“Ando Depre”, ¿Realmente Sabes lo que es la depresión?

Escrito por on Nov 11th, 2010 y archivado en Destacado, Galería Fotográfica, Psicología. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

“Ando Depre”, ¿Realmente Sabes lo que es la depresión?

“Ando depre”, se ha vuelto la locución común en los tiempos modernos. La Depresión es una palabra  tan dominante en nuestra cultura que pareciera el código de acceso a lo que está de moda, se ha convertido en la contraseña que abre puertas en una sociedad donde es notorio el miedo a llamar a las cosas por su nombre.  Tal como lo señalan los expertos en el tema “La ‘depre’ está en boga y en boca de todos. La persona “depre” aparenta expresar un cierto malestar y a la vez disimularlo porque existe la creencia de que estar deprimido es socialmente correcto pero estar triste o sentirse mal, no”. El diagnóstico de Depresión funciona tan a menudo como una etiqueta universal que valdría la pena cuestionarse  si no es eso, precisamente,  el origen de tantos deprimidos.

La definición de Depresión abordada desde su etimología “depressus” significa abatido o derribado. La Depresión se configura por una serie de síntomas que repercuten y afectan los aspectos emocionales del sujeto y que repercuten en su vida cotidiana en forma de: descenso del rendimiento profesional, pobre rendimiento escolar o académico y empobrecimiento de los vínculos sociales La Depresión no sólo es sentirse triste, melancólico, infeliz, abatido o derrumbado; es un trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un período de tiempo prolongado.

La Depresión se puede manifestar como dificultades cognitivas, alteraciones volitivas o trastornos somáticos. Vale la pena señalar que estar tristes es algo esperado y sano, la persona puede encontrarse tristes por algo que le sucedió o por momentos de fatiga y cansancio, pero esto no quiere decir que ha caído en Depresión.

La Depresión consiste en una agrupación de síntomas en donde predominan los afectivos (tristeza patológica, decaimiento, irritabilidad, sensación subjetiva de malestar e impotencia frente a las exigencias de la vida) puede desarrollarse a partir un suceso como un evento trágico, la muerte de alguien cercano, las decepciones sentimentales o las vivencias traumáticas; aunque, en mayor o menor grado, también están presentes síntomas de tipo cognitivo, volitivo o incluso somático, por lo que se habla de una afectación global de la vida psíquica.

De acuerdo a los especialistas las causas de la Depresión no son conocidas; sin embargo,  determinados factores podrían intervenir en su génesis tales como los hereditarios, las vivencias de la infancia y las adversidades psicosociales actuales (contexto social y aspectos de la personalidad). Psicoanalíticamente se considera que las personas que sufren síntomas depresivos intentan, sin saberlo, decir algo de ellas mismas que desconocen.

La Depresión puede manifestarse en diversas formas ya que existen estados de dolor por la pérdida de ciertos ideales, de nuestro propio concepto de lo que “debe de ser”, por la distorsión de nuestros puntos de referencia o por la presencia de temporadas de tedio y apatía por la creencia de una situación de imposibilidad para modificar el entorno. Distintas son esas experiencias de pérdida que atraviesa todo ser humano a lo largo de su vida (la muerte de un ser querido, un fracaso amoroso, el duelo por deber abandonar el lugar de residencia, etc.), situaciones a las que, por considerarlas no significativas o no trascendentales en nuestra vida, a menudo no les dedicamos el tiempo necesario para elaborar su duelo y es entonces, cuando se traducen los estados depresivos en conductas autodestructivas, accidentes , inhibición o por síntomas somáticos que irrumpen de manera paradójicamente antes de alcanzar un objetivo importante o muy anhelado.

Los expertos hacen hincapié en que no hay que confundir los síntomas depresivos con  la melancolía, un estado rigurosamente diferenciado por Freud, que se caracteriza por una sensación de vacuidad, de “invasión de la nada”, de un radical sinsentido, de nostalgia con reproches culpígenos que puede llegar hasta la idealización de la muerte.

Algunos autores señalan que la Depresión es el déficit de energía psíquica que vivifica y anima y que procede de relaciones satisfactorias con el ambiente y con uno mismo. Producir energía psíquica es sinónimo de mantener el equilibrio de nuestra propia naturaleza con todo lo que nos rodea. Los tipos principales de Depresión abarcan:

1.        Depresión mayor: debe presentarse durante al menos dos semanas para diagnosticar este tipo de Depresión. La Depresión mayor tiende a continuar durante al menos 6 meses si no recibe tratamiento.

2.       Depresión atípica: ocurre en aproximadamente un tercio de los pacientes con Depresión. Los síntomas abarcan comer y dormir en exceso. Estos pacientes tienden a tener un sentimiento de estar oprimidos y reaccionan fuertemente al rechazo.

3.       Distimia: una forma de Depresión generalmente más leve que dura años si no recibe tratamiento.

Otras formas comunes de Depresión abarcan:

1.        Depresión posparto: muchas mujeres se sienten algo deprimidas después de tener un bebé, pero la verdadera Depresión posparto es más severa e incluye los síntomas de la Depresión mayor.

2.       Trastorno disfórico premenstrual (TDP): síntomas depresivos que ocurren una semana antes de la menstruación y desaparecen después de menstruar.

3.       Trastorno afectivo estacional (TAE): ocurre con mayor frecuencia durante las estaciones de otoño e invierno y desaparece durante la primavera y el verano, muy probablemente relacionado con la falta de luz solar.

Factores de riesgo.

Algunos factores que incrementan el riesgo de Depresión son:

1.        Antecedentes familiares de Depresión o de Trastornos de ansiedad

2.       Enfermedades endocrinas

3.       Estrés crónico

4.       Antecedentes de intentos de suicidio previos o de suicidio en la familia

5.       Abuso-dependencia de alcohol u otras drogas.

6.       Situaciones o eventos estresantes en la vida, como:

  • divorcio, incluyendo el divorcio de los padres
  • muerte de un amigo o familiar
  • enfermedad en la familia
  • problemas académicos o de comportamiento en la escuela.
  • maltrato o rechazo
  • pérdida del trabajo
  • aislamiento social (causa común de Depresión en los ancianos)
  • ruptura de relaciones de noviazgo
  • bajo apoyo social-pareja.
  • circunstancias laborales

Las señales y síntomas de la Depresión en niños y adolescentes varían y pueden ser diferentes de aquellas vistas en los adultos. Los síntomas tempranos pueden ser difíciles de detectar o pueden deberse a otras causas. Las señales y síntomas de Depresión en niños y adolescentes que no pueden ser explicados de otro modo son:

1.        Faltar a la escuela o bajar el desempeño escolar.

2.       Cambios en los hábitos alimenticios y de sueño.

3.       Retraimiento de amigos y actividades que alguna vez disfrutó.

4.       Tristeza, desesperanza o irritabilidad persistente, preocupación constante, inquietud u olvido.

5.       Culpabilidad o baja autoestima.

6.       Abuso del alcohol y/o drogas.

7.       Pensamientos sobre muerte o suicidio, intentos de hacerse daño.

8.       Regalar pertenencias preciadas anteriormente.

Los jóvenes que están deprimidos tienen mayor riesgo de suicidio que los demás jóvenes. Esta es otra razón importante para buscar ayuda profesional si se sospecha de Depresión.

Si piensa que un niño o adolescente está deprimido, usted debe llevar al niño con un psicoterapeuta para una evaluación y obtener información precisa de la Depresión y su tratamiento.

Los tratamientos más comunes para la Depresión son:

1.        Medicamentos antidepresivos. La medicina puede ayudar a corregir un desequilibrio en los químicos del cerebro que afectan el estado de ánimo de una persona. La mayoría de los medicamentos se pueden utilizar con seguridad pero deberán ser recetados por un médico experimentado que sepa cómo podrían afectar otros medicamentos que esté tomando. Las familias deben estar bien informadas acerca de los efectos secundarios y observar señales de advertencia, deben discutir cualquier preocupación con el médico tratante y comprender que los antidepresivos son medicamentos importantes que ayudan a salvar vidas y alivian los síntomas angustiantes de la Depresión

2.       Psicoterapia. Esto involucra hablar con un profesional de la salud mental (psicoterapeuta) sobre las formas más adecuadas de lidiar con los cambios en su vida. La investigación ha mostrado que ésta es eficaz para la Depresión y que la mayoría de la gente nota un avance en poco tiempo. La psicoterapia ayuda en los momentos de aflicción, estrés o desánimo. La terapia familiar es particularmente importante para los niños y adolescentes que se sienten deprimidos.

3.       Una combinación de ambos. Este enfoque combina la psicoterapia con los medicamentos antidepresivos y puede ser más efectivo para algunas personas que el medicamento o la psicoterapia por sí solos. Su médico puede decirle acerca de otros tratamientos que están disponibles.

Psicoterapia

El psicoterapeuta debe considerar la gran importancia del tratamiento de acuerdo al tipo de Depresión y los síntomas que se presentan, para utilizar la terapia adecuada que lleve a la solución del problema.

La terapia cognitiva-conductual es en general una alternativa estructurada de tiempo limitado en la cual se postula que las relaciones emocionales y conductas de la persona se determinan en gran medida por el modo en que estas constituyen su mundo (Brck, 1987). Esta terapia se enfoca básicamente en los siguientes pasos:

1.        Detección y análisis de pensamientos automáticos negativos

2.       Reconocimiento de la conexión entre cognición, reacción emocional y conducta.

3.       Examen de la evidencia, a favor o en contra, de los pensamientos automáticos.

4.       Sustitución de pensamientos automáticos, no apoyados por un mínimo de evidencia por interpretaciones basadas en hechos reales.

5.       Identificación y asunciones basadas en hechos reales que predisponen a la utilización de un sistema de pensamiento deformado.

La terapia intenta encontrar el equilibrio de la persona deprimida en su medio social, para su incorporación adaptativa ya que propone que las emociones y conductas disfuncionales pueden modificarse alternando los pensamientos o creencias personales mediante un proceso terapéutico que enfatice el uso del razonamiento y el control racional de la conducta para enfrentarse a futuras situaciones difíciles.

psicologiaclinicaespecializada@yahoo.com.mx

Bibliografía  y referencias electrónicas

1.          Arieti, Silvano. (1981). Psicoterapia de la Depresión. Buenos Aires, Ed. Paídos.la pp. 73-121, 218-221.

2.         Breton, Sue. (1998). La Depresión. México, ED. Planeta. pp. 8-40, 90-95.

3.         Klerman G, Weissman M, Rousanville B. Interpersonal psychotherapy of Depression. New York: Basic Books; 1984.

4.        http://www.nice.org.uk/CG023

5.         http://www.who.int/mental_health/management/depression/definition/en/

6.        http://www.innatia.com

7.         http://www.miexamen.com.mx/Depresion.htm

Be Sociable, Share!

1 comentario en ““Ando Depre”, ¿Realmente Sabes lo que es la depresión?”

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Psicodiagnostico, Crisol Plural Ags. Crisol Plural Ags said: La psicologa Claudia Bermudez nos ofrece su interesante texto "Ando depre": ¿sabes lo que es la depresión? http://bit.ly/bdpbMa […]

Los comentarios estan cerrados