El mundo sigue siendo plano

Escrito por on May 18th, 2011 y archivado en Destacado, Galería Fotográfica, Paro en sístole. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

El mundo sigue siendo plano

Lo es porque cada vez que se transita por un país diferente al de origen se nota claramente que existen algunas cuantas diferencias y que cada vez la inmensidad de las redes y la cercanía entre los pueblos se hacen palpables por las dimensiones que ocupan en un lugar y en otro.

Estar ahora en Asia, en África o en Europa se ha convertido –con algunos cuantos recursos económicos- un portal enorme para conocer el otro lado de la moneda. En la actualidad es más sencillo voltear a ver el teléfono móvil para conocer los últimos sucesos en Marruecos o la fiebre de las elecciones en Perú siendo ejemplos para darnos cuenta de lo pequeño y minúsculo que puede ser esto de la planicie.

Colocando el pensamiento en el plano material podría decir que el ser humano se complica su existencia por un mundo que lo agobia, que lo mata en una rutina, en una rueda interminable de sufrimientos pues cuando deja de ver las estrellas deja de ver el universo como lo es un lugar infinito y dentro de esa infinitud de posibilidades y dentro de esos caminos que transita se repiten patrones de conducta con viejos conocimientos que se han empolvado esos que ya no sirven aquellos que anquilosan y envilecen el deseo, aquellos donde la vida se cansa y no deja respirar lo que somos, como lo que no somos, lo que hemos dejado de ser en ese materialismo exacerbado en un mundo encarnizado por la lucha constante de sobrevivir en un sentido sin sentido en una paradoja del ser y sus complejidades características.

La naturaleza humana casi invencible casi impredecible se regocija al entender el universo por la misma observación sin embargo cuando deja de observar se limita su posibilidad en la genialidad de estar vivo y vivir una vida y solo ser una pieza donde quiera que se esté y con quiera que se esté.

El ser humano sufre la despersonalización en esta era digital donde la lejanía es una forma de acercarse a las personas, donde las computadoras personales son una ventana a otros mundos sin serlo. La sensación de construir un camino y en eso diría Cohelo: “el camino no es un destino es una forma de vivir, el camino es una forma de llegar, el camino es una forma de seguir sin dejar algo atrás”.  Ahora es momento de continuar…

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados