, diversos mecanismos de exterminio han caído sobre sus muros y moradores: van desde el abandono, el cierre y el olvido de las instalaciones educativas y sus sistemas de internado, hasta la satanización y el embate frontal contra sus estudiantes”.[8]

Comenzando el año de 1966 el número de planteles normalistas agrupados en la FECSM alcanzaba el número de 38 escuelas: 29 planteles rurales, 3 centros regionales, 3 normales urbanas federales y 3 escuelas normales urbanas federalizadas. El ortodoxo cuan intransigente presidente Gustavo Díaz Ordaz, espécimen ejemplar de priista decimonónico y anticomunista, no podía hacer menos por la causa reaccionaria procediendo a cerrar, el ‘Diez Getas’ (estudiantes del 68 dixit), a 15 normales rurales de un número de 29 que hasta esos años a duras penas subsistían, ya afectadas por la desatención del gobierno federal: ‘Esas escuelas de campesinos pobres de seguro son focos comunistoides’, se puede uno imaginar decirlo al Presidente que pasa a la historia como el artífice de la matanza de Tlatelolco, represor de estudiantes por instinto depravado del PRI decimonónico cuando era la ‘dictadura perfecta’ en estado de enconchamiento.

En el año de 1962 los normalistas le entregaron a las autoridades de la SEP un pliego petitorio en donde presentaban sus demandas, las que para 1968 aún no obtenían satisfactoria respuesta, argumentando la burocracia carecer del presupuesto suficiente para incrementar los presupuestos, es decir, cumplir con las elementales mejoras materiales, cabría añadir: en lo académico, en vivienda y manutención, así como en actividades extracurriculares y deportivas. De manera expresa, en una junta celebrada en las instalaciones de la SEP, por instrucción del Secretario Jaime Torres Bodet, no se conceden las peticiones, pero se designa una comisión encargada de realizar el escrutinio de las mismas, a julio del 63.

Por esos mismos días el Presidente le ha encargado a la Dirección Federal de Seguridad el que se ocupara de investigar e infiltrar a las normales rurales con el propósito de finiquitarlas: “La DFS reporta en sus documentos que las autoridades federales deseaban cerrar las escuelas normales rurales desde, al menos, principios de la década de 1960. El rumbo que había tomado la Revolución Mexicana [sic] ya no era compatible con el modelo de educación socialista, autogestiva y autosustentable de esas escuelas fundadas en tiempos de Plutarco Elías Calles e impulsadas por el gobierno de Lázaro Cárdenas del Río”.[9] Bien cantado por la policía represiva preferente. El régimen contrarrevolucionario que en Gustavo Día Ordaz encontraba al máximo exponente de la reacción priísta, procedía a cerrar la institución educativa auténticamente emanada de la Revolución.

Si las normales rurales tal como originalmente fueron concebidas tenían la posible virtud de ser autosustentables en el ámbito rural comunal-ejidal y así autogestoras, tal condición le desagradaba sobremanera a los regímenes contrarrevolucionarios post cardenistas: la antítesis de la contrarrevolución burguesa que pasa a encabezar el PRI como Partido de Estado preponderante actuando en favor de la educación elitista, se constituye como política oficialista en cerrazón y oposición a todo auténtico movimiento social de carácter revolucionario o simplemente popular, pasando a menguarlo y procediendo ante su protesta a hostilizarlo.

La centralización del control procurado por el régimen autoritario comienza por erigir una asociación estudiantil contrapuesta a la FECSM en agosto de 1966, la Federación Nacional de Normales Urbanas, la que en el nombre lleva el signo de su mácula, el urbanismo burgués por sobre la tendencia incómoda de los campesinos, control central por sobre autogestión rural.

El paso siguiente para cumplir con el propósito Presidencial vino a ser organizar un congreso en julio del 67 en el cual de manera velada se procediera a afectar aún más la condición de subsistencia de las entidades educativas rurales, contemplándose cerrar los internados y el control más estricto del otorgamiento de becas, condicionándolas a un perfil ideológico anodino. Sabedores de lo que se manejaría en tal congreso, los estudiantes se movilizaron logrando detener su realización.

Pero la DFS dirigida a la sazón por Fernando Gutiérrez Barrios, no quitaba el dedo del renglón incrementando el expediente de cobertura policiaca a las normales y a la FECSM. Sabedores de que aun y cuando la mayoría de las normales rurales contaban con el apoyo de sus comunidades agrarias afiliadas a la oficialista CNC, se debía procurar su separación. La Central Campesina controlada por el gobierno incide en la dirigencias regionales para que se alejen de las normales, para cuando sólo unas cuantas de ellas se relacionaban con la Central Campesina Independiente, por igual debía interrumpirse el apoyo que le concedían a los educandos.

La ofensiva final en contra del movimiento de resistencia normalista se efectúa durante el fatídico año del 68, precediendo en la lucha al estudiantado universitario y politécnico en reclamo de sus justas y ya añejas demandas, en momentos en que el movimiento de estudiantes campesinos es víctima de una conjura gubernamental llevada a cabo de manera mediática, que para el 14 de marzo del 68 en el diario El Universal aparece un desplegado atribuido a la Confederación de Jóvenes Mexicanos, desprendida de la FECSM y alineada a la presidencia, por el cual se pedía la desaparición de las normales rurales.

Y así como en octubre del 68 el régimen diazordacista procedió a atacar a los estudiantes en Tlatelolco, de manera simultánea se daba orden de ocupar y cerrar planteles de las normales rurales, empleando al ejército, lo mismo que a policías y a contingentes de campesinos afiliados a la CNC, auténticos traidores a la causa zapatista.

Al año siguiente la administración reaccionaria de Díaz Ordaz emplea el expediente de transformar a 13 escuelas rurales en ‘secundarias técnicas agropecuarias’ para cambiarle el sino y el alma a la educación campirana. No podía ser más explicito el cometido, se cierran escuelas de carácter combativo, preñadas de ideología revolucionaria, transformándolas en viles escuelas técnicas fabricantes de peones de los terratenientes y/o transformándolos en técnicos componedores de electrodomésticos, para que se pierdan en los cinturones de miseria citadinos. Por igual a como se intenta abundar en ello ahora en el Instituto Politécnico Nacional, también cambiándole el propósito originario, ingenieros populares al servicio de la Nación, elaborando ciencia y técnica autónoma, y no fabricantes de ladrillos para la pared que un país subdesarrollado edifica reproduciendo la tecnología avanzada del Primer Mundo. El muro de control disciplinario del trabajo al servicio del capital preferentemente extranjero, el que posee las patentes de los procedimientos técnico-mecánicos a emplear en un Instituto meramente reproductor de la tecnología desarrollada en las matrices industriales, dado que el Estado tecnocrático mexicano no se preocupa por invertir en la elaboración de ciencia y técnica en las proporciones debidas, pues es una tecnocracia meramente monetarista, al servicio de la dominación extranjera y por tanto perpetuadora del subdesarrollo y la dependencia.

Aguas Blancas Vertidas de Sangre Campesina

Guerrero es un estado conflictivo por los contrastes que padece, a la riqueza tradicional de los terratenientes se aúna la generada por lo que se capta en el ‘Paraíso del Pacífico’, primer puerto turístico internacional de este país procreado desde el sexenio de Miguel Alemán Valdés. El narcotráfico sólo ha venido a complicar aún más la situación contrastante con su modus operandi que intensifica la violencia al unísono de que crea una sub economía que palia las carencias pero a costa de incrementar el desasosiego.

Con la famiglia Figueroa una estirpe de caciques se instauró en el gobierno desde los años 70. Y si al padre Rubén Figueroa Figueroa se le gritaba: ¡Figueroa asesino!, al hijo gobernando en los 90 se le replicó: ¡Figueroa, asesino! Y qué problema, el padre tuvo por compadre a Jo.Lo.Po y el hijo a Zedillo. Impunidad garantizada.

La ‘guerra sucia’ emprendida por Luís Echeverría Álvarez, teniendo por principales blancos a las guerrillas campiranas de Genaro Vázquez Rojas y Lucio Cabañas Barrientos, arrojó un saldo de 530 ‘desaparecidos’ en el estado de Guerrero, de los cuales la Comisión de Derechos Humanos sólo pudo esclarecer 54 casos.

Tierra de luchas políticas y reacción represiva, de campesinos organizados y caciques al comando del estado, Rubén Figueroa Figueroa pasó a la historia por méritos propios como el ‘mayor represor’: “Los cadáveres eran ‘desaparecidos’ a través de diversos métodos, como la incineración, arrojándolos de aviones o helicópteros o tirándolos al mar”.[10]

Hacia 1989 se vuelve a recrudecer la acción represiva gubernamental, aumentando la cifra de ‘desaparecidos’ a más de 560, tras de que el PRI designó a Rubén Figueroa Alcocer como gobernador. De aquella cantidad de ‘desaparecidos’ muchos de ellos lo fueron en actividades políticas de oposición en vísperas de los comicios que acreditaron al cacique junior como gobernador con el aval y la máquina de hacer fraudes del Revolucionario Ins.

Y desde la gubernatura Figueroa Alcocer siguió empleado la violencia para contener la oposición y el descontento generado por su ejercicio, empleándose toda clase de artimañas para justificar la represión, como por ejemplo: detener campesinos, ponerles pasamontañas y armas de alto calibre para acusarlos de ser zapatistas. Reprimir a los miembros del Consejo Guerrerense 500 Años de Resistencia Indígena el 14 de septiembre del 94 empleando al cuerpo de la policía motorizada y antimotines, hiriendo y desapareciendo a decenas de ellos.

Con anterioridad, en febrero de ese mismo año, un centenar de campesinos pertenecientes a la Unión Obrero Campesina Emiliano Zapata, fueron desalojados con violencia, resultando heridos 10 de ellos.

Casos específicos de homicidios y ‘desapariciones’ son mencionados en el artículo de Ignacio Ramírez, haciéndose notar que esta calamidad es un continuum en la región de la tierra caliente, y como los desaparecidos en un alto porcentaje no se vuelve a saber de ellos, hay que considerarlos asesinados por represores del E(e)stado.

Lo cuantitativo suele ser factor que permite el escándalo, puesto que si generalmente se asesina a dos o tres campiranos, el asunto no pasa a mayores, y cotidianamente se sigue padeciendo el abuso, mas cuando el número de afectados es mayor de cinco o diez, ya es matanza y no se puede ocultar fácilmente.

El 28 de junio de 1995, en el municipio de Coyuca de Benítez, un grupo de 45 campesinos que viajaban en una camioneta de marca Chevrolet fueron interceptados por agrupaciones policiacas fuertemente armadas (centenares de ellos, cerca del millar, a decir de testigos presenciales y sobrevivientes). Más adelante del Chevrolet, un torton con aproximadamente unos 80 pasajeros fueron obligados a descender del vehículo:

“-¡Bájense, rápido! –ordenó el comandante policiaco Lorenzo Roque Cortés a los campesinos de la camioneta, mientras aparecían a uno y otro lado del camino más hombres provistos de fuerte armamento / Un campesino, Daniel López Castañeda, brincó del techo de la Chevrolet y, de frente al jefe policíaco, se opuso a que lo despojaran del machete que portaba / Cuando ambos forcejearon se escucho una detonación. A una orden, decenas de agentes de las policías motorizada y Judicial del estado dispararon contra los ocupantes del vehículo, que transportaba desde el poblado de Ayoyanquillo a labriegos que iban a comprar o vender mercancía a Coyuca de Benítez, así como a otros que pretendían participar en un mitin en Atoyac de Álvarez / Las ráfagas de las ametralladoras R-15, AK-47, escopetas y pistolas abatieron a los campesinos, muchos de los cuales cayeron desde el techo de la camioneta, y otros sucumbieron dentro de la caja / Sobre los cuerpos de unos, cayeron los cadáveres de otros, varios de ellos integrantes de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), que se dirigían a Atoyac para participar en un mitin donde demandarían el cumplimiento de las promesas del gobernador Rubén Figueroa / Desde la cabina del camión, el chofer Mauro Hernández suplicó, como muchos de sus pasajeros, que cesara el tiroteo. Agazapado debajo del volante, levantaba la mano izquierda para pedir alto al fuego, pero recibió un balazo que le inutilizó tres dedos / Según los testimonios de los sobrevivientes, que salvo detalles coincidieron en la descripción del ataque policíaco, al finalizar el tiroteo, los policías patearon los cuerpos de algunos campesinos para cerciorarse de que estaban muertos / Quienes heridos se quejaban, aseguran diversos testimonios, eran ejecutados con un tiro en la cabeza. A uno de los heridos, afirma Apolonio Romero, el ‘tiro de gracia’ le fue dado por la agente del Ministerio Público de Coyuca, Francisca Flores Rizo / Los propios policías, declaran los sobrevivientes, se encargaron también de poner cerca de los cadáveres las armas que supuestamente portaban los campesinos y que según el gobierno estatal fueron utilizadas para atacar a los policías que ‘repelieron la agresión’ / Además de la ejecución de heridos, testigos consultados afirmaron que dos helicópteros recogieron varios cadáveres para menguar la cifra de muertos, que en principio para el gobierno ascendieron a 14 y que para el viernes ya eran 19”.[11] Eso se conoce como ‘crimen de estado encubierto por el Estado’.

Responsables del operativo llevado a cabo por el ‘Grupo Tigre’: “Rubén Robles Catalán, secretario de Gobierno; Gustavo Olea Godoy, director de la Policía Judicial del estado; Rosendo Armijo, jefe de la policía preventiva estatal, y Elías Reachi, agente del Ministerio Público del fuero común en Acapulco, responsable del manejo del ‘Grupo Tigre’”.[12]

La versión del gobernador no podía ser otra: ‘los policías respondieron a la agresión de los campesinos, tengo en mi poder un vídeo que lo prueba’. Sí, un performance de los propios perpetradores del crimen; acto seguido, procede a realizar una oferta monetaria a los deudos de muertos y heridos. Otro sobreviviente refirió que pudo ver a dos miembros de la agrupación policiaca, uno portando una cámara de vídeo y otro una fotográfica, realizando la filmación y la toma de fotos de la matanza. El video parcialmente transmitido por Televisa no aclara lo ocurrido.

El acoso incluyó la infiltración de algunos agentes entre los campesinos, pues antes de llegar al sitio donde se cometió el crimen, al camión subieron unos ‘civilones’ (policías vestidos de civil) identificados “porque a leguas se les notaban las botas de policía de la Montada”. ‘Civilones’ que al momento de los disparos salieron corriendo para ocultarse en la foresta sin ser heridos, o incluso puede ser que uno de ellos realizara el primer disparo.

Los policíacos procedieron a rematar algunos heridos, tal y como lo relatan otros dos sobrevivientes hospitalizados, Antonio Abascal y Serafín Farfán: “Nos dijeron: ‘A ver, párense los buenos’, pero a los moribundos les ponían el pie en el pecho y los remataban. Les dieron el tiro de gracia”.[13] Procediendo después a montar el escenario que falsificaba el operativo, poniendo en las manos de cadáveres armas de alto calibre, posteriormente dos helicópteros bajaron para llevarse varios cuerpos. Un fotógrafo del Sol de Acapulco, único que logró pasar el cerco policiaco establecido, lo corroboró.

La excusa para haberlos detenido: ‘era un retén de auscultación en busca de drogas’. Los supuestos policías heridos en la escaramuza, nunca fueron presentados a la opinión pública. Un crimen de estado respaldado por el Estado quedando impune, para seguir con la tradición de la estirpe represora del estado de Guerrero y del gobierno Federal priísta ensañándose en contra del campesinado combativo.

La responsabilidad de las políticas de Estado impuestas por los gobiernos prí-panistas repercuten directamente en los padecimientos que afectan al ciudadano común y especialmente a los más desfavorecidos materialmente. Detectándose en el estado de Guerrero que tras de la declaración de la ‘guerra contra los narcotraficantes’, el índice de asesinatos se eleva drásticamente hasta un 400%.

En un estado en el que los guerrerenses que se encuentran en condiciones de pobreza alcanza el 69.7% de los 3.3 millones de habitantes, mientras que el 17% de la población adulta es analfabeta, y un 15% es monolingüe, entendiendo sólo su lengua aborigen.[14]

El Paraíso del Pacífico es un Paraíso Perdido, pues Acapulco presenta los índices delictivos más elevados del país, encontrando el tráfico de estupefacientes un lugar a modo para su desempeño…, y progresando.

Es la pobreza el factor social que subyace el malestar que viene afectando al estado de Guerrero por décadas. Es una vergüenza para los gobernantes mexicanos y locales habidos y por haber el que así sea y así venga siendo a consecuencia de la política social pro burguesa que se empeñan en mantener.

Y adviértase que en la elevada cifra de analfabetismo tiene que ver la desatención con propósito a las normales rurales locales, lo que deja al gobierno burgués al descubierto en su mezquindad ejercida para con el campesinado. Pero el remedio va a ser la inversión privada…, y extranjera, en este México ejemplarmente neo colonizado.

Masacre de Indefensos en Plena ‘Guerra de Baja Intensidad’.

(Santos Inocentes a Diciembre del 97)

Como Nación-Estado colonizado y dependiente, el establishment mexicano ocupa un lugar inferior en la Pirámide del Poder internacional, como tal inserto en la red de dominación mundial cumpliendo roles acorde con los intereses establecidos por el capital transnacional. Al interior del Estado periférico, campesinos, obreros, desempleados-marginados ocupan el zócalo de la Pirámide, quedando como los más desfavorecidos entre los desfavorecidos los pueblos aborígenes.

Desde la conquista castellana de las culturas originales, los vencidos quedan ubicados como casta inferior cual conquistados-sometidos a la supremacía del vencedor, ocupando respectivamente la cima y el zócalo de la pirámide social en la Indias Occidentales. La separación de España con la instauración del orden político nacional, incorporando a criollos y a mestizos en el nivel superior de la sociedad, no anula, empero, la sojuzgación del ‘indio’, quien permanece en el nivel más bajo soportando una explotación y/o marginación que se va intensificando gradualmente conforme transcurre la Era Moderna y el capitalismo va perfeccionando y extendiendo sus fuerzas productivas.

Criollos y mestizos tendrán para con ellos una actitud más desconsiderada, ajena a la protección que por Ley se dignaba otorgar la Corona, aun y cuando sus representantes en los virreinatos y capitanías no solieran acatar bien a bien las disposiciones reales.

Pero con los gobiernos liberales nacionales, su abandono o desprecio o incomprensión y coacción a incorporarlos a la modernidad capitalista, trae graves consecuencias para con los pueblos de la tierra: el incremento de su explotación y el mayor arrebato de sus territorios.

En México, los ideales de la Revolución Agraria los debía cobijar, pero ante el triunfo de la facción burguesa y su consolidación pos efectos políticos revolucionarios, a partir de la década de los 40, con todo y el Instituto Indigenista -o peor cosa, contando con él-, la afectación territorial de los pueblos aborígenes se intensifica, y no perder de vista que a la par del daño institucional causado por el Estado mexicano se aúna el oficio de intromisión del Instituto Lingüístico de Verano (ILV), permitido por Lázaro Cárdenas en compensación de lo ganado al gringo.

Más como a Chiapas no llegan los efectos positivos de la lucha armada campesina (y sí el ILV), se tiene que las condiciones de explotación de la abundante población indiana prevalecen durante el resto del siglo XX, bajo el dominio de gobiernos priístas caciquiles.

Y la violencia estalla cuando a la protesta contra la afectación de tierras y/o la explotación de labriegos se aúna la desposesión y marginación de miles de aborígenes, conduciendo a un clímax explosivo que termina en confrontación bélica de la que sacan la peor parte los desposeídos y sin recursos.

Así pues, acciones violentas represivas llevadas a cabo por el gobierno de mestizos chiapanecos priístas de una manera constante, efectuada en los gradientes acostumbrados del uso represivo propio de un estado caciquil, agravado por la intensificación de la explotación que la modernidad capitalista va incorporando, son la acción-norma en el trato al nativo.

