El recuento de los daños

Escrito por on Dic 1st, 2012 y archivado en Columnistas, Destacado, Galería Fotográfica. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

El recuento de los daños

Felipe Calderón Hinojosa

Lo que es evidente es que la improvisación fue el sello de su gobierno. Se lanzó a combatir a los cárteles sin tener antes una estrategia, plan integral y escenarios posibles; las iniciativas presentadas eran más por un afán coyuntural que de trascendencia nacional (lo último fue la del cambio de nombre al país); la economía manejada con buenos deseos, más que con políticas públicas, y; se paso el ultimo año con una gira de despedida que la característica fue, inaugurar obras ya inauguradas o inconclusas que hasta el próximo año se concluirán y como cereza del pastel echarse un palomazo (canción improvisada).

Las cifras de su guerra contra el narcotráfico son escandalosas; más de 70mil muertos, 24mil desaparecidos y casi 1millon de desplazados (personas que cambiaron su lugar de residencia) a consecuencia del crimen y violencia en el país.  Además de que deja un mapa del crimen más complejo y diverso, pues como lo explica Ricardo Homs: “Se descabezó a una generación de empresarios de las drogas que tenían sus reglas y evitaban confrontar a la autoridad abiertamente, -y menos aún meterse con la población civil-, y no se previó que ésta se sustituiría con una nueva generación que, -como sucede en las grandes revoluciones-, reaccionarían ejerciendo una violencia sin control producto de su inexperiencia. No se previó que el resultado sería peor, pues la violencia afectaría a la ciudadanía.”

En cuanto al combate a la pobreza las cifras son desalentadoras; el reporte de la ONU  nos dice que el 46.3 por ciento de la población mexicana vive en la pobreza, pero además el Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la UNAM da datos de que el poder adquisitivo del mexicano en el último lustro se ha devaluado en 4.3%. El problema es que México no es un país pobre, es un país de pobres, situación provocada por la precarización laboral, la inequidad que existe en la distribución de la riqueza, la existencia de monopolios y oligopolios y la aplicación de una política económica sin objetivo social.  Para reforzar la idea vemos como México es un país de desigualdades, algunos se enorgullecen que en la lista de multimillonarios de FORBES hay 11 mexicanos lo cual contrasta con los más de 52millones de habitantes que tienen algún grado de pobreza.

Un artículo no sería suficiente para enumerar el recuento de los daños de Calderón pero no podemos dejar de mencionar su obcecación por aprobar la reforma laboral que claramente va en detrimento de la base laboral, la poca importancia que le dio al tema medioambiental en su sexenio y por supuesto el intento (fallido) de privatización de PEMEX.

Pero quisiera terminar con un apunte de la característica de su personalidad, que es, la obstinación de Calderón por las fuerzas castrenses y la guerra. Una de las primeras escenas que recuerdo fue cuando apareció con uniforme militar, que por cierto, le quedaba grande; la más lamentable fue la de sacar las fuerzas militares de los cuarteles para combatir el crimen; pero la que me reafirmó y termino de comprobar mi hipótesis fue la última entrevista dada a López Doriga, donde con palabras enérgicas –llegando a lo ramplón- confeso que lo que más le interesaba antes de tomar protesta era, tener el control de las fuerzas armadas para ejercerlo, transcribo parte de lo publicado por Lopez Doriga con algunas anotaciones, mías, en corchetes:

-Calderón “…venía una jornada muy difícil. Desgraciadamente, en aquel tiempo, había toda una campaña de exacerbación, de odio, de fanatismo brutal que podía poner en peligro a la gente. [Que él, Calderón, provoco]Se hacía una manipulación increíble, inverosímil, muy grave, irresponsable, de la gente y de sus sentimientos, se distorsionaban las cosas, insisto, se sembraban odios y esa mala hierba que se sembró entonces. [Nuevamente algo que el sembró tenia el temor de cosechar]… pues evidentemente iba a haber una responsabilidad muy fuerte en quien tuviera la fuerza pública…responsablemente significa ejercerla si era necesario ejercerla, pero, obviamente, con la cautela debida, la responsabilidad podría ser ejercerla sin la cautela debida o, simplemente, no ejercerla, lo que también es una irresponsabilidad. [¿Un escenario era la represión a las protestas?] Entonces, ante esa hipótesis, ante esa preocupación, yo decidí, y le pedí al presidente Fox: Bueno, no te preocupes. Yo me hago responsable, pero dame el mando de la fuerza pública, no me dejes, no te quedes tú con el mando de la fuerza pública y luego, a la hora de la hora, quién sabe cómo van a resolver las cosas. Yo me hago responsable, pero me das el mando de la fuerza pública desde el primer minuto del primero de diciembre.[chéquese el número de veces que menciona ´fuerza pública´]Y así pues, el operativo fue, finalmente, digámoslo así, por mi cuenta.

Con tal anécdota se despide.

CONCRETITO

Palestina (Estado observador no miembro): la ONU (29/11/12) reconoció con una votación de 138 votos a favor, 9 en contra y 41 abstenciones la propuesta impulsada por el líder palestino, Mahmud, Abbas, en medio de la tensa tregua que se vive entre palestinos e israelitas.

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados