La marginación y la desigualdad en México

Escrito por on ago 4th, 2008 y archivado en Sociedad. Tu puedes seguir los comentarios a esta entrada a traves de RSS 2.0. Comentarios y referencias estan cerrados.

pobrezaEl Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) acaba de publicar el Índice de Desarrollo Humano Municipal en México 2000-2005. En 2004 se publicó por primera vez. Se puede afirmar que se trata sin lugar a dudas del mejor estudio de este tipo en nuestro país. Procesa y analiza información objetiva y detallada sobre el IDH de los 2,438 municipios de México y de las 16 delegaciones del D.F. Es un esfuerzo monumental.
Conocer el IDH tiene como propósito principal determinar si las personas de una determinada demarcación geográfica avanzan en el objetivo de ampliar sus márgenes de libertad, en la medida en que hay ciertas condiciones (educación, salud, ingreso) que, si son satisfactorias, permiten contar con mayores posibilidades de elección personal; si no lo son, ocurre lo contrario.
El IDH se construye sobre la base de que el No. 1 constituye el mayor logro posible; el cero significa que no hay avance alguno. Para las naciones y los estados, las variables a considerar son: esperanza de vida, tasa de alfabetización, tasa de matriculación escolar y Producto Interno Bruto (PIB) per cápita. En el caso de los municipios, como no en todos se cuenta con información desagregada sobre las anteriores variables, se sustituye la esperanza de vida por la tasa de supervivencia infantil, la tasa de matriculación por la de asistencia escolar y el PIB per cápita por el nivel de ingreso familiar. A cada uno de los componentes considerados se le asigna un valor numérico a partir de parámetros preestablecidos y la suma de todos los elementos constituye la expresión matemática del IDH.
En el año 2005, la demarcación geográfica mexicana con mayor grado de IDH fue la Delegación Benito Juárez del D.F., con 0.9510. En el extremo opuesto está el municipio de Cochoapa el Grande, Guerrero, con 0.4354. Se trata del municipio con mayor grado de marginación en México. La diferencia entre ambos es semejante a la que hay entre Estados Unidos y Zambia.
Los 20 municipios (o delegaciones) con mayor IDH corresponden en su mayoría al D.F. y Nuevo León. Por el contrario, los 20 municipios con menor IDH se localizan sobre todo en Oaxaca, Guerrero y Chiapas. En el componente de salud, la Delegación Benito Juárez ocupa el primer lugar y Batopilas, Chihuahua, el último. Ocho de los más rezagados corresponden al estado de Chihuahua, especialmente en la Sierra Tarahumara. Entre 2000 y 2005, esta entidad aportó siete municipios al segmento de los 20 de mayor atraso en el rubro de salud.
En el aspecto de educación, el primer lugar lo ocupa el municipio de San Sebastián Tutla, Oaxaca. El último es Cochoapa el Grande, Guerrero. Pudiera parecer inverosímil el caso del primer lugar, pero los datos arrojan eso. Con respecto al ingreso, en primer lugar está San Pedro Garza García, Nuevo León. El más rezagado es San Juan Petlapa, Oaxaca. En cuanto a las diferencias de género, las distancias son abismales. En el municipio de Santiago del Pinar, Chiapas, los hombres tienen un IDH (que de por sí ya es bajo) 100% superior al de las mujeres.
En el contexto internacional, la Delegación Benito Juárez (D.F.) tiene un IDH superior al promedio de los países de la OCDE. En cambio, Cochoapa El Grande (Gro.) no supera el nivel de los países del Africa subsahariana.
Para medir los niveles de desigualdad en el IDH, se utilizaron los índices de Gini, de Theil y el coeficiente de variación (CV). Así, se advierte que los estados que presentan los menores niveles de desigualdad del IDH entre sus propios municipios son Baja California, Baja California Sur, Tabasco y Aguascalientes.
En el año 2000, el componente del ingreso representaba el 42.7% en el conjunto de la desigualdad, el educativo el 32.9% y el de salud el 24.3%. En cambio, en el 2005 el ingreso representó el 38.7%, el de salud el 31.2% y el de educación el 30.1%. Como se ve, el aspecto de la salud tuvo un retroceso muy considerable en los cinco años analizados.
Los estados con menor desigualdad general en 2005 fueron Baja California, Baja California Sur, el Distrito Federal, Coahuila y Sonora. Aguascalientes, que se situaba en la cuarta posición con menor desigualdad en el año 2000, pasó al octavo sitio en 2005. Descendió cuatro lugares.
En el lapso considerado, la entidad que más contribuyó al conjunto de la desigualdad nacional del IDH fue el Estado de México, seguido por Veracruz y Puebla.
En el 2005, el porcentaje de municipios con niveles altos de IDH pasó de 9.51% a 24.69%. Los de nivel intermedio pasaron de 89.7% a 75.14%. Los municipios con muy bajos niveles de IDH tuvieron una importante reducción en el periodo analizado. Este cuadro refleja sin duda una amplia mejoría. De hecho, el país como tal registró un 0.8070 de IDH en 2005, colocándose entre las naciones con alto IDH (igual o más de 0.8). Sin embargo, la desigualdad social en el país sigue siendo abismal. Es como si en un mismo territorio convivieran Alemania y Tanzania.
Llama la atención que estados como Oaxaca, Guerrero y Chiapas, a pesar de que siguen siendo los más rezagados, tuvieron avances notables en la mejoría del IDH. En cambio, hubo retrocesos en estados que estaban mejor posicionados en 2000. Es el caso de Chihuahua, Nuevo León y el Edomex. En el componente de salud hubo avances en Oaxaca, Puebla, Chiapas y Guerrero. Se registraron retrocesos en Chihuahua, el Edomex y Nuevo León. En educación crecieron Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Guerrero. Retroceden Yucatán, Guanajuato, Sonora y Zacatecas. En ingreso crecen Oaxaca y Veracruz. Se rezagan Chihuahua, Querétaro y Puebla.
Algunas entidades consideradas entre las más equitativas, son las que registraron mayores pérdidas en la distribución del ingreso. Es el caso de Baja California, Aguascalientes y Baja California Sur. En el aspecto de salud hubo repuntes de la desigualdad en el D.F., Aguascalientes y Nuevo León.
Hasta aquí los datos. El estudio concluye, como decíamos, que hay una importante mejoría en el IDH en los municipios de México y que los estados tradicionalmente rezagados (Oaxaca, Chiapas y Guerrero) registran avances importantes. Parecería que las políticas públicas, especialmente las de educación y salud en los estados del sureste, comienzan a dar resultados. Como sabemos, después del levantamiento armado en Chiapas en enero de 1994, los gobiernos de la República decidieron llevar a cabo importantes proyectos de infraestructura y de ayuda en esa región: carreteras, hospitales, escuelas, apoyos económicos directos, etc.
Pero una de las conclusiones preocupantes del estudio es que mientras se avanza en el sureste, se están produciendo retrocesos en el norte del país (Chihuahua y Nuevo León) y en el Estado de México. De seguir esta tendencia, parecería el cuento de nunca acabar: mientras se avanza en las zonas tradicionales de marginación, se retrocede en las regiones en las que los rezagos no eran tan altos.
Finalmente, el estudio muestra que el municipio de Aguascalientes no está entre los 20 municipios con mayor IDH. Tampoco está entre los 20 más atrasados. Lo preocupante, en todo caso, es que el ESTADO haya descendido cuatro posiciones en sólo 5 años en la desigualdad general, con retrocesos específicos en los temas de la salud y la distribución del ingreso.

Be Sociable, Share!

2 comentarios en “La marginación y la desigualdad en México”

  1. Gonzalo dice:

    Miren esto es provocado por el capitalismo, pues claro el individualismo es lo que predomina en mexico, además de ser avariciosos y no dar nada. Que muera el capitalismo!

  2. alejandra dice:

    estaa del ascoo la info

Los comentarios estan cerrados