La rutina de la explotación y la represión cotidiana y periódica que implica maltrato, discriminación, desalojos, cárcel y asesinatos de miembros de las diferentes étnicas chiapanecas, es una constante secular; y a la reacción de protesta, la respuesta oficial es la represión violenta.

O genocidio paulatino, ejercido por la maquinaria del Estado y del estado, utilizando lo mismo al ejército que a cuerpos policiacos, a los que se añade la utilización de ‘guardias blancas’ organizadas por los terratenientes.

Ya en 1976 se presentan denuncias de las prácticas abusivas emprendidas por las autoridades locales: “Elementos del Ejército desalojaron violentamente a centenares de familias indígenas; incendiaron y destruyeron casi 300 chozas; pillaron y robaron las pocas pertenencias de los indios; destruyeron una escuela con su material escolar; amenazaron y vejaron a mujeres y niños; golpearon a quienes oponían resistencia; secuestraron a varios campesinos, y dejaron abandonadas a su suerte, totalmente desamparadas y a la intemperie, a las víctimas”.[15]

Cerca de cuatro años después (el 15-06-80) el mismísimo gobernador Juan Sabines Gutiérrez ordenó el desalojo violento de 1,000 indígenas que habían invadido la propiedad del cacique Gustavo Flores, efectuándose una matanza: “‘murieron muchos’ y ‘el pueblo casi desapareció’, según testimonios de los sobrevivientes, quienes describieron que ‘las mujeres y los niños, heridos, eran devorados por los perros. No nos queremos ni acordar’. Pero eso sí –enfatizaron-, fueron los militares”.[16] El responsable de tal barbarie: el general Absalón Castellanos Domínguez, a quien la dirigencia central del Partido posteriormente premia confiriéndole la gubernatura del estado.

Al expresar su condena al mal gobierno por su responsabilidad atroz se dijeron unas cuantas verdades. El PRI fue acusado del exterminio de quienes sólo luchan por un pedazo de tierra, poniendo en su lugar a la dirigencia del supremo Partido: ‘son meros compinches de terratenientes que explotan a los indios en sus fincas con salarios inferiores a los 15 pesos diarios, pretendiendo pagar jornadas mayores a 16 hrs., viéndose también afectados por tiendas de raya, cárceles clandestinas y con deudas que los obligan a trabajar de por vida para pagar’.

¿Alguna diferencia con el dominio del encomendero despiadado, o con el del hacendado porfirista? Ninguna o peor trato, confirmando que tras de 500 años de conquista y maltrato caciquiles la explotación de los originales habitantes de estas tierras prosigue.

Y los continuos agravios no hacen sino proseguir, que el 5-03-81, en el municipio de Ciudad Hidalgo, 10 campesinos fueron asesinados por gavilleros contratados por los latifundistas, Mario Gaxiola e Hilario.

Para 1983, cansados de sucesivos atropellos, campesinos tzetzales marcharon hacia el Palacio Nacional, entregándole al presidente Miguel de la Madrid una carta en la que denunciaban las arbitrariedades cometidas en su contra, encontrando el silencio y la inacción política por respuesta.

Con Absalón Castellanos instalado como gobernador, la represión no hacía sino incrementarse. La Academia Mexicana de Derechos Humanos denunció más de 500 hechos sangrientos, con el asesinato de más de un centenar de inconformes, lo que equivalía a dos homicidios por motivos políticos al mes; represión complementada con el empleo de reclusiones arbitrarias para contener la indignación, cárceles repletas de líderes campesinos y magisteriales e indígenas, acusados de falsos delitos.

Atreviéndose el general a interceptar una marcha de protesta que partió de la Selva Lacandona, emprendida por más de 340 personas. Setecientos policías les cerraron el paso y les dispararon gases lacrimógenos, maltratando a mujeres y desapareciendo a dos niños, procediendo a apresar a los dirigentes, trasladándolos desde Palenque hasta Tuxtla Gutiérrez, terminando por ser fichados como delincuentes comunes y obligándolos a firmar documentos desconociendo su contenido. Así se las gastaba el general, gran encomendero Don Absalón a 500 años del arribo de los europeos.

Marzo del 92, los indígenas se vuelven a manifestar, señalando que el gobernador Patrocinio González Garrido: “Conmemora los 500 años de la conquista con detenciones masivas; torturas; despojos; discriminación racial, social, política; asesinatos; aprehensiones ilegales, y reformas a la legislación estatal con las que se anulan las garantías constitucionales de asociación y de reunión”.[17]

Un año atrás, en respuesta a un ataque realizado por desconocidos contra militares, un comando del ejército penetró en una comunidad tzotzil amenazando de muerte a 46 familias, deteniendo y torturando a unos 13 campesinos, acusándolos de haber asesinado a dos soldados .

Para entonces, el odio y el rencor entre los indígenas –divididos por el propio gobierno- iba en aumento, y tan sólo 30,000 chamulas habían sido expulsados por los caciques de su comunidad, debido a que su religión evangélica los llevó a enfrentarse con los indios católicos de la región”.[18]

Divide et impera, la estrategia de los aparatos represores nacionales se complementa con políticas segregacionistas auspiciadas por la penetración silenciosa de religiosos gringos en funciones misioneras. Sí, de misiones de intromisión imperialista, dividiendo las aguas en un aspecto cultural de por sí álgido, como vienen a ser las creencias religiosas.

El Instituto Lingüístico de Verano fue la llave de apertura para el arribo de tan bien intencionados como altruistas misioneros de la ‘palabra de Dios’, haciéndoles ver a los aborígenes que no les venía mal una segunda evangelización, convirtiéndolos ahora sí, a la verdadera religión, sí, como en Filipinas. Total, qué el número de iglesias evangélicas aumentó, posteriormente reforzadas con la presencia abundante de pentecostales y otras iglesias confesionales inclusive no cristianas, habiendo en la actualidad en Chiapas mezquitas y sinagogas. Religiones que encuentran ‘clientela’ propicia en la disposición al sincretismo con las creencias precolombinas.

Pero el efecto de la proliferación religiosa causa un daño dividiendo aún más a los indígenas, lo que no es fortuito; a la división étnica se aúna la política, entre priístas y perredistas; más la iglesia confesional y todo en detrimento de la unidad de las vilipendiadas etnias.

El levantamiento neo zapatista despertando la conciencia pro lucha política y unidad étnica y de clase entre agrupaciones indígenas incluyendo a las Abejas, pasa a convertirse en la amenaza al dominio de latifundistas, ganaderos y de la clase política local articulada al gobierno central.

Durante su campaña pro presidencia y en los primeros días de su sexenio, el presidente Zedillo manejó un discurso conciliatorio para con los neo zapatistas, aceptando la legitimidad moral de su rebeldía. Tono amable que fue desapareciendo conforme el Presidente y su gabinete se van enajenando a los intereses imperiales, merced el apuro que representaba el adeudo de Tesobonos, y en sí ante la endeble situación monetaria heredada del régimen salinista, surtiendo efecto el préstamo otorgado por el gobierno de Washington y el FMI, viniendo con él las ‘recomendaciones’, como tales, presiones para un mayor alineamiento con las pragmáticas políticas estadunidenses.

Sin que el establo yanqui se atreviera a calificar a los neo zapatistas de ser un grupo ‘terrorista’, prefiriendo abstenerse de emitir de manera oficial algún calificativo para con la agrupación campesina insurgente, no por ello deja de ser cierto que acorde con los parámetros de la política imperialista en procura de llevar a cabo la ofensiva en pro de apoderarse de los recursos naturales preferentes en donde los hubiere, en función de tal potencial apropiación el establishment imperialista pasa a considerar a toda agrupación regional, pacífica o no, el enemigo a ser desplazado y/o controlado, para lograr sus propósitos enajenantes, viniendo a ejercer una auténtica ‘guerra contra los pobres, incluyendo en específico a los campesinos con sus tradicionales cultivos, en procura de ponerlos a modo, para que acepten los cultivos de gramíneas genéticamente modificadas, y de otras plantas para uso industrial, empleando métodos, maquinaria e insumos técnicos de marca, esto es, de uso exclusivo y excluyente, favorable a empresas agroindustriales metropolitanas. Lo que viene a ser toda una estrategia por controlar la alimentación mundial a través de monopolios. Sumo peligro para la Humanidad, desapareciendo a los campesinos, sustituyéndolos por técnicos agrarios que trabajen la tierra aplicando métodos agroindustriales en granjas de propiedad privada.

Estrategia imperialista planificada a largo plazo. Y si en Chiapas hubiera energéticos de consideración, o con la biodiversidad habida, pasa a ser un territorio codiciado para una futura intromisión.

Y el régimen zedillista procedió a elaborar un plan militar de contención y debilitamiento del movimiento neo zapatista en el marco de las disposiciones militares planificadas por el militarismo imperialista. Plan denominado Campaña Chiapas 94, Plan elaborado por el Estado Mayor Presidencial siguiendo normativas estadunidenses, conocidas genéricamente como planificación de una ‘Guerra de Baja Intensidad’, aplicada en un conflicto a largo plazo para debilitar al enemigo.

La ‘Guerra de Baja Intensidad’, cual reacción planificada contrainsurgente, y planificada por el Ejército Mexicano siguiendo manuales usamericanos empleados en la guerra en contra de los vietnamitas, procura la extensión del divide et impera, separando las bases de apoyo rurales de los núcleos combatientes, como dirían los pérfidos estrategas yanquis, ‘sacarle el agua al estanque para que el pez se ahogue’.

Reacción y contraofensiva que incluye el armar y entrenar a grupos locales vecinos a los insurgentes, con disposición a contraponerse en disputa por tierras aledañas; misma disposición insuflada por el alto mando militar que incluye a grupos de paramilitares al servicio de los propietarios de la región: ‘aptos para defender lo que es suyo’.

Agrupaciones armadas que no dejan de estar bajo el control del Ejército, mismas que pueden realizar el trabajo sucio, los ataques inhumanos en contra de comunidades desarmadas, consideradas base de apoyo de los insurgentes. Todo a favor de la retención de la propiedad y la apertura al arribo de corporativos capitalistas de avanzada explotación, en la línea del desarrollo a ultranza que los monopolios procuran imponer en el mundo: “En su versión extrema, la GBI [Guerra de Baja Intensidad] significa la desaparición del campesino mesoamericano para dar lugar a una especie de farmer artificial, y la sustitución de la cultura del maíz por los cultivos de la agroexportación ligados a las transnacionales mexicanas o extranjeras / De igual manera [los agentes civiles partícipes en la ofensiva, dependen] de la integración de coordinaciones federales y estatales para el desarrollo social. Los operadores de estas agencias civiles, y su presencia no elimina, sino oculta y complementa el carácter militar de la estrategia de desarrollo”.[19] Denunciaba el Centro de Derechos Humanos ‘Fray Bartolomé de las Casas’.

Lo que incluye, como venimos detectando, la entrada de empresas agroindustriales que procuran generalmente la siembra de semillas transgénicas, y con ello el empleo de agrotóxicos, practicando un tipo de agricultura intensiva y artificial con mañas de ser antinatural en vías de intensificar la dependencia alimentaria cooptada por transnacionales estadunidenses.

La ‘Guerra de Baja Intensidad’ procura el desgaste continuo del insurgente de manera discreta, sin que el Ejército y el gobierno represor resulten perjudicados en su imagen: “Tal es el objetivo de la GBI: reducir al mínimo los dolores sociales (y morales) de la guerra para la opinión pública, pero mantener por siempre la espada de Damocles sobre el pueblo cada día más esclavo de la televisión”.[20]

‘Guerra de Baja Intensidad’ cual denominación dada por los ideólogos del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, como lo señala John Saxe-Fernández, nominación repetida de manera acrítica por periodistas e intelectuales, viniendo a ser más correcto llamarla por su nombre: “contrainsurgencia y terror de Estado”.[21]

Puesto que se trata de operaciones militares de contrainsurgencia, la hipérbole inventada por los del Pentágono es a su vez una contra-metáfora de la noción manejada por Mao Tse Tung: “la guerrilla se mueve como un pez en el agua con el apoyo del pueblo”. A lo que los estrategas imperiales le contraponen su: “Dry the river and catch the fish” (seca el río y atrapa al pez).

No tratándose de un mero eufemismo, fue en Vietnam en donde los imperialistas destruyeron miles de kilómetros con sus defoliantes y asesinaron miles de aldeanos en procura de menguar el apoyo al Vietcong.

En Guatemala, con el empleo de los kabiles adiestrados a la manera usamericana, tal tipo de guerra contra los pueblos se aplicó contra el campesinado maya, llevando a cabo ataques de ‘tierra arrasada’, contándose con la dirección de agentes de la CIA, quienes planificaron y ordenan las incursiones contra aldeas desarmadas, propiciando masacres, raptos y torturas.

Es esencialmente la política de secar el río: guerra de tierra arrasada, asesinatos políticos, desplazamientos poblacionales. Esto es precisamente para dejar huérfana a la guerrilla y bajarle, no solo la moral, sino hacerle sentir el efecto psicológico de terror y al mismo tiempo el efecto práctico de quitarle los recursos, las bases socioeconómicas que permiten ese funcionamiento. Esto es, si lo vemos inductivamente, lo que ha ocurrido en Chiapas”.[22]

Tal era la procuración a ejercer en Chiapas de no ser por el apoyo masivo al movimiento conseguido en México e internacionalmente. Para John Saxe-Fernández se trata de una estrategia democida, aplicada en México desde 1982, cual política que entrega la actividad económica a intereses extranjeros.

En tal guerra encubierta, acontece la matanza de Acteal, aquel 22 de diciembre del 97. Un ataque despiadado perpetrado por comandos paramilitares, identificados como vecinos rivales de los agredidos, para mal, atacando a un grupo indefenso que a lo sumo podía brindar apoyo o simpatizar con la causa zapatista –como todo buen campesino mexicano- sin participar en la contienda.

Algo así como 60 matarifes encapuchados que rodearon la aldea para masacrar sin piedad a los afectados, hombres desarmados, mujeres, algunas de ellas embarazadas, niños, ancianos, ¡qué cobardía! Quince niños, veintiún mujeres asesinadas, cuatro de ellas embarazadas.

Los asesinos podían ser fácilmente identificados, pues incluso hubo un infiltrado entre ellos que estuvo presente en la reunión en que se acordó el ataque. Mas como era de esperarse el Estado no obra con una indagación judicial que tuviere el propósito de castigar a los culpables, sino con una con el propósito de encubrirlos.

El clima de violencia se venía propiciando y propagando desde meses antes. Tan es así que en febrero del 95, tras de asumir la gubernatura del estado y su imposición por respectivo fraude electoral, durante lo que iba de su mandato sexenal, el nuevo gobernador Julio César Ruiz Ferro, a diciembre del 97, más de 1500 indígenas chapanecos habían sido asesinados. ‘promedio de 15 víctimas a la semana, saldo de la guerra llamada ¨de Baja Intensidad¨’, comunicaba el entonces diputado perredista y miembro de la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa), Gilberto López y Rivas.[23]

Dejándose sentir las actividades violentas de grupos paramilitares ligados al PRI, era el caso de ‘Máscara Roja’ y de los ‘Chinchulines’ y los ‘Paz con Justicia’. Todos ellos vinculados de una u otra manera con el gobierno del estado y cobijados por el Ejército, verdaderos escuadrones de la muerte actuando con la impunidad y el respaldo del gobierno federal.

Oficialmente, en las zonas norte y Altos de Chiapas se han registrado más de 800 asesinatos (la guerra zapatista dejó un saldo de 152 muertos en 12 días) debido a que guardias blancas y grupos paramilitares con la complacencia del gobierno local y federal, y principalmente del Ejército Mexicano que controla la zona, llevan a cabo un exterminio de los pueblos indígenas que luchan por el reconocimiento constitucional de sus derechos, con la negativa, hasta ahora, del presidente Ernesto Zedillo a legislar sobre los mismos, acusa el diputado López y Rivas”.[24]

La semana anterior a la masacre se recurrió al procedimiento de asesinar a un miembro del grupo agresor para incitarlos a cometer una venganza, echándole la culpa a los zapatistas. Lo sospechoso del caso es que el Ejército participase en el ‘rescate del cadáver de Agustín Vázquez Tzecut’, que así se llamó el occiso.[25] Procedimiento que rindió sus macabros frutos.

La negligencia de las autoridades funge como complicidad para que el crimen de lesa humanidad se perpetre y quede impune; inclúyase en la cobertura a funcionarios del gobierno municipal, estatal y federal, como por igual de policías de esos tres niveles, y por supuesto, del alto mando del Ejército, entre ser, propiciadores, gestores, perpetradores y cómplices.

El 1 de octubre anterior a la matanza, el mismísimo presidente Zedillo recibió una misiva en San Cristóbal, de los miembros de la comunidad agresora, en la que se le solicitan armas para su ‘legítima defensa’. Teniendo conocimiento de ello, las Abajas se pronunciaron al respecto en contra de que procediera la solicitud: “Reprobamos la actitud del presidente municipal de Chenalhó por haber solicitado al presidente de la República que diera autorización de llenar de armas y municiones los domicilios de los priístas para matar a la sociedad civil”. Así presentado en un comunicado público.

No obstante la petición prosperó: “Tanto el alcalde como el gobernador Julio César Ruiz Ferro han sido señalados por los zapatistas como los responsables de proporcionar armamento al grupo paramilitar que actúa en Los Altos de Chiapas”.[26]

Como sentenció el Subcomandante Marcos: “A los culpables hay que buscarlos arriba y no abajo”. Sí, arriba a la derecha.

Y el Continuum Represivo se Ensaña Sobre los Campesinos

Larga lucha la de los normalistas rurales exigiendo lo que la Sociedad les debe y el mal gobierno les conculca, recursos para una educación digna consagrados en la Constitución emanada de la Revolución, pero a la cual los gobiernillos neoliberales de franca vocación privatizadora le hacen mala cara, pues su preferencia se otorga a instituciones privadas exentas de impuesto, o no Felipillo Calderón.

En ese tenor de procederes reaccionarios, el nefasto Presidente panista ordenó cerrar en el estado de Hidalgo a 2007 la normal rural de El Mexe, contando con el auxilio del Sr. Gobernador Miguel Ángel Osorio Chong, el actual Secretario de Gobernación; que no quede duda de que la amalgama Pri-panista sí funciona, y funciona muy bien para beneficio de la gerencia capitalista, con una política que se viene manteniendo en seis sexenios de sistemática afectación al pueblo.

El abandono sistemático que el mal gobierno burgués le propina a las normales rurales da cuenta de su nulo interés y si voluntad contraria a que los campesinos se eduquen, y menos con ‘ideologías exóticas’ que insuman su tendencia natural comunista.

A tirones con movilizaciones los estudiantes normalistas vienen consiguiendo se les preste atención y que a regañadientes las autoridades federales y estatales les otorguen una ‘ayuda’ a cuentagotas. Cuando en los últimos años ha sido necesario el sacrificio de los educandos para que el Estado se digne a tomarlos en cuenta y otorgarles algo de lo mucho que les viene debiendo.

En 12 de diciembre de 2011, Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús, alumnos de normal de Ayotzinapan, fueron asesinados por funcionarios públicos mientras exigían audiencia con el gobernador de Guerrero para iniciar la gestión de sus peticiones estudiantiles”.[27]

Tras del homicidio y de una recomendación emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el supremo gobierno se dignó a construir un nuevo edificio para uso de dormitorio. Paliativos y a cuenta gotas de sangre.

El presupuesto originalmente destinado este año a la Normal de Ayotzinapan era de 49 millones 255 mil 812 pesos, que apenas si alcanzan para mantener los gastos corrientes: “El de 2014 es el presupuesto más bajo que la normal ha recibido en los últimos 4 años. En 2011 se invertían 103 mil 938 pesos por alumno; en 2012, 121 mil 674; en 2013, 127 mil 637. En tanto, en 2014, el subsidio fue de tan sólo 94 mil 360 pesos / El rubro más afectado es el pago de servicios asistenciales, que en 2011 fue de 9 millones 20 mil 981 pesos y en 2014 de 6 millones 506 mil 692 pesos. Este incluye alimentos, gastos de operación, material de limpieza, pre y premios”.[28] Inclúyase también gastos por servicios de internet, teléfono, papelería, tóners, comidas, pasajes. Salta a la vista: ese dinero no alcanza.

