Era del conocimiento

Escrito por on Nov 25th, 2011 y archivado en Destacado, Galería Fotográfica, Paro en sístole. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Era del conocimiento

El mundo de la creación intelectual es harto complejo desde el origen de la construcción de una idea que empieza a cuajar en lo material hasta la comercialización de la misma. La creatividad implica un esfuerzo por la expresión del pensamiento con el propósito de transmitir un sentimiento o una extroyección de la mente.

En México el hecho de generar estas ideas con el mote de “obra artística” implica un derecho autoral protegido por la Ley de Derechos de Autor. Este derecho se otorga a través de un trámite administrativo efectuado en el Instituto Nacional de Derechos de Autor. Sin embargo, la falta de cultura y arraigo al proceso registral ha movido velozmente a las mentes más ávidas a publicar sin tapujos en el internet por medio de blogs, redes sociales y portales gratuitos que circulan en la onda virtual con millones de personas participando en doble vía de emisor receptor y recíprocamente.

Actualmente cada quien responde por sus contenidos generándose ideas innovadoras y así el cautiverio a diversos públicos en esa frecuencia electrónica. La era registral en papel casi queda rebasada por este fenómeno social arrastrado por miles de conductas y planteamientos legales. Es por eso que más allá de las legislaciones existe una tendencia al compartimento donde lo que hace una persona sea transmitido a otra en un  dinamismo evolutivo, una practicidad constante con principios universales. Esto no significa que en algún momento no se realice un cobro por el talento y el esfuerzo desplegado en una obra en particular. Lo que si implica es un cambio de paradigma intercambiando información en un intenso fluir de datos para alcanzar OTRO GRADO de conocimientos que en otro tiempo era imposible. Esta mudanza intelectual también acarrea algunas consecuencias y para ello se han creado licencias abiertas para compartir de manera limitada e ilimitada información digital que permita la anexión y/o restricción en el manejo de las obras en la web.

Las necesidades de compartir y dar conocer dan un giro evolutivo, ahora las editoriales, las casas de cine y música han cedido al enorme mercado del internet y a la gratuidad con reserva de algunos contenidos. En este texto que se origina en cualquier ordenador del mundo pongo a disposición este contenido y la clasificación de las diversas licencias de uso para contenidos creativos en esta genial coyuntura de la era del conocimiento.

Explicación de las licencias
Poner tus obras bajo una licencia Creative Commons no significa que no tengan copyright. Este tipo de licencias ofrecen algunos derechos a terceras personas bajo ciertas condiciones. ¿Qué condiciones? Esta web ofrece escoger o unir las condiciones de la siguiente lista. Hay un total de seis licencias Creative Commons para elegir:

Reconocimiento (Attribution): En cualquier explotación de la obra autorizada por la licencia hará falta reconocer la autoría.

No Comercial (Non commercial): La explotación de la obra queda limitada a usos no comerciales.

Sin obras derivadas (No Derivate Works): La autorización para explotar la obra no incluye la transformación para crear una obra derivada.

Compartir Igual (Share alike): La explotación autorizada incluye la creación de obras derivadas siempre que mantengan la misma licencia al ser divulgadas.

Con estas cuatro condiciones combinadas se pueden generar las seis licencias que se pueden escoger:

Reconocimiento (by): Se permite cualquier explotación de la obra, incluyendo una finalidad comercial, así como la creación de obras derivadas, la distribución de las cuales también está permitida sin ninguna restricción.
Reconocimiento – NoComercial (by-nc): Se permite la generación de obras derivadas siempre que no se haga un uso comercial. Tampoco se puede utilizar la obra original con finalidades comerciales.
Reconocimiento – NoComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.
Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (by-nc-nd): No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas.
Reconocimiento – CompartirIgual (by-sa): Se permite el uso comercial de la obra y de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.
Reconocimiento – SinObraDerivada (by-nd): Se permite el uso comercial de la obra pero no la generación de obras derivadas.

Commons Deed:

Es un resumen fácilmente comprensible del texto legal con los iconos relevantes.

Legal Code:

El código legal completo en el que se basa la licencia que has escogido.

Digital Code:

El código digital, que puede leer la máquina y que sirve para que los motores de búsqueda y otras aplicaciones identifiquen tu trabajo y sus condiciones de uso.

Utilizar la licencia

Una vez escogida la licencia tienes que incluir el botón Creative Commons “Algunos derechos reservados” en tu sitio, cerca de vuestra obra. Este botón enlaza con el Commons Deed, de forma que todos puedan estar informados de les condiciones de la licencia. Si encuentras que tu licencia ha sido violada, entonces tendrás las bases para poder defender tus derechos

A manera de corolario destaco que al momento de proteger una obra debe ser respetada por cualquier usuario aprovechándola para fines estrictamente prácticos en la transmisión del conocimiento el cual no tiene fronteras.

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados