El guardián de la bestia

Escrito por on Ene 25th, 2011 y archivado en Destacado, Galería de vídeo, Galería Fotográfica, Gaviero. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

El guardián de la bestia

Antes de 1914, ningún país, excepto la Rusia zarista acostumbraba a expedir pasaportes, incluso era como una marca de gobiernos tiránicos, de allí el viejo proverbio ruso “Un hombre sin pasaporte es como un hombre sin alma”.  Hoy las cosas son muy diferentes, la globalización  ha hecho que las barcas se llenen,  y en nombre de la lucha al terrorismo, al narcotráfico, la antes tolerada migración de México y los países centroamericanos hacia Estados Unidos, ha hecho de la frontera de Estados Unidos con nuestro país una zona de contención. La falta de políticas públicas de cooperación internacional para trabajo temporal, ha dado paso a insistir en el atajo policial.

El autor Omar Williams López Ovalle

Hoy conseguir papeles legales  es una verdadera odisea, el fracaso del lobbyng para que los estudiantes universitarios que han vivido prácticamente toda su vida en los Estados Unidos,  es también una muestra más de lo complejo  del asunto en los Estados Unidos.

Los migrantes para escapar al ojo de la ley, buscan protegerse en la penumbra del trabajo doméstico, de la economía sumergida y con frecuencia, en la prostitución. Los discursos en Estados Unidos olvidan que muchas empresas norteamericanas no serian económicamente  viables sin la mano de obra de los migrantes y que los empresarios reclaman con voracidad claro en condiciones diferentes a los nacionales, y desde luego se olvida que los migrantes al final del día también pagan impuestos.

Sin embargo, al tema tenemos que agregar un asunto por demás triste y sinuoso, y me refiero, al trato de los migrantes centroamericanos. Una de las grandes tradiciones reconocidas al estado mexicano, era la solidaridad hacia distintos países  con problemas internos, muchos españoles por ejemplo llegaron a nuestro país derivado de la guerra civil, muchos de ellos han contribuido al desarrollo de nuestra patria, en los años setenta muchos chilenos fueron recibidos después de la muerte de Salvador Allende, su contribución a la cultura mexicana también nos beneficio, para los años ochenta, México, fue reconocido internacionalmente por salvar miles de vidas de ciudadanos guatemaltecos que huían de las guerras intestinas del país vecino.

Hoy las cosas han cambiado, la agenda pública del país ha puesto en la mesa  los enormes retos del estado mexicano, donde en la práctica nos hemos convertido en el guardián de la bestia. Lo que les pasa a los centroamericanos por su intentar llegar a Estados Unidos, es calificado como una pesadilla; historias como de las mujeres centroamericanas que toman anticonceptivos por la predisposición a que van a ser violadas, amén del miedo al secuestro y hasta la privación de la vida, pasando por los peligros de subirse al tren.

Los indocumentados centroamericanos sufren de todo tipo de prácticas contrarias a los derechos humanos, por parte de los distintos cuerpos policiales,  y de la delincuencia organizada, que por decir lo menos, son objeto de maltratos -la policía montada de un municipio de Guanajuato, lazaba  a los indocumentados como si se tratara de ganado, para atraparlos-.

Sobre las experiencias de los centroamericanos, recomiendo al estimado lector,  y gracias al mundo virtual -2.0-, que a través de yuotube revise los cortometrajes de Gael García Bernal, que nos ayudan a conocer lo que pasa en el mundo real -2.1-. Titulados como “Los invisibles” y a través de cuatro documentales nos encontramos imágenes y entrevistas a madres solteras hondureñas, a salvadoreños y nicaragüenses, los cuales dan testimonio de la búsqueda de un mejor futuro y la realidad a la que se enfrentan al pasar por tierras mexicanas, muchas organizaciones de la sociedad civil, apoyan a estos indocumentados y hoy incluso algunas de ellas han sido amenazadas por el crimen organizado.

Hoy la política hacia el exterior hacia centro y Sudamérica por parte de México es dura; conseguir la  visa mexicana para ellos es un reto casi imposible, y el trato a los migrantes ha desatado un debate público en donde el papel de los derechos humanos es central, ayudará, a darle un norte y evitar con ello un diálogo como el de Alicia en el país de las maravillas. México debe evitar ser el guardián de la bestia, y encontrar ese equilibrio de los flujos migratorios que siempre han beneficiado a las naciones. Cerrar las fronteras lo único que evitará es que el multiculturalismo enriquezca la cultura de las naciones.

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados