Celebrando a la UAA

Escrito por on Jun 22nd, 2013 y archivado en Derecho, Destacado, Galería Fotográfica. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Celebrando a la UAA
Edificio Central de la UAA

Edificio Central de la UAA

El pasado miércoles 19 de junio se conmemoraron 40 años de la fundación de mi “alma mater”, la Universidad Autónoma de Aguascalientes, mi paso por esta institución me dejó no solo conocimientos, sino grandes experiencias, valiosas amistades, fructíferas relaciones y de pilón, hasta una pareja inolvidable.

Tuve el orgullo de ser Presidente de la Sociedad de Alumnos de una de las carreras más emblemáticas, la de Derecho. Con gusto recuerdo la satisfacción de haber logrado cosas en beneficio de la carrera aún y en contra de los maestros testarudos y gracias al empeño no mío sino de los que integraron mi equipo de trabajo.

Tuve el placer de tener como Rector a un hombre de mente poderosa y de valores inquebrantables, al Doctor Rafael Urzúa Macías –más allá del partido por el que se postula, sería un lujo poder tenerlo como legislador-.

Pero sobre todo, tuve la dicha de pertenecer a un grupo de estudiantes que juntos formamos un mosaico de identidades que fortalecieron en mí valores como abogado pero sobre todo como persona.

Por todo lo anterior y por las buenas fiestas que viví, no dudé ni un instante el aceptar la honrosa invitación de mi amigo, el Maestro Alejandro Lozano Moreno, de dedicarle una carta a la comunidad universitaria y de forma especial al Rector fundador de la UAA, Don Humberto Martínez de León dentro de las actividades por los festejos de este importante aniversario.

Esperando sea de su agrado, con gusto estimado lector, se la comparto:

UN SER VIVIENTE

La palabra universal se define como lo que comprende o es común a todos en su especie, sin excepción de ninguno. Mejor manera de describir a nuestra Universidad Autónoma de Aguascalientes no pude encontrar.

Cual ser viviente, nuestra máxima casa de estudios ha venido caminando al paso de estos cuarenta años de la mano con nuestra sociedad, a veces yendo más a prisa, a veces yendo más al pasito, pero siempre de la mano.

Lo cierto es que nuestra Universidad tiene alma y son testimonio de ello sus aulas, yo como muchos pasamos por ellas y descubrimos ahí a un ser que irradiaba conocimiento y libertad.

Ese ser alimentado por mentes y corazones de maestros y alumnos guarda una perfecta armonía entre lo que recibe y lo que da, suma perfecta para la subsistencia del hombre.

Este ser con mucho camino por recorrer ha sido pieza fundamental para el bienestar de los que aquí estamos, para explicar su trascendencia lo hago de la mejor manera, citando las sabias y atinadas palabras que dijera su Rector Fundador: Don Humberto Martínez de León aquel 19 de junio de 1973:

“Sin los recursos tecnológicos indispensables para alimentar, vestir, administrar, divertir y servir; sin los recursos humanistas para educar, formar en la disciplina y los valores morales, a los miles de jóvenes que ya lo reclaman, y al creciente número que mañana lo requería más. ¿Cómo es que va sobrevivir la humanidad? Nosotros aquí estaremos haciendo nuestra parte en este intrincado problema”

En mi caso particular, a mi andar por la UAA ya de por sí complaciente, le agregué grandes humanos que se grabaron en mi memoria, que dejaron huella en lo que soy y que son responsables de la grandeza de nuestra casa de estudios, desde la pasión por la justicia de maestros que estaban: “aguantando callados”, hasta la admirable humildad de mentes asombrosas que siguen en pleno “bullidero”.

Nuestra Universidad es generador interminable de pensamientos que liberan al hombre, de ese tamaño es su importancia, de ese tamaño es nuestra obligación no sólo de preservarla si no de devolverle a ella un poco de todo lo que nos ha dado.

SE LUMEN PROFERRE.

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados