Más vale pedir perdón en el PRI…

Escrito por on Oct 12th, 2012 y archivado en Destacado, Galería Fotográfica, Lejano Cotidiano. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Más vale pedir perdón en el PRI…

Juan Carlos Rodriguez García

Tal y como las veredas de la tradición priista lo indican, se dio el banderazo de salida para el proceso interno de cara a las elecciones del 2013 en Aguascalientes, con un tumultuoso desayuno de notables priistas,  el pasado domingo 7 de octubre, presidido por Carlos Lozano de la Torre, gobernador del estado y “Jefe Máximo” del priismo aguascalentense, como le encanta recalcar en cuanto discurso puede el actual Presidente del PRI en la entidad J. Guadalupe Ortega.

Alejandro Alba Felguérez

Poco importa si la convocatoria señalaba que sería un desayuno en pro de la unidad o para la discusión del Plan Estratégico del PRI para las elecciones del 2013, ya que el meollo del asunto, para los asistentes era ir a interpretar las señales en cuanto a quiénes eran los “precisos” para la contienda interna en pos del premio mayor en las candidaturas del 2013 o sea a Presidente  Municipal de Aguascalientes por el PRI y otros partidos que les acompañen.

Oscar López Velarde Vega

Y lo cierto es que no salieron los comensales con las manos vacías, pues si bien en los discursos formales no se dieron nombres, al final de cuentas, por los conductos adecuados que la costumbre indica,  se dieron las filtraciones correspondientes sobre los que en el ánimo del “Jefe Máximo” son los que auscultando, el sentir de la militancia, tienen mayores posibilidades de abanderar al priismo el próximo año a saber, en orden alfabético: Alejandro Alba Felguérez, Francisco Chávez Rangel, Oscar López Velarde Vega, Juan Carlos Rodríguez García y Alberto Solís Farías.

Francisco Chávez Rangel

O sea que atrás, en lo aparente, se quedan las especulaciones sobre si eran 31, 32 o 40 los suspirantes, ya que desde el monte Olimpo del priismo se ha dicho que son cinco, aunque parece que sólo son dos verdaderos y un tercero en discordia en caso de que este no sea llamado a formar parte del equipo de Enrique Peña Nieto a partir de diciembre de este año.

Alberto Solís Farías

Sin embargo las cosas no están tan tranquilas como sería el deseo de los que consideran que aún se viven los tiempos históricos del PRI, nutrido de frases como “el que se mueve no sale en la foto”; “hay que esperar los tiempos”; “mi  dedo indicará quién es el bueno” y las que usted, si ya es mayorcito de edad y todavía cree que vivimos el 30 de noviembre de 1980, seguramente se sabrá y podrá acatar tal y como la ilustre sentencia que decía que los priistas deben de saber “sumar, sumarse o sumirse”, como lo señalaba el gran ideólogo Enrique Olivares Santana, entonces usted se disciplinara; pero los “chavos” como Gustavo Granados Corzo, Mario Guevara Palomino, Kendor Macías, Miguel Ángel Juárez, Gabriel Arellano Espinosa y otros cuyos nombres se me escapan por el momento, dicen –en voz baja-  que como están las cosas en el PRI estatal, más vale pedir perdón que permiso y que ellos seguirán haciendo su lucha por lograr ser tomados en cuenta en la conducción del proceso y no en la imposición del candidato, que debe de salir de una auténtica consulta a las bases.

Gabriel Arellano Espinosa

Inclusive hemos escuchado que el “chivo en cristalería”,  o sea Gabriel Arellano, ha manifestado que si se le sigue ninguneando en el “palacio mayor”, seguirá el ejemplo del español del cuento y pedirá licencia de su cargo en el Congreso, para que su suplente, el ilustre J. Guadalupe Ortega tenga que rendir protesta como Diputado de la actual legislatura y frustrar su sueño de ir como primero en la lista plurinominal en las candidaturas del 2013.

En fin que esto de la tersa unidad priista apenas empieza a calentarse y ya comienzan, aunque quizás habría que precisar que más bien aflorara lo que ya antes se comentaba, rumoraba y chismeaba entre los diversos contertulios de café, bares, pasillos, sótanos, grupúsculos de la grilla, similares y conexos en torno al clima que se vive en el proceso interno del PRI en Aguascalientes  de cara a las elecciones municipales y de diputados locales en el 2013, para saber pronto cuantos se animan a transitar por el camino de la expiación y cuantos se mantienen firmes en sus convicciones de disciplina y se suman a la sabia decisión del “Jefe Máximo”.

P.D.

Con poco más de año y medio de no escribir, por razones de salud, esta columna de “Lejano cotidiano”, regresamos con las intenciones de mantener una periodicidad estable, para que no nos olviden nuestros lectores que reclamaban nuestro regreso y confiando en que sean los menos los que la(menten) esta decisión, estamos prestos a pedir perdón por el atrevimiento.

 

 

Be Sociable, Share!

3 comentarios en “Más vale pedir perdón en el PRI…”

  1. david perez dice:

    BUENAS FOTOS. PERO TE FALTAN LAS DE LA CHIQUILLADA, O LOS CHAVOS, O MEJOR DICHO, LOS REBELDES. JAJAJAJ

  2. Bonifacio Barba dice:

    ¿Cuánta sorpresa hay en la vida! Y para todo esto de la promoción de la unidad en la dispersión de las tribus priistas -no se olvide que las tribus no son patrimonio demográfico, ni sociológico ni político del PRD; el origen del PRI fue un proceso de controlar a las tribus, con palabras, concesiones, arreglos y, llegado el caso, a balazos- téngase siempre presente que el PRI lleva decenios diciendo que ya no hay ‘jefes máximos’ sino democracia pura.
    Pero vuelve a aparecer la voluntad del ‘jefe máximo’; o sea, que lo superado no es tal y que el nuevo PRI es tan nuevo como el conjunto de su pasado.

    Lo importante para la sociedad, que de acuerdo con los derechos humanos debe ser abierta, es que no olvidemos ni por un instante que de acuerdo con nuestra Constitución federal los partidos son “instituciones de interés público”. Es decir, “deben serlo”.

    Todo esto que vemos, la patriótica lucha por recibir candidaturas y ocupar puestos de gobierno, más bien parece otra forma de privatizar lo público. Si esto es así y va a seguir, se necesita reformar la Constitución para retirar el subsidio a los partidos. Si esta lucha patriótica y unitaria es así de privada, entonces que se resuelva con dinero privado, no con recursos provenientes de los impuestos.

    Lo necesario: que el PRI y todos los partidos cumplan la Constitución.
    Lo deseable: que el número de priistas que sí ven y valoran lo público, crezca al interior del partido y en la vida social. Si no, ¿qué cuentas le darán a Peña Nieto que prometió una presidencia democrática? Qué paradójico será que tenga que prescindir de los priistas.
    Saludo a los pristas democráticos -los que creen en cada uno de los derechos humanos y que el poder público es para el bien de la comunidad política-; deseo que no los marginen en la construcción de la unidad y que hagan visible al nuevo PRI

  3. Raúl Hernández Alvarez dice:

    ATINADO ANALISIS GUSTAVO

Los comentarios estan cerrados