Muerte piadosa

Escrito por on Abr 25th, 2013 y archivado en Buhedera, Destacado. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Zelotes

Zelotes

Después de un terrible terremoto, Pepe le pregunta a Manolo: “Oye, Manolo, ¿sufrió mucho tu casa?” “No, hombre, por suerte se cayó toda de golpe.”

RAÍCES DEL TERRORISMO

Como este tema se está poniendo de moda cada día más (NY, Boston, Waco y lo que falta), leo este párrafo: “En el siglo I, el imperio romano estaba hundido hasta el cogote en el terrorismo doméstico. La mayor amenaza era una pequeña secta judía conocida como los Zelotes, que continuamente realizaban ataques públicos, incluso contra los otros judíos que no comulgaban con sus opiniones. Este es el origen de la palabra ‘zealot‘ (fanático), y el grupo constituye el primer ejemplo histórico registrado de terrorismo. Los Zealots sabían perfectamente que jamás podrían derrotar al poderoso imperio romano mediante una guerra convencional. Por ello, preferían no tener choques de frente sino crear caos y miedo. Por algún tiempo fueron exitosos, pero eventualmente Roma los liquidó en el año 74, con la toma de Masada. Pero la idea de ‘terrorismo’ se quedó y está en nuestra civilización desde entonces.”

ZELOTES Y SICARIOS

Lo mejor de ser como yo por no saber nada o que se te olvide lo poco que sabes es que todos los días descubres algo nuevo. De modo que, entusiastamente intrigado, voy al altar contemporáneo y leo: Wikipedia: “Los zelotes o zelotas fueron un movimiento político-nacionalista en el Israel del siglo I fundado por Judas el Galileo poco después de nacer Jesús. El nombre (del hebreo qanaim, ‘celar’) se refiere al celo por Yahvé guardado por sus miembros. Los Emmanueles fueron la facción más violenta del judaísmo de su época, enfrentándose frecuentemente a otras facciones como los fariseos o saduceos, a quienes acusaban de tener ‘celo por el dinero’. El vocablo zelota ha pasado a ser sinónimo de intransigencia o radicalismo militante. Algunos historiadores los consideran como uno de los primeros grupos terroristas de la historia ya que utilizaban el homicidio de civiles que a su entender colaboraban con el gobierno romano, para disuadir a otros de hacer lo mismo. Dentro del movimiento zelota, una facción radicalizada conocida como los sicarios, se distinguió por su particular virulencia y sectarismo. Su objetivo era una Judea independiente del Imperio Romano mediante la lucha armada tal y como sucedió en la Gran Revuelta Judía del 66-73 durante la cual controlaron Jerusalén hasta que la ciudad fue tomada por los romanos (año 70, Tito), que destruyeron el Templo, y tres años más tarde ocuparon la fortaleza de Masada, el último refugio zelote, tras el suicidio de sus defensores.” Mira qué interesante: los judíos fueron quienes inventaron esta forma de combate, y ahora sufren de continuo sus efectos. No faltará quien diga que la historia es una maestra de la ironía… aunque se tarde veinte siglos.

JESÚS, BARRABÁS Y LOS ZELOTES

“Robert Eisler ha creído descubrir un vínculo entre el cristianismo naciente y los zelotes, nacionalistas fanáticos; ve un mensaje cristiano inicial que se correspondería con el de un mesianismo político tendiente a instaurar el reinado de Jesús en una Palestina libre de romanos e idólatras. El mundo en el que vivía Jesús estaba fuertemente imbuido de espíritu zelote, pero según Cullmann el mismo Jesús debió constantemente tomar posición en contra de esa avanzada del nacionalismo judío frente a los romanos, desautorizándolo. Es conocido que la libertad de Barrabás, quien podría ser un líder zelota preso, es preferida por una muchedumbre a la de Jesús de Nazaret, atestiguando la popularidad de dicho movimiento en su época. Uno de los discípulos de Jesús, escogido por Él como apóstol, provenía posiblemente de este movimiento, pues es designado inequívocamente como Simón el Zelote en el Evangelio de San Lucas. Muchos estudiosos consideran el rechazo de Jesús por la comunidad judía como una actitud que responde al desengaño de los israelitas respecto a Él, que se reveló, no como un líder militar zelote que liberara a los judíos del yugo romano, sino como un líder espiritual, que solo prometía una liberación más allá de este mundo.”

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados