Summer in Aguascalientes

Escrito por on Sep 9th, 2013 y archivado en Destacado, Galería de vídeo, Recuperando Aguascalientes. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Summer en Aguascalientes

Summer en Aguascalientes

Disculpará usted la gringadera, indulgente lector; ya verá que no hay de mi parte la intención de aparentar lo que no soy; o evidencia de que no he comprendido de manera nítida en qué consiste la modernidad en una sociedad… (a lo mejor igual no entiendo nada, pero aquí ando de hablador)

En días pasados me enteré de puro rebote de un singular concurso que en estos días vive su fase final. El certamen fue convocado por una empresa avecindada en la Internet –seguramente estadounidense- de nombre Neumann Films que, si entendí bien, se dedica a la venta de elementos para la producción de todo tipo de audiovisuales. En su promocional anuncian consejos y trucos cinematográficos, algunos de los cuales, seguramente a manera de gancho, son accesibles gratuitamente a través de Youtube, esa herramienta maravillosa de difusión.

El certamen consistió en la presentación de un corto que tuvo como tema el verano… Yo no lo sé de cierto, pero me imagino que este tipo de competiciones pueden servir para impulsar el desarrollo del talento, o descubrirlo, y estimular a quienes se dedican a eso.

Como digo, el tema fue el verano, la estación exuberante del año, el lapso en el que el clima; los nublados, la acuosa humedad, son como una llamada a la puerta de la casa; la invitación para disfrutar de todo lo estupendo que la vida ofrece, naturaleza y artes, diversiones; al aire libre y en espacios cerrados…. Quizá por ello es el periodo en que las vacaciones son más largas. Así que todo el mundo a la calle, a la playa, al parque; al museo o, ya de perdida y sin mucha creatividad de por medio, al centro comercial…

Entonces, Neumann Films convocó a video astas de todo el mundo a expresar en un corto cómo es el verano en su tierra; qué hace la gente en este periodo. El concurso se cerró el 28 de agosto pasado, y ya para el día siguiente habían seleccionado a los 25 finalistas. A decir del sitio en la Internet de la empresa, se presentaron más de 220 cortos, provenientes de 40 países

Le cuento todo esto porque dos de ellos son de jóvenes realizadores aguascalentenses, Dulce María Agredano Herrera y Miguel Gámez López. El corto de Dulce Agredano comienza mostrando un amanecer desde el Cerro del Muerto, con la elevación de Juan Grande a la derecha del Sol, y Aguascalientes a los pies de semejantes portentos. Luego viene una secuencia de fotografías tomadas en el Mercado Terán, que debidamente ensambladas y proyectadas, generan una sensación de vitalidad; rápido movimiento. Aquello es una explosión de formas y colores en la que se observan chiles, jitomates, frutas, piñatas… Aparece también la Plaza de Armas, convertida en espacio veraniego para la expresión de la piedad popular. Un grupo de Matlachines danza en honor de Mariquita de la Asunción, rodeado de silenciosos observadores, y al fondo el Palacio de Gobierno con su magnífica fachada de tezontle. A continuación unos niños juegan en un parque, un hombre lanza burbujas de jabón, y de nueva cuenta el Mercado Terán, ahora para la compra de una piñata, que acto seguido es debidamente ejecutada en el parque, provocando la obligada lluvia de dulces. Siguen las risas de los niños, sus juegos, un túnel y unos columpios; otra vez los danzantes de la Asunción, la zona lúdica de la calle del Codo, con sus cafecitos y restaurantes abarrotados de personas. El templo de San Antonio desde el Chalet Douglas, ya en la noche, los niños, el parque, los columpios. Los cafés, san Antonio de noche, el paso a desnivel frente al Teatro de Aguascalientes, y al final otra vez la Plaza de Armas, ahora casi desierta, sumergida en la oscuridad nocturna. Esto es lo que, en los ojos de Dulce María Rivas Agredano, hacemos los aguascalentenses en verano…

Por su parte Miguel Gámez López principia su corto con el lanzamiento de una serie de vistosos globos de cantoya, a la que sigue la elevación de globos aerostáticos desde el Parque México en julio pasado. Le sigue una vista espectacular de la Sierra de Tepezalá desde la carretera a Zacatecas, más o menos a la altura del libramiento de Rincón Romos. Continúan la estación del ferrocarril, la escultura del niño bolero en el Jardín de San Marcos, la de la familia en la avenida Gómez Morín. Notable es el paisaje verde; excepcional, de Aguascalientes en verano, allá por la carretera a Calvillo, un verdor como para quitarle a uno el aliento, aunque sea en los días de lluvia; apenas un instante, con varios tipos de plantas, entre ellos unos nopales que semejan cabezas humanas con sus coronas rojas de tunas, el galope de unos jinetes entre los ahuehuetes cercanos a Salto de los Salado, la cúpula de un templo -¿Guadalupe, El Encino?-, y para culminar el video, el emblemático Cerro del Muerto, visto desde una perspectiva ligeramente sesgada hacia el norte, en una secuencia vertiginosa de time lapse en la que en no más de cinco segundos se observa la elevación en una tarde, el cielo cuajado de nubes que se mueven violentamente, hasta que la noche se echa encima de esta urbe, y allá lejos, detrás del muertito, la luz es finalmente devorada por la oscuridad.

Lo que tienen en común ambos cortísimos metrajes, es que resultan asombrosos; por lo menos la primera vez que se les ve, hasta provocar la pregunta: ¿pero esto es Aguascalientes? O sea Agredano y Gámez nos ofrecen imágenes sorprendentes de los lugares que nos son conocidos.

Y más le digo: uno de los 25 seleccionados de ente los más de 220 cortos presentados a este concurso internacional, es el de Miguel Gámez. Tengo entendido que los 10 finalistas están siendo revelados uno por día, y hasta ayer iban cinco. Yo deseo fervientemente que uno de estos finalistas sea este trabajo de Gámez, no sólo por él –los premios son equipo fotográfico que ya quisiera yo para un fin de semana-, sino también porque de esta forma Gámez está haciendo mucho: decirle al mundo que en esta zona del planeta hay un lugar llamado Aguascalientes donde la gente danza, rompe esos objetos curiosos llamados piñatas y construye templos maravillosos como el de San Antonio… Estoy convencido de que las artes son la mejor carta de presentación de una sociedad; la manera idónea de poner a un lugar en el mapa del mundo, y creo que Agredano y Gámez han puesto su granito de arena para alcanzar este objetivo. Felicidades para ellos, y gracias por estas imágenes.

Deseo también que estas líneas sean una invitación para usted; para que entre a Youtube y vea estos cortos, y ya entrado en gastos, échele un ojito a otros. En algunos se sacrifica la creatividad en el altar inútil de la grandilocuencia, en tanto otros rozan el borde de la poética; algo maravilloso…

Verano en Singapur, Hamburgo, Manitoba, Nueva Escocia, Roma, Arnhem, Holy Land, Hawaii, Dublín, y desde luego Aguascalientes… Una explosión de imágenes de este mundo portentoso; maravilloso, y de la especie humana, la manera en que hemos modificado la superficie del planeta, con las edificaciones increíblemente modernas de Singapur, las antiguas de Roma, etc. Están también los bosques y lagos de Baja Sajonia, en Alemania, los búfalos de Oklahoma, las tortugas de Hawaii y en todas partes el Sol, el agua, la gente… Un grupo de jóvenes videoastas diseminados por toda esta redondez celeste que nos ofrecen las imágenes del lugar donde la vida los ha arraigado… Una maravilla, ¿no cree? Píquele a la Internet y dese un taco de ojo del mundo…

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados