¿Una nueva primavera para descendientes de Benito Juárez?

Escrito por on mar 26th, 2013 y archivado en Destacado, Galería Fotográfica, Tecnologia e Internet. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

¿Una nueva primavera para descendientes de Benito Juárez?

Cruzada Nacional contra el Hambre,

El 21 de marzo se conjuntan celebraciones importantes que tienen para los mexicanos correlación y pertinencia. Ese día nace Benito Juárez García, campeón de la autodeterminación de los pueblos, miembro de uno de los grupos originarios con cultura formidable, que aún con la destrucción de su organización social, realizada en la Colonia y la yuxtaposición de religiones y formas de vida, a las propias, mantiene identidad y coopera con apego a la tierra, en el fortalecimiento del nacionalismo y soberanía nacionales.

También, se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, que cubre de manera predominante a los pueblos originarios de la Tierra: escarnecidos, robados, masacrados, expulsados de sus ancestrales territorios, refugiados en montañas y hondonadas, en que vuelven a mostrar su apego a la vida y son la esencia cultural y pluriétnica más valiosa de muchos de nuestros países y naciones.

Es día también de gozo. Inicia formalmente la primavera en el hemisferio norte del Planeta, que augura tiempos renovados y el inicio de muchas cosas para insistir en la mejora de las condiciones de vida de más de la mitad de la población del Mundo, que vive en la indigencia, con graves problemas de alimentación, sin educación o atisbos adecuados de ella; circunscritos tales grupos humanos, fundamentalmente, en zonas, hoy asiento de grupos originarios, expulsados de sus territorios fértiles.

Los tres asuntos tienen aspectos comunes que los entrelazan a ese empeño por avanzar hacia un mundo de paz y fraternidad universales. En que las guerras, entre pueblos y dentro de ellos, queden erradicadas; la salud, adquiera categoría planetaria, a través de su prevención y la educación, sea para todos y de calidad suficiente para impulsar creación o perfeccionamiento de competencias en los educandos, que les formen como líderes en la lucha por obtener espacios de crecimiento y desarrollo, adecuados para ser triunfadores en la vida comunal, nacional y planetaria.

Juárez, Benemérito de las Américas por antonomasia, nace en el seno del pueblo zapoteco, creador de hazañas y pirámides, delicia de estudiosos, investigadores y visitantes, que admiran vestigios arqueológicos, gozan su gastronomía y se solazan en sus valles y montañas -grito de vida de la naturaleza-. Pero ellos, los dueños originales de todo  eso, viven olvidados, enfrentando criterios y tesis para su “redención” –como la mayoría de las etnias del Planeta- que solo socaban su cosmogonía y les sumergen en hambrunas y abandonos. ¿Esta primavera abre oportunidades para iniciar la superación de sus problemas en México?.

La “Cruzada Nacional contra el hambre” inicia la atención a 400 pueblos. Es un universo inicial, de los casi 53 millones de pobres y 11.7 millones en pobreza extrema. Se mapearon pobreza extrema y carencia alimentaria, y de su cruce surgen 7.4 millones de personas. De ellas serán atendidas alrededor de 5 millones, mediante cuatro ejes: orientación localizada, corresponsabilidad de dependencias y gobiernos locales, fortalecimiento de capacidades productivas en zonas marginadas e involucramiento de energía comunitaria y social. Le integra la Jornada de Acciones Productivas en que se aportan recursos para impulsar producciones locales con personas o grupos específicos, propuestas por los grupos vulnerables en pobreza multidimensional extrema y con carencias de acceso a la alimentación. CONEVAL nos dirá en el 2015 que resultados se obtuvieron en los primeros dos años. Nunca más se compre la conciencia de los que sufren hambre y sed de justicia, hambre de posibilidades para opinar, proponer y decidir con libertad su presente. http://www.sedesol.gob.mx/work/models/SEDESOL/Sala_Prensa/Estenograficas/Comparecencia_de_Rosario_Robles_060313.pdf

Si tal determinación adquiere rango de estrategia integral de política social incluyente, que tienda a disminuir desigualdad y erradicar pobreza y siguen en ese sentido vigentes, bajo una nueva filosofía y una nueva visión, incorporando aspectos fundamentales, como la salida productiva que permita que la gente deje realmente las filas de la pobreza, que incorpore transferencias monetarias –como hasta ahora- junto a decisiones precisas en salud, educación –que nos constan con escuelas de tiempo completo- vivienda, seguridad social, y servicios de infraestructura básica, que representaría el goce pleno de los derechos sociales que mandata nuestra Constitución, la “Cruzada” adquirirá rango en la Alianza Internacional contra el Hambre, constituida en FAO (2003) durante la Cumbre Mundial sobre la Alimentación, que sustenta múltiples programas y estrategias en los países del Orbe, en que sobresalen Brasil, Uruguay y Cuba en Latinoamérica. http://www.rlc.fao.org/es/prioridades/seguridad/alianza.htm

Para cumplir con los objetivos sociales de la Cruzada, participan: para la parte productiva la Secretaría de Agricultura. México necesita volver a producir alimentos, recuperar sus compromisos con la Soberanía Alimentaria que ya no existen, descansando la producción de alimentos en pequeños productores de inicio, a fin de atacar por ese medio las condiciones de mayor pobreza y de carencia alimentaria. Al mismo tiempo se fortifica el ingreso de pequeños productores agrícolas y estos campesinos, alejándolos de la pobreza.

No hay Presupuesto específico para la Cruzada, por ello se apuesta a la suma de esfuerzos –que bien organizada puede producir sumatorias-. Juntos destinarían casi 295 mil millones de pesos, hoy repartidos en 19 oficinas gubernamentales de la administración federal, integrados en 70 programas de diversas dependencias federales, que tendrán el compromiso de superar visiones paternalistas y asistencialistas que identifican al Estado para con los pueblos marginados.

Se trataría de instigar una política transversal con enfoque intercultural y multiétnico. Allí se requiere la concurrencia de acciones, al lado de recursos, para que, simultáneamente todas las secretarías y dependencias –con la participación de recursos estatales y municipales- impulsen la alimentación, nutrición adecuada, salud universal y educación para todos con equidad y calidad. Al lado, programas conjuntos para infraestructura, vivienda y sus servicios, proyectos productivos y producción de alimentos. Invariablemente con la presencia activa  en las acciones y la contraloría social, de pobladores involucrados. Que pueblos y sus integrantes se empoderen de su salida de la pobreza e incorporación al proceso que ellos decidan.

En el 2015 habría resultados de la Cruzada Nacional contra el Hambre, a través de indicadores de disminución: de la carencia de alimentación, de rezago educativo, de salud, vivienda y otros. Todas las acciones están relacionadas con un indicador.

El debate sobre el combate a la pobreza y el hambre marca la disputa por la nación a través de la historia. La cuestión y disyuntivas acerca de cómo hacerle para superar la pobreza y el hambre que afecta a cada vez más millones de mexicanos deja huellas profundas en los dos últimos siglos de vida de la nación. Por ello causa expectativa seguir los empeños actuales por reivindicar a millones de mexicanos que padecen pobreza generalizada, alimentaria en específico.

En este debate los liberales del siglo XIX –con Juárez a la cabeza- fueron quienes mejor conceptualizaron sus manifestaciones. Es problema estructural que se incrementó en recientes años. Pensamos que es producto de la disfuncionalidad del sistema productivo, al perder el Estado su rectoría. Así se exacerban, tanto la acumulación privada de riqueza y su consecuencia, la socialización creciente de la pobreza. Ajuste y reorientación del sistema económico, con énfasis en lo social desde lo local es necesidad y reto insoslayable del Estado mexicano actual. La confianza en el éxito del Estado, a través de sus gobiernos, impera en el espíritu de una nueva primavera. Ojalá lo festejemos en el futuro.

Be Sociable, Share!

1 comentario en “¿Una nueva primavera para descendientes de Benito Juárez?”

  1. Carlos Villa dice:

    ¿A qué viene eso de “Una nueva primavera para descendientes de Benito Juárez? No entendí.

Los comentarios estan cerrados