Narcomenudeo

Escrito por on Feb 15th, 2011 y archivado en Destacado, Galería Fotográfica, Gaviero. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Narcomenudeo

El narcomenudeo o comercio de drogas ilícitas en pequeña escala, se ha convertido en un cáncer incurable, en una enfermedad social que trae consecuencias graves, como un mayor grado de violencia, más corrupción, ejecuciones -incluyendo a menores de edad- y el desgaste del tejido social.

Actualmente vivimos una guerra frontal contra el narcotráfico, hechos de violencia contundentes han marcado la historia del país, pero esta lucha emprendida no estaría completa si no se ataca también el narcomenudeo.

El crimen organizado ha manifestado perversas tendencias, por un lado la globalización, y por el otro, el apoderarse de los mercados locales, involucrando sujetos, no solamente de un país, sino también de los actores locales, donde las autoridades que procuran e imparten justicia enfrentan retos complejos para abatirla.

Un estudio sobre drogadicción y narcomenudeo realizado por la empresa Berúmen y Asociados, en el año 2004, indica que los encuestados señalaron, en un 52% como muy grave el problema de la drogadicción, y un 69%, considera que la drogadicción ha aumentado. Asimismo, el 68% de los encuestados atribuye que las causas que originan el problema de drogadicción se debe a conflictos familiares, frente a un 22% que se inclina hacia la falta de valores.

Datos arrojados en esta investigación revelan que la droga que más se consume es la marihuana según el 46% de los encuestados, y le sigue la cocaína con 43.6%.

Dentro de las sugerencias realizadas por los encuestados para que las autoridades combatan el problema de la drogadicción, se obtuvieron los siguientes indicadores: 45.6% opinó que se debe mejorar la vigilancia, 42% combatir la corrupción, 25% coincidió en que se debe incrementar la capacitación a la policía, y un 16% sugirió penas más severas.

El narcomenudeo es una actividad originada con la prohibición de las drogas, a principios del siglo XX, conforme a la Encuesta Nacional de Adicciones de 2008, en México había 465 mil adictos a las drogas, lo cual es un indicador preponderante que induce a hacer frente al problema de manera inmediata, tanto en el ámbito de salud, como en el marco jurídico.

Parte de los esfuerzos para combatir el narcomenudeo es precisamente el decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Salud, del Código Penal Federal, y del Código Federal de Procedimientos Penales, publicado en el diario oficial de la Federación el 20 de agosto de 2009.

En estas reformas, ya aprobadas, no sin un alto grado de discusión, pretenden básicamente 9 objetivos:

1.    Delimitar los alcances de la posesión de narcóticos para estricto consumo personal.

2.    Determinar criterios para uso lícito de sustancias prohibidas.

3.    Determinar las penas que corresponden por narcomenudeo.

4.    Establecer con precisión las consecuencias que implica la posesión de diversas cantidades de droga.

5.    Definir la competencia de las autoridades federales.

6.    Definir la competencia de las autoridades locales.

7.    Señalar el procedimiento para determinar el tipo y cantidad de narcótico.

8.    Orientar al detenido por el problema de salud derivado de las adicciones.

9.    Desarrollar una nueva estrategia de prevención y atención de la farmacodependencia.

A fin de hacer eficiente la labor del Estado en materia de combate al narcomenudeo se requiere de reformas legislativas que permitan determinar de manera clara la corresponsabilidad de los Gobiernos federal y de las entidades federativas para la prevención y el combate a la posesión, comercio y suministro de narcóticos; la tipificación y sanción de esas conductas delictivas; así como la determinación de mecanismos para el tratamiento médico y programas de prevención para farmacodependientes y no farmacodependientes.

Partiendo de las investigaciones anteriores, así como de los documentos elaborados a nivel local,  consideró importante trabajar en este tema, que dará lugar a opiniones distintas e incluso encontradas, con aportaciones valiosas para enriquecer los instrumentos jurídicos y materiales que permitan  concluir en buenos resultados, y así, coadyuvar con los retos que tiene la procuración e impartición de justicia local frente a los tipos penales que la Ley General de Salud tipifica para lo que se conoce como narcomenudeo, obligación derivada del Artículo 474 de esta reforma a la Ley General de Salud.

Por lo cual habrá que tomar en cuenta una serie de planteamientos como Juzgados de drogas, fiscalías especializadas con medidas de seguridad, revisar con puntualidad la competencia estatal y federal, evaluar la factibilidad administrativa, los gastos que implique la nueva disposición, es decir, ¿de dónde se van a obtener los recursos?, considerar de forma integral a los farmacodependientes en recuperación, catálogo, recursos económicos, para los centros de narcomenudeo, aspecto toral del fenómeno, avances en el terreno procesal y la disposición de agentes encubiertos, son solo algunas consideraciones que implica este nuevo marco legal.

Be Sociable, Share!

1 comentario en “Narcomenudeo”

  1. lacucebe dice:

    Espinudo tema. En USA alrededor de los años 20 y 30 del siglo anterior la “ley seca” provocó un exceso de demanda que originó un tráfico ilegal desmesurado y violencia entre mafias enriquecidas que sobornaban a políticos y jueces para conseguir sus objetivos: el que no aceptaba el soborno era asesinado. Los licores bajaron su calidad por debajo de mínimos para aumentar la oferta y el beneficio. Fue necesario El Crack del 29 para que el gobierno federal buscandos fuentes de financiación por impuestos, creación de puestos de trabajo legales y disminución de los desproporcionados climas de violencia se planteara suavizar la ley: (edad mínima de consumo,..)
    No se si el camino más que quedar reducido a lo judicial debiera buscar nuevos caminos más imaginativos.

Los comentarios estan cerrados