Retos y perspectivas de la educación para la ciudadanía democrática

Escrito por on oct 23rd, 2009 y archivado en Agora, Destacado, Galería Fotográfica. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Retos y perspectivas de la educación para la ciudadanía democrática

(Segunda de dos partes)

En la parte inicial decía que el objetivo de este ensayo es la identificación de los retos y las perspectivas de la educación, especialmente aquella encaminada hacia la formación de la ciudadanía democrática, lo anterior, considerando que la educación cívica implica la preparación de las personas en conceptos teóricos de política y derecho. Esto se entiende porque está planteada para ser utilizada en gobiernos democráticos en donde las personas necesariamente deben participar y aportar. Es por ello que es mejor contar con ciudadanos conocedores de conceptos políticos y legales para que en sí mismos sean soluciones ante problemas que surgen en un país y puedan estar listos para cumplir con sus derechos de sufragio y lo hagan con decisiones fundamentadas

En la encuesta realizada por la Secretaría de Gobernación (2001), los niveles de información y conocimiento políticos revelan datos preocupantes.[9] Así, por ejemplo, al preguntárseles a determinado sector de la sociedad mexicana qué tanto conocían los derechos de los mexicanos establecidos en la Constitución, el 60% dijo que poco y 35% dijo que nada. De a misma manera, al medir el interés de la persona por la política, el 41% estimó que la política contribuye a mejorar el nivel de vida de los mexicanos. Participación ciudadana en organizaciones sociales y civiles, el 6% de los entrevistados es miembro de alguna organización y el 89% no ha tratado de influir sobre la toma de decisiones en su comunidad, en tanto que el 84% no ha trabajado de manera formal o informal junto con otras personas para resolver problemas de la comunidad. Por su parte, la desconfianza también tiene efectos negativos en la relación ciudadanía-actores políticos, pues la política despierta escaso interés, confianza y aceptación entre la ciudadanía.

Considero que es necesario introducir otra variante de la cultura política o, más correctamente dicho, la falta de educación para la democracia, en relación a la participación electoral. Los resultados de las elecciones federales de 2003 en México revelan, entre otros aspectos, que en algunos sectores de las sociedad mexicana, la población con mayores niveles de escolaridad presenta menores niveles de participación electoral, contradiciendo una regularidad empírica detectada tanto en México como en las democracias en general.[10] Esto es preocupante, sin embargo, para explicar este fenómeno, en la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas (ENCUP), los resultados se deben a que los individuos con mayor grado de educación redujeron sus niveles de confianza en las instituciones políticas debido a menores niveles de aprobación del desempeño de estas instituciones, entendiendo el desempeño en sus dimensiones relativas al comportamiento de la clase política y los resultados de sus acciones. [11].

demo2

Finalmente, cabe señalar que la tendencia de la participación en los procesos electorales ha decrecido de manera notable en años recientes. Así lo revelan los estadísticos de las últimas tres elecciones, en las cuales, el abstencionismo y la falta de motivación como la cultura democrática hacen notar una verdadera crisis de los planes y programas institucionales.

demo3

Considero que el desafío se plantea en términos de reformar y reforzar las instituciones democráticas, como el Instituto Federal Electoral y cambiar la cultura subyacente en la base de la ciudadanía. Para lograr una democracia más profunda y eficaz se requiere una evaluación estructural de la cultura política y educar a la población para que espere, exija y se movilice por un gobierno transparente, sistemas de justicias accesibles y creíbles, la protección real de los derechos humanos, la equidad social entre los géneros y el ejercicio pleno de la ciudadanía. La educación puede y debe dar a cada persona la capacidad de participar activamente durante toda la vida en un proyecto de sociedad, de asumir su responsabilidad para con los demás de forma cotidiana. La base de la ciudadanía democrática es la igualdad política, y el Estado por sí mismo no la puede garantizar. Sólo los ciudadanos, mediante la tolerancia mutua de sus diferencias y su respeto a la humanidad fundamental, pueden generar una sociedad en la que todos los ciudadanos sean respetados. Hombres y mujeres tienen derecho a la ciudadanía democrática, la cual abraza a cada ciudadano como miembro igual de la comunidad política. La ciudadanía democrática no surge espontáneamente, sino que se construye.

