Un Perro campeón

Escrito por on Dic 3rd, 2012 y archivado en Destacado, Futbol. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Xolos de Tijuana

Xolos es campeón. No han pasado ni dos años de su ascenso a la primera división y hoy, después de solo tres torneos cortos, podemos decir que es justo y merecido campeón del fútbol mexicano. Un equipo muy bien trabajado que sabe que está haciendo en la cancha, un grupo de jugadores aguerridos, ordenados y sin complejos que fue muy superior a Toluca tanto en la final de ida como en la de vuelta.

Pero la final no fue toda de Tijuana. Toluca participó y se nubló. Los dirigidos por Enrique Meza no tuvieron respuesta al gran planteamiento de Mohamed que, sin tener mucho tiempo la pelota, les mareó por momentos y mató a sangre fría con contragolpes de libreto. Una final mal jugada por Toluca y bien pensada por Tijuana.

Pasemos al partido como tal. Los primeros minutos fueron de mucho nervio, imprecisiones, balonazos y varias faltas. No paso mucho tiempo para que Tijuana se asentara en el campo y comenzara a manejar el partido. Fernando Arce jugó un partidazo, realmente fue un torneazo, haciéndose dueño de los rebotes en medio campo convirtiéndose también en armador de cada ataque de Xolos.

Tijuana se adueñó del partido. Arce jugaba y hacía jugar, organizaba paredes para salir al ataque, posesiones largas y muy pocos pelotazos. Toluca por su parte no encontraba los hilos, Sinha estaba perdido en la cancha, lo que provocó el desequilibrio de su equipo. Un primer tiempo sin mucho que presumir que no dejó mucho más que cualquier otro partido de la temporada regular.

El segundo tiempo fue distinto. Xolos manejaba su ventaja y cada minuto que pasaba se notaba más sereno dentro de la cancha. Edgar Castillo tuvo el primer gol pero Talavera se impuso en el camino. El ‘Gringo’ se sumó al ataque por la izquierda, recibió la pelota en los linderos del área y con un toque se la acomodó a la zurda para sacar un disparo violento teledirigido al ángulo de la portería, iba ser un golazo. Talavera parecía pasarse pero a última sacó un manotazo para mandar a tiro de esquina y evitar la primera anotación.

Toluca tuvo la suya. Minutos más tarde el panameño Tejada se encontró con la portería vacía en el área chica. Un centro desde la izquierda, que parecía irse por la línea final, fue recentrado a la posición de Tejada quien sí, con la marca de dos hombres, pero también sin portero y en el área chica, remató fuera desperdiciando la más clara del Toluca en todo el partido. Quien sabe qué hubiera pasado si remata bien.

Toluca logró meter a Tijuana atrás, una lluvia de centros invadió el área de Cirilo, pero ninguno con reales sensaciones de peligro. Al minuto 69’ el partido tendría su primer chispazo. Fidel Martínez se encaminaba a portería pero Novaretti le derribó por detrás, tiro libre para Tijuana. Arce, quien repito, dio un juegazo, disparó el tiro libre de gran manera reventando el poste derecho, Richard Ruiz recogió el rebote y venció a un desubicado Talavera. 0-1 para Tijuana, 1-3 en el global.

El primer balde de agua fría desconcertó mucho a los diablos. No más de un minuto después nuevamente Fidel Martínez se enfilaba a portería, esta vez Duvier Riascos le acompañaba solo por el centro. El Neymar ecuatoriano vio el movimiento de su compañero y le habilitó dejándolo solo frente a Talavera. Riascos hizo una definición de crack. Entrando al área hizo una bicicleta que dejó literalmente en el suelo a Talavera y definió de zurda a un arco abierto. Golazo de Tijuana, 0-2 para los Xolos que ya se sentían campeones.

Los veinte minutos que restaban de partido fueron un mero trámite. Toluca se fue con todo al frente y aún así Tijuana fue más peligroso. Centro tras centro, mala idea tras mala idea fue lo que propuso Toluca, contraataque tras contraataque fue la postura de Tijuana que tuvo para el tres a cero en más de una ocasión.

Un triunfo inobjetable de Tijuana que hoy se proclama indiscutible campeón. Un proyecto bien estructurado desde la segunda división que hoy, año y medio después de su ascenso, puede presumir no solo ser el mejor equipo en México, sino ser ampliamente superior a los demás. La filosofía de juego que se tiene, ese toqueteo con la pelota apoyado de los latigazos al frente, así como la táctica en balón parado hicieron de Tijuana el segundo mejor equipo del torneo regular y sin duda alguna el mejor en la fase final.

Un campeonato que llega a su final dejando varias sorpresas a su paso, la mejor de todas el campeón, la más amarga el fracaso de equipos como Monterrey, Tigres o Santos. Una final que refleja claramente lo que es el fútbol mexicano, una primera parte, la fase regular, que no tuvo nada de espectacular siendo más que otra cosa aburrida, y una segunda mitad, la liguilla, bien jugada que entretiene, divierte y convence.

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados