Innovación de la mente

Escrito por on Dic 4th, 2010 y archivado en Destacado, Galería Fotográfica, Paro en sístole. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Innovación de la mente

Definitivamente hablar de innovación es hablar de competitividad, la que a su vez nos lleva al desarrollo social. COMPRENDIDO de esa manera, la innovación debiera partir del individuo como persona, para luego aplicarlo al grupo. Una persona que no quiere ser competitiva, a la que no le importa su desarrollo o que se ha conformado con los viejos modelos, puede tener pocas posibilidades de adaptación al cambio, renuencia a participar de un proceso de innovación en cualquier organización que se encuentre. La innovación más allá de una necesidad, es una forma de estar vivos, de desenvolverse, individual, colectiva, empresarial, gubernamental.

La innovación no es una moda, sin embargo, el uso de la palabra si lo es… al igual que “Sostenibilidad” y “Responsabilidad Corporativa”, muchas empresas y organizaciones civiles las usan y dicen generar sostenibilidad y ser responsables socialmente, sin embargo…¿Sus procesos dan fe de ello?, particularmente creo que ambos conceptos bien entendidos exigirían mayor compromiso para ser innovadores.

La globalización trae aparejadas muchas posibilidades de desarrollo pero poco poder económico, nos lleva a investigar más, a desarrollar nuevos modelos a replantear los antiguos, a ser más creativos, a sembrar e incentivar más líderes positivos. Es por eso que la innovación se debe enseñar y se puede aprender pero sólo puede germinar a partir de una disposición abierta a cambiar, a crear y a actuar por parte de las personas, importantísimo, pues si desde los lideres no hay una actitud para mejorar los procesos siendo creativos, competitivos, con valores…poco o nada se puede hacer.

Algunas organizaciones prefieren seguir utilizando los modelos antiguos que han funcionado en determinado tiempo y espacio, sin tomar en consideración las necesidades de su público objetivo, no todos los escenarios son iguales, tampoco los públicos.

Tal vez no haya que cambiar el modelo, pero si ajustarlo y mejorarlo a un escenario actual, y para ello es importante la investigación previa, que también es parte de la innovación.

Muchas veces la resistencia al cambio (por miedo o conformismo) hace que se desperdicien ideas creativas, y oportunidades de desarrollo innovadoras, lo que a su vez conlleva a una organización a una sociedad  potencialmente estática y con altas posibilidades de desaparecer.

Así las cosas, los principales retos para lograr un clima favorable para la innovación son la calidad y el enfoque, calidad en el capital humano, calidad en información y la directriz  orientada a la investigación y al cambio positivo. Es algo inherente  que nos distingue del resto de seres vivos es que tenemos la capacidad de evolucionar en el plano físico, emocional, mental y espiritual.

Ocurre que en este último siglo parece que hemos hecho una “desconexión” de toda nuestra historia y que estamos descubriendo nuevos términos que ya han existido a lo largo de nuestro devenir. El problema es que se ha identificado toda nuestra capacidad técnica, de desarrollo de la mente, desarrollo científico, con “evolución” y resulta que hemos desarrollado tan sólo una parte del cuerpo olvidándonos de lo importante.

Con la innovación sucede algo similar a lo acontecido con la calidad hace dos décadas, cuando en sí, en su esencia, era un conceptos que formaba parte del actuar de las pequeñas organizaciones, de los artesanos, de la tienda de la esquina, del puesto del mercado…etc. Eso sí, comenzamos a desarrollar modelos, herramientas técnicas, palabras novedosas y rebuscadas y nos creímos que habíamos inventado la calidad.

Con la innovación está ocurriendo algo parecido, cuando en realidad nunca hemos dejado de innovar o de evolucionar para adaptarnos a los cambios y cambiando la realidad para otra vez innovar para adaptarnos y así, una y otra vez en un ciclo sin fin que gira más y más rápido.

La verdadera innovación debe llevar a una evolución tanto de la organización, producto, servicio así como del entorno en el que impacta y debe encontrar su sentido en un objetivo más amplio en el que nos deberíamos plantear cómo de verdad ayudar con el objetivo de de contribuir a la evolución humana en todos sus aspectos.

Una vez surgida la innovación podríamos hablar entonces de EXOVACIÓN es ir por encima de los prejuicios, barreras y patrones culturales generando una inercia revolucionaria de cambio. Todo cambio acarrea consecuencias y en la exovación se intensifica se da un salto brusco pero en condiciones de urgencia y necesidad imperiosa el impulso por la renovación es una alternativa.

Be Sociable, Share!

1 comentario en “Innovación de la mente”

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Crisol Plural Ags, Sergio F. Sosa S.. Sergio F. Sosa S. said: Innovación de la mente | Crisol Plural http://t.co/CmucQUz […]

Los comentarios estan cerrados