El pre que cubre gastos a los alumnos de primero a sexto semestre es por un total de 33 míseros pesos entregados mensualmente; las becas otorgadas para séptimo y octavo semestre ascienden a 1,725 gloriosos cuan devaluables pesitos. El sistema de estudios en las normales rurales se caracteriza por incluir el internado de los educandos, lo que implica el pagarles el alojamiento y la alimentación, como es debido, gastos que el Estado debe sufragar acorde con el mandato de la Constitución y por elementales razones de justicia social y procuración del bien que favorece al conjunto nacional. Empero, políticas de Estado burgués anulan todo tipo de auténtico desarrollo y bienestar en el Sector Primario, el dominio secular y arraigado en las estructuras del Sistema Capitalista comete un ecocidio y homicidios sobre los campesinos en vías de consolidar el dominio totalitario que incluye el control de los alimentos .

Tras la matanza de 49 estudiantes, 43 de ellos desaparecidos, ahora el Estado por intermedio del ‘honorable’ congreso de la unión, se apresta a incrementar el gasto para tales entidades educativas. Habría que levantarle un monumento a los mártires de Ayotzinapan por su sacrificio.

Crímenes de Estado

El reacomodo internacional que se viene realizando por estos días, ante la pérdida de hegemonía estadunidense ya solo apuntalada con armas y ‘finanzas’ en procura de no dejar de tener el control de los hidrocarburos, no le augura a México para nada un futuro halagüeño, sino el deterioro marcado subsecuente a como se viene padeciendo en las últimas décadas.

Que en el estira y afloja pro reacomodo hegemónico en el que los de Washington juegan preferentemente su carta bélica, a México no le va nada bien, atado como patio trasero inmediato a los designios imperialistas y a la afectación que representa tener la enorme frontera de contacto, abusada por aquellos para obtener mano de obra barata y para implementar flujos de mercancías y capitales favorables a su acumulación, y como puerta de entrada al narcotráfico destinado al mercado de drogas más grande del mundo, fenómeno que es utilizado como Caballo de Troya para la justificar la presencia policial estadounidense, tal cual se viene incrementando en la medida en que la afectación del narcotráfico es utilizada asimismo por los de Washington para despejar campo en zonas destinadas a la explotación de hidrocarburos….

Que en tal situación el Estado mexicano ya preferentemente bipartidista (y sus comparsas incondicionales, como el Partido Verde Ecologista y demás insignificantes para la real alternativa), aprovechando la recurrencia del fraude electoral, tan arraigada en la historia política de este país, con sendos fraudes ha impuesto a los dos últimos regímenes, panista y priísta, para acabar de apuntalar la égida neoliberal conllevando mayor subordinación y dependencia para con los vecinos del Norte, al verse incrementado la entrega de los hidrocarburos y de minerales, la preferencia de nuestros acreedores y próximos extractores.

Para cuando la actividad de bandas criminales dedicadas preferentemente al narcotráfico, pero también al secuestro, la extorsión y trata de personas, constituyéndose en el agente malévolo requerido, precisado para justificar el desatar una represión generalizada que implica el empleo de las fuerzas armadas más las policiacas especializadas y la ‘ayuda’ (sí, desinteresada) de las corporaciones yanquis (como tales actuando en función imperialista), viniendo a afectar la vida de millones de personas, potencializando la represión al pueblo, más que a tal delincuencia organizada.

Delincuencia criminal que en su ‘apoliticidad’ le hace el juego perfecto al Imperio y a la oligarquía pitiyanqui mexicana, cual delincuencia ególatra que mira para su beneficio particular sin defender la explotación de los recursos naturales de México, ni manifestando preferencia política, sino que actúa procurando la cooptación del gobierno en turno en sus tres niveles con lo que contribuye a incrementar su descomposición favorable a los intereses extractivos extranjeros. Todo ello vine sucediendo mientras los gobiernos neoliberales, sexenio a sexenio sumados hasta seis, culminan la entrega de los hidrocarburos a las grandes transnacionales atlantistas.

Delincuencia organizada que practica un terror localizado, suficiente para descomponer algunas regiones que pueden verse acrecentadas conforme la descomposición del ‘Estado Fallido’ se verifique, descomposición social que no sería obstáculo y sí aprovechada, para que la extracción de recursos por parte del capital extranjero se verifique.

Delincuencia así a modo para acrecentar la represión fungiendo como excusa que permite militarizar el país en su supuesto combate, ‘guerra declarada’ por un presidente espurio que activó la escalada de la afectación social ejercida por el narco quedando bien con sus amos del Norte, obteniendo su aquiescencia y protección. Combate efectuado por las fuerzas del Estado a un enemigo a modo, oculto en la clandestinidad, prestándose en la confusión para invertir los papeles, propiciando que estas sombrías bandas puedan ejecutar trabajo sucios que las fuerzas oficiales no pueden efectuar, so pena de su descalificación abierta. (Del desprestigio no se han salvado, pero ello también favorece a la Entidad propiciatoria del caos inducido, haciéndose más pronunciada la ineficiencia del ‘Estado Fallido’).

Eso es Tlatlaya y Ayotzinapa, dos casos extremos del uso de la fuerza efectuada por los agentes difusos en función favorable a los fines aviesos de un Estado represor y entreguista, él que a pesar de ser factor propiciatorio de su propia descomposición gubernamental y del deterioro económico producido por su política económica a ultranza pro empresarial, se mantiene en la ruta del deterioro argumentando las falacias neoliberales.

Durante la nefasta administración panista, y con el usurpador Calderón declarando la ‘guerra al narco’, complemento de la ‘guerra al terror’ a su vez declarada por el establishment yanqui, los propósitos del dominio extractivo capitalista que los monopolios imperialistas se proponen se van concretando.[29] Resulta ser de una casualidad asombrosa el que los focos geográficos de intensa actividad terrorista suelan coincidir con zonas ricas en algún recurso natural preponderante para la maquinaria imperialista. Los estudios del caso así lo demuestran.

Alusión a un reciente trabajo de Federico Mastrogiovanni: Ni Vivos ni Muertos (2014), en el que se da cuenta del traslape en el mapa que se observa entre zonas álgidas de conflicto, asesinato y desaparición de personas por actividades realizadas por el crimen organizado, con áreas destinadas a la explotación de hidrocarburos, y este patrón se puede constatar en diversas regiones del orbe.

Evidenciándose detrás del coincidente hecho, la voluntad siniestra de las empresas transnacionales en proceso de explotar los yacimientos, en un ejercicio que en México se da de manera similar a como viene ocurriendo en Colombia, de allí la colombianización que se padece en México en los últimos lustros.

En una triple acción de impacto y desplazamiento que culmina con la apropiación empresarial despejada: los delincuentes empleando despiadada violencia hacen huir a los residentes; a los delincuentes a su vez los expulsan grupos paramilitares o el ejército; y las empresas se los agradecen mucho, pero más a los cipayos del gobierno que de manera genero$a les han concedido el usufructo del recurso.

En este cruce entre negocios y geoestrategia es vital revisar el Informe y mapas del ‘shale en México’ del Departamento de Energía de Estados Unidos, riqueza localizada, dicen las petroleras, en zonas con problemas de seguridad por la presencia indígena, campesina u de ejidos (Expansión, 23/10/14 p 74). Para Alí Moshiri, presidente de Exploración y procuración en África y América Latina de la gigante Chevron, eso no va a ser un problema muy grande para nosotrosTenemos ciertos procedimientos establecidos y lo resolvemos a medida que crezca la operación en México (ibídem) / De eso indagó la Comisión de la Verdad sobre la guerra sucia 1969-1979. Su presidente, Enrique González Ruiz indicó que ‘hay pruebas suficientes para comprobar la responsabilidad del Estado mexicano’. Dijo también que ‘aplicaban tácticas de seguridad nacional de Norteamérica’. ‘La nueva guerra sucia de estos días es hija de aquella guerra sucia impune’. La Comisión ratificó la capacidad de resistencia entonces y ahora”.[30]

Es el caso de que en México como en Colombia las víctimas civiles de esta guerra manida superan por millares la de los delincuentes y agentes del orden, ¿error de cálculo? No, verdadero objetivo procurado, como a otra escala procede la limpieza étnica que los del Daesh realizan en Siria e Irak….

La descomposición del Estado Mexicano dirigido por funcionarios comprometidos, por no decir, entregados a la oligarquía privada, transita hacia una mayor represión conforme el deterioro económico se va agudizando.

No yerra quien se remite al Decreto ‘Noche y Niebla’ pronunciado por Adolf Hitler el 12 de diciembre de 1941, propiciatorio del ejercicio de fuerza del régimen nazi alemán, permitiéndose ‘detener-desaparecer’ de manera furtiva o secreta a personas incómodas al régimen, contándose con el apoyo de los poderosos recursos de un Estado militarizado, auténtico terror de Estado disimulado en la oscura niebla evaporante de cuerpos: “El decreto fue complementado por otros del mariscal Wilhem Keitel, que especificaba cómo debían hacer desaparecer a personas sospechosas de resistir la ocupación nazi en Europa: sin dejar rastro de su paradero y sin proporcionar información alguna a sus parientes. El cadáver debía ser inhumado en el sitio de muerte y el lugar no sería dado a conocer. El objetivo, instruyó Keitel, era generar ‘un efecto aterrorizante (abschreckende Wirkung), eficaz y perdurable sobre el destino de los detenidos”.[31]

Diferencias de situación histórica anuladas, el procedimiento es el mismo en el caso de la matanza de estudiantes normalistas en Ayotzinapan y el único y directo responsable es el gobierno de Enrique Peña Nieto (EPN), máxime que el encubrimiento mediático llevado a cabo por el Sr. Procurador, por demás risible, los compromete aún más.

Ya en octubre del 2008 en San Pedro Limón, Tlatlaya, estado de México, un comando armado no identificado había asesinado a 23 personas y herido a decenas, siendo los criminales encubiertos por el Ejército, cuyos elementos procedieron a limpiar la escena del crimen de cadáveres y casquillos, despojando de sus celulares a testigos presenciales, aludiendo que “era preferible que no se supiera lo ahí ocurrido”.[32]

El 30 de junio del año en curso se vuelve a repetir otra matanza en Tlatlaya, ahora provocando la muerte de 22 supuestos criminales ejecutados por miembros del Ejército, y como se ha dicho, Tlatlaya es solo la punta del iceberg, y conste que es territorio del dominio del Grupo Atlacomulco.

Tratándose de ‘violaciones sistemáticas de los derechos humanos, vinculadas a acciones del Estado’, tal y como lo afirma un representante de la ONU.

Para que efectivamente, la matanza ocurrida entre el 26 y el 27 de septiembre en Ayotzinapan Guerrero venga a ser la ‘gota que derrama el vaso’, sí, de un vaso lleno de sangre, sangría bajo la égida neoliberal que cuya contabilidad se puede iniciar desde la represión acaecida durante el sexenio de Salinas, realizada preferentemente en contra de las bases auténticamente populares perredistas (nada que ver con la actual dirigencia, por si alguien todavía no se entera de la abjuración de ese partido a la real causa opositora[33]); siguiéndose con la carga zedillista de Aguas Blancas y Acteal; la constante de feminicidios en Ciudad Juárez y otras ciudades; la represión en Oaxaca a los maestros disidentes; Atenco, y algunos etcéteras cuya responsabilidad recae en el Estado neoliberal.

Escalada represiva de Estado requerida por la oligarquía mexicana y los intereses del capital transnacional, utilizando diversas instancias de operatividad, ubicándose de abajo hacia arriba en calidad de importancia, con diversas agrupaciones que ejercen la violencia, de manera ´legítima´ e ilegítima’, en el sentido de que cuenten o no con la adscripción al Estado, el resultado es el mismo, se ocupan de llevar a cabo el ejercicio de amedrentar a la población: grupos criminales que pueden ser paramilitares o no; la policía municipal; la policía de los estados; los policías federales; el Ejército y la Marina.

Escala en que los culpables más groseros son los de abajo a los que se puede proceder a sacrificar sin que el Estado resulte afectado, la basura se barre abajo y se envía al sótano, para que la pista siga funcionando. O lo que es lo mismo, la ‘polecea’ municipal es la más prietita en el arroz, es decir, la ropa manchada de sangre se lava preferentemente en los tres primeros niveles, pudiéndose sacrificar peones siempre prescindibles para el orden sistémico, pues los remplazos abundan y no son personas de status elevado.

Tal y como se quiere arreglar el caso Ayotzinapan, así están procediendo, pretendiendo lindar la responsabilidad a narco criminales, una agrupación de presuntos paramilitares llamada Guerreros Unidos, actuando coludidos con policías municipales, siguiendo órdenes del Alcalde municipal y su señora esposa cuyos hermanos pertenecían al grupo delictivo, y así nos quedamos en los dos niveles inferiores. Ignorándose las ligas de conectividad en vector vertical que el Gobierno Federal incide en estos niveles de arriba hacia abajo, es su responsabilidad el desempeño de los gobiernos y las fuerzas represivas menores, máxime ahí en donde es zona de conflictos recurrentes; máxime que su trato discriminativo para con los estudiantes normalistas es una constante de décadas y con la agravante de que tres años atrás se habían ya asesinado a otros dos miembros de dicha Normal Rural.

Hacer renunciar al gobernador de Guerrero, por demás otro cacique transvestido de priísta a perredista con el consentimiento del chucherio, es un acto obligado, casi un protocolo en el deslinde de las instancias superiores, permisible por lo mismo, no se afectan los componentes del sistema realmente importantes, realmente culpables. Y nótese que se le despide sin atribuírsele responsabilidad alguna en el delito.

El Ejército permanece incólume, aunque hay indicios de responsabilidad pasiva en su no accionar: ‘no intervenimos porque no teníamos órdenes’, ‘no sabíamos lo que estaba pasando in situ’.

No sabrán donde están 43 desaparecidos que con seis asesinados y 25 heridos afectados en un ataque efectuado en pleno municipio durante más de tres horas a menos de 3 kilómetros del cuartel del 27 Batallón de Infantería. Mismo Batallón que ha sido culpado de haber ‘desaparecido’ a 6 jóvenes en el 2010. Negligencia criminal igual a complicidad.

Peor responsabilidad le endilga al ‘supremo gobierno’ el hecho de que se descubre una fosa común con 30 cadáveres y se diga muy campante que no son los de los estudiantes. ¿Cuántas más habrá?, ¿a cuántos ´desaparecidos’ asciende el número total de ejecutados clandestinamente?

Transcurridos 2 años y 7 meses de la desaparición (en donde, hay que decirlo, desaparición significa asesinados) de los 6 jóvenes antes mencionados, un general brigadier a cargo de la XXI zona militar, reconoce que el Ejército detuvo a tales víctimas en aquel marzo del 2010, “pero luego el agente del Ministerio Público Militar Francisco Rubio Castro leyó un reporte en el que precisó que no los detuvo el Ejército sino que fueron detenidos por personas encapuchadas”,[34] (en las barbas del Ejército, si las tuvieren, cabría añadir). Quedando así exhibido el modus operandi criminal del Estado en su proceder de encubrimientos.

En Ayotzinapan, como en la represión suscitada en contra de los maestros en Oaxaca y en contra de los que más recientemente se opusieron a la reformita educativa, son casos que revelan el verdadero móvil de la represión que el Estado neoliberal –PRI y PAN con sus comparsas perredistas- llevan a cabo en contra de quien se atreva a cuestionar el diktat de la ‘dictadura perfecta’ transnacional secundada por la oligarquía nacional.

La artimaña de emplear sicarios pertenecientes a cárteles de la droga patentiza el uso de terroristas (mafiosos) ‘fuera de la ley’, como la coartada perfecta para inducir el miedo en la población y evitar sus protestas masivas ante las pésimas cuentas económicas que año con año, sexenio tras sexenio vienen rindiendo las administraciones tecnocráticas, seguidoras muy files del Consenso de Washington ya por demás trasnochado.

En tal situación no es de extrañar la vinculación entre militares y policías con los narcotraficantes, lo que se sabía desde’endenantes, pues los capos cooptan uniformados a base de dispararles cañonazos de dólares, irresistibles para cualesquier potencial vividor. Pero ello es plan con maña, los oficiales se corrompen y le otorgan la debida protección para que el negocio ‘ilícito’ más redituable del capitalismo degenerado prosiga garantizando el flujo de ganancias que terminan lavándose en los big banks, acá al igual que allá antes y ahora, se aprovecha la virulencia indómita de los criminales para intimidar a los pobladores.

Tales vínculos y tal artilugio se vienen dando desde los años 70, en plena ‘guerra sucia’, tal y como lo recuerdan veteranos ex insurgentes, partícipes en aquella lucha anti-gubernamental: “Desde entonces se han valido de mafiosos para reprimir a los movimientos sociales / La política del Estado ha sido combatir a la insurgencia con delincuentes; como en el caso de Ayotzinapan, la delincuencia ha sido utilizada para hacer el trabajo sucio…. / El problema no son sólo los grupos represores oficiales, sino que surgen engendros que adquieren vida propia”.[35]

Sin darse cuenta del todo, estos ex guerrilleros han descrito con tales palabras el accionar del terror de Estado promovido por el Imperio para establecer el dominio criminal de las corporaciones transnacionales que le dan vida al imperialismo capitalista.

Tal es el patrón del terror que el Imperio viene promoviendo con sus frankesteins velados en la nebulosa del terror. Así de Al-Qaeda y Osama ben Laden al Daesh del Califa John McCain.

Cuestión de enfoques y de atreverse a decir la verdad evidente a la que pocos se atreven, ahora Rusia acosada por sus –por fin, señor Putin, ‘ex socios’, no, si por él fuera de mil amores los seguiría invitando como socios para explotar los recursos de la Madre Rusia- se atreve a difundir otra versión anti falacias del 11-09-01 oficialmente sostenidas. El Emperador está desnudo, el Imperio es el Terror Mayor que perpetra auto-atentados y protege y encubre a grupos terroristas para que le hagan el trabajo sucio del limpieza étnica en Irak, pero sobre todo actualmente en Siria, cuando la política y la opinión pública que remeda su dominio mediático sigue promoviendo el embeleso embrutecido de la Gran Mentira; y los pueblos de ocasión, uno a uno, van siendo sacrificados en el altar del Gran Satán por el gas y el petróleo; suyos son los posesos poseídos imperiales que dominan el mundo. Pero no hay mal que dure cien años ni sociedad que lo resista.

Y el ‘Remedio’ Aprovecha la Ocasión Para Incrementar el Control

Para mayor mal, no es de sorprender que el plan contingencial pronunciado tras los asesinatos en Ayotzinapan el gobierno proceda a intensificar la agenda ya heredada del pasado sexenio procurando eliminar a la policía municipal para instalar una de carácter central unificada respondiendo directamente de Gobernación.

No debe sorprender el derrotero que está tomando la represión en México en resultas del deterioro económico que propician 32 años y contando del ejercicio neoliberal, la cerrazón de un gobierno empecinado obcecadamente en mantener el rumbo pernicioso da lugar a que ante la protesta masiva que se empieza a efectuar responda a la manera que está inserta en el código genético de todo Estado, la ‘violencia ilegítima’ de un gobierno de usurpadores, una banda de amafiados que responde de manera incondicional al interés de los millonarios Forbes y del capital extranjero.

La ‘violencia legítima’ que se desprende de la frase sacada de contexto weberiana se torna en ilegítima cuando la ejerce un gobierno que por principio de cuentas es de naturaleza espuria por proceder de un fraude electoral y estar encabezado por un Presidente inepto.

La respuesta de Peña Nieto a la carnicería en Ayotzinapan se inscribe en la mecánica a seguir por un Estado cerrado que no contempla alternativas al caos que está generando con su inflexible política económica neoliberal decimonónicamente efectuada. Reacción que se inscribe en el guión predecible de aprovechar la conmoción para establecer medidas de mayor sujeción a la sociedad, tal como la lógica del deterioro progresivo lo promueve.