Hay que tener en cuenta también que el objetivo básico de la educación democrática es el acceso político a todos los derechos políticos. Se trata de brindar los medios para el ejercicio de una ciudadanía consciente y activa, de transformar la diversidad en un factor de entendimiento, de ayudar a construir el sistema de pensamiento y de valores de cada individuo con apertura intelectual, para que tenga la capacidad de interpretar los hechos más importantes relacionados con su destino personal y colectivo. Asimismo, los programas de educación cívica deben propiciar prácticas educativas que conduzcan a los niños a tener en cuenta otros puntos de vista y a debatir sobre dilemas morales o sobre casos que exijan decisiones de carácter ético: los jóvenes tienen una pobre percepción sobre la política y un aprecio significativamente más bajo por la democracia que los grupos de mayor edad. Esta situación sugiere la necesidad de fortalecer una educación cívica vinculada con la vida cotidiana de los jóvenes, quienes parecen percibir lo público como algo lejano y ajeno. [12]

Por lo anterior, es evidente que se hace necesaria una evaluación integral de los programas del Instituto Federal Electoral (1990-2006), las metas generares que he planteado es básicamente el análisis, evolución e impacto en el aumento de la cultura cívica y la participación, así como los resultados en el abatimiento del abstencionismo, de; i) el Programa de educación y formación ciudadana; ii) el Programa de formación y educación no formal y participación ciudadana desarrollados por el Instituto Federal Electoral. Con respecto al primer Programa, el de educación y formación ciudadana, particular importancia reviste el análisis del co-diseño de contenidos, métodos y materiales didácticos para el aprendizaje de la educación cívica, en la formación y actualización del magisterio, así como el diseño e impartición de cursos tipo de formación y capacitación en contenidos, metodologías y técnicas didácticas en materia de educación cívica con énfasis en los realizados en el marco de la carrera magisterial:

1.- La formación cívica para padres de familia, la sistematización de la información sobre las características de la interacción familiar, así como sobre los problemas y oportunidades que ella presenta para la promoción de valores y prácticas de la democracia; 2.- Las formas en que se llevan a cabo las concertaciones con autoridades, instancias y actores educativos, asociaciones de padres de familia o sus representaciones ante la escuela y otras instituciones interesadas, para implementar el programa; 3.- el desarrollo y aplicación de actividades extracurriculares de educación cívica en el espacio escolar, especialmente la instrumentación de Jornadas Cívicas con especial énfasis en los procesos de formación de instructores

Respecto del segundo programa, el referente a la formación y educación no formal y participación ciudadana, especial atención me merece el proyecto de educación y capacitación electoral tendiente al desarrollo de competencias cívicas que permitan a los ciudadanos participar activamente en la organización y vigilancia de los procesos electorales: 1.- prospección del programa de de formación de educadores para la democracia, con enfoque en el Diplomado nacional en la modalidad de educación a distancia, para la Formación de Educadores para la Democracia, del que emanen proyectos de educación cívica; 2.- Muy importante también es la meta de conocer y avaluar los esfuerzos que se han realizado e relación a la promoción de una ciudadanía activa, la instrumentación de los Talleres de Educación Ciudadana en coordinación con instituciones y organizaciones interesadas en la construcción de ciudadanía; 3.- Los planes y proyectos que se realizan en el ámbito de la educación cívica y formación ciudadana en el nivel municipal, la coordinación con autoridades municipales, organizaciones e instituciones promotoras del proyecto, así como con otras interesadas para la promoción e instrumentación del mismo; 4.- conocer y evaluar los proyectos de formación y participación ciudadana que fomentan las iniciativas de la sociedad civil, organizaciones e instituciones públicas y privadas y de los órganos desconcentrados del Instituto sobre diseño y desarrollo de programas y materiales de educación cívica; 5.- Y, en general el fortalecimiento y divulgación de la cultura democrática, como la elaboración y difusión de materiales informativos sobre instituciones, prácticas y valores de la democracia.

6.- Conocer y evaluar el desarrollo y aplicación de actividades extracurriculares de educación cívica al interior de los establecimientos escolares ; Instrumentación de Jornadas Cívicas con especial énfasis en los procesos de formación de instructores dirigidos a maestros, y en la promoción de su adopción curricular; Instrumentación de Nosotros los Jóvenes; Proyecto Ciudadano con énfasis en su adopción a nivel masivo en secundaria y su proyección a los niveles de bachillerato y profesional ; Instrumentación de Derechos y Valores de la Niñez Mexicana buscando su adopción a nivel masivo en los 5° y 6° grados de primaria; Instrumentación de los ejercicios de Elección de Representantes en el Espacio Escolar; Elaboración del ejercicio de participación y expresión cívica; 7.- Realización de Parlamentos Infantiles y Juveniles con base en metodologías vivenciales para que niñas, niños y jóvenes desarrollen habilidades deliberativas y reconozcan la función e importancia del trabajo parlamentario; Elaboración y aplicación del programa Un día en el Cabildo…, con base en las experiencias vigentes en diversos estados de la República, con el fin de que niñas, niños y jóvenes reconozcan la importancia del cabildo como órgano colegiado de gobierno municipal, conozcan sus funciones y desarrollen las competencias cívicas del caso; 8.- Desarrollo y aplicación de Circuitos de Cultura Cívica; Instrumentación a nivel nacional de concursos que promuevan y fortalezcan los valores, las actitudes y las prácticas cívico-democráticas entre los estudiantes; Identificación y sistematización de experiencias y programas exitosos de educación cívica en el espacio escolar, instrumentados por las Juntas Locales y Distritales del IFE y otras instituciones y organismos, tanto a nivel nacional como internacional

En suma, se trata de conocer la estructura de los programa de educación y formación ciudadana en el espacio escolar Vigentes en México, su diseño de contenidos, métodos y materiales didácticos para el aprendizaje de la educación cívica y las formas en que estas actividades institucionales son concertadas con las autoridades educativas del nivel federal y estatal para crear espacios de interlocución que permitan incidir en la enseñanza de la educación cívica. Especial atención merece conocer si dichos programas cuentan con una guía que contenga la definición de las competencias cívicas por nivel y grado escolar, y que sirva como base para la revisión de los planes y programas de estudio en la materia desde un enfoque interactivo y participativo. Conocer y evaluar programas llevados a cabo en coordinación con la Secretaría de Educación Pública (SEP) y otras autoridades, instancias y actores educativos, en relación a propuestas de contenidos, métodos y materiales didácticos para el aprendizaje de la educación cívica

Parte fundamental de los programas institucionales son todos aquellos esfuerzos sistemáticos tendientes a fomentar la formación y actualización del magisterio, particularmente lo que puede ser el diseño e impartición de cursos tipo de formación y capacitación en contenidos, metodologías y técnicas didácticas en materia de educación cívica con énfasis en los realizados en el marco de la carrera magisterial. Desde otro enfoque importa conocer y evaluar todos aquellos programas de formación cívica en los cuales participen los padres de familia, los sistemas tendientes a dar seguimiento a la información que se genere sobre las características de la interacción familiar, así como sobre los problemas y oportunidades que ella presenta para la promoción de valores y prácticas de la democracia.

Notas

[9] Secretaría de Gobernación (2001). Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas. Dirección General de Desarrollo Político; [10] Salazar Elena, Rodrigo y Temkin Yedwab, Benjamín (2007), Abstencionismo, escolaridad y confianza en las instituciones. Las elecciones federales de 2003 en México. Política y gobierno. Vol. XIV. No. 1, PP. 5-42 .Véase también el reporte del Latinobarómetro. Ediciones 2000 y 2003. http://library.duke.edu/data/collections/lbarometer.html; [11] Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas (ENCUP), desarrollada por la Unidad para el Desarrollo Político de la Secretaría de Gobernación constituye un mecanismo institucional para el análisis de la opinión pública de los mexicanos que busca conocer las características de la participación cívico-política de los ciudadanos, así como evaluar el nivel de compromiso de la ciudadanía con los valores, principios e instituciones de la democracia; [12] Silvia Conde y Gloria Canedo (2003), Retos para el desarrollo de dos competencias cívicas en la población adulta: El conocimiento del gobierno así como la valoración de la democracia y el interés en asuntos públicos. Análisis de la ENCUP. Fortalecer la formación Ciudadana en los jóvenes.

Bibliografía

Almond, Gabriel y Sidney, Verba (1963). The Civic Culture: Political Attitudes and Democracy in Five Nations. Véanse los comentarios de Víctor Manuel Durand Ponte (2004), Ciudadanía y cultura política: México, 1993-2001. Political Science.

