AMLO y la Izquierda

Escrito por on Jul 14th, 2014 y archivado en Destacado, Espectaculos, Galería Fotográfica. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

AMLO y la Izquierda

OperacionY cuando no tuvo más enemigos que contribuyeran a su grandeza, se los inventó, incluso acusando y dañando a aquellos que parecieran simpatizar con su causa, el asunto era tener popularidad, encontrar el victimario que le permitiera martirizarse, en suma que al verse como la víctima, despertara popularidad y simpatía. El argumento es de la divertida película  de Michael Moore Operación Canadá (Canada Bacon, 1995) donde el presidente de los Estados Unidos, ante la ausencia de una Guerra Fría y enemigos a quienes hacerles la guerra para ganar popularidad (y repunte económico) decide  crearse uno, nada menos que en su vecino del norte Canadá. Pero este mismo argumento pareciera que se adapta al hoy líder moral del nuevo partido político Morena, pues en su delirante lucha por el poder, se enfrenta contra todo aquello que no se encuentre dentro de su proyecto político, llámense televisoras, partidos políticos, poder judicial, cualquier cosa.

¿Cómo puede decirse de izquierda alguien que ante la menor crítica grita su ya clásico ¡compló! ¡compló!? La verdad que da pena ajena la actitud de AMLO, ante la caricatura de Calderón, un respetado e interesante caricaturista con casi cuatro décadas de trayectoria, publicada en El Reforma el pasado 10 de julio, lejos de debatir o argumentar, el Peje simplemente dijo en su twitter “Adorador de Fox y otros derechistas, dice que creamos MORENA por dinero. Vil calumniador”, la palabra calumnia es bastante desagradable en el contexto de la libertad de expresión, de hecho se ha luchado porque la misma sea expulsada del sistema jurídico penal. Aun así, pensemos que no hay tanto problema porque Calderón tiene cierta tendencia de derecha, pero a esto se suma la insensatez del ex jefe de gobierno del DF para incluso criticar hace unas semanas a Julio Hernández y a su indispensable columna Astillero, y cuando digo insensatez no me refiero a que el Peje debería soportar sin más la diatriba, pero (ya muchos columnistas lo dejaron claro) el problema es que su respuesta es dogmática “Julio Hernández López siempre ha sido opositor a nosotros y partidario del ´todos son iguales’ promovido por los conservadores de ahora” no discute las razones que esgrimió el columnista (el dedazo en Morena para imponer a varios candidatos sin asambleas democráticas) y se sale por la tangente, la estrategia que tanto le redituó en su famoso desafuero, trata de usarla una vez para chantajearnos como país, como mexicanos y, a los que son militantes de Morena, como militantes.

Lo más triste es que México necesita una izquierda inteligente, la derecha está relativamente representada, y creo que el PRI es, como lo dicen sus estatutos, un promotor de la socialdemocracia. Pero la izquierda trastabilla de forma alarmante, las tribus perredistas han demostrado ser todo lo contrario a lo que la izquierda debería ser, Morena por su parte (con todo y su nombre patriotero) vive de los tristes exabruptos de su líder moral. Lo digo como priísta, la mayoría de los mexicanos no queremos una vuelta al régimen unipartidista en el que el resto de las fuerzas eran pantomima o disimulo de democracia. A pesar de que en los hechos el PRI ha demostrado ser una nueva fuerza con varios puntos positivos (el pacto por México la mejor muestra de ello) me queda claro que hay aun dentro de nuestra fuerza personas y viejos dinosaurios que quisieran una vuelta al pasado, que en la derecha hay gérmenes extremistas (y no me refiero a los divertidos morenazis) y por ende es necesaria esa izquierda que dé sentido y equilibre las corrientes de pensamiento; porque de facto, que no tengamos una izquierda claramente delineada es un peligro para todos.

Si antes creía que Enrique Krause exageraba un poquito llamando el mesías tropical a Andrés Manuel, con la reacción a una crítica tan verosímil como la de Hernández o la falta de argumentos ante el jovial cartón de Calderón, pareciera que AMLO se encierra en su eterna batalla contra el “sistema” (whatever it means) lo más grave para sí mismo es que una buena parte de sus votantes son gente pensante que, me queda muy claro, lo van a abandonar si continua con su terquedad, el líder mantendrá a sus feligreses (como aquella viejita del youtube que en su lenguaje florido decía entre otra joyas “Marthita, la puta, perra maldita”) que le darán flote a su Morena, su necesario 3% que le habilitará de los recursos que necesita para ser un parásito más del sistema electoral mexicano, pero que en poco, ayudarán a la izquierda y al debate por la democracia en este país.

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados