La Colonia Ferronales

Escrito por on mar 2nd, 2009 y archivado en Recuperando Aguascalientes. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

Colonia FerronalesEn septiembre de 1897 la Compañía del Ferrocarril Central Mexicano, que explotaba la línea México Paso del Norte, hoy Ciudad Juárez, suscribió con el Gobierno del Estado el compromiso de construir en esta ciudad sus Talleres de Construcción y Reparación de Material Rodante.

Para el efecto, la autoridad estatal cedió a la empresa un gran terreno en la zona oriente de la capital, cercano a la Hacienda de Ojocaliente. Desde luego, pronto inició la construcción de las diversas instalaciones, entre ellas un conjunto habitacional para albergar al personal directivo y técnico de la empresa de origen estadounidense.
Por esto último el conglomerado residencial se conoció durante mucho tiempo como Colonia Americana, o Colonia de los gringos.
Ignoro en qué momento perdió este nombre, para convertirse en Colonia Ferronales (palabra compuesta de Ferrocarriles Nacionales). Por mi parte la referencia más antigua que tengo sobre su nombre actual proviene del periódico Divulgación, que en su edición del 30 de abril de 1935 dio cuenta de la inauguración, el domingo 26, de una nueva mesa de tennis, en una ceremonia que contó con distinguida concurrencia, incluyendo al presidente municipal de Aguascalientes, Sr. Pedro Salazar.
Pero es de suponerse que este nombre es más antiguo, dado de que ya en 1914, en pleno fragor revolucionario, los estadounidenses abandonaron no sólo las casas, sino también el país.
Sin duda su construcción significó para Aguascalientes un hecho revolucionario, como la presencia misma del ferrocarril y de sus instalaciones, que trajeron un gran desarrollo para la ciudad; para su comercio, y empleo para miles de aguascalentenses. Para este caso la transformación tuvo lugar en la organización y uso del suelo.
En este sentido, la Colonia Ferronales fue una de las primeras planeadas, si no es que la primera que se construyó, en el contexto de una ciudad en la que la vivienda se edificaba de manera anárquica, sin mayor visión ni regulaciones.
El trazo de sus calles contrasta sensiblemente con el de otras, casi la mayoría, que se caracterizan por su falta de rectitud y/o anchura; Juan de Montoro, por ejemplo.
Ferronales tiene una orientación norte sur, y sus calles cuentan con suficiente amplitud, aparte del conjunto de eucaliptos, que cumplen una función de saneamiento ambiental.
Desde luego la mayor diferencia en Ferronales son las casas. En el texto Desarrollo Histórico de la vivienda en Aguascalientes, Marco Alejandro Sifuentes señala que se trata aquí de viviendas de tradición norteamericana que siguen el modelo de la casa aislada suburbana (las homes), ocupando una posición central en el predio, rodeadas de jardines, con techos a dos aguas, chimeneas, sótanos y áticos, todas construidas de madera, que guardaban una gran unidad estilística y una gran integración con el paisaje arbolado de sus eucaliptos.
No tengo conocimiento de cómo fueron distribuidas las viviendas ni a quiénes, una vez que los estadounidenses las desocuparon, pero durante décadas debieron ser la envidia de la mayoría de los trabajadores ferrocarrileros, desprovistos de vivienda. Y sin embargo, de cuando en cuando aparecían signos de inquietud en sus moradores. Por ejemplo, en su edición del uno de abril de 1948 El Sol del Centro dejó constancia de una escandalosa ola de protestas, motivadas por la pretensión de la empresa de incrementar las rentas, y la intención de los inquilinos de no pagar. Luego, el 27 de junio, se publicó una declaración del senador José González Flores, en el sentido de que se había publicado un decreto presidencial tendiente a dotar a los trabajadores ferrocarrileros de terrenos para la construcción de sus hogares, y agregó que las casas de la colonia Ferronales serían vendidas a sus actuales arrendatarios. Posiblemente fue este uno de los primeros momentos en que se habló de resolver esta problemática. Incluso se habló de aprovechar para este objetivo los terrenos anexos al hospital, que se extendían hasta el embarcadero de ganado, en donde se levantaría una verdadera ciudad ferrocarrilera. Y sin embargo, todavía tardaría un buen tiempo la solución de este problema, que se vino a dar con los Hogares ferrocarrileros del Fraccionamiento Jardines de la Cruz.
Hace poco, un par de años cuando mucho, se habló de la intención de realizar gestiones para convertir esa zona en patrimonio de la humanidad. Con todo respeto me parece un exceso que no prosperará. En el contexto de Aguascalientes la Colonia Ferronales es excepcional, y reúne las cualidades de tranquilidad, hermosura y trazo ordenado, que indudablemente la distinguen para bien, pero vista desde París, que es donde se deciden estas cosas, no es particularmente distinta a miles de urbanizaciones de este tipo, particularmente en los Estados Unidos.

(Sus comentarios relacionados con esta columna puede dirigirlos a migrante@mexico.com ).

Be Sociable, Share!

2 comentarios en “La Colonia Ferronales”

  1. oscar Valdivia dice:

    pues muy interesante este texto acerca de esta colonia, que bueno yo no la he conocido pero se me antoja mucho concerla ya que se me hace muy interesante tener una colonia con este tipo de casas en una ciudad meramente mexicana, contrasta muy bien con todo el entorno de esa zona, y pues eso de hacerla `patrimonio de la humanidad creo si asi como la describes es muy hermosa si estaria muy bien aparte no solo seria el conjunto de casas sino toda esa zona, los extalleres y todo lo demas estaria bien pues viendo de otra perspectiva Paris es una ciudad muy diferente a Ags. y a todas las de México y creo si es de reconocerse pues esta esta colonia en una cd. mexicana entonces seria un gran logro darle ese titulo. Por ultimo como puedo llegar a esta colonia o mas bien donde exactamente se encuntra..Gracias y muchas felicidades por este reporte.

  2. Eloy dice:

    La Colonia Ferronales es uno de los lugares mas bellos y tranquilos de la ciudad; recorrer sus reducidas cuatro cuadras y conversar con su gente nos traslada a momentos de la historia donde la calidez humana y el contacto con los origenes eran parte importante de la vida. Esperemos que los encargados de valorar la solicitud de declararla patrimonio de la humanidad, no vean la hermosa planta tratadora de aguas residuales que esta frente a la calle Servando Canales, la cual fue impuesta por los administratores del gobierno anterior, sin importarles la calidad de vida de los vecinos de esta colonia

Los comentarios estan cerrados