Presos

Escrito por on Ene 17th, 2011 y archivado en Destacado, Gaviero. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

El autor Omar Williams López Ovalle

La libertad de las personas es uno de los derechos más preciados de todos los seres humanos. Cuando alguien comete un delito los jueces pueden decidir que es necesario privar  a algunas personas de ese derecho por un tiempo como consecuencia de las acciones por las cuales han sido condenados, o de las cuales han sido acusados.

La esencia del encarcelamiento consiste en la privación de la libertad. Sin embargo, siempre es importante que la sociedad se interese por sus cárceles y sus presos, que comprenda el papel de las prisiones, Nelson Mandela señalaba “suele decirse que nadie conoce realmente cómo es una nación hasta haber estado en una de sus cárceles. Una nación no debe ser juzgada por el modo en que trata  sus ciudadanos de más alto rango, sino por la manera en la que trata a los de más bajo rango”.

El primer cuestionamiento que debemos hacernos, es por los derechos que se pierden como consecuencia de la privación de libertad y lo que implica esta pérdida. Algunos de ellos son la libertad de libre circulación, libre asociación, aunque no se restringen por completo, raras veces son mantenidos en aislamiento total, el contacto con la familia, no se tiene accesos irrestricto, pues incluso se tiene capacidad para formar y conservar una familia, aunque por desgracia existen países donde no se permite que los presos mantengan ningún tipo de relación íntima con sus parejas o cónyuges.

La historia  nos enseña de algunos presos famosos,  que han trascendido. Uno de ellos se trata de un agitador judío, preso por sedición: Jesús de Nazareth, carpintero, fue un predicador que vivió a comienzos del siglo I, en las regiones de Galilea y Judea murió crucificado en Jerusalén en torno al año 30. Llamado Cristo, es el personaje central de las religiones denominadas cristianas y es uno de los personajes que ha ejercido una mayor influencia en la cultura occidental. Tras su detención, Jesús fue llevado al palacio del sumo sacerdote Caifás, según el Evangelio de Juan,  fue presentado primero a casa de Anás, allí fue juzgado ante el Sanedrín. Se presentaron falsos testigos, pero como sus testimonios no coincidían no fueron aceptados. Finalmente, Caifás preguntó directamente a Jesús si era el Mesías, y Jesús dijo: “Tú lo has dicho”. El sumo sacerdote se rasgó las vestiduras ante lo que consideraba una blasfemia.  Los miembros del Sanedrín escarnecieron a Jesús. A la mañana siguiente, Jesús fue llevado ante Poncio Pilato, el procurador romano. Tras interrogarle, Pilato no le halló culpable, y pidió a la muchedumbre que eligiera entre liberar a Jesús o a un conocido bandido, llamado Barrabás. La multitud pidió que liberase a Barrabás, y que Jesús fuese crucificado. Jesús representa, el prisionero torturado, el hombre que fue objeto de daño físico. Los ejecutados por crucifixión eran por lo general esclavos y sediciosos, por ello hay un gran consenso en cuanto a que el delito por el que Jesús fue crucificado fue el de sedición contra las autoridades romanas.

El hombre de las fugas, el novelista universal, Miguel de Cervantes Saavedra, su historia, en las cárceles de Argel y Sevilla, aparece un interno, quien deja como legado al Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha. Durante su regreso desde Nápoles a España, a bordo de la galera Sol, una flotilla turca hizo presos a Miguel y a su Hermano Rodrigo, el 26 de septiembre de 1575. Cervantes es adjudicado como esclavo al renegado griego Dali Mamí. El hecho de habérsele encontrado en su poder las cartas de recomendación que llevaba de Don Juan de Austria, hizo pensar a sus captores que Cervantes era una persona importante, y por quien podrían conseguir un buen rescate. Pidieron quinientos escudos de oro por su libertad.

En 5 años de prisión, Cervantes, trató de escapar  en 4 ocasiones. Para evitar represalias en sus compañeros de cautiverio, se hizo responsable de todo, prefirió la tortura a la delación,  existen noticias sobre su cautiverio, que se complementan con sus comedias Los tratos de Argel; Los Baños de Argel. El primer intento de fuga fracasó, porque el moro que tenía que conducir a Cervantes y a sus compañeros a Orán, los abandonó en la primera jornada. Los presos tuvieron que regresar a Argel, donde fueron encadenados y vigilados más que antes. En un segundo intento, junto con otros presos se escondieron en una cueva, en espera de una galera española, misma que no pudo acercarse a la playa, y al final fue apresada. Los cristianos escondidos fueron descubiertos, por delación de un cómplice traidor, con alias de El Dorador. El Gobernador Turco lo encerró en su baño o presidio, cargado de cadenas por 5 meses.

En el tercer intento de fuga, envió un moro fiel con cartas para Martín de Córdoba, el mensajero fue preso y las cartas descubiertas y Cervantes fue condenado a recibir dos mil palos, sin embargo la sentencia no se cumplió porque muchos intercedieron por él. El último intento de escapar se produjo gracias a una suma de dinero que le entregó un mercader valenciano, y compró una fragata para transportar 60 cristianos, ya para irse el dominico Juan Blanco de Paz, reveló el plan y a Cervantes se lo llevaron a una prisión más segura. En 1579 los padres Trinitarios, juntaron 500 escudos y Cervantes fue liberado el 19 de septiembre de 1580.

Al estar en Sevilla, trabajo como cobrador de impuestos y es encarcelado por segunda vez de la cárcel Real de Sevilla, tras la quiebra del Banco donde depositaba la recaudación, allí comienza Don Quijote de la Mancha, para 1604, se instala en Valladolid y en 1605, publica la primera parte del El Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.  Comienza el realismo como estética literaria y el género literario de la novela moderna.

Be Sociable, Share!

1 comentario en “Presos”

  1. david perez dice:

    Oye OMAR:

    me gustaría que me regales unos minutos para tratar lo relativo a la reincersión laboral de personas que por diversos motivos han caido en prisión o que por su aspecto son discriminados y no obtienen un empleo, me parece que este es un asunto muy relevante para el cual nuestro sistema PENAL carece de una política pública adecuada para evitar que estas personas que ya cumplieron su condena puedan reinsertarse laboralmente y por lo tanto, evitar que caigan en manos de la delincuencia.

    saludos

Los comentarios estan cerrados