Aparisi Miralles, A. (2000), La educación para la ciudadanía. Reflexiones desde el Derecho, en C. Naval y J. Laspalas (eds.), La educación cívica hoy. Una aproximación interdisciplinar. Pamplona: Ediciones Universidad de Navarra (eunsa).

Arendt, H. (1958): The Human Condition. Chicago: University of Chicago Press. Edición en español: La condición humana. Barcelona: Seix-Barral (1974); Paidós (1993).

Barber, B. (1984): Strong Democracy. Participatory Politics for a New Age. Berkeley: University of California Press.

Blat Gimeno. J. (1981): La educación en América Latina y El Caribe en el último tercio del siglo XX. París: Unesco.

Colom Cañellas, A. J. y Rincón Verdera, J. C. (2007): Educación, república y nueva ciudadanía. Valencia: Tirant lo Blanch.

Conde, Silvia y Canedo, Gloria (2003), Retos para el desarrollo de dos competencias cívicas en la población adulta: El conocimiento del gobierno así como la valoración de la democracia y el interés en asuntos públicos. Análisis de la ENCUP.

http://www.gobernacion.gob.mx/coloquio/agosto%2014%202002/04%20Segunda%20mesa%20de%20trabajo/02%20Conde-canedo.ppt#273,18,FORTALECERLAFORMACIÓN CIUDADANA EN LOS JÓVENES

Crick, B. (1998): Education for Citizenship and the Teaching of Democracy in Schools. Final Report of the Advisory Group on Citizenship. Londres: Qualifications and Curriculum Authority. Disponible en: <http://www.qca.org.uk/libraryAssets/media/6123_crick_report_1998.pdf>.

Cruz, M. (1999): Hacerse cargo. Sobre responsabilidad e identidad personal. Barcelona: Paidós

Dewey, J. (1899): The School and Society. en Middle works of John Dewey. Carbondale: Southern Illinois University Press, 1976, vol. 1, pp. 1-109.
— (1995): Democracia y educación. Madrid: Morata.

Eurydice (2005): La educación para la ciudadanía en el contexto escolar europeo. Bruselas: Dirección General de Educación y Cultura, Comisión Europea. http://www.eurydice.org/ressources/Eurydice/pdf/0_integral/055ES.pdf.

García Montaño, Jorge (2004), El malestar de la democracia en México. FCE, México

Giroux, H. A. (2002), Democracia y ciudadanía como retos político-pedagógicos, en L. M. Lázaro (ed.), Problemas y desafíos para la educación en el siglo xxi en Europa y América Latina. Valencia: Universidad de Valencia, pp. 199-215.

González Luna Corvera, Teresa (1998), Educar para la democracia. La educación cívica: construir la ciudadanía. Disponible en, http://educar.jalisco.gob.mx/07/7teresac.html

Instituto Federal Electoral (1991), Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales

— (2002) Plan Trianual e Capacitación y Educación Cívica. 2003-2006

Lipset, Saymour Martin (1960), Political Man: the Social Bases of Politics. Doubleday

Peschard Mariscal, Jacqueline (2002). Versión estenográfica de la participación de la consejera electoral, en la primera mesa de trabajo del coloquio para análisis de encuestas nacionales sobre cultura política y prácticas ciudadanas. México, D.F., 14 de agosto de 2002. Disponibe en

http://www.gobernacion.gob.mx/coloquio/Abs/31E%20Peschard.htm

Pippa Norris (2002), El Involucramiento Cívico: México desde una perspectiva comparada. “Coloquio para el Análisis de Encuestas Nacionales sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas”. Disponible en http://www.gobernacion.gob.mx/coloquio/Informacion.htm

Secretaría de Gobernación (2001). Dirección General de Desarrollo Político. Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas

Salazar Elena, Rodrigo y Temkin Yedwab, Benjamín (2007), Abstencionismo, escolaridad y confianza en las instituciones. Las elecciones federales de 2003 en México. Política y gobierno. Vol. XIV. No. 1, PP. 5-42 .Véase también el reporte del Latinobarómetro. Ediciones 2000 y 2003. http://library.duke.edu/data/collections/lbarometer.html

Zovatto, Daniel, El apoyo de la opinión pública latinoamericana a la democracia: una visión comparada latinoamericana 1996-2001. Coloquio para el Análisis de las Encuestas Nacionales sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas. Instituto Federal Electoral. Disponible en http://www.gobernacion.gob.mx/coloquio/panelAL.htm

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados