Toros: cultura, tradición y crueldad

Escrito por on Oct 27th, 2011 y archivado en Así Vamos, Destacado, Galería Fotográfica, Toros. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Toros: cultura, tradición y crueldad

Se discute la fiesta de toros, los antitaurinos atacan con vehemencia y buscan el medio legal y prohibitivo para acabar con lo que los aficionados denominamos “la fiesta”. Hay que reconocerlo, hay algo de razón en el argumento anti-taurino pero son parciales y por ende, falaces.

1. El espectáculo taurino no tiene su origen en el Circo Romano como comúnmente se cree y se le atribuye sino en las justas (torneos) que los caballeros hacían en la edad media para entrenarse. No sólo luchaban contra otros caballeros sino también contra toros. Incluso en Inglaterra, las luchas de caballeros contra toros fueron muy extendidas.

2. Si hay crueldad. El toro tiene un sistema nervioso que llega a generar lo que los neurocientíficos denominan consciencia primaria. Hay que reconocerlo, su muerte es cruel.

3. Los toros están lejos de ser la única o la forma más cruel de matar a animales. La cría de ganado suele ser terriblemente cruel. El comer carne de cualquier tipo de animal es la última fase de una cadena que se inicia con la muerte del mismo y no hay forma de evitar que sea cruel. La crueldad contra los animales en nuestra sociedad es generalizada. A los cerdos, aves, ganado vacuno etc., se les engorda y se les transporta en condiciones de enorme crueldad. Luego, se les mata y no hay manera de matar sin crueldad. La pesca es también muy cruel. Todos ellos son seres vivos con sistema nervioso que sufren en su trato en la engorda y en su muerte. La proteína animal que necesitamos se puede alcanzar con la leche y el huevo y posiblemente, con muy poca carne (una vez cada quince días). El que come carne cotidianamente lo hace por un placer innecesario. El animalista congruente debería ser vegetariano.

4. La cultura en su aspecto relación hombre naturaleza. Toda cultura ha tenido una visión de la relación entre hombre y naturaleza, concibiendo una separación entre ambas instancias. El trato que se da a una y a otra, es diferente en una instancia y está prohibido en otra. La concepción histórica que se tiene de la naturaleza, ha permitido que a los animales se les mate en cacería, en corridas de toros, y para comérselos. Las culturas indígenas prehispánicas tendían a integrar el hombre y la naturaleza en una totalidad y por eso se creía en los nahuales (animal compañero) es decir, que el hombre estaba ligado a un animal en su vida, sus sufrimientos y alegrías y su muerte. En la India, la idea de reencarnación impone otra visión sobre los animales a las tradiciones occidentales. Lo permitido y prohibido con los animales depende así, de la cosmovisión sobre hombre –naturaleza, de la idea que se tiene del hombre y de la idea que se tiene de la naturaleza. Los protectores de animales modernos, tienen una cosmovisión especial muy respetable como todas las demás. Pero ninguna cultura debe imponer su cosmovisión a las otras, hacerlo es egocentrismo y petulancia al creer que es la única “verdad” que se debe imponer.

5. La cultura y la idea de arte. Para los taurinos, el toreo es dominar al toro, mandarlo en el sentido de enseñarle el camino de su recorrido y el ritmo del mismo (temple), es una sensación de peligro para el torero y es arte. Arte porque implica una emoción estética y ha generado pintura, música, baile, novelas, poesía, etcétera.

6. No genera como en el futbol un impulso a la violencia. Contra lo que se piensa, el espectador taurino no sólo no es violento sino que tiende a ser pacífico. No es el caso de otros espectáculos, el futbol por ejemplo, que es impulso para que en muchos aficionados surjan bandas (porras) de alto contenido agresivo. La corrida tiene su parte cruel, pero no hay ninguna prueba que genere agresividad por parte del espectador.

7. En el mundo actual hay muchas crueldades. Es importante la jerarquía en que las concebimos. Los toros no están en primer lugar de la jerarquía de lo cruel. Una crueldad no elimina la otra, es cierto pero, es clave en toda concepción cultural distinguir lo primordial de lo que no lo es.

La cultura taurina tiene muchos siglos y actualmente está en decadencia, va a desaparecer por sí sola, no requiere de ninguna agresividad en su contra. Las culturas son cambiables, pero no se les debe combatir por medio de prohibiciones legales. Vivimos en un mundo pluricultural en donde el respeto mutuo es vital.

El Partido Verde tiene muy poco de ecologista y mucho de negocio familiar, es un remedo de partido y sus proposiciones sólo suenan a demagogia barata. No es el caso de muchas personas que legítimamente tienen una cultura animalista y respetable.

Be Sociable, Share!

6 comentarios en “Toros: cultura, tradición y crueldad”

  1. Sergio Rodriguez Prieto dice:

    ¿ESO SIGNIFICA QUE TAMBIEN HAY QUE PROHIBIR LOS PARTIDOS DE FÚTBOL?

    • Juan Castaingts dice:

      Estimado Sergio Rodriguez P.
      Mi artículo no prentende prohibir nada. Mi artículo lo que propone es la toleracia hacia los otros como una virtud social que hay que practicar
      Juan Castaingts

  2. JORGE MARTINEZ dice:

    INTELIGENTE POSTURA AL ANALIZAR LA FIESTA TAURINA. LO FELICITO

  3. FERNANDO DE ALBA dice:

    MUY INTERESANTE, OPORTUNO Y ACLARATIVO TU ANÁLISIS, FELICIDADES

  4. Rubén Marin Lopez dice:

    Enhorabuena Juan,
    A estas alturas, es un placer leer cosas inteligentes y sensatas.

Los comentarios estan cerrados