¿A quienes les importa el deporte en México?

Escrito por on Jul 20th, 2009 y archivado en Área chica, Destacado. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Deportes vistos desde la antropolgía

Deportes vistos desde la antropolgía

De entrada al menos a mi, por ello vengo recién desempacado del vecino terruño de Zacatecas, en donde tuve la oportunidad de participar en el segundo congreso internacional que organiza la Red de Investigación sobre Deporte, Cultura y Sociedad.

¿Ah, como? ¿Hay una red sobre eso? Pues resulta que sí y paso a presentarla formalmente ante la sociedad.

La red tiene escasos 3 años de existencia y se debe casi por completo al empuje de la gente de Comunicación de la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, con énfasis en el trabajo de Samuel Martínez, Miguel Ángel Lara, Sergio Varela y Roger Magazine. También hay que apuntar aquí al santo patrono de los estudios sociales sobre el deporte en México, el Dr. Andrés Fábregas, cuyo libro “Lo sagrado del Rebaño” es el documento iniciático para todos los que queremos estudiar al deporte y con mayor énfasis al futbol, y no sabíamos de donde partir. La idea empieza por las ganas de tener un contacto de investigadores que se dediquen a rastrear la escasísima bibliografía que en nuestro país existe sobre la investigación social de los deportes y logra amarrarse con un proyecto a nivel nacional que estamos construyendo en varias partes del país sobre aficionados al futbol en todo México.

Gracias precisamente al mecenazgo del Dr. Fábregas tuvimos la oportunidad de reunirnos varios investigadores en la Universidad Intercultural de Chiapas, en San Cristóbal de las Casas en 2007, para compartir bibliografía, correos, anécdotas, información y la general frustración que uno suele tener cada vez que intenta investigar desde la academia un aspecto de la vida social sobre el que cuelga desde hace demasiado tiempo la etiqueta de “no serio”.

Este año se repitió la experiencia con el apoyo del gobierno del estado de Zacatecas, así como de su Universidad Autónoma. En términos generales creo que podemos hablar de un gran éxito, de 56 ponencias que se presentaron en San Cristóbal, ahora fueron 90. El universo de intereses de la red se expandió enormemente al integrar a personas de áreas como Educación Física, Antropometría y Nutrición, Derecho deportivo y Psicología del Deporte, que nos ayudaron a darnos cuenta de lo profundo y ancho que es este campo y de lo mucho que hay que hacer para lograr que sea finalmente aceptado como un área de investigación válida por sí misma.

Porque es más que un hecho que es válido. Durante las ponencias y los comentarios de pasillo, no se discute si es importante o no, se discute más bien cómo desde perspectivas distintas y actividades diferenciadas, se encuentran más puntos de validez para el estudio de los fenómenos deportivos. El deporte importa, puede ser la primera conclusión general de este segundo congreso, importa desde diferentes puntos de vista, desde disciplinas tan aparentemente lejanas entre sí como la sociología y la salud pública. Las ponencias de los asistentes dieron cuenta de este principio unánime sobre el que se basa mucho de nuestro trabajo. El deporte es importante para México, a nivel individuo y a nivel sociedad, a nivel región y a nivel nación; para las ciencias naturales y para las sociales, en todos casos se encuentran aristas, facetas para estudiar y en todos los casos su estudio resulta indispensable si queremos aspirar a tener un mejor país.

La segunda conclusión es que todavía no logramos que mucha gente se de cuenta de esta importancia. En especial en las instancias de arriba, los grandes directivos de instituciones académicas, deportivas y políticas del país siguen viendo de soslayo esta actividad humana, como un pegote o un apéndice que hay que poner en los discursos para que suenen “más humanos” y para tratar de utilizarlo, sin idea de cómo hacerlo bien, para sus fines más inmediatos y populacheros. La educadora física, la nutrióloga, el antropólogo, el periodista, el abogado del deporte, el deportista de muchos años que ve con tristeza que hay mucho que se podría hacer, y muy poco es lo que se lleva a cabo. Las reuniones del congreso fueron, hasta cierto punto, una larga letanía de oportunidades perdidas, de estrechez de visión, de prejuicios oficiales, de desdén académico.

Pero sólo hasta cierto punto, porque afortunadamente, por cada queja, hubo una propuesta y por cada dificultad hubo una idea de cómo superarla. Se consolidó el proyecto nacional que estará, esperemos, convirtiéndose en libro a finales de este año y surgió una agenda de la red, para formalizarla y seguir haciéndola crecer. Por mi parte, tuve la oportunidad de contribuir con la ponencia “Aguascalientes y Necaxa: las fallas simbólicas” que forma parte del ya mencionado proyecto de aficiones a nivel nacional y de la cuál pretendo platicar más adelante aquí mismo.

Para quien le interese conocer más, la página de la red es: http://redinvestigaciondeportes.org/component/content/frontpage.html

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados