Orden y progreso

Escrito por on jun 18th, 2009 y archivado en Buhedera. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

El lema de don Porfirio Díaz era "Orden y progreso"

El lema de don Porfirio Díaz era "Orden y progreso"

El lema de la campaña electoral de Óscar Pérez, el candidato del PAN a la alcaldía de Valle de Bravo (Pameje en mazahua; nombrada Ciudad típica en 1971 y Pueblo Mágico en 2005) es “Orden y progreso” (junto al paraguas partidario “Juntos”). Mmmm, la expresión me suena conocida. Desde luego se inspira en Comte (Isidoro Augusto María Francisco Javier Comte, 1798-1857), y aparte de aparecer en la bandera de Brasil es un célebre lema de la filosofía positivista que consistió, a grandes rasgos, en “la asunción de la razón y la ciencia como únicas guías de la humanidad capaces de instaurar el orden social sin apelar a oscurantismos teológicos o metafísicos”. El lema es la simplificación de la frase: “El amor por principio, el orden por base y el progreso por fin”. Pero en política, y específicamente en política mexicana, remite derechito al porfirismo pues la doctrina comtiana favorecía un progreso controlado de la sociedad que excluyera todo posible cambio o revolución sin riendas (las famosas “tutoría” y “democracia dirigida” priístas). Por eso se dice que la doctrina de Comte es conservadora y reaccionaria pues apoyó la dictadura de Napoleón III, así como sus ideas de control de la opinión pública, defensa de la propiedad privada y concentración del capital. Aquí en México, la dictadura de Porfirio Díaz utilizó el positivismo como justificación teórica de su política. De modo que la campaña de don Óscar le da municiones al PRI para documentar su tradicional acusación de que los panistas son reaccionarios, confesionales y dictatoriales. Yo no estoy en campaña ni soy asesor de don Óscar, pero aparte de que me marea el tufo a polilla de ese vetusto lema, no alcanzo a saber qué objetivo se busca con esa fácil puesta de pechito. De modo que yo pronosticaría otra derrota del PAN en esa plaza, salvo que…

EL PORFIRIATO

Con Benito Juárez triunfó la República, mas no el orden, que tardó unos 10 años más en llegar. Los generales habían adoptado hábitos muy caprichosos durante los largos y caóticos años de conflicto. Muerto Juárez, la sucesión presidencial fue muy reñida (codazos, piquetes de ojos y demás galanterías de costumbre) hasta que después de varios intentos fracasados, Porfirio Díaz llegó al poder en diciembre de 1876 mediante el procedimiento de la más pura índole democrática posible: un cuartelazo. De 1876 a 1910, Porfis controló la vida política del país, y reinó bajo el lema “Orden y progreso”. Durante esos 34 años Díaz acabó con el bandolerismo y los levantamientos, la actividad política fue estrictamente controlada y todas las energías canalizadas hacia el mantenimiento de la paz y la modernización del país. Como la gente estaba harta de caos y violencia, aceptó durante mucho tiempo las divisas del gobierno de Díaz: “Mucha administración, poca política”, y “Pan y palo”. La política económica abarcó construcción y explotación de ferrocarriles y telégrafos, creación de numerosas industrias, fomento de la agricultura moderna en los sectores que daban buenas ganancias (azúcar, tabaco, etc.), y puertas abiertas al dinero extranjero para acelerar el movimiento. Como elementos necesarios de esta política se estimuló la educación, se fomentó el sentimiento nacional y se favoreció a las ciudades. Uno de los inconvenientes (no el único, pero quizás el más grave) de un sistema que tuvo muchas realizaciones positivas fue el olvido relativo en que se dejó al campo, en donde vivía la mayor parte (de 70 a 80%, según las regiones) de los mexicanos.

¿OTRA VUELTA DE TUERCA?

Muchos analistas pronostican un 2010 bastante movidito y sangriento. Históricamente don Óscar debería perder en estos comicios. Valle de Bravo solía ser un bastión priísta: 10 periodos del PNR (abuelito del PRI) de 1936 a 1953, 20 del PRI, de 1954 a 1996, y 2 del PAN (1997-2000 y 2003-2006). ¿Pero quién sabe? A lo mejor una promesa de espíritu porfiriano y mano fuerte es precisamente lo que desea oír el electorado, harto de tanto desmadre.

Aplausos y chiflidos: gfarberb@gmail.com

Consultas: www.buhedera.mexico.org

Be Sociable, Share!

Los comentarios estan cerrados