Por supuesto que la responsabilidad de la matanza debe recaer en los dos agentes inferiores del espectro de la violencia, la delincuencia coludida con la policía municipal de Iguala. El hilo se rompe por lo más delgado, pero utilizando la conmoción como pretexto para que se proceda a implementar una reforma constitucional que permita la instauración de esa policía central que pasa a suplir a la municipal ahí en donde se considere esté infiltrada por la delincuencia. Que ni mandado a hacer para obtener la aquiescencia tácita. Pretexto preciso en el momento adecuado en un lugar previsible.

La participación de los policías municipales de Iguala en la detención y desaparición de los normalistas se convirtió en la justificación perfecta para encuadrar legalmente lo que ya su gobierno ha impulsado, aunque viene desde el sexenio pasado: La renuncia de los municipios a sus funciones de seguridad”.[36]

Modificación constitucional de por medio con un trasfondo obvio que procura el mayor control de la población evitando su disidencia, procediendo también el régimen a modificar la reglamentación concerniente a las manifestaciones públicas, con intención de estrechar el margen de expresión cívica de descontento dando manga ancha a la penalización y represión ejercida de manera ‘legítima’.

Script de la secuencia del deterioro programado por la dominación del capital monopólico, en este caso, procediendo a reformar la Constitución porque el crimen organizado ha infiltrado a las instituciones municipales, no a las instancias gubernamentales superiores, ni al Ejército, ignorando más de tres sexenios que prueban la infiltración del narco dólar en los niveles superiores de gobierno y en la jerarquía militar y policiaca.

Pasando a coartar la libertad que a nivel municipal mal que bien se viene dando, con todas sus carencias materiales en la mayoría de ellos, no dejando de ser, desde la Constitución Revolucionaria, el nivel básico que da vida a la República Federal.

Cuando que el combate efectivo a la delincuencia, bien se sabe y se comprueba, es el que vienen a efectuar las policías comunitarias, así como los comités de justicia neo zapatistas; esos sí que combaten de manera franca al crimen organizado en sus regiones por estar más interesados en evitar el mal que les aqueja, además de no tener el alto grado de permisibilidad al cohecho y sobre todo, por no estar inclinados a ejercer la represión en contra de las propias comunidades.

Es por ello que el Estado, cual control central irrestricto, procede a impedir que el éxito de la policía comunitaria se haga patente, tornando innecesaria a policías externas y dependientes de jefaturas y regencias altamente corruptibles y al servicio del gobierno burgués, perdiéndose el control y la simulación policial que a fin de cuentas se revierte en contra la ciudadanía, máxime que un gobierno espurio y pro empresarial requiere en mayor medida y conforme la situación va empeorando, de emplear a aparatos represores cada vez más dispuestos y preparados para contener la reacción anti gubernamental….

En la timorata mentalidad de la kakistocracia mexicana se otea la predisposición a seguir desarrollando la explotación transnacional, pronunciándose por establecer la paz en los territorios afectados por el crimen organizado para propiciar una nueva etapa de orden y progreso. Control central y sometimiento popular para que proceda la explotación capitalista, con un orden policiaco más estricto, que so pretexto de suprimir a la delincuencia en realidad pase a maniatar a los pobladores, procediendo la explotación capitalista intensificada.

El orden policiaco que los capitales requieren para realizar sus ‘inversiones’ facilitando la instauración de sus infraestructuras en ‘Zonas Económicas Especiales’, semejantes a las establecidas en otras naciones: “terminología que reenvía a los esquemas adoptados en China e India para crear enclaves que permiten a grandes corporaciones intensificar la explotación de mano de obra. Vaya manera de abordar el problema de la marginación y la pobreza”. La que el dominio monopólico le tiene destinado a la población sojuzgada en ejercicio de neo colonizaciones.

En esas zonas económicas se encuentra un ‘corredor industrial interoceánico’ en el Istmo de Tehuantepec, pero nadie le dijo a Peña Nieto que ésa es una vieja estrofa del canto de las sirenas de hace varios sexenios. Y por supuesto, nadie le alertó que con el déficit fiscal que marca las finanzas públicas no hay ni cuatro pesos pata asignarle a su gran estrategia de desarrollo inter regional”.[37] Pues sí, pero que tal si con la apertura total el capital extranjero con todas las garantías procede a hacernos el favor de materializar los proyectos. Estando de por medio el apuntalamiento del modelo neoliberal y sus consecuencias extremas por venir con sus efectos negativos acumulados.

Una Probadita de Petróleo Enajenado

Y si el sexenio de Miguel de la Madrid fue de caída libre con inflación galopante. El de Salinas termina con los globos y burbujas y chicles bomba inflados aptos para reventarse.

Procede el sexenio del rescate y la reorientación, corrigiendo errores -si como no- para seguir por el mismo riel ya predeterminado por su antecesor, en lo que la fábula de la diferencia o el distanciamiento habido entre un sexenio y otro se resuelve haciéndonos ver que se distinguen como dos gotas de agua, con las variables y modificaciones respectivas al caso que pueda haber entre un egresado de Yale y otro de Harvard.

Más ortodoxamente decimonónica y apegada a las consignas y dictámenes de los centros del capital metropolitano y sus instituciones: FMI-BM-Departamento del Tesoro-Reserva Federal, no pudo ser el sexenio de Ernesto Zedillo, el más ortodoxo en el seguimiento de los lineamientos neoliberales, sacando a flote la nave para seguir por el mismo derrotero directo al abismo. Privatizaciones de lo más preciado de las empresas públicas a remate, estricto acato al pago de la deuda recién contraída más la que provenía de los sexenios anteriores, como tal deuda eterna, implementación de las exportaciones enganchadas a la división del trabajo que determinan las empresas matrices.

Con la deuda eterna el TLCAN cumplía su cometido de ser ‘el gran candado’ que evitaba viraje alguno en la conducción de la economía nacional; la supeditación a la economía septentrional quedaba establecida para el resto de la Era Moderna.

La privatización del sector energético tuvo prioridad en el régimen zedillista, así estipulado por la presión añadida del rescate ofertado por Washington. El México en venta de que se congratuló Zedillo de ser promotor en Washington pasa a concretarse, bajo el apuro.

Bajo tal marco de presión, tan pronto como abril del 95, el PRI y el PAN se aúnan para realizar una modificación más al artículo 27 constitucional, permitiendo proceder a ‘ofertar’ el gas natural al capital extranjero y nacional privados, pasando a permitir su trasmisión, almacenaje y distribución por empresas particulares.

Proceder entreguista diseñado por el BM e implementado por el gobierno de Ernesto Zedillo. Apuntalando la infamia neoliberal con su cínico autoengaño: ‘se procede a desmonopolizar el área del gas natural’, cuando que lo que realmente ocurría es que se da lugar a entregarlo a los auténticos monopolios capitalistas, pues no son otros sino tales las empresas que acaparan la industria del petróleo incluida la petroquímica.

Auténticos monopolios capitalistas que por privados, privatizan, precisamente, las ganancias, ¡Apá! Gran verdad que los ciegos gerentes del capital que mal administran este país son incapaces de querer entender o reconocer hasta la fecha.

Un paso adelante en la privatización de los hidrocarburos; así reconocido en los EU por los especialistas: “Para la revista Oil and Gas Journal, uno de los principales órganos difusores de los intereses del sector, se trata de un acontecimiento histórico ya que esa medida ‘representa la primera y más importante modificación de la Constitución mexicana en relación con la industria del gas natural y del petróleo efectuada desde su nacionalización en 1938’”.[38]

A la disminución de las reservas de hidrocarburos en los Estados Unidos le sigue el incremento de la presión por controlar las reservas de su patio trasero. El paquete de rescate fue la vía para intensificar la presión asegurando la aquiescencia del gobierno mexicano accediendo de manera generosa: “‘Más que una carta de intención solicitada a un prestamista exigente por un deudor moroso’, acotó una especialista de Pemex, ´parece una carta de rendición incondicional al término de una guerra’. Esta puntualización tiene como fundamento el hecho de que el ‘paquete de rescate’ contó con el aval-factura a futuro por exportaciones de petróleo crudo mexicano que aún se encontraba en el subsuelo como reserva…”. Pasando a estar el petróleo bajo tierra a la cuenta de la reserva estratégica extranjera “…. Sólo por esta hazaña, Zedillo y su antecesor merecen ocupar parte del nicho que la historia nacional reservó a López de Santa Anna. Pero hay más / El gobierno de Zedillo, por medio del ‘Acuerdo Marco para la Estabilización de la Economía Mexicana’, se comprometió a proporcionar todo tipo de información interna de Pemex a las autoridades estadounidenses y ‘a no vender, o de otra manera disponer, o crear o permitir que sea creado o que exista algún gravamen, prenda, hipoteca, cargo o cualquier otra afectación o garantía de cualquier tipo con respecto a sus derechos a recibir pago, ni entrar en otros arreglos, incluidas la venta de derechos de cobro u otros derechos a recibir pagos, con respecto a dichos pagos que le diera a una persona interés en los mismos, diferente del ya considerado en los acuerdos existentes o en los otros acuerdos previamente autorizados por el Tesoro, incluidos aquellos que sustituyen o refinancien los acuerdos existentes, en términos substancialmente similares de estos últimos’”.[39]

Un anticipo de lo que ahora la administración de Quique Peña viene a rematar con la permisión de la exploración-explotación e ingreso obtenido del petróleo que yace en territorio nacional por empresas extranjeras, su enajenación abierta a la que desde el arribo de los neoliberales y con la promoción del TLCAN se orientaba la política intervencionista de Washington.

El ejemplo fue dado por el mismo Zedillo en el 95, renunciando a la inmunidad, tanto el gobierno como el Banco de México y cada una de las entidades de Pemex, “… ‘en cuanto a; 1) embargo precautorio; 2) ejecución o 3) embargo previo a la sentencia, para todos los propósitos del título 18 del Código de Estados Unidos, secciones 1610 y 1611, respecto a sus obligaciones bajo los acuerdos financieros’. Así, por este mecanismo, Zedillo colocó como aval todos los activos de Pemex y las exportaciones de petróleo crudo mexicano que se encontraban en el subsuelo y, además, inconstitucionalmente renunció a la jurisdiccionalidad del Estado nacional mexicano”.[40] Indicando que de facto Zedillo entregaba como respaldo para el pago de la deuda el crudo extraíble, en ciernes de México.

El paquete de lo concedido por Zedillo a la ‘inversión extranjera’ (entender esta frase como un eufemismo explicito para ocultar la enajenación del petróleo) se complementa de la siguiente manera: “Lo segundo que Zedillo ofreció a los inversionistas extranjeros en relación con la venta de Pemex y sólo en lo relacionado con la privatización petroquímica, además de las 61 plantas distribuidoras localizadas en 10 centros petroquímicos, fue un ´paquete’ que incluye 14 centros de almacenamiento, una terminal marítima y un centro embarcador en Pajaritos, Veracruz, región donde la capacidad de producción representa 88% del total nacional”.[41]

El mentado acuerdo sobre el Esquema de Ingresos Petroleros, parte del Acuerdo Marco entre Estados Unidos y México concertado en febrero del 95, hipotecaba las exportaciones de crudo y derivados, como aval de los préstamos concedidos en rescate; en específico de 20 mil millones otorgados por la FED vía FMI, ocurriendo que de aquellos dólares en efectivo, como suele suceder en la tradición de préstamos que la metrópoli le concede a un país de la periferia, recurrentemente en apuros, buena parte de la cantidad prestada sirve para financiar los negocios de compañías del país de donde procede el préstamo, en este caso interesadas en ‘invertir en México’; tales como “Fidelity de Boston, con inversiones en México y otros mercados emergentes por 8 500 millones de dólares; Scudder, Merrill Lynch, Salomon Brothers y Citicorp, con deudores mexicanos por un monto de 2 900 millones de dólares y Goldman Sachs cuyas inversiones en México entre 1992 y el momento en que estalló la crisis –diciembre de 1994- ascendían a 5 700 millones. De estas firmas, dicho sea de paso, provienen algunos de los personajes clave de esta ‘negociación’, como en ese momento el secretario del Tesoro, Rubin, y el entonces embajador en México, James Jones”.[42]Un ‘rescate’ a las inversiones estadunidenses en México.

Dicho sea de cierto, el acuerdo concertado por Zedillo fue a favor de los especuladores de Wall Street, mientras que su administración lo presentaba a la opinión pública como acuerdos concertados en línea a un futuro mejor del país, tal y como ahora sigue sucediendo, empleando la misma cantaleta, un futuro mejor basado en la intensificación de la penetración extranjera, y la transformación estructural del ‘México modernizado en vías al Primer Mundo’. Sempiterna engañifa que dura toda la Era del México ‘independiente’ en la etapa neocolonial.

Entiéndase cómo la penetración imperial que el capital logra viene a favorecer a las transnacionales: “Resulta notoriamente absurdo que ‘el presidente’ haya convenido con Washington que sólo los especuladores se podrían beneficiar del producto de las privatizaciones que en ese momento estaban en puerta –ferrocarriles, ductos, gasoductos, gas natural, petroquímica-. Pero en la lógica imperial tal es un condicionante clave ya que Washington no tuvo intención alguna de ‘rescatar’ a México de la fuerza gravitacional del ‘hoyo negro’ que representa el desvío masivo de la inversión del Estado al gasto no productivo. Derrochar los ingresos públicos en favor del sector especulador: he ahí la fuente dinamizadora del programa de privatizaciones”.[43]

La mecánica del capital agio complementa la compra-venta de México. El retiro del Estado de la conducción económica es a favor del capital privado cuya mayor fuerza en el extranjero termina por favorecer a las empresas metropolitanas.

Vendiendo a Pedazos el Pastel. Robándose la venta de los huevos negros

Uno de los procedimientos empleados por la cleptocracia pri-panista para privatizar activos y ganancias líquidas de Pemex ha venido siendo el crear sucursales desincorporadas a la manera como se estila entre entidades capitalistas de Primer Mundo.

Lo sorprendente del caso viene a ser el que desde el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz (1962-1970) apareciera un primer ejemplar de empresa sombra de Pemex, que el 10 de enero del 63 se crea Pan American Sulplus Company Limited, y nueve meses después Pasco Terminals Inc, a 31 de octubre del mismo año. Tan distantes como desapercibidas, permanentemente ocultas en su funcionamiento y dividendos otorgados. Teniéndose que esperar hasta el arribo de los neoliberales para que tal tipo de empresas fantasmas proliferen, acorde con las consignas neoliberales de privatizar las ganancias de Pemex deteriorando su funcionamiento al gravarlo en exceso disminuyendo su capacidad de manutención y generación de infraestructura y creación de valor agregado, deterioro para mayor privatización futura.

Qué con las presidencias de Miguel de la Madrid y de Carlos Salinas, entre 1988 y 1993, se crean otras seis de estas sucursales prácticamente invisibles a voluntad presidencial, tales como PMI Services BV (creada el 31 de marzo de 1988 en Holanda) a la PMI Marine, Limited (constituida el 16 de noviembre de 1993 en Irlanda) y subsiguientes….

En noviembre del 2000, recién llegado Vicente Fox y con él los panistas a la presidencia se inaugura otra filial de Pemex: PMI Petroquímica, S.A de C.V., para que en la administración de Felipe Calderón se agreguen otras dos, en 2011 y 2012. Ya con el retorno de los priístas se promueve el último espécimen aberrante de empresa privada obtenida de la paraestatal pilar de la economía en México: MGI Enterprises US, LLC, fundada el 24 de junio del 2013 en los Estados Unidos[44]

Sucursales que funcionan como empresas fachada que le permiten a la dirigencia (pro empresarial y con ejecutivos que manejan Pemex como si fuese su empresa privada sexenal) paraestatal privatizar unos 9 mil millones de pesos anuales, que son producto de la comercialización del crudo de Pemex Exploración y Producción. En especifico se da la suma de utilidades obtenidas en el 2012 por PMI, cifradas en 9 mil 353 millones 178 mil pesos. Estimación realizada por la Auditoría Superior de la Federación.

Al respecto, Pemex ha dejado claro que los recursos no se integran a la Tesorería de la Federación porque, según la empresa del Estado, no son públicos al ser ‘sociedades privadas’, los recursos que manejan ‘también son de naturaleza privada’. ‘Por lo tanto, quedan excluidos del ámbito de competencia de la Cámara de Diputados’”.[45]

¡Qué manera tan cínica cuan efectiva de proceder a la privatización disimulada de Pemex en efectivo, sus ganancias líquidas! Empresas fantasmas que no son auditadas por la Federación, mañosamente ubicadas en paraísos fiscales y más recientemente en España, aprovechando la legislación laxa y ad hoc que al respecto han promovido en España haciendo de ese país una especie de paraíso fiscal respaldado por el Estado, acorde al dominio del capital agio.

Pasando a ser así España el ‘paraíso fiscal de Pemex’, como Pemex filial PMI Comercio Internacional. Empresa fachada ubicada en Madrid que permite emplear un procedimiento de transnacionalización, desviar más de un billón 200 mil pesos escamoteados al erario, al ser depositados en paraísos fiscales. “El esquema involucra a 21 empresas que Pemex ha constituido desde la década de 1990 en México y en el extranjero, sobre todo en paraísos fiscales, como ‘privadas’ no paraestatales. En total, la petrolera mexicana posee 33 compañías de este tipo (sin oficinas, ni empleados) ciento por ciento de su propiedad, que no rinden cuantas a pesar de manejar dinero público y que cobran comisiones del propio erario”.[46]

Trasladadas de las Islas Caimán a Madrid a fines de mayo del 2014, con total sigilo, propio de ser una operación fraudulenta, tan es así que a seis meses de haberse efectuado, “aún no se reporta en la sección de filiales de la página electrónica de petróleos Mexicanos”. Ni en los boletines de prensa que emite la Gerencia de Comunicación Social de la paraestatal mexicana.

Oficialmente Pemex Gas y Petroquímica Básica es dueña de las MGI. Tratándose de empresas como PMI Holdings petróleos España, SL (PMIHPE); Pemex Internacional España, SA; PPQ Cadena Productiva, SL; PMI Field Management Resources, SL; Mex Gas Cogeneración, SL; Mex Gas Cogeneración, SL; Mex Gas Internacional, SA; MGI Supply; MGI Trading; y MGI Enterprises. “De estas destacan las últimas cuatro, pues cambiaron de residencia del paraíso fiscal de islas Caimán a esta capital…”.[47]

Que para estar a tono con la decadencia de la modernidá en España promulgaron el Régimen Fiscal Especial para Entidades de Tenencia de Valores Extranjeras, similar a las disposiciones habidas en Holanda, Bélgica, Suiza, Dinamarca, Suecia o Irlanda, adelantados en estos prodigios de desaparecer los dineros públicos o salvarlos de pagar impuestos para multiplicar las ganancias privadas.

Auténticos paraísos fiscales bajo cobertura de gobiernos prevaricadores capaces de atraer al mejor postor e impostora a que ubique en su territorio empresas semi clandestinamente, contándose con su generosa gratificación personal. Auténticos mercados desregulados y anónimos, inducidos por megaempresas y holdings de poderosas corporaciones transnacionales practicantes del capital agio.

Es el caso de una empresa fantasma de Exxon Mobil, “la Exxon Mobil Spain. SL, la cual contabilizó un beneficio de 4 mil 573 millones en 2008 y 5 mil 333 millones en 2009, pero no pagó ninguna cantidad por impuesto de sociedades, e incluso declaró una base imponible negativa de 1.5 millones en 2009 / Tras conocerse estas prácticas abusivas para evitar la tributación, y coincidiendo con la limitación de la deducibilidad de gastos financieros, Exxon Mobil Spain SL fue absorbida el 7 de agosto de 2010 por Exxon Mobil Luxembourg Investments, BV, domiciliada en Breda, Países Bajos”.[48] Todo un tinglado de entramados evasivos para que las megaempresas se escondan sin tributar a sus respectivos fiscos y en función de incrementar sus ganancias por miles de millones de dólares y/o euros.

Así tenemos que manejándose un procedimiento de triangulación con los ingresos de Pemex, preferentemente por su venta de crudo, es desde una oficina en Madrid que se ordenan las transacciones financieras derivadas y colaterales, viniendo a ser casi el total de lo manejado al elevarse al “99 por ciento de ingresos que obtiene el Grupo PMI por la venta del crudo mexicano en los mercados internacionales”. Fungiendo la oficina en Madrid como central que controla el resto de filiales.

Once compañías que junto con la central en el 2012 registraron un ingreso por 1 billón 184 mil 518 millones 676 mil pesos. “De ese total, PMI Comercio Internacional concentró el 52 por ciento: 616 mil 788 millones 901 mil pesos; PMI Trading, empresa de la cual PMI Holdings Petróleos de España posee el 39.8 por ciento: 471 mil 879 millones 809 mil; PMI Norteamérica, el 8 por ciento: 95 mil 354 millones 496 mil pesos / En el esquema de triangulación de los recursos petroleros hacia paraísos fiscales, la relevancia de la oficina madrileña radica en que se trata de la única representación de la petrolera mexicana en el Continente Europeo. Y es precisamente en ese Continente donde el Grupo PMI estableció su tesorería centralizada: desde diciembre de 2010, la bolsa común de las principales sociedades unimembres quedó en manos de la holandesa PMI Holdings”.[49]

Triangulaciones que de México pasan por las Islas Caimán, lo mismo que por Luxemburgo y Holanda teniendo ahora en Madrid su central de control, haciendo el efecto del ‘Triángulo de las Bermudas’, desaparecer el dinero del registro público, sin que en realidad, por supuesto, la llave del mundo se desvanezca, sino que filtrado en instituciones monetarias oscuras queda expedito para su aprovechamiento particular.

Trátese del Pemex controlado por una tecnocracia que además es cleptómana, la que con singular alegría propia de vendepatrias re colonizados, procede a perder una millonada en su asociación con Repsol, no dejando, tras de su separación de seguir invirtiendo en España un capital similar al perdido, adquiriendo un astillero en Vigo y construyendo un gasoducto en la Coruña. La recolonización para con las Españas se reconfirma.

El fracaso de las relaciones establecidas entre Pemex y Repsol puede representar una pérdida de capital estimada en unos 55 millones de euros. Un fracaso total que involucra pérdida de dinero empleado en la compra de acciones, así como el pago de intereses a prestamos concertados con tres bancos europeos, con intereses a tres años liquidados para la compra de acciones a un costo de 20.1404 euros por cada una. Habiendo sido la ‘holandesa’ PMI Holdings la que concertó los créditos por 802 millones 60 mil euros en septiembre del 2011 con Credit Agricole Corporate and Investement Bank, Natixis y HSBC Bank, empleando el procedimiento de empeñar los propios títulos de la petrolera española, por 57 millones 204 mil 204 acciones, correspondientes al 4.6 por ciento de su capital social, garantizando así PMI Holdings la cobranza. Los bancos no pierden, Repsol no pierde, Pemex fracasa, México sí que pierde un dineral que no se puede dar el lujo de desperdiciar en un país que está siendo sumido de manera progresiva en la pobreza por estas políticas desconsideradas. Cuando que los montos erogados que incluyen el costo neto de las acciones más las comisiones por corretaje se elevaron a 1 mil 156 millones 497 mil euros y un millón 954 mil euros, respectivamente.[50]

La dirigencia panista de Pemex argumentó que el propósito de la asociación con Repsol era para obtener tecnología de punta y una capacidad de refinación cercana a los 800 mil barriles diarios, una ‘alianza estratégica’, a decir del entonces gerente incrustado en Pemex, Suarez Coppel, nada de lo cual se obtuvo, pero sí erogaciones sin ningún beneficio para México, si acaso los felizmente neo colonizados pueden estar satisfechos de contribuir al rescate a ciertas industrias gallegas con dinero que corresponde al tan necesitado gasto público en México.

La ‘inversión’ total, el desembolso gastado en la aventura con Repsol superó los 1 mil 200 millones de euros, para cuando hacia el 2012, Repsol, afectado por la nacionalización de YPF en Argentina veía como disminuían sus acciones, y Felipe Calderón maldecía la decisión tomada por Cristina Fernández viuda de Kirchner; se les cayó el negocito a los panuchos al disminuir el valor por acción de Repsol a 15.3 euros, de 23.7 detentado hacia el 2011, y con ello el valor de inversión de Pemex y sus holdings decrece en 18 mil 411.6 millones de pesos con relación al registrado el 31 de diciembre de 2011.[51]

El Pemex manejado por la tecnocracia PRI-PANISTA procede formando redes empresariales que encuentran en los paraísos fiscales el lugar preciso para evadir al fisco, a semejanza de las siete hermanas fusionadas, pero el caso de Pemex viene a ser más calamitoso, puesto que se trata de una empresa pública, baluarte de la economía mexicana. Tal y como nos lo tiene que decir un especialista español: “Pemex es una empresa pública: ¿cómo puede tener filiales no controladas? Es una aberración ¿Cómo puede fraccionar el beneficio para eludir el cargo de impuestos en un determinado lugar? ¿Cómo se puede permitir? Eso directamente tendría que verlo el parlamento [mexicano] y meter en la cárcel a toda la cadena de mando: a los que lo han hecho y a los que lo han permitido’, opina”.[52]

¿Cómo? Con el dominio absolutista del Salinato y sus sucesores manejando hábilmente la pseudo democracia en la que el Partido y su adlátere panista obran a la limón, moviéndose con subterfugios en los amplios sótanos de la corrupción que en México es una constante, manejo de fondos públicos que escapan al control del poder legislativo y judicial, por no decir al de las farsas de contralorías que el propio régimen instaura y controla.

Cuando que para indagar a fondo en estos fraudulentos cuan furtivos procederes se requeriría de un otro Congreso, no del que tenemos dominado por el PRI-PAN y Verde ‘Ecologista’, más los chuchos perredistas que conforman actualmente la mayoría de vendepatrias, serviles servilletas de la enajenación del recurso más preciado, entregado a… (???)

Los beneficios de la exportación o sobre todo de la importación de gas a México son del orden de los 38 mil 359 millones de pesos anuales, a revisión de cuenta hecha por la Auditoría Superior de la Federación en el 2012.

Siendo el Grupo PMI el que se dedica principalmente a exportar crudo que produce la subsidiaria Pemex Exploración y Producción, así como a importar productos petrolíferos y petroquímicos: “El capital que ha manejado por estos conceptos durante más de 2 décadas asciende a, por lo menos, 1 billón 191 mil millones de pesos anuales, de acuerdo con la auditoría 12-1-18T41-02-0007, practicada por el máximo órgano de fiscalización al Grupo PMI y hecha pública en febrero de 2014. Además, a nombre de Pemex dicho consorcio contrata deuda e invierte parte de sus dividendos en acciones de compañías privadas / Antes de que una parte sustancial, pero no total, ingrese a las finanzas públicas de México, la suma de estos multimillonarios recursos pasa por las cuentas bancarias de al menos 14 de las 21 compañías, protegidas peor el secreto bancario de los distintos países donde residen”.[53] La magia de la secrecía bancaria les garantice su muy privada y sacrosanta ganancia, inmune a cualesquier molesto ajuste de cuentas público.

Tan sólo en la docena trágica comandada por el PAN los obsequios de crudo a los EUA representaron una merma por más de 8,600 millones de dólares, cantidad que deja de percibir un erario al que no le alcanza ‘chamacos y chamacas’ para reinvertir en la ‘gallina que pone los huevos de oro negro’, por tanto, nos vemos obligados a solicitar el financiamiento externo; porque Pemex por sí solo no puede producir la industria avanzada que se requiere para realizar perforaciones en aguas profundas. El ‘tesorito’ que tenemos se lo tenemos guardado a nuestros socios (amos) y buenos vecinos que muy amablemente nos prestarán ayuda para extraerlo de las profundidades del Golfo de Texas. ¡Y ya nos chamaquearon!

Desatender de manera intencional el desarrollo industrial en Pemex fue la estrategia que hoy rinde lo predeterminado, incapacidad en equipo de perforación de punta requerido para realizar la extracción en mar abierto, cuando que incluso en Brasil, otro país afectado por la política entreguista, la corrupción y el sabotaje, al menos se han preocupado por generar su propia industria extractiva, lo que en el México de los cipayos pri-panistas es un imposible decretado por default, toda vez que se asume de manera cegada y sesgada una política subordinada que no hace por el desarrollo industrial. El auténtico.

Además, el gobierno de políticos adoctrinados en la dependencia procedió a desmantelar infraestructura y a despedir mano de obra calificada e ingeniería creativa argumentando que no había ‘materia de trabajo’ para ellos, cuando que el que había se le estaba entregando a particulares, toda vez que procede el desmantelamiento, la carencia de invención de equipos nuevos y el despido del personal calificado. Pues entonces sí, vengan los acuerdos de la extracción del petróleo en aguas profundas. Sí, del ‘Tesorito en el Golfo de Texas’, perdón, de México, lo que conduce a que sean las muy bien capacitadas y financiadas grandes empresas anglosajonas-holandesas (big oil) las que se encarguen de extraer, refinar y comercializarnos el Tesorito, concediendo un discreto pago por ello.

Uno de los propósitos cardinales de la fragmentación de Pemex que ya en sí implica una privatización subrepticia viene a ser el facilitar procedimientos de triangulación merced a los cuales se proceda a enajenar el crudo mexicano a favor de extranjeros y particulares mexicanos.

Recurriendo a un esquema de reducción de ingresos empleando ‘ajustes de precios por competitividad’, artilugios y tecnicismos empleados para que se efectúen, “los pagos por contraprestaciones a favor de sus propias empresas privadas, encargadas de vender el crudo y cobrar las fracturas / Así, el precio fijado públicamente para la mezcla mexicana de exportación va perdiendo varios millones de pesos durante el proceso de venta de cada cargamento. Tan solo las depreciaciones por ‘competitividad’ establecen decrementos que van de 1 centavo de dólar a 3 dólares por cada barril, aunque el máximo permitido es de 1.9 dólares por barril exportado (Contralínea 253, 2 de octubre de 2011)” / Si los descuentos se fijan en ese máximo permitido, la pérdida para el erario ascendería a 2 millones 369 mil 300 dólares al día: en cada jornada, PMI Comercio Internacional vende 1 millón 247 mil barriles de crudo promedio. El detrimento podría superar los 864 millones 794 mil 5000 dólares al año, como la ha informado este semanario”.[54] Una friolera de millones de dólares ‘perdidos’ a propósito.

Más que de una triangulación, los procedimientos realizados con la venta de hidrocarburos extraídos por Pemex ‘administrados’ en las filiales, pasan a ser como su traslado por laberintos y cajas oscuras que permiten hacerlos perdidizos y multiplicar con intereses los cobros, así como la concesión invisible a transnacionales, empleando las instancias y artilugios que el mercado de dineros permite y hace funcionar ex profeso, diseñada para escamotear y/o multiplicar los dineros públicos pasándolos por ‘paraísos fiscales’, cielos del dinero ilegítimo.

El traspaso de funciones y el traslado de los contratos y comprobantes de venta, sus pagos, re pagos y re-contra-pagos, por filiales y bancos o bolsas funcionan como el laberinto en el que en cajas oscuras, a la manera de una prestidigitación burocrática hace desaparecer los ingresos petroleros de la cuenta pública.

La trama diseñada por Pemex Finance concentra los fondos sobre los derechos de cobro adquiridos de las cuentas por cobrar elegibles; retiene mensualmente de la cobranza de los clientes designados el margen de ganancia del 0.006 por ciento destinado a PMI Services; y realiza los pagos de capital de la deuda de emisión de bonos, con las cuentas por cobrar elegibles no destinadas a la recompra de nuevas cuentas generadas por PMI Comercio Internacional / Pemex Finance es un vehículo financiero constituido el 18 de noviembre de 1998, como sociedad de responsabilidad limitada bajo las leyes de las Islas Caimán. En la actualidad su único accionista es The Pemex Finance Trust, un fideicomiso de beneficencia pública constituido por BNP Paribas Private Bank & Trust Cayman Limited / Aunque su capital social autorizado fue de sólo 1 mil dólares, las operaciones que realiza son multimillonarias. Tan sólo en 2009 Pemex Finance operó el 87.7 por ciento de los 341 millones 672 mil barriles de petróleo crudo Maya y Altamira que México exportó. Así, el ‘programa de financiamiento estructurado’ permitió a esa empresa adquirir el derecho de cobro de cuentas de 12 clientes designados, por 18 mil 951 millones 274 mil dólares, equivalentes a 247 mil 479 millones de pesos”.[55]

La aberración máxima realizada por los tecnócratas radica en crear empresas privadas con dineros públicos, y con ellas arrebatarle aún más los ingresos del energético vital del que en buena medida viene subsistiendo este país.

Privatización disimulada de Pemex creando filiales y apropiándose de porcentajes desconocidos de los ingresos que constituyen la principal entrada de dólares a este país subdesarrollado que como tal requiere para pagar cuantiosas cuan onerosas importaciones. Pasando a ser un crimen latricida para con el pueblo de México sin que éste se entere o reaccione.

El ‘tesorito de las aguas profundas’ se lo tenían reservado a los mejores postores. Felipillo se encargó de empeñarlo ante el mismísimo de Barack Obama. Poco antes de hacernos el favor de abandonar la Presidencia, en lo que se denominó: Acuerdo Relativo a los Yacimientos Transfronterizos de Hidrocarburos en el Golfo de México, por el que se compromete el 50% del restante hidrocarburo que le queda a la Nación.

Asegurándose tener certificados unos 283 mdb de petróleo crudo y reservas con un 10% de certidumbre por unos 822 mdb. “De 2000 a 2011, la subsidiaria Pemex Exploración y Producción destinó unos 50 mil millones de pesos a la exploración, perforación de pozos y adquisición de información sísmica en la zona petrolera denominada Golfo de México Profundo, refiere el boletín 19/2012. En esta se calcula recursos prospectivos por 29 mil 500 millones de barriles (…) México cuenta con mapas elaborados durante los dos sexenios panistas respecto de las reservas prospectivas en las cuatro regiones que limitan con Estados Unidos: Delta Rio Bravo, Franja de Sal Alócotona, Cinturón Plegado Perdido y Planicie Abisal. Entre otras cosas, las cláusulas de confidencialidad que se establecen en el Acuerdo podrían ocultar el uso que darán los funcionarios del gobierno federal a esta información”.[56]

No pudiendo quedar mal con sus próceres, los panuchos se esmeraron en cuantificar el Tesorito para dejarlo listo, con moño puesto para su subsiguiente entrega, que para eso la concertacesión es una continuidad infalible. De cierto que el legado que dejaron los panistas con su decena trágica, dejaba la comilona lista con todo y postre.

Calderón se despidió de la presidencia autorizando la constitución de dos nuevas filiales de Pemex, que no de la refinería que anunció; nuevas empresas fantasmas creadas para manejar los contratos integrales, con los cuales la paraestatal concede a la iniciativa privada la exploración y explotación de los recursos energéticos en campos maduros.[57]

Para cuando Pemex se desangraba con millonarias pérdidas anuales ocasionadas por el increíble extravío de más de 70 mil barriles diarios de petróleo durante el 2012. “Especialistas en la materia coinciden en que tan recurrentes anomalías no pueden ser posibles sin la participación directa de personal de operación, distribución, almacenamiento y ventas, siendo en la mayoría de los casos funcionarios de segundo nivel, pues los altos directivos de la paraestatal se reservan para ellos el manejo de multimillonarios contratos que otorgan en la mayoría de las ocasiones a empresas transnacionales que , como sucede en el sector eléctrico, se han ido adueñando de manera paulatina y silenciosa de las diversas áreas de Pemex”.[58] No podía ser de otra manera con los neoliberales; el Petro Club también se privatiza y se vuelve exclusivo de una membrecía de élite de pisos elevados en la Torre de Pemex, siendo gerentes ejecutivos quienes administran la venta de la patria para beneficio particular, incluidos ellos, estando por saberse quienes son los ganones de más arriba. Cabe hacer la acotación de que en los artículos de Contralínea citados y en otros más alusivos al tema, los reporteros solicitaron la opinión al respecto de las autoridades de Petróleos Mexicanos sin obtener respuesta alguna.

Terminando el sexenio de Felipillo se incrementó el drenaje de crudo hasta alcanzar un 32% de pérdidas, casi 81 mil barriles diarios: “¿Los costos? Estiman los especialistas que si tomamos en cuenta un promedio de 70 mil barriles diarios de pérdida, los mismos sumarían al mes nada menos que dos millones 100 barriles, cuyo valor se estima en unos 226 millones 884 dólares….., la pérdida anual al patrimonio del país es de 2 mil 722 millones 608 mil dólares, que a un tipo de cambio de 13 pesos por dólar nos daría un total de 35 mil millones 904 pesos”.[59]

Hay que tener en mente que Felipillo aseguro la presidencia siendo secretario de Energía, pues en tal funcionamiento dio muestras ante los interventores gringos de estar dispuesto a incrementar las concesiones concernientes al traslado del crudo y gas a modo…

Paralela a la pérdida de barriles se dio en el segundo sexenio de la docena trágica la pérdida en tribunales con el concerniente pago multimillonario de indemnizaciones, lo que fue una constante aunada a casos de descarada corrupción semejantes a los semejantes…, el continuo de siempre, agravado porque el mocherío blanquiazul se rasgaba las vestiduras cuando los priístas ordeñaba Pemex, pero ellos en Palacio de gobierno contrajeron la misma maldición…, y fueron por más.

Los ejemplos abundan: “Durante su sexenio, por ejemplo, Pemex ha debido pagar a empresas como el Consorcio Proyecto Cadereyta, aliada con la compañía coreana SK Engineering y con la alemana Siemens, 311 millones 178 mil dólares, por la supuesta reconfiguración de la Refinería Héctor Lara Sosa, de Cadereyta, Nuevo León, cuyos trabajos nunca se concluyeron, operando la planta sólo a una sexta parte de su capacidad total. No obstante, los abogados de la paraestatal perdieron el pleito”.[60] Tal cual es la constante en la praxis sistémica que el capitalismo establece, el Estado, el gobierno debe perder ante los particulares en los pleitos judiciales como en los negocios, y más aún en el caso de una empresa como Pemex, una paraestatal en manos de sabandijas que lo operan a la manera privada.

La administración en curso, dados los apremios de la ‘necesidad estratégica que tiene el Tío Sam, además de la droga, su adicción irrefrenable por los hidrocarburos, lo lleva a ir incrementando la presión y las actividades punitivas en aras de conseguir la droga que reproduce la american way of life.

Cuando en el PRI de los junior, y de la mano de dos operadores de larga data dentro del Salinato, Patrón y Beltrones, de entrada aceleran la enajenación petrolera, llegando a concretarse lo que desde la firma del TLC estaba en cierne. Pues si Felipillo Calderón terminó su función depredadora creando dos filiales fantasmas, Quique Peña la inaugura con otras dos, para no desentonar y mostrarse en fila con el proceso acelerador.

Con el mismo impulso y el viento a favor no terminaba de transcurrir el primer año del retorno relevo priísta y ya se habían creado estas otras dos filiales de Pemex para llegar a ser 33 empresas fantasmas acosta del erario y para potenciar la ganancia privada.

Procediéndose a concertar asimismo en este breve lapso una asociación al 50% con 2 compañías privadas: Mexichem y Sempra Energy (Mexichem es propiedad de Antonio del Valle, ex-dueño del Banco Vital).

PPQ Cadena Productiva se establece en Madrid. MGI Enterprises, US LLC en los Estados Unidos, mientras que Sempra y Mexichem se avecinan aquí en México. Presentándose como SA de carácter privado, exentas de escrutinio público.

Pemex Corporativo se asume como “propietario directo e indirecto de 17 de esas 33 Empresas, 14 de las cuales son operadas por PMI Comercio Internacional. Otras cinco son de Pemex Explotación y Producción, y las 11 restantes, de Pemex Gas y Petroquímica Básica / A través de esas compañías privadas, la mayoría sin oficinas ni empleados., Pemex maneja más de 1.2 billones de pesos anuales, producto de la venta de crudo en los mercados internacionales, sobre todo en Estados Unidos (Contralínea 413)”.

Haciéndose notar que a la ‘española’ PPQ Cadena Productiva le fueron trasladados 2 mil 993 millones 531 mil 123 pesos (173 millones 89 mil 69 euros) del erario de la filial Pemex Petroquímica, para posteriormente transferirle otros 21 millones 946 mil 24 pesos (1 millón 269 mil 290 euros) de Pemex Corporativo, a través de la filial PMI Holding, BV.[61]

La suma de estos dineros va a dar a Mexichem como coinversión a emplearse en el Complejo Petroquímico Pajaritos (Veracruz), recién privatizado, creándose Petroquímica Mexicana de Vinilo, SA de CV. Planta creada para elaborar etileno, monómero de cloruro de vinilo, entre otros derivados de petróleo, ubicada en Coatzacoalcos.

Oficialmente el Complejo Pajaritos se ‘desincorporó del dominio público’ (manera ‘elegante’ de decir, se privatizó) a 30 de julio del 2013 mediante decreto presidencial, obteniendo Mexichem el 56% de las acciones. Y de inmediato se hace sentir el cambio en el trato amable que la IP tiene para con sus trabajadores, ‘así México pasa a tener más y mejores empleos’ informaría el Pelele de los Pinos.

Cuando que los nuevos dueños, como buenos patrones acostumbrados a explotar a sus empelados, proponen de entrada un nuevo contrato recurriendo a presiones “y amenazas –algunas cumplidas- de no otorgarles sus derechos contractuales (préstamos administrativos, sindicales, fondo de ahorro, vacaciones, permisos, ascensos, servicio médico). Los hechos, detalla, fueron denunciados ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, misma que se declaró incompetente al considerar que se trataba de un convenio entre privados”.[62] ‘Bienvenidos a un mundo mejor en manos del empresariado emprendedor, obrando por un México más próspero y más justo’. Lo de menos vine a ser que con esta concesión gubernamental a un empresario privado se violen derechos y garantías de los trabajadores y se entregue la infraestructura creada por el Estado con gran esfuerzo en ganga para que los de la privada iniciativa las exploten a destajo.

Y las preguntas son ¿quiénes y como vienen manejando esta ingeniería de drenaje de los ingresos de Pemex? Y ¿quiénes y en qué cantidades se apropian de los dineros que pertenecen a la Nación? No hay quién llegue a ese nivel de secrecía a informar cómo se saquea al país impunemente…., y sumando.

¿Serán estos parásitos la auténtica ‘escoria ladrona ‘que carcome a México propiciándole un futuro de miseria?

El Retorno a lo Mismo de los Originadores y Reforzados

Es el PRI de siempre el que pasando por el interregno del PAN retorna por sus fueros para seguir haciendo lo mismo, el Partido preponderante, intensamente corrupto y hacedor decimonónico de la política neoliberal acorde con su transformación tecnocrática perpetrada durante el Salinato.

La entrega al PAN permitiendo el interregno sin complicaciones ni traumas, se da en razón de que los Pri-tecnócratas han de comportarse acorde con los protocolos de la neo-modernidad para que su transfiguración fuese todo un éxito, aplicando el bipartidismo propio del modelo estadunidense, permitiendo que su rival de antaño -no tenido ya en su transformación por el partido de la reacción, sino su aliado- ocupara la dirigencia, bien cumplidos con asegurar de esa manera que el liberalismo a ultranza se afianzara en México como antes los priístas habían solidificado el Partido hegemónico sin más que una oposición decorativa e impotente.

La prueba del fracaso panista con su docena trágica estaba más que contemplada en el guión, desastre del partido comparsa neoliberal sin que se comprometa asegurar la continuidad de la política macroeconómica pro empresarial que no resulta alterada, los gobiernos partidistas se pueden desgastar, pero la política económica neoliberal se mantiene incólume. Pasándose del régimen de partido hegemónico a uno de sistema dual que garantiza la perpetuación del capitalismo a ultranza con ficción de cambio. Y aquí estamos, en una ruta sin salidas, limitándose a seguirla hasta la catástrofe.

Y así vamos en pleno deterioro continuo e insuperable de la marcha del capital periférico cada vez más subordinados, cada vez más dependientes del exterior. Para cuando el mantenimiento del status quo está asegurado en relación a la misma dependencia tenida para con el poderoso vecino del norte. Los gobiernillos de tecnócratas y peleles cuentan con la aquiescencia otorgada por default por el establishment, radicando en ello su principal garantía, mientras cumplan con la labor de ser gerentes del capital en el tráfico que se efectúa bajo las condiciones que han quedado establecidas en el TLCAN. Hidrocarburos y minerales junto al pago de la deuda garantizados, más irrestricta apertura al capital extranjero; imperativos cumplidos…, garantía de continuidad.

Patrón de dependencia asegurado, teniendo en la virulencia que ejerce el crimen organizado, actuando como distribuidor obligado hacia el mercado preferente del consumo de estupefacientes, la presencia de uno de los frankensteins que el imperialismo USA requiere como enemigo a modo para acrecentar la presión a los gobiernos mexicanos.

Desde luego que la remodelación modernizante de México no tenía por qué implicar la mejora de la economía nacional, sino todo lo contrario, dado que el capitalismo a ultranza, con su modelo de época llamado neoliberal, es un sistema de dominio político económico pro capital privado concentrado, pro consorcios monopólicos transnacionales, así funciona en franco favor de la acumulación superlativa de capitales en holdings configurados para realizar una captación multisectorial en el uno por ciento de propietarios y tenedores de acciones, que pueden ser pocas, pero mejor para ellos, con pocas acciones controlan mega corporaciones capitalizando las ganancias cual si fueren propietarios únicos, fabricando las mercancías más redituables y poniendo énfasis en obtener la ganancia khremata en los mercados monetarios.

La progresión sexenal del Régimen neoliberal impuesto en México con la ola neocolonial que se impulsa desde el Norte, incluyendo la avalancha de ‘chicago bueyes’ alcanzando los puestos preponderantes en las Secretarías de Estado que comandan la política económica nacional, como se hace ver en esta serie de artículos, capitalizando dos años críticos que se producen al final de los dos últimos sexenios del PRI-Nacionalista, propiciando su ruptura-fracaso-apertura, dando paso al nuevo régimen pro-capitalista, pro-empresarial, pro-control absoluto del Estado por funcionarios que operan como gerentes empresariales, aplicando las medidas macroeconómicas planificadas por econometristas neoliberales en universidades usamericanas que fungen como colegios de indoctrina(miento), teniendo por centro originario a la Escuela de Economía (sic) de la Universidad de Chicago.

En este país, con la entrega de la Presidencia otorgada por Jo.Lo.Po a Miguel de la Madrid se instauran los regímenes neoliberales (como ya vimos en el artículo pasado Pepe Pillo terminó por arrepentirse), a casi diez años del pinochetazo en Chile, promoviéndose como el modelo adecuado a seguir sin más, aprovechándose el dominio presidencial heredado del anterior régimen y por extensión de la hegemonía del Partido de Estado, el que pasa a ser empleado con la operatividad de los tecnócratas, cambiando drásticamente la política económica con una implementación artera y decimonónica, ofertada como la salida del atolladero, la reconversión industrial, la proyección al Primer Mundo.

Miguel de la Madrid contempló cómo las medidas drásticas de reconversión ofertista-monetarista anti inflacionaria, ligada a la privatización pro adelgazamiento del Estado obeso, no propiciaban mejora alguna a la economía, sino todo lo contrario. La supuesta des petrolización de las exportaciones, podía ser una alternativa insuficiente, con el incremento de partes y refacciones a producirse en maquilas preferentemente ubicadas en la frontera norte, industrialización de periferia que no daba para mucho, mera inserción en la producción en cadena de empresas metropolitanas aprovechando la oferta de trabajo a muy reducidos costes comparado con el pago al obrero en los Estados Unidos o en Canadá.

Tal y como lo señaló Jo.Lo.Po, a Miguel de la Madrid le secuestraron la voluntad desde un principio, los dos agentes intromisores del neoliberalismo en México: el calvito de Harvard y el franchute de Stanford. Y a mediados del sexenio, con uno a modo en la Secretaría de Hacienda, tal dúo dinámico, promotor del Primer Mundo, procedieron a implementar sin obstáculos las transformaciones requeridas en las instancias administrativas del Estado y del Partido, para emprender sin restricciones la política pro capital privado.

La que llegarían a concretar ya durante el sexenio en que CSG ocupó la Presidencia de manera espuria. Es entonces cuando se delinea y establece a plenitud las medidas, leyes, contrarreformas, los proyectos pro libre empresa, insertados en la médula de las estructuras y en el ordenador de las instituciones, el funcionamiento tecnocrático bajo la pragmática absolutista del ‘no hay otro camino’, no hay otra manera de salir de la crisis sino efectuando correcciones estructurales monetaristas. Salir de la crisis y proyectarse hacia el Primer Mundo, así se vendió la implementación del liberalismo a ultranza, la solución a nuestros problemas seculares.

Siguiendo al píe de la letra las recetas del FMI-BM. El México de Salinas se convirtió en el mejor alumno aplicando el ‘Consenso de Washington’, con el sector productivo entregado al empresariado se re orientó a realizar las exportaciones requeridas por el mercado septentrional, sin superar el requerimiento de mayores importaciones para exportar productos manufacturados, sin dejar de predominar la venta al extranjero de productos primarios, bajo la reprogramación más estrictamente apegada a los requerimientos metropolitanos.

Cuando que la deuda externa no deja de sangrar la economía y el petróleo no deja de trasladarse al Norte a un precio preferente para el cliente consentido; procedimientos de la reconversión neoliberal aplicados con esmero por funcionarios incondicionales coludidos, procurando el funcionamiento adecuado y cumplidor de los propósitos básicos para los que fueron promovidos por el establishment usamericano.

Los sectarios tecnócratas tienen en Salinas por sobre De la Madrid al hacedor de la política económica neoliberal, programada de manera subordinada con la conexión establecida con los patrones norteamericanos e impulsada eliminando alternativas para establecerla de manera perdurable, arraigada en el marco institucional del Estado mexicano aplicando tanto reformas constitucionales como su implementación con el TLC, así como procediendo a eliminar del Partido los viejos cuadros nacionalistas, supresión de las fuentes críticas en universidades e institutos de investigación, con total supeditación a los parámetros y paradigmas neocoloniales, aun y cuando, cual mejunje de un país subdesarrollado, maquillando su reformismo pro capital privado de ‘liberalismo social’, no dejando de ser buenos chicago boys que ponen en práctica las lecciones aprendidas en Harvard-Yale, el MIT, Chicago y Stanford.

El cambio generacional al interior del Partido y la exclusión de los elementos nacionalistas apuntalaron la secuencia irrompible sexenal del proyecto neoliberal, sobre todo después del asesinato de Luis Donaldo Colosio y la sustitución con Zedillo, pues este egresado de Yale pasa a ser el más tecnócrata entre los tecnócratas aplicador de las medidas decimonónicas del proyecto neoliberal rescatando el barco que zozobra al principio del sexenio, aceptando el ‘rescate de Washington’ que encausa aún más la dirección gubernamental por los lineamientos convenientes a los intereses estadunidenses.

De tal manera que para el cuarto gobierno de la etapa, aun y cuando llega a la presidencia un empresario neo panista egresado de la Coca Cola, no se requiere que fuese el tercer tecnócrata para seguir aplicando al pie de la letra la política económica ya preestablecida que ha de seguir funcionando en automático por los derroteros ya trazados desde el Salinato, eso sí, desembocando en su propósito central, un gobierno de empresarios por empresarios para disfrute del empresariado.

Lo mismo vale para el siguiente sexenio y segundo del PAN al hilo; un abogado derechista, acostumbrado a servir los intereses de la burguesía resulta un buen relevo en la continuidad neoliberal, imponiéndolo con un fraude electoral para seguir aplicando en automático el vuelo de los designios monetaristas pro privatizadores, pro modelo de exportaciones y pago de la deuda, con la agravante de que le fuera declarado la ‘guerra al crimen organizado’ para cubrirse las espaldas por ser un Presidente entronizado por un fraude electoral, pudiendo implementar operativos policiacos militares de fondo falso, pues más que tratar de combatir a la delincuencia organizada se da lugar a que los militares pasen a intervenir en prácticas de índole policiaco-represivas en las que el linde entre lo criminal y lo civil es un espejismo y con la agravante de que se procede a aceptar la participación de agentes estadunidenses en este falso cuan doble propósito.

El retorno del priísmo con el enésimo fraude electoral que incluyó además de los acostumbrados chanchullos la compra masiva del voto, estaba más que programado por la concertacesión acordada y realizada desde el Salinato, viniendo a ser elegido un delfín del Grupo Atlacomulco, que como Sobrino del Tío y ahijado de la poderosa estirpe de líderes y ex gobernadores del estado de México, ‘llegó para cumplir la profecía’, logrando lo que sus más calificados y ambiciosos antecesores no pudieron. Cuando toda alternativa al interior del Partido está vencida y la oposición externa es incapaz de superar los fraudes pre consabidos, dado el control de las elecciones por el propio aparato de Estado que las califica, haciendo caso nulo del proceder fraudulento del Partido, cuya maquinaria programada para ejercer todo tipo de alquimia electoral se reactiva, mostrando sensibles progresos en el arte de aumentar los votos a favor y decrecer los del contrincante, lo que aunado a la desinformación que el Duopolio ejerce durante las campañas, en y después de los comicios, resultan armas contundentes para realizar y hacer aceptar los mega fraudes, contando además con el apoyo del partido cómplice y aliado y su bachichas (PAN, Verde ‘Ecologista’, Panal).

Pues Quique Peña viene a ser el delfín ahijado y prohijado por dos grupos de poder que dominan a México, junto a un tercero y cuarto. El ya mencionado Atlacomulco y el que se agrupa en la dirigencia consultiva de Televisa; dirigencia encabezada por Azcárraga Jean, pero no de manera absoluta, sino admitiendo la participación de otros capitostes que se incluyen en este poderoso complejo publicitario como consejeros y/o accionistas, como tales pertenecientes a holdings en que los principales empresarios tienen presencia en las principales empresas.

Incluyéndose en el Consejo de Administración a Pedro Aspe Armella, quien tras de ser secretario de Hacienda con Salinas pasó a ser, a la manera del sistema gabacho, prominente hombre de negocios y/o representante de influyentes firmas, así presidente y director en el fondo de inversiones Evercore Partners, pasando a integrarse al Consejo de Administración de Televisa en abril del 2003, coadyuvando a su expansión y proyección en negocios de aviación comercial e inmobiliarios.

Aspe fue presidente de la línea aérea de bajo costo, Volaris. El 16 de julio de 2010, Televisa e Imbursa vendieron su parte accionaria (25 por ciento cada uno) en esta empresa. El negocio fue bueno para Televisa: su inversión inicial fue de 49.5 millones de dólares y obtuvo 80.5 millones de dólares por la venta de sus acciones”.[63]

Lo que indica como el grupo Televisa deviene en una empresa multisectorial que pasa a convertirse en un grupo de poder estratégico, pilar y a su vez beneficiario dilecto con la implementación de las políticas neoliberales que favorecen al empresariado desde aquel comienzo efectuado hacia 1984 cuando se constituye ‘Libre Empresa S.A con el propósito de adquirir todas las empresas propiedad del Estado…’,[64] tal y como lo denunció en su momento Manuel Buendía, el régimen pro empresarial les ponía en bandeja de plata a prominentes hombres de negocios la miscelánea de empresas rematadas a buen precio para que se despacharan con la cuchara dorada.

Y el entrelazamiento entre la administración gubernamental y Televisa se establece acorde al desenvolvimiento del Estado neoliberal-pro empresarial, procreando una simbiosis como consecuencia lógica de la persecución de fines paralelos que llegan a integrarse.

La programación neoliberal tiene su programación consecuente en la Televisión que concentra como escaparate preferente la publicidad y mercadotecnia de las principales empresas operando en el país, así difusor propagandista del comercio-consumo inherente a la ideología del supermercado modeladora de la mentalidad cautiva del teleauditorio.

Relación en la cual un tipo como Aspe Armella que desde su directiva en el sexenio impulsor del neoliberalismo, con el enlace entre Protergo y Televisa, prosigue la línea vinculando las dos esferas predominantes del Estado acorde con las directrices por la administración salinista delineadas y remedadas hasta el actual ocupante de los Pinos, sus auténticos seguidores y discípulos, para cuando la conexión galvanizada se da de manera óptima con propósitos y beneficios compartidos.

Puesto que: “A través de su consultoría Protergo, Aspe formó o asesoró a buena parte de los secretarios de Finanzas de los gobiernos priístas. Es identificado como el cerebro de la oligarquía empresarial y financiera del país, que lo reconoce como el responsable de las ‘reformas estructurales’ durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari”.[65] Y así por el estilo y consiguientemente.

Junto a Pedro Aspe arriban al Consejo Supremo de Televisa otros tres prominentes empresarios: Alberto Bailleres, presidente del Grupo Bal; Claudio X González Laponte junior y Germán Larrea Mota, presidente y director general del corporativo minero e industrial Grupo México, quien tras de los recientes desastres y desequilibrios causados a nivel de escándalo nacional, ha dejado de pertenecer a tan selecto Club de adinerados. Que a fin de cuentas no deja de ser el junior Azcárraga el heredero dirigente único y central en Televisa; los otros son colaboradores ocasionales que realizan valio$as aportaciones al Negocio.

Inclúyanse en esta ‘desinteresada’ colaboración a otros dos dirigentes de otros dos grupos empresariales prominentes: “José Antonio Fernández Carbajal, presidente y director general de Fomento Económico Mexicano (Femsa), el embotellador de Coca-Cola más grande de América Latina, y Fernando Senderos Mestre, presidente de Desc, el grupo agroindustrial Kuo, y propietario, entre otras, de la marca Herdez y de la compañía de desarrollo inmobiliario Dine”.[66] Así, empresarios y medios coludidos en el dominio mercadotécnico que marca la pauta del consumo en México.

Tras la salida de Carlos Slim, en el 2007, quien llegara a poseer un 13% de acciones de Televisa, su sombra en la competencia por Telmex, Roberto Hernández, pasó a suplirlo como socio inversor preponderante, llegando a poseer el efímero banquero algo más de un 10% de las acciones, marcándose con ello un cambio en la alineación de los grupos de poder empresariales que rivalizan pero a la vez se complementan entre sí.

Con la administración post-‘Tigre Emilio’, los junior abren las puertas a la participación extranjera admitiendo entre los tenedores de sus acciones a Bill Gates, con un 5% de ellas implicando más de 650 millones de dólares. Asimismo, se llega a decir que el prominente banco de inversiones transnacionales y componente de poderosos holdings, Black Rock, posee por su cuenta un otro 10% de las acciones de Televisa,[67] lo que no es poco decir.

La presencia del reconocido intelectual de derecha y director del Grupo Clío, Enrique Krauze, le añade el toque intelectual requerido en una agrupación que requiere explicitar su ideología por todos los medios de difusión, incluyendo la prensa y revistas, trasladadas a su versión electrónica. Hay que recordar que Enrique Krauze aparece relacionado con Televisa desde que formaba parte del Grupo Vuelta como brazo derecho de Octavio Paz, y así sigue la vertiente de esa tendencia de intelectuales liberales más cargados a la diestra que otra cosa, por ello resultan compatibles con el proyecto-programación de la central de difusión del neoliberalismo.

No pudiendo faltar en tal Central de poder mediático un auténtico enlace con la gusanera en la persona del ex presidente y director general de Bacardí Limited, Manuel Cutillas Covani.

Tal muestrario de magnates, tecnócrata e ideólogo da cuenta del poder y los intereses devengados y perseguidos en tan importante empresa clave del capitalismo que oferta el consumismo impulsando una demanda cautiva.

Así en funciones el Consejo opera promoviendo, por ejemplo, la Iniciativa México, concebida para: “Lograr lo que el gobierno federal no ha podido modificar: la mala percepción que se tiene del país”. Esto expresado a mayo del 2010, con motivo del centenario de la ‘Independencia’ y de la ‘Revolución’. Lo que junto a la ‘estela de luz’, mandada a edificar por Felipillo, patentan la deslucida cuan inapropiada celebración de una casta neo porfirista y gachupinizante, antítesis del espíritu que se dice conmemorar, cuando lo que México precisamente requiere es de una Segunda y auténtica Independencia, así como de la consecución de los idearios y condiciones sociales propuestas por los auténticos revolucionarios.

Aquella celebración fue un monumento al esnobismo de la clase dominante-dominada y como tal mal hecho, porque la ‘torre de luz’ reverbera la decadencia de un sistema inoperante para con el bienestar público y por tanto anti ideario revolucionario. Todo lo que hacen estos gobiernos corruptos emanados de fraudes electorales resulta torcido, por aquello de que ‘árbol que nace torcido su tronco jamás endereza’.

En aquel año conmemorativo, mientras se distraían con su deprimente celebración patria, tras bambalinas, en lo que realmente para ellos cuenta pues funge como la consolidación del Negocio, el abogado Calderón le entregaba a Televisa la red de fibra óptica tendida por la Comisión Federal de Electricidad a costo del erario, así como la banda de telefonía móvil de 1.7 Ghz.

La fórmula de la entronización de Televisa pasa a ser: ‘Candidato, si quieres triunfar en los comicios, anúnciate aquí’. No dejes de aparecer en la pantalla porque de lo contrario no existes. No pienses, con la apariencia basta. “Y el duopolio televisivo secuestró a la clase política”.[68] Realizándose el contubernio de la clase dominante en su sector gubernamental con el candil privado, convertidos en su alianza en una casta dominante de plutócratas.

Simulando la solución y resolución de los problemas del país con spots e infomerciales y entrevistas a modo en noticieros de horario estelar con cómodos lorocutores que hacen las preguntas adecuadas. Por algo será que Quique Peña gastó y gasta en cuidar su imagen lo similar a lo que se asigna para la educación pública durante un año. Terrible dato que revela el idiotismo que enmarca la difusión que del gobierno emana en esa misma sintonía de que el gobierno pantalla funciona de manera correcta entre espejismos y desatendiendo un elemento básico de la proyección del país como es la educación en todos los niveles de escolaridad.

La Telecracia es pura imagen, espejismos presentistas sin fondo que se esfuman al poco tiempo de haberse realizado el spot, apariencia y engaño en cadena nacional, imagen del mejor de los méxicos virtuales y velación de lo que ocurre al otro lado de la pantalla…, la realidad. Cuando que la falsificación se convierte en el Gran Negocio ligado al circo para el pueblo; evasiones y mediaciones de la realidad que tienen un profundo efecto en la reproducción del sistema generando desorientación y conformismo entre los afectados, los agentes potenciales del cambio.

Y todos felices y contentos, que no se deja de gobernar en su favor, pues si antes el Tigre Azcárraga tenía que alinearse en fila como el ‘PRImer soldado al servicio del tricolor’, ahora a diferencia, la proyección del empresariado consuma el dominio de la política neoliberal pro empresarial, aupando a un presidente títere a su imagen y semejanza.

La relación entre Peña Nieto y Televisa le viene en la herencia que le depara su Tío y progenitor político, Arturo Montiel Rojas, sucesor de Carlos Hank González en detentar el liderazgo del Grupo Atlacomulco, y así hacedor también de una considerable fortuna, cual ambicioso político de corte Pri-cacique en sus dominios, gobernador del estado de México con fallida proyección hacia la Presidencia. Cuyo fracaso y disposición a seguir apoyando al sobrino consentido, entre otras razones, para que le cubrieses las espaldas en su salida de la gubernatura con sospechas de ganancias ilícitas y gastos excesivos no justificados, los pecadillos de siempre pero que requieren del fiel continuador que los encubra y practique lo mismo.

Desde el primer día que se instaló en el gobierno estatal, Peña Nieto se enfrentó a la pérdida de legitimidad (lavada de inmediato con millonarios contratos en publicidad de imagen en televisión, radio y prensa), además de una falta de compromiso con la transparencia en las investigaciones contra su antecesor y la familia de éste”.[69]

El fracaso del Tío le dejaba el camino sembrado de alfombra roja al Sobrino, quien sin tantas complicaciones le venía como anillo al dedo a los del Grupo Televisa para tener un presidente a modo. Contando con mejor estrella, al grado de que es él en quien se ‘cumple la profecía’ del presidente que habría de surgir dentro del Grupo Atlacomulco, Quique Peña, cual político galán, aparece en las pantallas caseras con una imagen carismática a base de millonadas de promocionales, convirtiéndolo en el político muñeco de ventrílocuo patrocinado por la TV y proyectado de la manera más atractiva posible garantizando la aceptación del televidente potencial votante conducido.

Es el caso de que EPN ya en el 2006, en campaña para la gubernatura del estado de México, gastó 130 millones de pesos en spots y anuncios publicitarios con imagen de candidato predilecto, detectándose desde aquel momento que la proyección de Quique daba para más. “Se supo que en los primeros dos años de su administración, Televisa cobró por servicios publicitarios ciento ocho millones ochocientos treinta y ocho mil veinticuatro pesos. La empresa donde Emilio Azcárraga Jean es el mayor controlador promocionó al gobernador en todos sus medios, incluidos Internet, revistas y diarios, de acuerdo con el reporte de Transparencia para gastos de publicidad. Esto significa que, cada día, Televisa se llevó del Estado de México ciento veintiocho mil cuarenta y cuatro pesos por gestionar la imagen del gobernador”.[70] Sí, gobernador en proyección temprana hacia la Presidencia.

Dos juniors coincidían en su promoción a detectar los puestos superiores en el gobierno virtual y no tanto de esta ‘República’ de privados, articulándose una relación simbiótica en los trazos paralelos de las dos líneas que detentan el poder político económico de este país, dos tigrillos a la conquista de México.

Que a Azcárraga Jean le crearon un grupo de apoyo en las ligas mayores de la tecnocracia y la telecracia asegurándole el futuro prominente que el ascenso de Televisa a la Secretaría de Desinformación Pública que desde la privada iniciativa se patrocina, acorde con los nuevos tiempos del México de Primer Mundo.

Para apoyar al Tigrito quedaron Emilio Dávila, ex presidente de Univisión y Univisa, en la Vicepresidencia de Operaciones, mientras de la planeación financiera quedaría encargado un grupo de tecnócratas de las filas del salinismo, como Raúl López, formado a la sombra de El Tigre, así como parte del equipo de Pedro Aspe Armella, es titular de la Secretaría de Hacienda, como su jefe de asesores, Alejandro Reynoso, su ex secretario particular Jorge Terrazas y otros como Emilio Romano, ex funcionario de la Procuraduría Fiscal, y Juan José Juárez, ex ejecutivo de Banamex / La clave aparece en los apellidos Aspe Armella. El ex funcionario también fue (en la firma especializada Protergo Asesores Financieros, que controla la refinanciación de la deuda mexiquense) jefe directo de Luis Videgaray Caso, secretario de Finanzas, Planeación y Administración de Peña / Para 2007 Televisa se llevó en contratos directos cincuenta millones de pesos, y Televisa Toluca, cinco millones más”.[71] He aquí cristalizada la fusión entre el gobierno tecnocrático y la televisión privada.

En el 2006 Astron Publicidad captó cuatro millones seiscientos mil pesos. “De la oficina de Comunicación Social se nos informó que el gobierno mexiquense erogó tales recursos por el pago de créditos –o menciones- gubernamentales en la entrada y salida de los ‘Comentarios a la noticia’ de Joaquín López Dóriga en Radio Fórmula”.[72] Tenía que ser, un programa de gran promoción y difusión conducido por el lorocutor estrella desde que Azcárraga Jean substituyó a su padre y con ello Joaquín pasó a suplir a Jacobo en los comentarios y las entrevistas más autorizadas que el monopolio pone al aire en frecuencias ‘libres’ y de gran potencia, generando mayor audiencia, contando con la participación estelar de secretarios de estado y gobernadores, muy solícitos a responderle a Joaquín sus preguntas gentiles, para que así los personeros de las dos esferas de poder predominantes en la escena pública proyecten la versión oficial de los acontecimientos, pudiendo tener muy bien desinformada a los millones que componen la masa anodina de la tele audiencia cautiva y sin otros medios de referencia alternativos, pues si en la TV hay un duopolio que puede extenderse a otras dos empresas más de lo mismo, cuando que en la radio cinco o seis familias controlan el espectro, entre comerciales y promocionales gubernamentales de lo bien que se gobierna este país, a pesar de los pesares.

La pura imagen fabricada en la ´caja idiota’ simulando el buen gobierno, cuando en prácticamente todo el mundo satelizado los políticos requieren del apoyo de los dueños de las televisoras para fabricarse la imagen de producto publicitario que tiene todo artículo que de una u otra manera se vende en el mercado, pues el político se ha convertido en una marioneta de los capitalistas. Y México por supuesto que no es la excepción, teniendo tan poderosos medios de ‘comunicación’, lo que aunado a las transas electorales, como lo venimos comprobando, garantiza la continuidad neoliberal.

Y la herencia del Tío al Sobrino lo dejó “en las expertas manos de Emilio Azcárraga Jean. Las campañas masivas en prensa escrita, radio y televisión han servido para crearle una percepción ante los ojos del electorado de todo el país: situar su cara de niño bien y bien portado, de joven viudo triste o de padre entusiasta, resignado y cariñoso”. Imagen, apariencia, gobierno ad hoc, la demagogia pasa a favorecer a la mediocracia haciendo que el dinero de las arcas públicas se desperdicie en creación del carisma requerido para obtener uno de los requisitos de la aquiescencia que el poder requiere, con lo que las campañas electorales se convierten en minas de oro para la televisión que así asegura una política a su favor.

Y la Telecracia se convierte en mediocracia (literal), gobierno pantalla, escaparate mercadotécnico, superfluo y engañoso. La kakistocracia se colude con la fábrica de hacer idiotas y el Negocio de la casta triunfante que así concreta la miseria política que el capital decadente sobre-determina.

‘Chorizo power’ con la industria presente en el estado de México en proceso de ser filiales de emporios extranjeros, pues tal es el destino que la industria mexicana tiene toda vez que el modelo neoliberal transnacional se prolonga, no dejando aún de tener la propiedad de múltiples empresas que controlan ramas productivas y de servicios que acaparan el mercado nacional, junto con lo que queda del Grupo Monterrey, también, después de sus recurrentes fracasos con sus respectivos rescates a cuenta del erario, pasando a ser la industria apañada por el capital extranjero que las va convirtiendo en filiales de matrices metropolitanas, los verdaderos dueños del capital industrial y ‘financiero’. Junto a compañías extractivas, sector minero entregado a empresas canadienses y las del Grupo Carso y México de Germán Larrea, empresario y empresas que han dado fehaciente muestra de la impunidad que el Estado pro empresarial les otorga, permitiendo tan perjudicial explotación anti ecológica y antihumana. Redondeándose con ellas el estrecho círculo de empresas ‘nacionales’ que junto a las extranjeras realizan la explotación despiadada de las riquezas de la nación, acorde con el capitalismo desenfrenado que estipula la dominancia neoliberal, para ello impuesta.

Treinta y dos años de administraciones neoliberales tienen por consecuencia directa el deterioro socio económico en proceso y vías de empeorar. Cuando la columna de la economía nacional, la explotación de hidrocarburos primarizada, no deja de desperdiciarse y depreciar, provocando una caída generalizada, correlacionada con otros factores cruciales; como la dependencia acrecentada en alimentos, medicamentos e insumos para maquila y el funcionamiento de las industrias aquí instaladas, el propio petróleo procesado (para empezar la gasolina); la fuga de capitales en corriente continua que se agudiza según la problemática interna arrecie, con una banca extranjerizada y beneficiada de los pagarés que resultan de Fobaproa-IPAB, y en adeudo permanente que también se agudiza acorde a factores externos. Todo ello aconteciendo sobre un campo desatendido y una industria disminuida y sectorizada, asimismo cada vez más dependiente de capitales y bienes de capital procedentes del exterior y adquiridos en dólares. Cuando que el dólar no deja de ser para nosotros una moneda cara.

El daño estructural a la economía es un hecho irreversible en resultas de estos seis sexenios y dos años más de aplicaciones decimonónicas privatizadoras y apertura irrestricta al capital extranjero, elementos claves de la auténtica economía como vienen a ser los concernientes a la construcción de infraestructuras urbanas, campiranas y en medios de comunicación, dejan mucho que desear cuando no exhiben una orientación favorable al capital privado. La concesión de la banca al capital extranjero es un craso error convertido en un defecto que impide fomentar ahorro y canalizarlo adecuadamente, verdadero financiamiento de obras indispensables. Y para peor, el daño está hecho en aspectos fundamentales como la creciente importación de alimentos, gasolina y demás combustóleos y derivados del petróleo.

Las tan cacareadas reformas estructurales…, a favor del capital, se debe añadir, específicamente las realizadas en salud, educación, trabajo y energía, son las directas causantes del deterioro en proceso y progreso. Reforma educativa orientada a general la educación acorde con un Estado dependiente y tecnocrático, cargado a promover la técnica y la ingeniería requerida en una nación subdesarrollada y dependiente del capital exportador, importando maquinaria avanzada -y no tanto-, herramientas especializadas –y no tanto-, aditamentos para servicios, insumos y bienes de consumo, cual importador neto por ser un país especializado en establecer tratados de ‘libre’ comercio sin proteger su industria.

Y peor cosa viene a ser la privatización gradual del sistema de salud, reincidiendo en los procedimientos empleados por las administraciones neoliberales de sub financiar a las instituciones públicas provocando un desempeño deficiente y con carencias crónicas que dan paso a forzar su privatización, privatización gradual que no deja de pagarse con fondos públicos. Es el caso de que actualmente México es el país cuyo gasto en salud es el más bajo en porcentaje del PIB, tan sólo un 3%, por debajo de otros países latinoamericanos con un nivel semejante de desarrollo. “Tiene, además, el gasto público per cápita –US$ 320más bajo de estos países así como el incremento porcentual -84 por ciento- más bajo de este indicador de toda América Latina de 2002 a 2013. Esto explica la carencia de infraestructura y falta de personal de salud. Ninguna institución pública ha construido y equipado la infraestructura física requerida para atender la demanda de servicios y todos mantienen un déficit grave de personal regular y operan con contratos irregulares”.[73]

Para cuando en línea con el proceso enajenante el PAN presenta una propuesta en el Senado a primero de octubre del año todavía en curso, coincidente y por tanto respaldada con las que el PRI retornado ha entrado a realizar. Y así las cosas el daño causado a la economía nacional no hace sino proseguir, en línea a llegar a ser calamitoso.

Tales condiciones factores, cual situaciones provocadas por el desenvolvimiento de las políticas neoliberales decimonónicamente aplicadas, encarrilan al país hacia un deterioro económico mayor que puede alcanzar un punto crítico en los próximos meses, o años, el siguiente lustro, cuando mucho una década, a consecuencia, entiéndase, de seis sexenios de aplicaciones a ultranza de las políticas pro acumulación de capital privado y rentista para beneficencia de la élite Forbes y de capitalistas extranjeros. (Conforme los efectos de la contrarreforma energética se hagan sentir).

Y prosiguiendo de manera agudizada, pues con la administración actual la procesual neoliberal no hace sino intensificarse exacerbando la problemática y coadyuvando a favorecer a las fuerzas y grupos de poder capitalistas cada vez más concentrados, los auténticos beneficiados con tantos años de medidas pro acumulación de capital privado.

Por consiguiente, la situación en México reciente un deterioro en las condiciones sociales afectadas por flagrantes defectos a propósito estipulados y estimulados con el modelo aplicado de distribución de riqueza tendiendo a su concentración, en razón inversamente proporcional a la disminución del bienestar público, resultado de la carencia en inversiones y así de servicios requeridos para solventar la existencia de una población abultada que no deja de crecer. Para ser una administración a lo Hood’s Robin, que desfalca al pueblo privatizando las ganancias y socializando las pérdidas, además de retirar el empleo de los impuestos de las indispensables obras públicas.

Como resultado de imposiciones político económicas que repercuten en el aminoramiento de la disposición de bienes materiales y recursos monetarios, poder adquisitivo disminuido entre toda clase de trabajadores para cuando los precios de alimentos y enseres no hacen sino proseguir cuesta arriba generando carestía.

Deterioro y malestar social padecido y en vías de incrementarse, conduciendo a que, por muy alienado, desunido, despolitizado y carente de conciencia de clase en lucha por derrotar la compulsión capitalista que el imperialismo promueve como su exacerbación senil, el pueblo tenderá a organizarse como última y única salida para detener este sistema decadente que encuentra en la concentración de la riqueza y en la explotación-expoliación desenfrenada el ‘remedio’ a sus males, intensificándolos y expandiéndolos.

La reacción de los afectados tiene que ser inevitable, de ahí el que la contra-reacción no se haga esperar, siguiendo la directriz norteamericana, la brújula del norte magnético invariable, la ‘solución’ a la problemática engendrada con su ciego empecinamiento de llevar hasta sus últimas consecuencias un modelo de desarrollo anti ecológico, anti humano, viene a ser incrementar la militarización en el mundo, la vigilancia y la policía, y por consiguiente, la represión, cuando no la tortura, ahora que les vuelven a hacer saber qué tan bajo han caído los imperialistas después de los autoatentados del 11-S. Remember Abu Ghabi y Guantánamo, por no estar aún esclarecido las cárceles ocultas que los del Imperio instalaron en muy diversos países del mundo, empleando para ello vuelos clandestinos.

Aunado a lo cual, las revelaciones de Assange Wikileaks-Manning-Snowden, dan una pista para comenzar a entender al Estado Panoptikon que se instala con renovada tecnología concebida expresamente para cumplir funciones de vigilancia mundial, una red de la araña satelital cubriendo los principales lugares del mundo, gracias a que en los EUA-Reino Unido e Israel, se gastan billones de dólares o libras en procura de lo que precisan para acrecentar su dominio militar policiaco, la última carta que les queda para prolongar su hegemonía.

Siendo el caso de que en México los indicios de que la represión procede se asoman por doquier, como anuncios publicitarios del más de lo mismo que proyecta la continuidad política en favor del plutócrata a pesar de las evidencias de que tal tipo de administración es nociva para la salud de los pueblos de todo el orbe y por tanto para la Humanidad.

La Crisis se agudiza con las crisis recurrentes que pueden adoptar varios efectos como parco crecimiento, fugas de capitales, depreciación de la moneda frente al dólar, en ruta de nuevas recesiones y depresiones pero más graves, cuando la inflación, la cartera vencida, el incremento de las tasas a cobro de deuda se vuelvan a padecer y peor cosa, con productividad caída e insuficiente para cubrir las necesidades básicas de la población, comenzando por el sector primario y siguiendo por los textiles, así como de tantas otras manufacturas a que el modelito de apertura a los mercados internacionales a malacostumbrado a este país a traer del extranjero, desde chicles hasta la maquinaria para las perforaciones petroleras, pasando por importar la mayoría del instrumental con que operan los profesionistas, por ejemplo médicos, a las cucherías que venden los desempleados en las esquinas, todo, o casi todo made in China, cual campeones que somos en adoptar tratados comerciales que nos convierten en campeones de las importaciones.

La descomposición de la pseudo democracia en México alcanza su culminación con la imposición de Peña Nieto, refrendando fraudes y así al viejo sistema del PRI impositivo devengado en tecnocracia, es decir, dos males acumulados y que prosiguen afectando en lo profundo al México profundo; procediendo la oligarquía a emplear a este otro títere en funciones sexenales para promover las contra reformas que faltaban en la agenda predispuesta para privatizar el petróleo, medidas que en su repercusión, como se comprueba, deterioran de manera progresiva las condiciones de vida de un creciente número de campesinos y citadinos.

En lo que la apertura del sector energético a la ‘inversión’ privada, presentada y aprobada de inmediato por la actual administración Pri-panista (re modificación a la Constitución de por medio a diciembre del 2013), no viene a ser otro proceder sino el ya predeterminado desde que con el Salinato se procedió a delinear la política económica neoliberal. Hay que entenderlo.

No tratándose, a como lo vienen pregonando los actuales funcionarios de Hacienda y Gobernación, del proyecto que EPN presenta para impulsar la economía toda vez que gobiernos anteriores venían equivocando el camino, o no funcionando adecuadamente. Vil engaño apto para que se lo crean los desmemoriados e incapaces de entender la realidad social que viene afectando a México en los últimos 32 años y contando.

Por igual que sus antecesores, Quique Peña procede a implementar de la manera más apegada a las instancias y patrones de la ortodoxia capitalista monetarista, la política económica ya diseñada y programada en las metrópolis, para que se prosiga aplicando a favor del más de lo mismo, con los resultados predecibles, dado que México, en su condición de ser el patio trasero inmediato, tiene preferencia sobre determinada para no salirse del redil.

Adoptando -también por igual que sus antecesores- una disposición entreguista favorable a los intereses energéticos-policiales-militares usamericanos. Radicando la novedad en la concerniente página del mismo guión, el que ahora EU tiene una supuesta solución a la caída de sus reservas, pero tal solución habrá de pasar a implementarse preferentemente en los acostumbrados países dependientes como son y han sido México y Argentina, afortunados tenedores de yacimientos de gas esquisto-lutita-pizarra. Y apúntense para venirlos a explotar, que tal, sí Exxon Mobil o Chevron-Texaco, para el caso da igual, hay decenas de empresas petroleras extranjeras con capacidad de hacerlo, pero ninguna latinoamericana.

La novedad consiste en que debido a que la explotación de hidrocarburos con la implementación del fracking en los propios Estados Unidos, el share gas y petróleo añadido, nos los presentan como el salvavidas de su industria petrolera, permitiéndole ciertamente incrementar su producción y así aminorar sus, no por ello, crecientes importaciones. Puesto que tal extracción no deja de ser un boom transitorio, sin futuro promisorio a largo plazo, so pena de provocar un deterioro ambiental muy intenso ahí donde se efectúe. Y para eso están precisamente los del patio trasero.

Ergo, los vendepatrias del PRI-PAN corrupto mal gobierno, con su relevo bipartidista en turno, no dejan de jugar su papel de buen vecino proveedor, al garantizarle, al buen vecino que solo tiene intereses y no amigos, el fluido de nuestros hidrocarburos a sus reservas.

Sabiéndose el elegido para ser el subsiguiente presidente neoliberal, Quique Peña se apersonó ante los de Washington para hacerles saber que él era garantía de más de lo mismo y en proceso de intensificarse. Pues en comparecencia de Barack Obama le hizo saber que estaba más que dispuesto a emprender la reforma energética, gustoso de ‘contribuir a garantizar la independencia energética usamericana’, “puesto que México posee la quinta reserva más importante de gas esquisto a nivel mundial, además de importantes reservas de petróleo en aguas profundas y un enorme potencial en materia de energías renovables”.[74] Reconfirmando los acuerdos con tratado y sin tratado de libre comercio entre las naciones norteamericanas, asimetrías y exclusión de mexicanos de por medio. Como dice Alfredo Jalife-Rahme, tratado de libre comercio pero sin mexicanos, por aquello de que más emigrantes les puede estropear la ‘recuperación de empleos’.

Mediante esta reforma legal se autorizó la transferencia de la renta petrolera pública al sector privado, cumpliendo los más anhelados sueños de Washington. Los EE.UU. llevan años intentando implementar reformas similares en el Irak ocupado. Pero en México un presidente leal y corrupto resultó ser mucho más eficaz que una ocupación militar directa”.[75] A tal grado llega la subordinación de los entreguistas polko-santannistas.

Las modificaciones realizadas al artículo 27 constitucional le garantizan al empresariado su participación en la exploración-explotación-especulación del petróleo que subyace en territorio mexicano y en las aguas profundas del Golfo. Lo que significa que el conjunto de hidrocarburos, como energético vital hasta ahora más o menos controlado por Pemex, pasa a ser compartido con empresas privadas; ergo, están por disminuir los ingresos del Estado que obtiene por la venta de hidrocarburos al extranjero; ergo, el presupuesto del Estado aminorará y con ello el gasto público aún más, de por sí castigado durante toda la etapa neoliberal.

Aunado a lo cual se presenta la disminución de ingresos que de manera invisible a la Auditoría Superior de la Federación, se viene efectuando de manera también intensificada desde que el Salinato procedió a desintegrar e ir privatizando a Pemex, primeros pasos de su privatización disimulada, hasta la actual alineación de 33 filiales fantasmas, garantía de la pérdida de porcentajes desconocidos del ingreso de la aún paraestatal agujerada.

En lo que el continuo deterioro social previsible, tanto en los Estados Unidos padeciendo su fracking, la descolocación industrial y su concerniente desempleo crónico, incremento de burbujas y del adeudo en dinero plástico requerido para mantener los niveles de consumo indispensables para que la american way of life sobreviva, con sus respectivos conflictos bélicos provocados para garantizar los flujos de energéticos y materias primas así como para mantener la hegemonía del dólar, por todo ello y arrastrando a los de su patio trasero inmediato, el capital monopolista imperialista usamericano procede a implementar sus dispositivos militares policiacos de mayor control sobre las diversas poblaciones que afectadas por crecientes índices de pobreza se convierten en potenciales rebeldes, para ellos, en el contexto que han venido propiciando de una manera conspiratoria, virtuales terroristas, inconformes capaces de alterar el orden favorable a la casta propietaria en proceso de ser cada vez más una minoría despótica, la que para reproducir el sistema que les favorece, criminaliza las protestas de los inconformes y afectados por tan despiadada política pro capital privado y elitista.

Lo que para el caso de México procede empleando la excusa de la lucha contra el narcotráfico fronterizo, en su traslado para con el vecino a que también en los menesteres represivos le siga haciendo el juego de la policía versus el crimen organizado, sin advertir que el real crimen organizado e institucionalizado vienen a ser los elementos policiales subrepticios como los de una CIA que crea pretextos para penetrar en un país antes vedado porque mantenía un nacionalismo vigente en sus fuerzas armadas.

Concesiones de apertura que junto con el ‘libre comercio’ traen aparejados, como ‘caballos de troya’ que se insertan con ingenua aquiescencia del receptor, permitiendo la admisión de policías e incluso militares de barras y estrellas disfrazados con uniformes mexicanos.

Facilitándosele a las administraciones estadunidenses “reforzar su implicación directa en la guerra contra el narcotráfico en México. El Congreso asignó miles de millones de dólares al financiamiento del sistema de seguridad del gobierno mexicano durante estos últimos años. Las autoridades mexicanas y usamericanas establecieron Centros de fusión de inteligencia en todo el país con el fin de compartir informaciones. Y el Wall Street Journal acaba de revelar que agentes usamericanos portan uniformes militares mexicanos para participar directamente en misiones especiales, como el reciente arresto de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, el poderosos jefe del cártel de Sinaloa”.[76] La excusa funciona a la perfección, en lo que lo más grave del caso viene a ser la peligrosidad latente de que the police-man acrecienten su movilidad y participación en los afanes represivos que están por venir.

Dándose por descontado que las administraciones usamericanas –sean demócratas o republicanas- están para apoyar de manera vertical a las administraciones mexicanas PRI-panistas, cual gobernantes a modo para mantenimiento del status quo que tanto requieren en su frontera meridional. En lo que viene a ser la consolidación de una cooperación que se extienda para garantizar la continuidad de los regímenes periféricos neo colonizados.

Detectándose que por intermedio de la agrupación armada de la Marina Nacional, la injerencia policial usamericana va programando la intensificación del control y respuesta represiva a rebeliones potenciales. Tal y como lo viene a indicar recientes declaraciones emitidas por el secretario de Marina, general Vidal Francisco Soberón Sanz, al efectuar “una demostración sin precedente de activismo político declarando públicamente que las fuerzas armadas no sólo están comprometidas en la lucha contra el crimen organizado y el tráfico de droga, sino que están listas para intervenir en apoyo al proyecto político neoliberal de peña Nieto para ‘mover a México’. (Sich) [Por algo será que después de las manifestaciones del 20 de noviembre Quique se fue a refugiar entre tales milicianos]. Cables de Wikileaks e informes independientes revelaron que el gobierno de los EE.UU mantiene una particular cercanía con la Marina de México, siendo esta institución castrense la favorita ante los demás cuerpos de seguridad del país”.[77]

Evidenciándose así la marcha ascendente de la represión que pasa de la excusa del combate al narcotráfico a la represión directa de la población para mantener a un régimen tan espurio cuan nocivo para la economía nacional. Lo que ninguna ‘revolución pacífica’ podrá superar, al menos en el corto plazo.

Signos ominosos de la depresión represión que aparecen por doquier y acompañados de aves de mal agüero, basta con consultar un día cualquiera la prensa crítica para advertirlos.

De EUA para México y otras zonas periféricas del Sur, pero dado que la desgracia de México es la sentencia porfirista, la zona conflictiva comienza en nuestra frontera norte, manejada por los del otro lado como una fuente potencial de problemas en vías de agudización, conforme la economía usamericana crece con mayores dificultades y se aleja de índices aceptables en la generación de empleos.

En sentido de lo cual vienen diciendo desde el calamitoso auto atentado que se pueden filtrar peligrosos terroristas yihjaidistas y/o establecer alianzas con los Zs. Así ahora cuentan que los del Estado Islámico son capaces de traspasar su frontera meridional y cometer actos de terror similares, como si no fuesen los frankensteins del Califa MaCaine, procreados y performateados para conquistar Siria. Pero el miedo infundido, que sí no el real terror, no deja de ser la coartada perfecta que el Imperio maneja para incrementar su injerencia militar-policiaca.

Cobertura adecuada con que pretenden velar la represión predispuesta a frenar el legítimo reclamo contestatario ante la proliferación de medidas crudamente anti democráticas efectuadas por la ‘prima democracia’ del mundo ejerciendo, ellos sí, actividades delictivas por todo el orbe en pro de intereses monopólicos.

Y a todo esto no pasa desapercibido el que después de haber dado el ‘grito de la dependencia’, Quique Peña se fue a New York a que los ‘judíos de Babilonia’ le premiasen por haberles hecho el gran favor de concederles el petróleo, sí, a las egregias petroleras que tan bien cotizan en Wall Street, y más aún cuando ponen en su contabilidad las reservas del Golfo de Texas, antiguamente de México.

A tal grado reverbera este magno acontecimiento que un preciado rabino profetizó que Quique Peña ¡será un próximo líder y estadista mundial! Por increíble que parezca. Si no fuera porque como rabino neoyorquino de la Appeal of Conscience Fundation es un falso profeta habría que espetarle: ¡Qué bajo han caído ustedes que comenzaron profetizando la Ruina de Israel y de Babilonia! Moraleja, un rabino de los judíos de Babilonia es todo lo contrario de un profeta.

13-12-14 Revisión a 17-12-14

NOTAS

[1]Tzvi Medin. El Sexenio Alemanista. Era. 1997: 16.

[2] Ibíd: 17.

[3] Ibíd: 20.

[4] Ibíd: 36.

[5] Ibídem.

[6] Pedro Salmerón Sanginés /II. “El mismo PRI de siempre”. La Jornada, 5-11-2014.

[7] Ibíd.

[8] Flor Goche. “Ayotzinapan, una historia de sobrevivencia”. Contralinea.info. 9-11-2014.

[9] Zósimo Camacho. ”‘Golpe de mano’ contra el normalismo rural”. Cuarta parte y última. Contralínea.info. 11-30-14.

[10] Ignacio Ramírez. “Los Figueroa, compadres de presidentes y estirpe de gobernadores marcados por la represión y el folklorismo –el más viejo estilo caciquil de hacer política redivivo de generación en generación”. Proceso No. 975, 10-07-95: 20.

[11] Álvaro Delgado. “Según los testigos, el gobierno de Guerrero masacró a decenas de campesinos ‘inermes’ – ‘hubo ejecuciones, desapariciones y ofertas de dinero-”. Proceso 974, 3-07-95: 36-37.

[12] Ibídem.

[13] Ibídem. Comentario realizado por Juan Pastrana, sobreviviente.

[14] Rodrigo Vera. “’Trágico escenario’ de miedo”. Proceso No. 1987, 30-11-14: 25.

[15] Guillermo Correa. “1,500 indígenas asesinados durante el gobierno de Ruiz Ferro; siete grupos paramilitares actúan como escuadrones de la muerte –el etnocidio secular en Chiapas alcanza las dimensiones de las masacres centroamericanas”-. Proceso No. 1104. 28-12-94:10. Siendo una denuncia presentada por Rodolfo Stavenhagen, el 29 de noviembre de 1976.

[16] Ibíd: 11.

[17] Ibíd: 14.

[18] Ibíd: 15.

[19] Guillermo Correa. “La Guerra de Baja Intensidad en Chiapas abarca proyectos económicos, efectos psicológicos y manipulación de masas: CDHFBC”. Proceso 1105: 8.

[20] Ibíd: 9.

[21] Álvaro Delgado y María Scherer Ibarra. “Los documentos sobre el Plan de Campaña Chiapas 94, deben estar en los archivos de la Defensa y en la VII Región Militar: el general Garfias”. Proceso No. 1106, 11-01-1998: 6.

[22] Ibíd. Declaración de John Saxe-Fernández.

[23] Guillermo Correa. 1,500 indígenas asesinados…”: 6. El gobernador elegido después del estallido de enero del 94, e impuesto con otro fraude electoral, tenía por antecedente el haber estado ubicado en la Conasupo cuando se verificaron los manejos fraudulentos.

[24] Ibíd: 6-7.

[25] Julio César López. “En la Primavera supieron que se preparaba el ataque y sólo rezaron; el exterminio fue a la vista de policías y militares”. Proceso 1104: 7.

[26] Ibíd: 9.

[27] Flor Goche. Op.Cit.

[28] Ibíd.

[29] Causa indignación el saber que un sujeto de la canalla de Felipe Calderón participe en el foro recientemente celebrado en Perú pro medidas para detener el cambio climático, la presencia de este inepto cobijado en Harvard por sí sola da a entender que aquello es una farsa.

[30] John Saxe Fernández. “Crímenes de lesa humanidad”. La Jornada. 30-10-14.

[31] Carlos Fazio. La Jornada. 12-11-14.

[32] Jesusa Cervantes. “Crímenes como el de Tlatlaya son frecuentes en el país”. Proceso No. 1984, 9-11-14: 34.

[33] Recién Cuhautémoc Cárdenas, uno de los líderes fundadores del PRD ha renunciado a seguir militando en dicho partido, deslindándose de la dirigencia fementida que lo viene controlando desde hace ya una década, ‘Nueva Izquierda’, liderada por dos chuchos -Ortega y Zambrano- que ha convertido al partido en la izquierda light que la derecha (el PRIAN) requiere. Alusión a un cartón de Helguera en El Chamuco de por medio.

[34] Marcela Turati. “Inacción militar que olió a complicidad”. Proceso 1984: 26.

[35] Jorge Carrasco Arraizaga. “México, en escenario de convulsión social”. Proceso 1984: 27. Opiniones expresadas por Ítalo Díaz y Felipe Edgardo Canseco Ruiz. Negritas añadidas.

[36] Jorge Carrasco Araizaga. “En materia policiaca, tras las huellas de Calderón”. Proceso 1987: 14.

[37] Alejandro Nadal. “Ayotzinapa y la respuesta de Peña Nieto”. La Jornada, 3-12-14: 34.

[38] John Saxe-Fernández. La Compra-Venta de México. Plaza & Janes. 2006: 319.

[39] Ibíd: 320-321. Incluye extracto del Acuerdo Marco para la Estabilización de la Economía Mexicana… Cuyo anexo A es el Acuerdo sobre el Esquema de Ingresos Petroleros, Oficio 321 de la Dirección de Coordinación Política con los Poderes de la Unión, Secretaría de Gobernación, traducción preliminar de febrero de 1995.

[40] Ibíd: 321. Incluye referencia sobre el Acuerdo Sobre el Esquema de Ingresos Petroleros ya aludido.

[41] Ibíd: 230.

[42] Ibíd: 332.

[43] Ibíd: 333.

[44] Nancy Flores. “España, el paraíso fiscal de Pemex”. Contralínea.info. 16-11-14

[45] Nancy Flores. “Pemex-Grupo PMI: la triangulación de 1.2 billones de pesos a paraísos fiscales”. Contralinea.info. 23-11-14.

[46] Nancy Flores. “España, el paraíso fiscal de Pemex”.

[47] Ibíd.

[48] Ibíd.

[49] Nancy Flores. “Pemex-Grupo PMI: la triangulación de 1.2 billones de pesos a paraísos fiscales”.

[50] Nancy Flores. “Pemex perdió €55 millones por salida de Repsol”. Red Voltaire.org. 3-12-14.

[51] Ibíd.

[52] Nancy Flores.“España, el paraíso fiscal de Pemex”. Opinión de Carlos Sánchez Mato, economista

[53] Ibíd.

[54] Nancy Flores. “Empresas privadas de Pemex, detrás de la ganga del petróleo mexicano”. Contralínea.info. 18-10-2011.

[55] Ibíd.

[56] Nancy Flores-Mariana Paredes. “México cede a EU riqueza petrolera”. Contralínea.info. 18-03-2012.

[57] Nancy Flores. “Dos nuevas empresas ‘privadas’ de Pemex”. Contalínea.info, 18-03-2013.

[58] Martín Esparza. “Las multimillonarias sangrías de Pemex”. Contralínea.info. 5-08-2012.

[59] Ibíd.

[60] Ibíd.

[61] Nancy Flores. “Pemex crea cuatro empresas privadas”. Contralínea.info. 7-12-2014.

[62] Ibíd. Denuncian miembros del sindicato Unión de Técnicos y Profesionistas petroleros (Untypp).

[63] Jenaro Villamil. El Sexenio de Televisa –conjuras del poder mediático-. Grijalbo actualidad. 2010: 53.

[64] Vid. La Subordinación en la Etapa Neoliberal 3. “1976, 1982. Dos años Crisis….”. Subcapítulo: ‘Hacia 1984, hacia el advenimiento de los Hermanos Grandes’.

[65] Jenaro Villamil. Op.Cit: 54.

[66] Ibídem.

[67] Alfredo Jalife-Rahme. La Jornada, 10-12-2014.

[68] Jenaro Villamil: 167.

[69] Francisco Cruz / Jorge Toribio Montiel. Negocios de Familia –biografía no autorizada de Enrique Peña Nieto y el Grupo Atlacomulco-. Temas de Hoy, 2009: 49.

[70] Ibíd: 139-40.

[71] Ibíd: 140-41. Siendo una cita de José Martínez.

[72] Ibíd. 143. Siendo una cita proveniente de la Revista Etcétera.

[73] Asa Cristina Laurell. “El sistema universal de salud panista; avanza la privatización en el sector salud”. La Jornada, 8-10-14.

[74] John M. Ackerman. “El fin de la democracia mexicana –con la ayuda de la administración Obama, Peña Nieto está remodelando brutalmente la sociedad mexicana-”. Rebelión.org, 6-12-2014.

[75] Ibíd.

[76] Ibíd.

[77] Ibíd. Lo de ‘mover a México’ no podía ser más a lo programación de Televisa, que tal es el grado intelectual de nuestro Presidente.

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados